Maldita sea mi suerte

 

Hoy me quito la mordaza para discrepar del fallo de la categoría Actualidad de la XII edición de los Premios 20Blogs (2018).

 

 

He estado pensando si escribir esta entrada. No quería caer en lo mismo que les reproché a otros blogueros en la crónica de la gala del año pasado.

Pero lo he dejado enfriar, y el fallo de Actualidad me sigue pareciendo injusto. Y como creo que hay diferencias importantes entre las pataletas que critiqué y lo que yo voy a escribir, aun a riesgo de parecer incoherente o quedarme sin canapés el año que viene, aquí va lo que pienso al respecto (si no me he callado nunca por miedo a la ley mordaza, no me voy a callar por esto).

 
 

El fallo de Actualidad de los Premios 20Blogs

 

No digo que Vota y Calla debería haber ganado, porque no conozco a los 71 blogs participantes. Pero sí creo que estaba por encima del ganador. Objetivamente. O todo lo objetivamente de lo que soy capaz, tras haber dejado reposar el fallo tres semanas.

En las bases del concurso se indica que el jurado elegirá a los finalistas teniendo en cuenta, además de «su propio criterio», las siguientes características:

 

  • Votación popular dentro de la categoría
  • Calidad literaria
  • Actualización
  • Comunidad creada en el blog
  • Adaptación a las posibilidades del medio blog
  • Diseño y originalidad

 

Con esto en mente, voy a hacer una breve comparación en cada punto.

 

 

Votación popular dentro de la categoría

 

Este año 20Minutos sólo ha dado la lista de los tres blogs más votados en cada categoría, sin detallar los totales individuales.

Sin embargo, sabemos que Vota y Calla fue el blog más votado por los usuarios.

El blog ganador no estaba entre los tres primeros y, viendo la comunidad creada en su blog (ahora llegaremos a ese punto), no me extrañaría que no le hubiera votado nadie.

 

 

Calidad literaria

 

En el ganador este apartado es difícilmente evaluable, porque es un blog de entrevistas en el que no hay redacción: se manda un cuestionario por correo electrónico al entrevistado, éste responde a su vez por escrito, el bloguero copia las respuestas y las pega en el blog.

No he visto faltas de ortografía, es lo más que puedo decir.

 

 

Actualización

 

En los cuatro meses y medio de 2018 (el fallo fue el 17 de mayo), el blog ganador sólo había publicado dos entradas. Dos.

Yo, que publico poco (también es verdad que son entradas mucho más largas, algunas de las cuales llevan gran cantidad de documentación detrás, y luego hay que ordenarlo todo, redactarlo…), en las mismas fechas llevaba ocho entradas, cuatro veces más.

Y tampoco es que 2018 fuera un año raro para el ganador: en todo 2017 únicamente subió 5 entrevistas. Y el total desde la creación del blog en 2010 es de 26. Sólo 26 en 8 años.

Yo llevo 280 entradas en menos de cinco (y ya os digo que no se puede comparar el trabajo y el tiempo que llevan unas y otras).

 

 

Comunidad creada en el blog

 

En ninguna de sus entrevistas de 2018 (en ninguna de las dos) ha comentado nadie.

En las de 2017 sólo hay dos comentarios, en una misma entrada.

En Vota y Calla, a fecha del concurso había 68 comentarios en las entradas de 2018, sin contar mis respuestas.

En este blog hay lectores fieles que comentan en todos los artículos y otros que van y vienen. Se crea debate, se comentan y comparten las entradas en las redes sociales…

El blog ganador ni siquiera incluye un widget a sus redes sociales en su página. Eso, suponiendo que las tenga. De hecho, la cuenta de Twitter de los Premios 20Blogs creó una lista con las cuentas de todos los finalistas, y a él no lo incluyó porque no pudieron localizarlo.

