Policía asesina

 

Saludos, habitantes de este Estado policial. Hoy nos quitamos la mordaza para hablar de las prácticas de un sector de la Policía Nacional de Cartagena: manipulación de pruebas, tenencia ilícita de armas, tráfico de drogas, extorsión, torturas y asesinato.


 
 

No vayas solo de noche, que puede haber policía

Recuerdo que hace unos meses asistí en una terraza al aire libre a un operativo policial contra una familia de gitanos rumanos. Cuando una de las mujeres le recriminó a los de la boina que estuvieran haciendo llorar a los niños, uno de aquellos le respondió: «Pues si nosotros te parecemos malos, vete a Cataluña, que ya verás los mossos». Una especie de «Vete a Cuba» policial. Sin embargo, tal vez los policías cartageneros no tengan nada que envidiar a los mossos d’esquadra.

He recopilado y ordenado las noticias que sobre el asesinato de Diego Pérez en Cartagena han salido en diversos medios de comunicación, excluyendo los que a mi parecer son menos fiables (dentro del poco rigor general de nuestra prensa).

Para los que no hayáis seguido este asunto, os informo de que la juez autorizó la colocación de unos micrófonos ocultos en los tres vehículos policiales de los implicados. Todas las conversaciones que incluyo, así como las frases entrecomilladas, son literales, extraídas de las grabaciones que se han publicado.

Los probables asesinos con placa protagonistas de esta historia, agentes de la escala básica, agrupados por parejas según se desplazan en sus vehículos, son:

 

  • José Antonio Costas Guerrero (32 años)
  • José Luis Solano Albaladejo (29 años)
  • Gregorio Javier García Miras (39 años)
  • José Carlos Mateo Luján (31 años)
  • Rubén Manuel Forné Solano, alias el Sanguinario (26 años)
  • Raúl Aguado Rodríguez (33 años)

 

Los nombres los he tenido que ir sacando, juntando piezas de uno y otro lado. En la mayoría de medios no incluyen ningún dato de los agentes; en otros, solamente las siglas (R. F. S.). Pero, siguiendo con este ejemplo, en un determinado periódico hablan de Rubén Manuel F. S, en otro se refieren a él como Forné Solano, así que atando cabos llegamos al nombre completo.

Como ya dijimos aquí, no entiendo por qué cuesta tanto publicar los nombres y apellidos cuando los implicados forman parte de las fuerzas «del orden». Bueno, lo entiendo, pero me asquea. La Razón, por ejemplo, en su tarea de limpiar la mierda del Gobierno no dudó en difundir datos privados, fotos y biografías de estudiantes que lideran manifestaciones y protestas, con el único fin de desacreditarles e intimidarles. Y ellos no habían torturado ni asesinado a nadie.

En injusto que nos hayamos hartado de ver fotos de Teresa Romero, la mujer contagiada de ébola, o, por poner otro caso que tiene más similitudes con este, del pederasta de Ciudad Lineal (que tampoco ha sido condenado todavía), y no nos muestren los rostros de estos sádicos hijos de mala madre. Yo quiero saber qué cara tienen estos desgraciados por si un día me cruzo con ellos por Cartagena, lo que no me extrañaría, sabiendo el trato de favor que las FCSE reciben del Gobierno y de la Justicia. Ni siquiera me sorprendería encontrármelos de uniforme.

 

 

11/03/2014 Torturas y asesinato

 

Diego Pérez Tomás, 43 años. Una amiga que vive en Las Seiscientas* me cuenta que era el típico yonqui del barrio, muy conocido por allí. Inofensivo, por lo demás.

* En Sevilla tienen Las Tres Mil viviendas, en Cartagena tenemos Las Seiscientas.

Diego llamó a la policía a las 21:30 y a las 04:49 porque se sentía amenazado (era esquizofrénico). Tened cuidado antes de marcar el 091: a los agentes no debió de gustarles que les molestaran en su arduo trabajo (igual estaban jugando a las cartas en el cuartel o tomando el fresco en la playa), así que se desplazaron hasta casa de Diego tres coches patrulla con los seis policías listados anteriormente. Según declaración del testigo que ha permitido tirar del hilo, cachearon a la víctima al llegar:

«Y esto, ¿qué? ¿Lo has robado?» (Silencio de Diego). «¿Te estás riendo de mí?», tras lo cual el agente le habría asestado un fuerte golpe con la mano abierta en la cara. Le hicieron subir al coche.

—José Antonio C. G: ¿Lo llevamos a Comisaría?

—José Luis S. A: No, lo llevamos a la Guarida.

Por «la Guarida» se refieren a algún lugar de Cala Cortina. El tono familiar parece indicar que no era la primera vez que incumplían la ley llevándose a alguien allí. Uno de ellos incluso ha reconocido ante la juez que lo condujeron a ese lugar para «darle un escarmiento».

Las cámaras han grabado a los tres Zetas (coches policiales) yendo y viniendo de la Cortina esa noche repetidamente. Dos guardias del puerto, extrañados, preguntaron a los policías qué pasaba. «Nos aburrimos y estamos jugando al escondite», respondió uno de los agentes con la prepotencia habitual que forma parte del uniforme de tantos.

