Etiquetas Archivadas: Redes sociales

Cómo conseguir seguidores en Twitter

 

Si sois capaces de interrumpir por un momento vuestras celebraciones por el fin del funesto gobierno del PP (¡oé, oéoéoé!), podéis pasar por El Salto: hoy me quito la mordaza allí para contaros con algo de ironía y cachondeo (aunque también me pongo serio) algunas de las cosas que he aprendido estos años usando Twitter.

 

Quizá por edad (soy del 79), por no ser un «nativo digital», que le dicen ahora, nunca he experimentado la fascinación que otros parecen sentir ante los móviles y las redes sociales.

Fui de los últimos en tener teléfono móvil; después, de los últimos en tener móvil con internet; más tarde, de los últimos en probar la pantalla táctil, y así.

A veces me dejo el móvil voluntariamente en casa, cuando salgo, o lo apago, si estoy en casa. Nunca nadie me cree cuando me preguntan por qué no contesté, piensan que es una excusa. Se ve que lo de prescindir unas horas a la semana del móvil es inconcebible.

Me da igual que no lo entiendan: reivindico mi espacio.

 

Nunca he usado ninguna de esas aplicaciones para ligar tipo Tinder.

Instalé guasap a regañadientes y tengo todos los grupos silenciados.

Me hice Facebook por probar y no me gustó el uso que le daba la mayoría (colgar fotos para que los demás digan lo guapo que estás para que luego tú les digas lo mismo a ellos, en un uróboros de ego sin fin). Cierto que por no estar en Facebook te pierdes muchas cosas, y esta es la única razón por la que, a lo mejor, en un futuro vuelvo a hacerme una cuenta personal. Pero por ahora, no tengo.

Aprovecho y lo aclaro: la cuenta de Facebook de Vota y Calla sólo sirve para que la gente que le da «Me gusta» reciba las publicaciones del blog, pero a mí no me aparecen las publicaciones de otras personas ni de otras páginas. Lo digo porque hay quien me recrimina que nunca comento o doy me gusta a sus publicaciones: es que no me llegan.

 

Continúa leyendo en El Salto →

Trabajas más que un funcionario

 

Hoy me quito la mordaza para quejarme de la incomodidad de mi trinchera política: es estrecha y huele a rancio, y si levantas la cabeza para respirar te acribilla el fuego amigo.

 

Continúa leyendo

Los amigos de los asesinos

 

Aprovechando que los odios y las inquinas apuntan para otro lado, hoy me quito la mordaza para hablar de lo que sucedió alrededor de los atentados y las muertes de Cataluña (Las Ramblas, Cambrils, Subirats).

 

 

Los amigos de los asesinos

 Atentado de Las Ramblas

 

De entre las múltiples cosas que no me gustaron de esos días, una de las principales fue el sonrojante papel de la prensa española (nota: cuando digo española, incluyo también a la catalana), con prisas, sin reflexión, trabajando a todo correr, pensando sólo en la audiencia o los clics, cagándola una y otra vez. Daban una noticia que contradecía a la de ayer, y tres horas más tarde se volvían a desmentir a sí mismos.

Dijeron, por ejemplo, que los policías habían detonado los explosivos de los terroristas de forma controlada, cuando no había tales explosivos, o que una agente había matado a cuatro yihadistas, aunque este pistolero fue un hombre.

Continúa leyendo

Internet y las redes brutales

Hoy me quito la mordaza para hablar de las redes sociales. ¿Tiene sentido analizar el lamentable comportamiento de algunos (demasiados) internautas aislándolo de la sociedad de la que forman parte, como hacen la mayoría de los medios?

 

Continúa leyendo

Fumando espero la caída del capitalismo

Saludos a todos menos a los Anonymous de baratillo. Hoy me quito la mordaza para hablar de esos que acusan de ingenuos o de hacerle el juego al sistema a los que deciden actuar por mejorar este mundo, mientras ellos esperan la caída del capitalismo cómodamente sentados frente a la Play.

 
 

Tuiteando espero el fin del capitalismo

La actitud vital de la berdadera hizquierda es muy cómoda. Puesto que todo, desde los miles de ahogados al año en el Mediterráneo por la criminal pasividad de gobiernos y Unión Europea, hasta el que rebusca en un contenedor de tu ciudad porque no tiene para comer, pasando por la escandalosa cifra de suicidios mediáticamente inexistentes, como todo eso es culpa del capitalismo, no mueven un dedo hasta que cambie el sistema, porque hay que atacar la raíz, el corazón del problema. Lo demás son «parches». Critican, eso sí, al que ose arrimar el hombro mientras tanto, y lo hacen con tanta determinación que tienen que ponerles protectores de cristal templado al móvil para no rajar la pantalla cuando tuitean. Menudos son ellos.

Continúa leyendo

Rajoy lee a Antonio “Machao”

Saludos, lectores acorralados por la farsa. Hoy nos quitamos la mordaza para abuchear a los actores de esta burda politicomedia.

 

Todo es falso

Esta mañana escuchaba a Rajoy decir en la Junta Directiva Nacional de su partido: «estamos tan escandalizaos y abochornados como ellos por los casos [de corrupción] que hemos conocido». Lo leyó, como siempre.

Continúa leyendo

¿El fin de la prensa escrita en España?

Saludos, amigos de la palabra impresa. Hoy nos quitamos la mordaza para meditar sobre presente y futuro de los periódicos nacionales (los de toda la vida).

Continúa leyendo

Canon AEDE: qué es, a quién afecta…

Saludos, perjudicados por legisladores ignorantes y sin escrúpulos. Hoy nos quitamos la mordaza para conocer con más exactitud a qué nos referimos cuando hablamos de «canon AEDE».

 
Continúa leyendo

Boicot AEDE: ¿dónde ponemos el límite?

Saludos, activistas. Hoy nos quitamos la mordaza para reflexionar sobre el alcance del boicot a los medios AEDE.

 

Boicot a los medios AEDE. ¿Dónde ponemos el límite?

Como explicamos en la entrada anterior, los usuarios de Menéame iniciaron en febrero una campaña de boicot contra los medios AEDE, consistente en no enlazarles. A esto se han ido sumando cada vez más foros, bloggers

 

¿Cuál es el propósito del boicot?

Que las páginas de esos diarios reciban menos visitas. Las visitas se canjean por inversiones publicitarias. Al final, se ataca el bolsillo, que es lo único que les duele a quienes nada más que entienden de dinero. Por supuesto, como cualquier protesta o manifestación, esto sólo funcionará si nos unimos a la causa un número significativo de internautas. La iniciativa de Menéame les ha hecho daño. En cambio, que yo, con mi modesto tráfico, deje de enlazar a El Periódico, por ejemplo, al Grupo Zeta no le afectaría en nada. Pero si hacemos lo mismo el 90 por ciento de los blogs, ya es otra cosa. Y si además se suman los usuarios de Twitter y Facebook, igual les escuece.

Continúa leyendo