Otra prueba de que hay una buena comunidad de Desamordazados en Vota y Calla es que fue, como hemos dicho, el blog más votado de su categoría y el 24º de los 3.330 participantes de todas las categorías.

 

 

Adaptación a las posibilidades del medio blog

 

Confieso que no sé a qué se refieren con esto. Si alguien lo sabe, que lo diga, por favor.

Igual ahí está la clave y este punto pesa más que los otros cinco.

 

 

Diseño y originalidad

 

Nada, el blog ganador no tiene nada, es una plantilla muy simple, en crudo. Por no tener, no tiene ni cabecera.

La plantilla del mío se está quedando antigua, pero los dibujos, tanto el de la cabecera como el de la parte de abajo como el fondo de la página Sobre este sitio (este último sólo se ve en el ordenador, para evitar problemas de carga), los creó Juanjo Cuerda, de El Jueves, expresamente para Vota y Calla. Son originales.

Aunque la plantilla se vaya quedando antigua, el diseño, que es lo que se valora en este punto, está bonico, ¿no?

Además de los dibujos, hay cosicas en el sidebar (los últimos comentarios, las entradas más leídas…), metí mi foto, la frase de Yupanqui al final de Sobre este sitio, etc.

 

 

 

Por lo dicho, no creo caer en la pataleta por opinar que este año y en esta categoría, el jurado de los Premios 20Blogs se ha equivocado.

Que conste que no tengo nada contra el ganador (por eso ni siquiera lo he nombrado ni enlazado). Él lo habrá hecho lo mejor que haya podido o querido. Mi queja es contra el jurado.

 

 

Una pequeña decepción

 

Igual que el año pasado acudí nada más que por ver cómo era aquello, este año sí pensaba que tenía posibilidades.

Me sabe mal porque me cuesta pediros el voto. No porque me suponga un esfuerzo, sino por no molestaros. No soy de los más pesados ni mucho menos, este año me limité a enviaros un correo y a colgar la petición, una sola vez, en las redes sociales. Pero aun así, sé que votar es un coñazo. Así que gracias de nuevo a los que me apoyasteis.

 

Y si, objetivamente, Vota y Calla era superior en los puntos indicados en las bases, ¿por qué le dieron el premio a otro?

A saber. Es posible que algunas de mis opiniones (contra los abusos policiales, por ejemplo; o lo de Rodrigo Lanza, o la pésima consideración que, salvo excepciones, tengo de los medios de comunicación españoles…), sean incómodas.

También puede que en el fallo haya habido algo de endogamia, porque la entrevista es un género periodístico .

Yo sólo he realizado una entrevista (aunque cara a cara y más currada). Y me hicieron otra.

 

Ahora os voy a contar un poco por encima tres o cuatro cosas de la gala, para quitarnos el mal sabor de boca.

 

 

Previa a la gala

 

Fui de nuevo en tren. Casi cinco horazas, porque de Murcia a Madrid no hay AVE. Y no sólo eso, sino que el estado del tren, viejo, es lamentable, huele como si te hubieras metido en el bolsillo de un señor mayor, tiene varios asientos rotos… En fin, Murcia es el culo de España, es lo que tenemos.

El viaje se hace muy pesado. Al llegar, pasadas las 14:00, me entrevistó por teléfono un chaval muy amable. Allí mismo, en Atocha. Era un periodista que aún llevaba la ele, estudiante del Máster de Periodismo de la COPE.

Me llamaba desde el estudio. Al aceptar la entrevista, le pedí que no se alargara demasiado (estaba reventao y medio ensoñiscao del viaje, y tenía que buscar un sitio para comer algo).

Cumplió y me despidió a los diez minutos. La entrevista es para consumo interno del Máster, no tengo ningún enlace.

Recuerdo que respondí lo que pensaba, sin paños calientes. Respecto a mi grado de preocupación por la corrupción, respondí que unos de los principales culpables del estado actual de podredumbre eran los medios de comunicación, cómplices necesarios de los delincuentes políticos.