A Diego ya no se le volvió a ver hasta que apareció muerto en la Cortina dos semanas después, el 26 de marzo, dentro de una bolsa negra. «El mar se lo traga todo», dijo uno de los detenidos en una de las conversaciones posteriores que reproducimos a continuación. Pero claro, el mar se traga todo… lo que no flote. Estos tarados ni siquiera cayeron en poner un lastre (los famosos «pies de plomo» de la mafia).

Lo tiraron al mar ya muerto. Tenía la cabeza destrozada y el cuello roto. Aquí lo que dice la autopsia:

«Signos de violencia en región facial y craneal»; «destrucción de centros neurales superiores por fractura-luxación de múltiples vértebras cervicales»; «[la muerte] sobrevino con anterioridad a la inmersión del cuerpo en el mar». «Homicidio».

El País también habla de que perdió el ojo derecho por la paliza, aunque eso no lo he leído en ningún otro periódico.

 

foto diego perez, policial local cartagena, brutalidad policial españa, policia asesina

El cuerpo inerte de Diego Pérez tirado en Cala Cortina dentro de una bolsa negra

 

 

12/03/2014 Su familia denuncia la desaparición de Diego

 

Se inician las investigaciones. Los agentes implicados mienten: aseguran a sus superiores que acudió a casa de Diego un único coche patrulla con dos policías (el operativo habitual para este tipo de llamadas; tres vehículos son excesivos a todas luces) y omiten su viaje a Cala Cortina.

 

 

06/06/2014 La investigación da un vuelco: un testigo

 

Las investigaciones estaban en punto muerto (tampoco creo que se esforzaran mucho por resolver el asesinato de alguien como Diego, pero esto es ya una opinión personal), hasta que un testigo contó lo que os he resumido arriba: lo de los tres coches, lo del bofetón y lo de llevarlo a la Guarida. A raíz de ahí, el 11 de junio la juez autorizó la instalación de micrófonos ocultos en los coches patrulla de estos seis angelitos… Y estas son algunas de las perlas que nos han dejado.

 

 

13/06/14 El colmo de la vileza y la degradación humana: torturas a un indigente

 

La víctima es un gorrilla que duerme en la calle:

José Luis S. A: Le vamos a dar una de estas que se va a cagar.

—José Antonio C. G: Le vamos a dar en condiciones, ¿eh?

—J. L: El sábado que viene voy a coger la goma*, porque ya estoy hasta el capullo de no tener goma. Da igual, el primero que se deje una goma me la quedo, y con las mismas voy a hacerle el rodaje al gordo ese.

—J. A: Y empezar a tirarle sartenazos, pero donde pillemos.

—J. L: A las rodillas.

—J. A: ¡Tío, ahí! Con ese vamos a disfrutar, con el gordo ese vamos a disfrutar.

*Se refiere a la porra. La «defensa», por usar sus eufemismos.

Lo de atacar a indigentes indefensos es muy de neonazis. Qué mundo este. Imaginaos que os veis abocados a vivir en la calle, marginados, repudiados, pasando hambre, expuestos al frío, a la violencia de cobardes fascistas… Y por si fuera poco, la policía, en lugar de hacerte sentir seguro con su presencia, puede ser tu peor enemiga.

 

 

19/06/14 Incriminación con pruebas falsas

 

Se dirigen a alguien que está consumiendo cannabis en la vía pública:

—José Luis S. A: «Chacho, ¿tú qué te crees? ¿Que somos gilipollas? ¡Ponte ahí!».

[Se escucha un manotazo o puñetazo, y el grito de queja de la víctima].

—J. L: «Eso por decirme que no llevabas nada. ¿Llevas algo más? Como sigas sacando, te voy dando. Conforme sigas sacando, pues te vamos a ir dando. Al mismo compás».

(…)

—J. L. (dirigiéndose a su compañero): «Le he dado un tortazo».

—J. A: «¿Ha sido un tortazo? Creí que era un gomazo».

 

Más tarde, en el vehículo policial:

—J. A: Ya me has perdido un trozo. ¡Ya me has perdido el otro!

—J. L: El primero se me ha perdido.

—J. A: No… Acho, quería meterle yo a un mierda de estos otra. Quería la droga para colocársela a algún yonqui.

—J. L: ¿A quién?

—J. A: A un mierda, a un quinqui. Y así saco… hago un dos por uno».

 

Finalmente encuentra el trozo de droga:

—J. A: Ahora vamos a un yonqui y se le coloco. Un mierda de estos. Y te explicó cómo funciona.

—J. L: ¡Al Nene!

—J. A: ¡El Nene! (…) Es repugnante. Yo nunca he hecho esto.

—J. L: Ya, pero bueno.

—J. A: Pero es lo que me obligan, tío. Yo… sólo quiero supervivencia.

—J. L: Está claro. Tú tienes que mirar por ti.

—J. A: Hombre, yo qué sé… Que quieren actas y tal, pues actas.*

 

A las 3:28 horas parecen haber localizado un posible objetivo:

—J. A: Este es el candidato, ¿no?

—J. L: No nos vale.

