¿Qué le pasa a la izquierda?

Niños, comportaos que tenemos invitada. Hoy se quita la mordaza con nosotros Sara para intentar responder a una pregunta que se las trae.

 

¿Qué le pasa a la izquierda?

Me encuentro escribiendo estas líneas mientras suena la voz de Manuel González, más conocido como Tote King.

 

«Estudia pa’ labrarte un buen trabajo, algo de provecho y quizás con enchufe seas algo menos que un sin techo…».

 

Este rapero ha marcado tendencia en la izquierda, haciéndose notar por sus letras con reivindicaciones sociales y sus últimas declaraciones en apoyo a Podemos.

 

Soy de Podemos, porque Pablo Iglesias es un tío joven, formado, dándole palos a todos los de la vieja escuela, sacando conceptos que me creo. Para mí eso ya es oro, tiene mi voto y mi simpatía, porque habla mi idioma, el del frutero y el de mi vecino.

Entrevista a Tote King en eldiario.es, 10 de octubre de 2015

 

Son esas palabras elogiando a la formación de Pablo Iglesias las que me llevan a la idea de este artículo.

Me alegra enormemente que alguien con tanta repercusión pueda aportar su granito de arena y ejercer una influencia de izquierdas en la cultura popular con cada canción. Me alegra aún más que pudiera no estar concienciado y gracias a los mítines de Pablo le haya despertado la curiosidad por la política, curiosidad que aplicará en su trabajo que es difundido por miles de personas. ¿A qué viene esto? Tote es la cara visible de millones de personas anónimas que componen nuestra sociedad, que, como él, en estos dos últimos años han encontrado una formación que les representa, una formación sin corbatas, han descubierto a una nueva generación de políticos (realmente es atrevido describirlos así, pues esta legislatura van a pisar por primera vez el Congreso de los Diputados).

En las letras de ese rapero, ese chaval de barrio, puedes leer la lucha de clases entre líneas; el machismo cultural; la influencia que ha ejercido la educación capitalista y patriarcal. Aunque él no haya leído nada de teoría política o no haya vuelto a saber nada de los padres del socialismo científico desde el instituto. Pero sabe reflejarlo, sabe transmitirlo. Eso es política.

Entonces me acuerdo mucho de aquel mitin de Pablo Iglesias hablando de los pitufos gruñones. Nos pesa una sombra que nos indica que lo que hacemos está mal e intenta hacernos sentir culpables por ello. Nos pesa una sombra a la que no le gusta nuestro lenguaje. Nos pesa una sombra a la que no le gustan nuestras formas. Nos pesa una sombra a la que no le gusta que tengamos representación en un parlamento burgués, porque le estamos haciendo el juego al sistema. Nos pesa quien no entendió que había gente en la Puerta del Sol gritando «no nos representan» sin una bandera roja —o, si me apuras, que no se identificaba con ella—. Nos pesa quien escarnia o ridiculiza toda posición en el espectro que difiere de la suya. Nos pesa quien aspira a convertirse en vanguardia de las masas sin tender una mano a aquellos que están en la más profunda alienación, porque eso sería venderse. Nos pesa quien cree que adoptar un cambio es perder la esencia y los símbolos, sin tener en cuenta que acercarse con un discurso tecnicista a una clase trabajadora que cree convencida ser clase media, es una derrota. Una izquierda que se siente atacada cuando se descubren nuevas formas de hacer las cosas, cuando se presenta el menor atisbo de dar un paso atrás y repensar lo que se ha hecho mal y analizar la realidad que tenemos con los instrumentos de los que disponemos.

 

Y qué curioso, y qué triste, que en todas estas líneas ni siquiera haya nombrado a la derecha. Pero puede seguir ganando el PP por muchas décadas más y seguir llamando gilipollas a los millones de personas que les votan. Millones que son obreros de derechas, que no van engominados ni se sientan en consejos de Administración, y que no se diferencian en nada de los obreros progresistas salvo en que la ideología dominante les ha instruido mejor que la izquierda más preparada y concienciada.

Redes sociales Toteking

Música: Redes sociales, de Toteking

Sara Ruiz

fotografía de @iCulturaOficial, Sara Ruiz

Hay dos tipos de personas: las que hablan de mí y las que hablan conmigo. Como siempre vas a ser odiado y amado hagas lo que hagas, decidí escribir y no callarme lo que pienso. Escribo lo que quiero, cuando quiero y sin buscar agradar ni importar a quién va a ofender. Es la única manera de ser realmente libre.

