Radio Sureste entrevista a Salva Solano

Hoy me quito la mordaza… en la radio. Os traigo una entrevista que me han hecho hace poco, emitida en Radio Sureste el 11 de julio de 2017.

 

 

(Lo podéis escuchar directamente aquí, o podéis descargaros el audio).

 

 

Al contrario de la que me realizó Mister DBunker el año pasado, la entrevista no es sobre política. Azucena encauzó la conversación a mi vida personal: estudios, cuándo y por qué me dio por crear este blog, inquietudes literarias, aspiraciones de futuro…

Si tenéis curiosidad, os servirá para conocer un poco más al autor de Vota y Calla.

—No hables de ti mismo en tercera persona, que eso es de gilipollas.

Es verdad. Pues lo que os decía, que os servirá para conocerme un poco más.

 

foto Radio Sureste Pilar de la Horadada, Salva Solano, entrevista, Vota y Calla, votaycalla.com, literatura, cuentos, publicar

 

Iba a escribir que es mi primera intervención radiofónica (y es cierto; la primera seria, al menos), pero podría ser la tercera, tras una vez que participé en un concurso, de niño, y otra que llamé a La Parroquia, ya de adulto, de madrugada (esta no os la pongo).

 

¡A ver qué os parece!

 

 

Imagen de cabecera: estudios de Radio Sureste en Pilar de la Horadada

 

Si te gusta lo que lees, deja aquí tu dirección para que pueda avisarte de cada nueva entrada:


 

 

También te puede interesar:

19 sin mordaza

  1. @pilarisdelworld 17/07/2017 a las 11:21

    Madre mía Salva, cuántos puntos en común…

    Estudios, autodidacta, tesón, buscavidas…y luchando siempre.

    Una desvirtualizacion ya.
    ??

    Un abrazo enorme ?

    Responder
    1. Pues sí hay que irse desvirtualizando. Porque, si no recuerdo mal, tú eres la primera que comentó en Vota y Calla, y ahí sigues.

      No tengo ni idea de cuántos suscriptores son de Murcia y alrededores. Igual sería cuestión de mandar un email masivo y preguntar.

      ¡Un besazo!

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  2. ¡Por fin conocemos un poco más de tu vida personal! Te comentaba que teníamos varios puntos en común, aunque esto supongo que es normal en gente que compartió la misma época. Sin embargo, me ha llamado la atención el episodio de la ansiedad porque también he pasado por ahí… y ahí continúo. Me he sentido muy identificado con los síntomas; me han hecho mil pruebas (análisis, TACs, resonancias, etc.) y estoy perfecto de salud, por lo tanto es un tema de ansiedad. Es como una mochila que vas llenando y cuando ya llega una edad, pesa demasiado y te desmoronas. Ahora mismo estoy en tratamiento, porque es algo que me limita mucho en cualquier campo: relaciones sociales, entrevistas de trabajo, etc.

    Lo de las entrevistas de trabajo y trabajar en sí es más grave, pues soy consciente de que necesito un empleo remunerado y ganarme la vida, pero tengo verdadero pánico a trabajar. No suelo hablar de esto a menudo, porque la gente juzga a la ligera y lo tacha de vagancia y mal trabajador; pero los sucesivos abusos y humillaciones al final han hecho mella en mí, y no tengo 20 años.

    También me llama la atención la trayectoria admirable que has tenido, y sobre todo la demostración de que no es necesario tener una carrera universitaria para tener éxito, algo que nos han inculcado toda la vida nuestros padres. Yo también cursé el FP de Administración y Finanzas y, al contrario que tú, me saqué el título. Pero en realidad, fue un error porque nunca me gustó el tipo de trabajos que proporciona. Yo no tengo espíritu comercial, detesto el rollo ventas/beneficios/estrategias de marketing/etc, por lo que no me sirvió de nada.

    Pero lo dicho, has tenido una carrera bastante inspiradora. Aunque no hayas hecho ninguna mención al secreto de tu cabellera espectacular.

    Un abrazo!

    Twitter: @HighwayStar75

    Responder
    1. Siento lo de la ansiedad. Si es eso, es una putada gorda. Pero se sale. Como digo en la entrevista, en mi caso el deporte fue indispensable para «curarme».

      Y mucho ánimo con lo del curro. Ojalá encuentres algo pronto donde puedas trabajar a gusto.