—J. A: ¿No? ¿Es muy pesao?

—J. L: No se puede hablar con él, es medio mudo.

—J. A: Si es para meterle el acta ese y que le den por culo. Que me dé el carné y ya está. Se la metemos al subnormal este.

* Esto es como los guardias civiles a los que les piden un mínimo de multas para cobrar más. Eso no puede ser, porque, aunque no lo justifique, el ir a comisión de multas (o de cantidad de droga incautada) fomenta este tipo de actos repugnantes. Y para cubrir el expediente, es mucho más fácil actuar contra el camellito de turno, el yonqui o los chavales que fuman porros en un parque, que atacar a quienes verdaderamente se enriquecen con el narcotráfico.

 

 

19/06/14 Tenencia ilícita de armas

 

Nuestros torrentes buscan a un hombre como presunto autor de varios robos:

—José Antonio C. G: Lo mato a palos, y si lo pillo cerca del Mercedes ya ni te digo na’. Si lo pillo cerca del Mercedes muere.

—José Luis S. A: Deberíamos ir antes de que nos arrimemos al tío a decírselo a la Sala, que mande una ambulancia (Previsor, el chico).

—J. A: La ambulancia, un tiroteo ahí en Soldao Rodríguez *. Cojo las balas estas que me ha dado mi padre

—J. L: Claro, coges el revólver que te iba a decir yo ahora, y aquí no ha pasao nada.

—J. A: Y aquí no iba a pasar ni plas. Del nueve corto también quiero balas yo, si tienes tú por ahí.

—J. L: Tengo pocas. Vamos a probarla ya. ¡Pa, pa, pa, pa!

(…)

—J. A: Esa es la pistola para hacer el trabajo sucio, nene. Una pistolica que tengo yo ahí… full, full equip. Es de la Guerra Civil, así, estilo nazi».

—J. L: ¿La tienes sin papeles ni…?

—J. A: «¡Eso qué papeles ni capullo va a tener! Eso lo meten en la base y ha sido Franco el que ha disparado. Ha sido Primo de Rivera el que ha matao a ese tío.

Luego dice que se la compró por «treinta euros en la palma de la mano» a otra persona que también está siendo investigada. Yo creo que debería estar siendo investigado igualmente su padre, quien supuestamente le ha dado las balas.

* Supongo que se refiere a la calle Soldado Rosique.

 

fotografia brutalidad policial españa, manifestacion, antidisturbios, policia asesina

Esto cuadra bastante con la violencia gratuita que utilizan en las manifestaciones. Entonces se une el “deber” con el “placer”

 

 

18/06/2014 Emprendedores

 

Hablaban de un posible «negocio» de seguridad que está ideando Gregorio Javier García Miras, del que haría partícipes también sus compañeros:

—Gregorio Javier García Miras: ¡Eso sí, no quiero detenidos!

—José Carlos M. L: ¡No quiero prisioneros! ¡Todos muertos!

—G. J: ¡Hay un mar estupendo! Todo lo que rodea mi castillo…

—J. C: ¡El mar se lo traga todo!

—G. J: No quiero que me contéis que habéis matado a alguien. Es una cosa que no quiero saberla.

—J. C: No te preocupes. ¡Confía en el compi!

—G. J: Bueno, sí. Me gusta, me gusta saberlo, ¡ja, ja, ja!

 

 

27/06/14 Desayuno con asesinos

 

Mesón El Yunque. Desayunan los seis policías corruptos, preocupados por la investigación sobre el asesinato de Diego:

«Si es que no tienen nada, no tienen nada, no pueden tener nada».

«Pues yo cuando fui a hablar con este, estaba tan preocupado que se estaba tomando una tila».

 

 

01/08/14  Nuevas torturas en comisaría y más sadismo

 

Atentos al nivel de sadismo, que ya se apreciaba cuando hablaban el 13 de junio de lo bien que se lo iban a pasar golpeando al indigente. Esta gente está muy enferma:

—Gregorio Javier García Miras: Han citado a todo el mundo: a los Lince…

—José Carlos M. L: Todos los que intervinimos. Acho, hubo unas señoras torturas (…) pero todos, todos esos, todos los que estábamos allí, alguno másAcho, pero unas señoras torturas. Cogió el Sanguinario, el Rubén, cogió el biombo ese que hay ahí en lo del DNI y lo puso… lo atravesó ahí en medio para que no vieran desde las casas lo que estaban haciendo. Entre el Dani, el jefe de turno, el que se ha ido… no veas. Hubo sangre. Estuvo muy bien, yo lo pasé muy bien… (…) Ahora el turno cuarto, seis imputados. Los seis. Cuatro torturas y dos omisión de… eso, ¿cómo se dice eso?

—G. J: Del deber de socorro.

—J. C: No: omisión del deber de perseguir delitos.

—G. J: Y lo otro también puede ser. Te está pidiendo socorro y auxilio [Aquí sigue el sadismo, imitando cómo suplicaba el pobre hombre]: ¡No me peguen más, señores policías! ¡No me peguéis más! ¡Ayudadme, ayudadme! Y los otros ahí: ¡dale, dale, dale!