Así que imagino que mi entrevista estará guardada en algún archivo con un rótulo que diga: «Inconvenientes de entrevistar a un rojo; caso práctico».

 

 

Gala de los Premios 20Blogs 2018

 

Esta vez, nada de camisa, fui con cutreseta.

 

Como presentador repetía Óscar Martínez, ese chico rubio tan alto que ahora sale, o salía, en el Ven a cenar conmigo de los famosos.

No lo hizo mal, pero tuvo los santos cojonazos de volver a perpetrar el mismo «chiste» que hace un año: que los finalistas habíamos venido de todas partes, unos de Burgos y otros de nuestra casa.

La primera vez ya mal, pero repetirlo es pa matarlo.

Como compañera tuvo a una chica muy simpática llamada Leyre Barriocanal, que estuvo suelta, participativa y natural, mucho mejor que su predecesora.

 

Y en lugar del humorista/imitador de 2017, hubo un mago, Jorge Blass. Si el nombre no os suena, es éste:

 

 

Dos cosas fueron determinantes para que la gala mejorase en ritmo y entretenimiento: la ausencia de los premios a los políticos, que en 2017 se me hizo laaaarga, y la elección de Jorge Blass, que fue intercalando cuatro trucos.

Por ejemplo: a cada uno de los 300 asistentes se nos entregó un mazo de siete cartas distintas. 300 mazos iguales de siete cartas.

Nos hizo barajarlas varias veces (cada uno de nosotros, como le daba la gana) e ir tirando al aire, cuando él nos decía, la carta que había quedado encima de las demás.

Al final, cuando sólo nos quedaba una, le dimos la vuelta y todo el auditorio tenía la misma carta en la mano. Mola, ¿eh?

Pero más que el final del truco, me gustó el durante. Justo delante de nosotros había un chaval, Pablo, que flipaba cada vez que los 300 (esto parece una peli mala de gladiadores) arrojábamos nuestras cartas al aire. Sus padres apenas podían contenerlo, Pablo se levantaba a recogerlas y disfrutaba como… pues como lo que es, como un niño. Uno muy majo, que contagiaba alegría y se movía por allí repartiendo besos y saludos sin vergüenza ni timidez ninguna. No extrañaba a nadie, que se dice en mi tierra, con el sentido de que no se intimidaba ante ningún extraño. Como dice su madre, parecía que se hubiera pasado la vida en un fotocol.

Celebré que sus padres se llevaran el premio de la categoría Solidario por el blog en el que tratan de dar a conocer su enfermedad, la Distrofia Muscular de Duchenne.

Ojalá consigan una cura, Pablo es un fenómeno.

 

 

 

Y ya que digo esto, aprovecho para contar algo muy curioso. Mágico, también. Una magia un poco hijadeputa, pero curiosa.

Conforme iban nombrando a los premiados, no sólo los padres de Pablo (que estaban, como os digo, sentados justo delante de mí), sino los que había inmediatamente a nuestra derecha (A Toda Leche, categoría Redes Sociales), y justo detrás (Diario de una Mamífera, Personal), también recogieron su estatuilla.

Ya es casualidad, en un auditorio lleno de centenares de personas, en el que cada uno nos sentamos donde quisimos según fuimos entrando.

 

auditorio caixa forum, madrid, la caixa, premios 20blogs, 20minutos

Estaba en el otro lado, pero es lo mismo: yo soy el punto rojo. Los verdes, tres de los diecinueve premiados.

 

Porque estaba en el pasillo y a mi izquierda no había ningún asiento. Si no, le hubieran dado el premio también.

Alguien supersticioso (que no es mi caso) pensaría que doy suerte (a costa de quedarme yo sin ella).

Igual el año que viene —si estoy por allí— dejo que los finalistas me pasen su invitación por la chepa antes de que comience la gala.