      A los de nuestra generación nos vendieron que si ibas a la universidad y te sacabas una carrera, tendrías el futuro asegurado, un buen trabajo. Esto resultó ser falso, y es muy injusto. Es muy injusto para muchos que emplearon buena parte de su juventud en clase y estudiando, y no les ha valido para nada. Unos en paro, otros se han tenido que ir del país; un gran porcentaje de los que trabajan, con contratos basura… Nos estafaron.

      Lo de la cabellera pregúntaselo mejor a tu amigo, el de Arréglate Carlos ;)
       
      Ya que estamos, os dejo el fragmento de la película que cito al final de la entrevista, cuando Azucena me pregunta qué mensaje le dejaría a los jóvenes. ¡Toma referencia cultural de altura, jaja!
       

      (¿Se puede estar más guapa?)
       

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
      1. Ooohh! Cómo me controlas en Twitter!

        Además de verdad. Muchas veces me descubro a mí mismo pasando por delante de mi instituto y haciendo viajes al pasado en plan “y si…” porque, al igual que tú, estaba por otras cosas y estuve repitiendo hasta que decidí hacer un FP. ¿Y si me hubiera aplicado y tuviera ahora una carrera? Hoy pienso que un título no me hubiera garantizado nada; en todo caso una plaza en Burger King, la cola del paro o trabajando en cualquier empresucha. Como prueba de ello, mis ex-colegas de curro eran todos licenciados en filología, psicología, Historia, etc… y ahí los tenías pasando pedidos al ordenador.

        Responder
        1. Es curiosa la perspectiva generacional. Yo hubiera matado (o quizás no, pero vendido mi cuerpo si alguien hubiese ofertado, dadlo por seguro) por poder disponer de tiempo y dinero para completar una carrera en su justo momento.

          Y tampoco es que en la prehistoria la mayoría de los estudios diesen para comer si no tenías buenas relaciones. Como me dijo un físico a principios de los 70, “la mejor salida para un científico es la frontera. Cualquier frontera”. ¿Os suena?

          La diferencia es que lo teníamos asumido desde la infancia. Si no venías de buena familia, lo de trabajar en lo tuyo se antojaba improbable, así que la mayoría separábamos claramente la profesión de la vocación.

          Teníamos paciencia. Es la ventaja de las nulas expectativas, que siempre se cumplen.

          Twitter: @JuanDeLaEspada

          Responder
    2. La resistencia de la mente al estrés es algo que depende mucho del contexto. Yo he tenido mis episodios depresivos desde que tengo uso de razón, he pasado por todos los síndromes laborales que se os ocurran (burnout, adicción al trabajo, …) y todo ello lo he llevado sin más droga que el tabaco y mucha paciencia por parte de mi entorno. Sin embargo, empecé a trabajar en el SEPE (antiguo INEM) de cara al público, y al año me estaba medicando. y todavía sigo en ello.

      En mi caso la razón es que ya no podía permitirme el lujo de hundirme o esconderme. Cada diez minutos se sienta una persona enfrente de mí, con una historia diferente, y sea lo que sea lo que te ha dicho la anterior, has de sonreír. Bastante suelen tener con lo suyo para aguantar depresiones ajenas.

      NB: Si alguien quiere tener un atisbo de qué se siente en este tipo de trabajos, echadle un vistazo a “Un día normal en el SEPE”: https://baladring.wordpress.com/2014/10/30/un-dia-normal-en-el-sepe/

      Responder
  3. Enhorabuena por la entrevista. Muy amena. La iba escuchado en el coche y se me hizo corta. Entonces, me vino una idea a la cabeza: Hacer alguna entrada de VyC en audio.

    Por cierto, cuando te preguntaron por el lector que más “caña” te daba, creo que todos pensamos en Vicente ?

    Twitter: @MigueIjr

    Responder
    1. Gracias, Miguel.

      Una entrada en audio… Ya subí la poesía. Pero imagino que dices que escriba un artículo, y en vez de colgarlo como siempre, lo grabe y ponga el audio. ¿Te refieres a eso?

      Pues no lo había pensado, no sé cómo quedaría la cosa… Es cuestión de grabarse y escucharlo a ver. Imagino que tendría que ser breve, algo como las entradillas que hace Crudo en su programa.

      ¡Jaja! Sí, Vicente es el necesario Pepito Grillo que todo blog debiera tener.

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  4. Olga Baselga Calvo 20/07/2017 a las 12:28

    Qué bonita entrevista, compadre… Gran parte de las cosas que comentas ya las sabía, bien por Vota y Calla, bien por alguna conversación privada, pero es un gusto verlas hiladas, como cuentas de un collar.