 

Esta conversación se encuadra en el marco de una próxima declaración ante sus superiores por haberse «excedido» con el detenido en comisaría. Está claro que no estaban muy preocupados por las posibles consecuencias de sus actos, ni mostraban el menor síntoma de arrepentimiento. Y ese es uno de los problemas: que estas investigaciones internas, cuando se dan, quedan en nada; que son prácticamente impunes, y lo saben.

 

 

06/10/14 Detención

 

Detienen sólo a esos seis, a pesar de que muchos de sus actos, como las palizas en la comisaría, no pueden llevarse a cabo sin el conocimiento, cuando no colaboración de otros compañeros, como el tal Dani del que hablan el 01 de agosto.

Se llega a su detención principalmente gracias a las declaraciones de dos valientes testigos, el vecino de Las Seiscientas y un vigilante de seguridad que ahora, sabiendo cómo se las gasta esta chusma, son testigos protegidos.

 

 

08/10/10 Los seis valientes declaran entre lágrimas ante la juez

 

Estos valientes reconocieron entre lágrimas y pucheros en el juicio (ay, qué poco dura el valor de los machotes de manada…) que llevaron a Diego a Cala Cortina ilegalmente, pero según ellos cuando llegaron allí se escapó y ya no volvieron a verlo. Todo muy lógico, un adicto con un estado de salud pésimo pudo escaparse de seis policías. Aun así, eso no explicaría por qué callaron a pesar de que había una denuncia por desaparición de su familia desde el mismo 11 de marzo, por qué callaron también cuando se descubrió el cuerpo y siguieron callando durante siete meses, hasta que les pillaron. Y por si fuera poco, las versiones se contradicen y han ido cambiando: uno llegó a decir que Diego cayó por un acantilado al intentar escapar.

Además, es perfectamente proporcional que acudan tres coches patrulla a la llamada de auxilio de una persona, y esos viajes ida y vuelta de la Cortina… Sí, yo les creo. La juez se ve que no, porque les ha enviado a prisión provisional sin fianza. Luego, cuando llegue el juicio, ya veremos si se les condena y a qué penas y, en su caso, si se les indulta en cuanto se aparte el foco de la atención mediática (que tampoco es mucha).

foto diego perez, cartagena, asesinato, policia local, estado policial

Diego Pérez, torturado y asesinado. En mala hora llamó a la policía

 

 

Nos sobran los motivos: no a la ley mordaza

 

Y con todo lo que hemos leído arriba, todavía pretende el PP que sea delito grabar las actuaciones policiales. Eso nos dejaría aún más indefensos, y a los criminales de uniforme les otorgaría todavía más impunidad. ¿Imagináis a estos seis energúmenos de antidisturbios? En EEUU los ciudadanos tienen ocho veces más posibilidades de ser asesinados por un policía que por un terrorista. ¿Queremos eso aquí? No a la Ley de Seguridad Ciudadana, no a la ley mordaza.

 

Si te gusta lo que lees, deja aquí tu dirección para que pueda avisarte de cada nueva entrada:


 

Música: Maravillas, de Fermin Balentzia. Canción dedicada a Maravillas Lamberto, niña de 14 años violada y asesinada por varios guardias civiles en 1936. El crimen quedó impune.

 

Segunda parte de esta entrada: Vergüenza me daría…

También te puede interesar:

 

45 sin mordaza

  1. Siento náuseas. Conforme avanzaba en la lectura, las náuseas se insentificaban. Y el vello de punta. Y mucha rabia, y muchas preguntas, y mucha de todo.

    ¿Cómo es posible que un caso así no haya copado los informativos y la prensa escrita? Porque yo me acabo de enterar de esto gracias a tu trabajo. ¿Cómo es posible que esta gentuza haya superado esos temibles tests psicológicos y no se les haya detectado algún síntoma de neurosis o psicopatía? Porque es evidente que estos infraseres están muy enfermos (que, por otra parte, no me dan ninguna lástima). Lo triste y preocupante es que no se trata de un caso aislado: tengo conocidos que, por ser mulatos, los han parado y se han cachondeado de ellos, rozando la amenaza. Por supuesto, que en todos los colectivos hay manzanas podridas, pero en este caso, tratándose de una profesión cuyo deber es velar por el ciudadano, estas actitudes tan sociópatas cobran más gravedad. Porque, ¿en quién confiar ya?

    Es una burrada, lo sé y no tengo perdón, pero tras esta lectura, en lugar de la canción que has colgado al final del artículo, me he acordado del “Cop Killer” de Body Count.

    Responder
  2. Roberto López Zalbidea 23/10/2014 a las 22:11

    Confio en que se les dé un buen escarmiento y que este caso sirva de aviso a otros de este mismo pelaje. Se me han revuelto las tripas. Qué puto asco.

    La Ley mordaza es una puñetera vergúenza. Una especie de viaje atrás en el tiempo, infumable, que confio en que no salga adelante.