Soy de izquierdas, tengo poca paciencia y suelo salirme del molde en todos los aspectos de la vida que requieran normas y convencionalismos sociales. Soy un culo inquieto, nunca he tenido una vocación y me gustaría conocer y experimentar todo lo existente sin seguir una rutina fija y mecánica.

Estoy en Lo que no cabe en 140 caracteres y en Instagram

Twitter: @iCulturaOficial

 

Imagen de cabecera vista en Un País Libre

También te puede interesar:

7 sin mordaza

  1. Sentirse culpable por votar a Podemos, ¿de qué? Me sentiría culpable por seguir votando a Izquierda Unida por sentimentalismo, fanatismo o loqueseaismo, pero ¿a Podemos?

    Estoy un poco cansado de esos que acusan a cualquiera que haya dejado de votar a IU de traicionar sus principios. De «venderse», como dices tú en el artículo. Mis principios son (como mínimo) tan sólidos como los tuyos, primo. Y voté Podemos.

    Y aunque sé que muchos por aquí no piensan igual, al discurso del Pitufo gruñón no le tocaría ni una coma.

    https://www.youtube.com/watch?v=uo1zp2qqW3A

    Responder
  2. Totalmente de acuerdo. Hay algunos sectores de la izquierda que no entienden (o no quieren entender) que para mejorar las cosas hay que entrar en el ‘juego burgués’. Otra cuestión es lo que puede hacer realmente Podemos, y en esto no soy nada optimista. A lo mucho que llegará es a mejorar un poco el tema social.

    A riesgo de parecer sectario, debo decir que el problema raíz está en la UE, ya que no veo en qué nos beneficia haber vendido parte nuestra soberanía. Ahora, ni tenemos independencia económica, ni tenemos moneda propia y ni tenemos voz ni voto en las políticas económicas que debe llevar a cabo el presidente, pues son unas medidas que vienen impuestas desde fuera y hay que cumplirlas sí o sí. ¿Es esto democracia?

    Cito a continuación parte de lo que dijo Pablo Iglesias en una conferencia de Bolivia el año pasado:

    -«Los programas de debate político se han convertido en los verdaderos parlamentos. Yo estoy en el Parlamento Europeo y es una pérdida de tiempo».

    -«Intervengo en comisiones y en el Pleno, pero cada vez sé que lo más importante no es el debate o la discusión con los colegas que voy a tener allí (…) lo más importante es que la intervención se grabe en vídeo, se suba a YouTube y que la viralidad permita que lo pueda escuchar la gente normal».

    Y cómo no, también os dejo dos vídeos donde se explican las razones para salir del Euro. El primero es de Arcadi Oliveres y el segundo de Julio Anguita.

    https://www.youtube.com/watch?v=dN5fZF43m-s

    https://www.youtube.com/watch?v=9-uJE63_IrY

    Responder
  3. Sara tiene mucha razón, y sí, es verdad que intentan avergonzar a Podemos desde ‘la izquierda de los símbolos’. Nadie ha dicho que esto iba a ser fácil, y no hacemos más que empezar…

    Responder
  4. Tontos los hay de izquierdas y de derechas. Acomodados también. La casta se encuentra en ambos lados. Eso es lo que temen, que les arrebaten ese cómodo y cálido sillón. Podemos vino para hacer limpieza y eso lo que pedimos.

    Me gusta que recomiendes, como hice tiempo atrás, a Toteking. En este blog, el nivel de las entradas son tan buenas como la música.

    Responder
  5. Qué recibimiento tan caluroso al artículo. Es el orgullo de todo pequeño escritor :)

    Algunos -por desgracia- llevamos algún tiempo lidiando con este tipo de actitudes. Y es horrible. Desgasta, aburre y te preguntas en más de una ocasión si sirve de algo. Es triste no poder dedicar tus esfuerzos a combatir el machismo de la derecha… porque incluso antes tienes que limpiarlo de la propia izquierda, sumado al dogmatismo. Y así con todo.

    PD: Gracias a Salva por darme el espacio ;)

    Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.