 

 

Si te gusta lo que lees, deja aquí tu dirección para que pueda avisarte de cada nueva entrada:


 

 

También te puede interesar:

24 sin mordaza

  1. Bueno Salva,

    todos sabemos que usted es independiente y ajeno a esa red clientelar que da premios. Quizás por eso no se lo han dado. Pero no se desanime, a veces que no den premios sesgados e interesados es un buen síntoma, de que uno no cae en el clientelismo barato.

    Si le sirve de consuelo, yo también me mosqueo cuando pseudoportales de abogados o de medicos dicen pedir opiniones, y si pones una opinión negativa, no es que la moderen, sino que automáticamente la descartan. Y lo mismo pasa con pseudoportales de propiedad horizontal (manipulados totalmente por administradores de fincas) o pseudoportales de consultas jurídicas (tipo porticolegal). Es decir, que no es medio informativo todo lo que reluce, ni lo mas premiado lo mas objetivo e independiente.

    Siga en su linea, que es una línea objetiva e independiente, y no se preocupe por estas pequeñas decepciones, sus lectores le valoramos, y ese debe ser su principal premio. Saludos!

    Responder
    1. Ah, eso por descontado. Aunque lo de que «el mayor premio son mis lectores» pueda sonar a frase típica, no cambiaría llevarme el trofeo a cambio de tener un blog que no lea nadie, uno de esos zombis de la red.

      Gracias por los ánimos. Siempre vienen bien cuando uno está un poco bajo de moral ;)

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  2. Alvaro Alcaraz 11/06/2018 a las 12:47

    Ánimo Salva, estamos en España, la cultura del esfuerzo ni se promociona, ni esta de moda y mucho menos se valora (a menos que tengas tus fábricas en Bangladesh)

    Responder
  3. Si el año que viene vuelvo a ser finalista con mi blog sobre alicatado… Ten por seguro Salva que te busco y te paso por la chepa mi invitación ja ja ja. Te cojo la palabra. Un cordial saludo desde Lepe… y que sepas que para mi lo que leo en Vota y Calla es de campeón.

    Responder
    1. ¡Jajaja! Lo bueno es que a ti se te ve venir desde lejos, por el casco naranja.

      Gracias y enhorabuena por esos votos. Por lo que vi por ahí, tú sí que te curraste la promoción a base de bien, primer puesto más que merecido.

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  4. Hola Salva,

    Tú mismo has dado en el clavo aludiendo a la endogamia profesional, y sobre todo, a que eres un blogger incómodo para el ¿90%? de los medios. Exceptuando ctxt.com, eldiario.es, el salto, público y algún otro, los demás diarios digitales (y en versión papel) son los voceros de las cloacas. Y 20 Minutos creo que no es una excepción.

    De todas maneras, no hace falta un premio para que los demás apreciemos tu blog. Los premios son muy golosos, y a nadie le amarga un dulce, pero no sirven más que para hinchar el ego.

    Si me apuras, también te comento que esto de los premios me suena a que es como en las oposiciones para entrar en el Ayuntamiento del pueblico: está todo el pescado vendido.

    Un abrazo,
    David

    Responder
    1. Además de la cosquillitas al ego, que no te digo que no, proporcionan visibilidad. Lo que con el boca a boca, suscriptor a suscriptor, te puede costar varios años, un premio de estos lo consigue en dos días, te da un empujón impagable (ese es otro atajo: pagar publicidad, comprar seguidores, etc.).

      Me salgo del tema, pero no puedo dejar pasar la referencia a CTXT. No sé si habéis leído este artículo:

      Follar con empatía: otra lección puritana que se disfraza de feminismo.

      A mí me parece impecable, pero a la autora le han dicho de todo por las redes sociales. De todo. Los de izquierdas, los feministas, los que piden libertad de expresión…

      Los furibundos ataques sufridos por esta mujer (si llega a ser un tío…) ejemplifican muy bien de lo que me quejaba en algunos artículos recientes que he escrito sobre el tema.