    La propia policía debe ser la primera interesada en no consentir la presencia de este tipo de gentuza en sus filas. Cobran dinero público por protegernos, y quiero creer que la mayoría actúa bien! De hecho, personalmente, jamás me he sentido amenazado, maltratado ni siquiera faltado al respeto mínimamente por ningún policía, pero, claro, lees esto…

    Magnifica entrada, Salva. Enhorabuena, una vez más, aunque se me hayan revuelto las tripas.

    Responder
  3. Policía murciana vs Mossos, ¡El videojuego definitivo! Ríete tú del Street fighter, Teken, GTA o La Sexta Noche (ver a Marhuenda provoca mucho odio, rencor y violencia). Si excluiste a los menos fiables, te debiste quedar con El Jueves nada más. Yo estoy contigo, seguro que no se esforzaron mucho en esa investigación, como en otras tantas (yonkis, putas, inmigrsntes…). Supongo que el examen psicotécnico para opositar a policía será como los demás, de chiste. Supongo que estos hijos de p. llegarán a casa, le darán un beso de buenas noches a su hijo y dormirán tan tranquilos. Y supongo también que esta gentuza saldrá indemne pues no les interesa tener a la policía en contra. Son suposiciones, pero creo que no están muy alejadas de la realidad.

    La ley mordaza es la típica ley que sacaría un dictador o unos hijos de dictadores

    Pd: Mientras leo este artículo, están dando en TV Alerta Cobra, que bonita te pintan a la policía en TV o en el cine.

    Responder
    1. Gracias a los tres. De eso se trataba, de que se revolvieran las tripas. Porque lo que no es tolerable es este encubrimiento de los medios. Lo que no puede ser es que personas como David (que no es precisamente un indocumentado) no hayan oído hablar de un asunto tan grave, mientras que hasta el más desinformado de España se entera, por narices, del número de contenedores quemados en cada manifestación. Eso no es casualidad.

      Estoy muy cabreado. De hecho, la entrada era bastante más larga, pero limpié casi todas las opiniones personales para centrarme en la información, la transcripción de las conversaciones, que me parece que hablan por sí solas.

      Habría muchas cosas que comentar aquí, como el corporativismo que menciona Roberto, así que es posible que saque otra entrada al respecto, ya me perdonaréis si me repito.

      Lo que dice Miguel de Alerta Cobra no es ninguna tontería. Hollywood es un think tank estadounidense. Recordemos cómo ponían en las películas «del Oeste» a los indios: salvajes muy malos y crueles que hacían la vida imposible a los pobres John Wayne de turno, cuando la realidad es que estos invadieron sus tierras, les engañaron una y mil veces, los masacraron… Pero de pequeños todos queríamos ser el vaquero bueno.

      Responder
  4. Sinceras palabras que nos cuentan un hecho DELICTIVO a manos de quienes, supuestamente, han de protegernos, La Policía. Ya lo dije un vez y lo seguiré diciendo muchas veces más, todos aquellos personajes del tipo “Hermano Mayor” que vemos por la tele, todos aquellos “kinkis” que se dedican a fumarse los porros doblados por la calle, a no estudiar, todos aquellos han querido sentirse “grandes” y se han metido a estudiar a policía. Luego nos quejamos sobre estas cosas, sobre los policías que se sobrepasan en las manifestaciones y de más, y todo ello por sentirse como son realmente, más machitos y más tremendamente superiores que nadie. Espero que endurezcan las oposiciones, que los psicotécnicos sean más estrictos, porque para mí, son personas que psicológicamente no están bien de la cabeza.

    Exijo castigo severo para ellos, para los que arremeten contra manifestantes (en mi caso, animalistas) y que permiten barbaridades como estas….

    Responder
    1. Bienvenida, Amparo :)

      A propósito de tu teoría, creo que te lo comenté ya por Twitter, pero lo repito para los demás: el más tonto de mi clase era también el más chulo y macarra. Compensaciones de la naturaleza, que es sabia. El caso es que llevaba muchos años sin cruzarme con él, hasta que las Navidades pasadas nos encontramos. ¿De fiesta? No: me dio el alto en un control.

      Deduzco que has tenido que aguantar sus golpes en alguna manifestación pacífica. Seguro que fue en defensa propia, una peligrosa veinteañera de 50 kilos. Qué gentuza…

      Responder
  5. Conocía el caso de oídas por lo poco que ha ido llegando a los periódicos de tirada nacional, y tengo que agradecer el detallado artículo, su objetividad, y no lo olvidemos: su valentía.

    Me gustaría añadir un comentario sobre los mossos, y es que probablemente haya sido el cuerpo de policía más auditado entre 2006 y 2010, cuando el Conseller de Interior Joan Saura (ICV) ordenase poner cámaras en todas las comisarías, e instauró un código ético de actuación. Convergència en cambio llevó en su programa electoral anular todo lo aplicado por Saura, y el intento de conseguir una policía ética y transparente se fue al traste rápidamente durante la consellería de Felip Puig.

    Por lo demás, llamadme cínico pero nada de lo expuesto me sorprende. Será porque conocí a la policía cuando iban de gris, y de aquellos polvos no podía salir ninguna maravilla porque si bien cambió el uniforme, los cuerpos que iban dentro se mantuvieron. De ahí el slogan “de gris, azul o marrón, …” y las esperanzas depositadas en la nueva policía autonómica. Hélas!