    Me identifico muy particularmente con tu calvario de la ansiedad y las pastillas. Cuando nos conocimos como blogueros-comentaristas recíprocos (efectivamente, allá por enero 2015, aunque parece que nos conociéramos de antes), yo estaba aún saliendo de una depresión que llevaba conmigo casi 20 años. Los antidepresivos apenas si me ayudaron a sobrellevar mi vida diaria. Sólo la psicoterapia, efectuada con frecuencia variable durante un total de casi tres años, con sus recaídas, consiguió devolverme la salud. Llevo 2 años sin tomar nada, y 2 y medio libre de depresión. Como bien dices, se sale de ello.

    Gracias por compartir tu recorrido y mencionar esa cena memorable con Su y yo en el Dinosaurio de Lavapiés. ;-)

    Me encantaron tu optimismo y consejos para jóvenes.

    Un beso.

    Responder
    1. Qué bien que te haya gustado.

      Eres una tipa dura. Veinte años de depresión (!) y quién lo diría ahora, al conocerte.

      A ver si tu ejemplo le sirve a David.

      Cómo no iba a mencionar la cena, ¡pero si fue lo mejor del viaje!

      Con la pregunta final me quedé un poco así, porque ¿quién soy yo para aconsejar nada a los (más) jóvenes? Pero bueno, si a alguien le sirve, yo contento.

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  5. Uuufffff, cuanto honor!

    A diferencia de Salva, yo sigo estudiando en mi tercera o cuarta etapa de inmadurez, de modo que confieso tener este blog casi tan abandonado como los míos. Ni me enteré hasta hoy. Hubiese sido una pena porque cuando Salva habla de sí mismo es un puto genio.

    Un reparo: de Pepito Grillo nada, me pido el título de Muy Honorable Cuervo Cojonero. Si alguien se pregunta a qué viene lo de cuervo, que se lea el ídem de E. A. Poe (si fuera posible en inglés, traducido pierde la musicalidad del lenguaje).

    NB: Habéis tocado algún que otro tema al que soy sensible, ya meteré zarpa en cuanto pueda. Y si molesto, no haberme invocado.

    Responder
      1. ¡Hundido se encuentra mi orgullo
        por Homer Simpson, ese capullo!
        Habré de cambiar el cuervo oscuro
        por el fruto de lúgubre conjuro.
        Sniffff. ¡Cuánto trabajo
        por un jodío pájaro!

        Responder
        1. Ese “pájaro” me chirría al final. Yo hubiera escrito: “Cuánto trabajo / por un grajo”.

          Algún día habrá que preguntarle a Miguel de dónde le viene esa obsesión por Los Simpsons. ¿Antecedentes de ictericia, quizá?

          Twitter: @vota_y_calla

          Responder
          1. Yo siempre tuve la suerte de poder estudiar al lado de casa. Al salir de clase comía mientras veía Los Simpson. Siempre me gustaron, pero a medida que pasa el tiempo, te vas dando cuenta de lo que puedes aprender (por ejemplo, nunca habría leído este poema de Poe si no llega ser por ellos), o incluso comparar situaciones en la vida con capítulos de Los Simpson que hace que te la puedas tomar con gracia. Y para una persona reacia a los cambios, bastante sedentaria, se agradece tener algo que sigue ahí contigo desde hace muchos años.

            Twitter: @MigueIjr

            Responder
            1. Soy otro fan de Los Simpsons, también los veía con mis hermanos a la hora de comer, al volver del colegio (había discusión con mis padres por ver Los Simpsons o Saber y Ganar) y me parece muy bueno eso de que te sirvan para conocer otras cosas. Además, con el tiempo que llevan, han tocado multitud de temas.

              Hace poco, la intro de Mad Men, que nunca había visto, me recordó a un episodio de Los Simpsons que vi en su momento, pero entonces no sabía qué estaba parodiando ese Homer trajeado cayendo del rascacielos. Ahora ya lo sé.

              Aunque desde que vi el primer capítulo de Padre de Familia, esta se convirtió en mi serie de dibujos preferida.

              Twitter: @vota_y_calla

              Responder
    1. ¡Ey, Vicente Juan!

      Vaya tela, yo acordándome de ti en mi incursión mediática, y tú poniéndome los cuernos con los libros de Historia. Así se te atragante la Revolución Francesa.

      Como castigo, te quedas con el título de Pepito Grillo, que si el cuervo guiri sale bien librado del cansino POEma (je), el grillo no corre tanta suerte y termina chafado contra la pared por Pinocho (hablamos también de la versión original sin azúcar, no de la adaptación de Disney).

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.