Etiquetas Archivadas: Ley mordaza España

Ángeles y demonios

Saludos, futuros presos políticos. Hoy nos quitamos la mordaza para resumir la sentencia de la Audiencia Nacional que absuelve a los «terroristas» implicados en el «ataque» al Parlamento de Cataluña.

 
Continúa leyendo

Herrera es la monda

Saludos, pueblo reprimido. Hoy más que nunca nos quitamos la mordaza para seguir gritándole a los que nos quieren callados. Hablamos de la ofensiva por parte de la derecha política y mediática contra la sentencia de la Audiencia Nacional que absuelve a los que protestaron ante el Parlamento de Cataluña.

 
Continúa leyendo

Dame pan y dime poli

Saludos, súbditos que no os sentís como tales. Siguiendo con el artículo anterior, hoy nos quitamos la mordaza para hablar más en profundidad de las desmedidas concesiones de indultos a los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y del trato de favor que reciben estos cuerpos en general.

 
Continúa leyendo

Esclavos del odio

Saludos, tuiterroristas (el «ingenioso» término es del ABC). Hoy nos quitamos la mordaza para hablar de quienes estarían mejor con ella puesta.

 

Esclavos del odio

No voy a ceñirme al caso de Isabel Carrasco en concreto, cuya desmesurada repercusión es otra nueva prueba del corporativismo de los políticos y del pedestal en el que les hemos colocado. Voy a hablar, en general, de la gentuza que se dedica a aliviarse de sus complejos esparciendo su mala baba en las redes sociales.

Continúa leyendo

Operación Araña: ¿contra ETA o contra la izquierda?

Saludos, carne de presidio. Hoy nos quitamos la mordaza para hablar de la represión que está llevando a cabo en las redes sociales este Gobierno filofranquista.

 
Continúa leyendo

No creo a la Guardia Civil

 


Continuación del artículo de ayer sobre la vergonzosa actitud de la Guardia Civil en Ceuta.

Continúa leyendo

Pelotas de goma, caras de hormigón

Una vez más, se ha pillado mintiendo a un miembro de este Gobierno (en este caso, al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz) sin que hasta el momento haya habido ninguna consecuencia por ello.

 
Continúa leyendo

Obeeediencia debida

 

Esta tarde, a las 20:00, hay manifestación en Valladolid en protesta por las agresiones del domingo. Está organizada por el colectivo Gente muy harta en Valladolid. Un poco más abajo veréis un vídeo de los hechos.

 

A Jaime lo redujeron entre 3 ó 4 antidisturbios mientras oía como comentaban entre ellos que había que dislocarle el hombro.

 

 
Continúa leyendo

El bulevar de los votos rotos

 

Aparte de los motivos indicados en el artículo anterior, y de otros como los problemas de aparcamiento que les supondría la creación del bulevar, a los vecinos de Gamonal tampoco les hace ninguna gracia que pueda lucrarse con la obra Antonio Miguel Méndez Pozo, Míchel para sus colegas de la trena.  Sí, este hombre fue condenado a siete años y tres meses de cárcel por falsedad documental. Qué raro que condenen a alguien con los contactos de este tío, diréis. Y diréis muy bien, pero a veces se dan excepciones… Otras no: de los 87 meses que le cayeron, sólo cumplió nueve. Y no podemos quejarnos, porque él al menos pisó la cárcel: al entonces alcalde de Burgos, condenado a doce años de inhabilitación por prevaricación, lo indultó Aznar.

Continúa leyendo

Cuarta Declaración de la España Corruptona

 

En el artículo anterior hablábamos del Subcomandante Marcos y del EZLN. Hoy voy a colgaros un fragmento de la Cuarta Declaración de la Selva Lacandona, quizá mi preferida de las seis.
Ya os he dicho que admiro el estilo de este tío, la fuerza de sus metáforas. La admiración es mayor si cabe cuando sabes que no se trata de palabras huecas, fáciles, volátiles como la mayor parte de las que llegan a nosotros cada día (como estas mías), sino sustentadas por el espíritu de un hombre que eligió renunciar a las comodidades. Como os comenté, Marcos no es indígena; aunque siempre ha tratado de mantener su identidad oculta —de ahí lo del pasamontañas—, todo apunta a que una vez fue un joven profesor universitario sin excesivos problemas económicos. No obstante, fue capaz de cambiar el bienestar personal por un ideal mayor que él mismo, aunque eso le haya supuesto pasar hambre, frío, penalidades, tener que beber su propia orina… Así como exponerse a la muerte y verse enfrentado al horror de matar.
Amigos, aquí no hay aire, estas son palabras macizas, como la madera de su inseparable pipa:

 
Continúa leyendo