    Saludos.

    Responder
    1. Ah, lo que cuesta hacer las cosas bien, y lo fácil que es destruir… Por Felipe Puig, lo digo, ese infame que asegura que no se dispararon pelotas de goma la noche que le reventaron el ojo con una a Ester Quintana, ese sinvergüenza que mandó desalojar brutalmente a los indignados de la Plaza Cataluña.

      Has dado en el clavo: los mismos policías y guardias civiles torturadores y asesinos del franquismo hicieron chas y aparecieron como demócratas. Nadie pagó por aquello, por lo que los criminales siguieron ahí, en las academias, formando a cachorros como los de Cartagena… No hubo depuración en los cuerpos, y eso lo vamos a pagar durante mucho tiempo.

      Exactamente igual ocurre con los jueces, por cierto.

      Responder
  6. Hola! Excelente encontrar tanta information en un solo sitio :) Lamentable no poder encontrar el acta de la juez, y que esta gente ya ha deactivado sus cuentas facebook/myspace etc asi que muy dificil encontrar fotos, aunque creo haber encontrado foto de uno de ellos : [eliminado]. Por lo que vale, si uno pone el nombre completo y BOE en google, aparece el numero de DNI de estos perlas.

    Responder
    1. Hola, Carre:

      Sí, lamentable la sobreprotección, especialmente al compararla con otros casos de delincuentes sin uniforme.

      He eliminado tu enlace a la foto porque no tengo plena certeza de que sea él. Estoy casi seguro de que sí, pero no es cuestión de meter la pata un asunto tan grave. Espero que lo entiendas y no te sepa mal.

      Encontré esa foto por mi cuenta, y también la de otro de ellos que hace Jiu-Jitsu, pero ¿y si da la casualidad de que son de otras personas con el mismo nombre y apellidos?

      Muchas gracias de cualquier manera por tu colaboración, amigo.

      Responder
  7. Vaya… leyendo esta entrada me he quedado sin palabras, y no porque no sepa qué decir, sino más bien al contrario.
    Te aseguro que creí que estaba leyendo un guión de Torrente hasta que le has nombrado, y estoy asqueada. Todos los neonazis que no tengan trabajo y quieran cobrar por torturar, ya saben: oposiciones para ser policía, nacional, civil, mosso, etc… ¡Aprobarán seguro!
    Y ya, pensando más allá, ¿Quién nos protege de verdad en este país? Ni la policía ni el (des)gobierno.
    ¿Qué hemos hecho para merecer ésto?
    Salva, gracias por tu gran trabajo ¡Nunca te calles!

    PD: Sé que no lo harás.

    Responder
    1. Es que no me cabe ninguna duda, María. Del mismo modo que ya hemos tenido constancia en reiteradas ocasiones de que los pedófilos buscan trabajos en los que tengan acceso a niños o adolescentes, los sádicos opositarán a las FCSE. Y visto está que fallan todos los controles. Los psicotécnicos a los que se refieren David y Amparo han de ser, como dice Miguel, de risa. Un mero trámite sin función real alguna.

      P. D. Seguiremos mientras nos dejen ;)

      Responder
  8. Por cierto, a modo de post-data, es lamentable entrar en foropolicias y comprobar cómo se tapan los unos a los otros, cómo intentan desmontar los planteamientos y cómo afirman que no existen pruebas concluyentes. Hasta hay uno que sostiene que quien le dio una paliza a Diego fue un vecino suyo y luego le echó las culpas a los “compañeros”. El otro aporta un enlace a La Gaceta explicando que “hay esperanza para los compañeros” porque hay tres testigos que exculpan a los agentes de la muerte de Diego

    En fin, que leyendo los posts sobre el caso en ese foro, el planteamiento el tonto/macarra metido a poli cobra, si cabe, más veracidad.

    Los únicos polis buenos: Sonny Crockett y Ricardo Tubbs.

    Responder
    1. Ese corporativismo es asqueroso, pero no es por desgracia exclusivo de las FCSE. No hay más que ver cómo reaccionan muchos militantes de todos los partidos cada vez que la organización a la que pertenecen comete un error. En lugar de ser los primeros en pedir limpieza, justifican o, como mínimo, callan.

      Lo de La Gaceta con este caso es repugnante, ya lo puse en Twitter. Por ejemplo, indican que:

      «(…) el fallecido era una persona conflictiva que tenía antecedentes delictivos y mantenía conflictos con varias personas “poco recomendables” en una “barriada que no se caracteriza por su tranquilidad y seguridad”. Sus constantes altercados le hacían ser conocido por la Policía de Cartagena, además de una persona “poco apreciada en la barriada”, donde tenía no pocos enemigos».

      Esto, según he podido leer en el resto de medios pero, sobre todo, según una buena amiga que vive allí, es una burda mentira. Este hombre era un adicto inofensivo que, por ejemplo, hacía recados a los vecinos del barrio a cambio de unas monedas.