      Un abrazo, David, y gracias por seguir ahí.

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
      1. Salva, conforme iba leyendo el artículo, me iban sangrando las manos de tanto aplaudir. Artículo muy sensato, acertado y muy necesario en estos tiempos de mojigatería y puritanismo. Ya sabes de qué hablo, porque ya lo hemos comentado en alguna ocasión, y estamos de acuerdo. Gracias por compartirlo, compay.

        Lo de los comentarios atacando de esa manera a la autora por parte de cierto colectivo ultra-dogmático y aficionado a sentar cátedra son de traca.

        Un abrazo.

        Responder
        1. Yo aplaudo que quede gente valiente (porque estoy seguro de que Loola Pérez sabía la que le iba a caer encima), que se atreva a dar su punto de vista aunque sea minoritario, o incluso aunque esté solo.

          Y me repugnan los esbirros del pensamiento único, sean del lado que sean.

          Twitter: @vota_y_calla

          Responder
          1. Buff tío, yo estoy más que harto ya de la “berdadera hizquierda”, sus dogmas y su manía de cogérsela con papel de fumar.

            Responder
  5. Por lo que decía David, en mi pueblo salen los concursos con nombre o anónimos. Y de los segundos, yo he visto sólo uno (aunque tampoco es que me esfuerce mucho, la verdad).

    Normalmente cuando se habla de adaptación al medio, se refiere al uso de las posibilidades que ofrecen las plataformas. Por ejemplo, si utilizas videoblogging, insertas elementos audiovisuales, etc. Por lo que he visto del ganador, ni lo huele.

    Así que ni idea de por qué le han premiado. Por lo que yo he comprobado con estos cuatro ojitos que Dios y la óptica me han dado, incluso mi blog es mejor que ese.

    Eso sí, cuando los premios caen a tu alrededor y no te salpican, no es que repartas suerte. Asúmelo: eres gafe.

    Cuídate.

    Responder
  6. “Aun así, sé que votar es un coñazo”. Acabas de describir lo que piensa mucha gente sobre la democracia 😁.

    Sobre el diseño de la página, se carga bastante rápido en el móvil, es completa y agradable a la vista.

    Espero que algún año ganes, te lo mereces. Un saludo

    Pd: maldita sea mi suerte, maldita esta historia sin fin… (Dios es Suave)

    Twitter: @MigueI_1

    Responder
    1. Oye, pues me alegro de lo que dices del diseño, sabéis que de esto no entiendo mucho.

      Cuando estaba poniendo el título, dije: “Esta por Miguel”.
      Hasta estuve a punto de poner la canción, como en los viejos tiempos ;)

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  7. Y ya que hablamos de Los Suaves, hace años en un concierto que dieron en A Coruña, al finalizar, un amigo y yo estuvimos hablando con Charly (el bajista) y nos contó que él siempre comía viendo Los Simpson…¡Es de los míos!

    Twitter: @MigueI_1

    Responder
  8. Pues enhorabuena por el ‘premio del público’, no me extraña que hayas sido el más votado, tu blog es muy bueno, escribes bien y lo que dices tiene sentido. Y te hace parecer honesto ;)

    Totalmente de acuerdo en cuanto a la crítica al jurado. Personalmente tampoco me gustó el criterio del año pasado; según lo que contabas en tu artículo – reportaje parecía que se medía con la misma vara a los blogs individuales y a los colectivos, lo que me pareció injusto.

    Pero te animo a que no dejes de presentarte ni de escribir sobre ello. Gracias a tu reportaje (y supongo que también gracias a 20minutos) he descubierto otros blogs que también merecen la pena (por supuesto que como el tuyo ninguno – :) ) así que creo que merece la pena esto que hacéis.

    Saludos desde “uno de esos zombis de la red” :D.

    Twitter: @anapenasgrandes

    Responder
    1. ¡Hola, Ana!

