Etiquetas Archivadas: Consentimiento expreso

Historia de una violación

 

Aunque ya pasaste esa etapa, te estás acicalando frente al espejo como un adolescente presumido o inseguro.

No eres supersticioso, pero te has puesto la camisa de la suerte, la buena (sólo tienes dos). Te marca los hombros y te hace parecer más hombre, contrarrestando así el rostro barbilampiño, lo único que tu padre te dejó en herencia.

Todavía no acabas de creértelo: vas a cenar con Milla Jovovich.

Continúa leyendo