      P. D. Ah, ¡Corrupción en Miami! Al leer los nombres me había quedado igual XD

      Responder
  9. Mi padre fue vilmente asesinado por un clan de asesinos narcotraficantes que están todos impunes, uno de los asesinos, es policía local de un pueblo de Valencia al que el suegro le compró la plaza de policía con dinero del narcotráfico, había intentado acceder a la Policía Local de Valencia capital pero fue rechazado por el psicotécnico, es la prueba más palmaria de que por méritos propios nunca hubiera accedido a la Policía, son una familia de criminales, acosadores, manipuladores y retorcidos, todos sus crímenes y fechorías los cometen por encargo, pagan para que ocasionen desperfectos en coches y pagan testigos falsos para que me acusen a mí, me siguen a diario, me rastrean las ips de los ordenadores que utilizo, saben que voy a cíbers porque no tengo ordenador, mi indefensión es total porque carezco de medios económicos, sería muy largo contarlo todo, tienen a un criminal de policía local en un pueblo, un individuo que asesina por encargo, mi madre ha intentado que les investiguen y nunca le han hecho caso, en cambio a mí sí que me sigue la Policía por corporativismo, creen a los asesinos, al “compañero”, he tenido ocasión de escuchar a policías tanto de la Local como de la Nacional, hablando pestes de mí, sin dinero no puedo pagar un detective que sería la unica solución, que probara que los asesinos son ellos, son asesinos impunes y mi padre tuvo una muerte horrorosa a manos de sicarios pagados por estos monstruos, esto pasa en Valencia.

    Responder
  10. Me han dejado a mí como la asesina, se dedican a calumniarme por emails y mandan a gente a infamarme por todos los sitios donde paso, bares, supermercados, pagan para que roben y hagan desperfectos de todo tipo que me atribuyen con testigos falsos, captan a adolescentes, incluso niños, que organizan quedadas para que se me burlen por la calle, mi madre se puso en contacto con varios periodistas y ninguno nos hizo caso, no nos creen, creen a los asesinos que tienen mucho dinero del narcotráfico para pagar a todo el mundo, me siguen a diario, estos criminales, que los tenía pared con pared y me puse a escucharles cuando me di cuenta que me seguían por la calle, han metido droga a inocentes y a parte de mi padre, han asesinado a más personas, nos han entrado en casa y no podemos dejar el piso solo, conocen la técnica para abrir cerraduras sin dejar rastro, por eso la Policía le toma el pelo a la gente cuando hablan de cerraduras que no están forzadas, cuando ellos son los primeros que saben que los verdaderos criminales nunca tienen problema para abrir cerraduras, abren y cierran sin dejar rastro, a mí me han robado toda clase de efectos personales, hasta fotos de mi padre que mataron ellos, la Policía hizo una investigación chapucera, a mi padre lo asfixiaron hasta la muerte y había un trazo negro en la pared del pasillo que no estaba antes, hicieron un pequeño incendio en la cocina con apariencia de accidente, porque los sicarios profesionales cometen crímenes indetectables, pero el plan de esas alimañas era dejarme a mí como la autora del incendio, lo que no sabían era que sus sicarios iban a hacer el incendio con apariencia de accidente, pagaron testigos falsos para que fueran a la Policía a decir que me habían visto salir exactamente a la hora en la que salieron los sicarios, cuando yo estaba a kilómetros de allí, y así es como han hecho creer a todo el mundo que yo soy la culpable, y así tengo que vivir con un acoso brutal, han manipulado a todo el mundo y tengo una indefensión absoluta, y esa es mi trágica situación si alguien me puede decir donde puedo acudir en Valencia alguien que tenga la humanidad sin ánimo de lucro de investigar lo que estoy contando, porque es absolutamente cierto, haría un gran bien a la sociedad desenmascarando a unos criminales que son de una peligrosidad extrema y que llevan muchos años cometiendo actos crueles e inhumanos con una impunidad total.

    Responder
  11. que no juren que son inocentes porque al menos yo se seguro que 3 de ellos juntoa otros 3 que desconozco siguieron dando palizas brutales a mi marido el 3 de junio lo detuvieron por no querer enseñarles una bolsa que llevaba con zapatos recien comprados sobre la 1 del mediodia a las 5 fue trasladado al hospital de aqui y de ahi derivado a murcia con un traumatismo craneoencefalico y fractura del peñasco nos enteremos al otro dia al ir al juzgado ni nos avisaron por si se moria claro … tirarlo por ahi y se que son 3 porque lo denuciaron a el por atentado a la autoridad y se fueron a la baja con una contractura (que se harian al pegarle)

    Responder
  12. Sí, como decimos en la segunda parte de esta entrada, denunciar por lesiones a sus víctimas es la forma habitual de actuar de este tipo de policías.

    Gracias por comentar, Laura, y mucho ánimo a tu marido.

    Responder
  13. Lo de Cala Cortina es sencillamente monstruoso. Recuerdo cuando escuché por primera vez la noticia, conduciendo. Me quedé helada, horrorizada. No daba crédito. Ese “acho, hubo unas señoras torturas”. Ese “yo disfruté bastante”. Esas conversaciones coloquiales, esa banalidad al hablar de horror. Esos sicarios, que para sus familias serán “buenos chicos”, que serían “personas normales” a los ojos de todos, que probablemente tengan pareja, hijos… Y un pobre hombre, torturado y asesinado. Que se dice pronto.