      Esta vez, sorprendentemente, no fueron finalistas páginas como Nueva Revolución y La Réplica, que sí habían estado en la final otros años. Al principio llegamos a pensar que los de 20Minutos habían cambiado de criterio y dejado de contar como blogs a lo que son periódicos más o menos amateurs. Pero el tercer finalista de 2018, Yo No Compro Pan, es un blog colectivo, así que no sé.

      Tengo la impresión de que si este año Vota y Calla no hubiera sido el más votado (lo que te daba el pase directo a la final), también se habría quedado fuera de la terna, como los compañeros de NR y LR.

      Ay, sabes que lo de los blogs zombis no iba por el tuyo, no me hagas sentir mal, jaja ^^

      ¡Gracias por las buenas palabras! :)))

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  9. Hola Salva.Como se suele decir el “buen paño,en el arca se vende”. Tienes un Blog estupendo la primera vez que entre en el automáticamente me inscribí,es ameno, es interesante,lo que escribes gusta,la cabecera engancha,no la cambies,total no le des demasiada importancia a los premios, pues en este país son sinónimo de amiguismos e intereses espurios.

    De los dos artículos de “follar con empatía otra lección puritana que se disfraza de feminismo, que contestaba a otro que también se titulaba follar con empatía,creo que los dos son muy valientes cada uno en su vertiente sobre en sexo,pero es algo nuevo,algo a lo que no estamos acostumbrados a leer en la prensa.El feminismo y el sexo abriendo nuevas veredas.Saludos

    Responder
    1. ¡Gracias, Jomama! Sois grandes, ya se me ha pasado el pequeño momento bajón.

      Sí, tienes razón: Loola contestaba a este artículo de Beatriz Gimeno.

      Sin entrar a valorar el contenido, está, en mi opinión, mucho peor escrito que el otro, no fluye. Es una cosa demasiado liosa para algo tan simple: que se debe tener en cuenta al que tienes al lado cuando follas.

      Y ese verbo lo repite demasiado, se diría que artificialmente.

      Pero vamos, que no soy quién para juzgar la calidad literaria, eso se lo dejo a los de los premios, jeje.

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  10. Te seguiremos votando igual, no te preocupes.

    Lo de los premios es algo que tiene mucha historia detrás.
    Hace ya unos cuantos años me invitaron a una gala en Madrid que presentaba Agnes Igartiburu. Era para empresarios y solo te pedían la módica cantidad de 100.000 ptas. y así figuraba tu empresa en la gala y te podías llevar algún premio. El porqué no lo supe nunca.

    Por supuesto que pasé tres pueblos. Pero me dejó una sensación de descreimiento en todos los premios en general.

    Así que tú a lo tuyo y nosotros a seguir leyéndote.

    Responder
    1. Jooooder.
      Para los millennials: 100.000 ptas. venían a ser unos 600 euros, pero cuando un euro daba para mucho más que ahora, a ver si nos entendemos.

      Pues si nos metemos en los premios literarios importantes, el Planeta y tal, ya ni te cuento. Todos amañados, todos ofrecidos de antemano: “Lucía, escribe una novela para que te demos el Planeta, que eso nos va a hacer vender muchos libros”. Pero que se sabe, así lo han reconocido varios de los premiados y ex miembros del jurado, que nadie se ha llevado un Planeta limpiamente nunca. Y sin embargo, ahí tenemos a la tele, vendiéndonos aquello como si fuera un concurso honesto, todo el mundo haciendo el paripé, “¡oh, se lo ha llevado noséquién, qué sorpresa!”

      Por cierto, me ha resultado curioso comprobar en esta página que los Premios 20Blogs se consideran un concurso literario:

      Escritores.org

      En realidad, excepto el premio de redes sociales, los youtubers y los que se limitan a subir fotos, pues sí, a fin de cuentas, al menos en teoría, esto va de escribir.

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.