    ¿Y lo de los pobres desgraciados a los que les endosan droga incautada para cubrir su “cupo”? De eso no tenía ni idea, y es gravísimo ¿Cuánta gente habrá en prisión por un atestado falso de esos? No me lo quiero ni imaginar. Los delitos contra la salud pública no tienen precisamente condenas cortas.

    Gracias por la investigación y las transcripciones. Como te dicen por arriba, es un artículo valiente, y mucho más siendo de por allí. Qué mal cuerpo. En todos los sentidos.

    Responder
    1. Bienvenida, Entropía.

      Por mucho que los medios intenten vendernos, como hacen con la corrupción, que son casos «aislados», manzanas podridas, yo estoy convencido de que es un problema de todo el árbol. O del huerto.

      Y lo peor es que un año después todo sigue prácticamente igual. El forense ha vuelto a decir que Diego fue golpeado antes de morir, y que su fallecimiento se debió a una torsión en el cuello efectuada por otra persona. Además, lo arrastraron antes de arrojarlo al mar, así que la versión de que se cayó del acantilado, ni se sostenía antes ni se sostiene ahora.

      Por otro lado, y para variar, las cintas de las cámaras de seguridad del bar de la Cortina están todas borradas (han grabado encima).

      En fin, tú lo has dicho: qué mal cuerpo y qué mal Cuerpo.

      Gracias por tu comentario.

      Responder
  14. En primer lugar, a ver manipulador. Si quieres que se muestren nombres empieza por dar el tuyo para que si te vemos por la calle te digamos lo embustero y manipulador que eres.

    Soy familiar de varios compañeros, de varios trabajadores que velan por nuestra seguridad incluida la tuya aunque no te la merezcas. Esa gente a la que tú llamas hijos de mala madre, verdugos y otras barbaridades se ganan el sueldo sólo con vestir el uninforme para luego tener el trato y el pago de gentuza como tú.
    En cuanto a tu rigor periodístico (se nota que eres un matao aspirante a periodista frustrado) das unos datos y unos detalles que, o eres Dios y estás en todas partes, o como la gentuza de periodicuchos como la Opinión, le dais credibilidad al primer yonqui o la primera resabiada con la policía que te cuenta su versión.
    Si queda algo de justicia en este país, que lo dudo después de que ayer dejaran morir a un inocente, a un marido, hijo, padre y agente de la Policía Nacional en la cárcel como a un delincuente cualquiera, la habrá contra gentuza como tú que se permite difamar y calumniar y contra escritores de pacotilla que espero no sigan malgastando tinta en un periódico de tirada nacional.

    Una última cosa, ya que los agentes de la autoridad no son fiables, según tu inteligencia, no se te ocurra nunca pedir auxilio, ni llamar a nadie si te encuentras en apuros. Tómate la justicia por tu mano al igual que tienes lenguaje y puños viperinos para tomarte la libertad de expresión como pretexto a tus gilipolleces.

    Espero no volver a leee nada tuyo…

    Responder
    1. Nadie te ha borrado nada. ¿Qué no entendiste de la frase «Your comment is awaiting moderation»? Es inglés, pero vamos, tampoco es el Ulysses, son cinco palabras.

      Aunque una vez leídos tus tres mensajes de esta tarde (para «esperar no volver a leer nada mío», se ve que le has cogido el gustillo), voy a advertirte de una cosa: los publicaré por esta vez, pero aquí no se admiten insultos ni ese tono, se puede discrepar con educación, como hizo Lubberding en la entrada sobre la tauromaquia. Así que si no eres capaz de controlarte, esta será tu última intervención en este blog.

      Dicho eso, voy a contestarte, a este y a los otros dos mensajes que me has dejado en la entrada siguiente, y voy a contestar agachándome a tu nivel. Pero si quieres seguir la conversación, ya sabes lo que tienes que hacer:

       
      A ver, Torrente. Ya en el primer párrafo de tu primer comentario queda claro que vas justito. Menos mal que no eres policía, porque si tuvieras que investigar un caso tú, íbamos apañaos.

      Además, incoherente. Reprochas el anonimato, y tú llegas aquí con un cutre seudónimo que recuerda la onomatopeya de una tos (ya, ya sé lo que significa). Pon tu nombre real con tus dos apellidos y tu foto, valiente.

      Tus amenazas veladas me las paso por donde te puedes imaginar.

      No, un policía no se gana el sueldo sólo con vestir el «uninforme», como tú afirmas. Un policía, como un agricultor, se gana el sueldo si realiza bien su trabajo.

      Según he leído, Gregorio Javier (que así se llamaba el «inocente») murió en el hospital, no en prisión. Y claro, estaba en la cárcel como lo estaría cualquier sospechoso de cometer esos delitos. ¿Qué más da que fuera policía? ¿Es que un policía no es «cualquiera»? ¿Un policía está por encima de un fontanero, un actor o un bombero? (de un periodista no te digo nada, que ya veo que tienes algo personal contra los periodistas, será que eso de ser capaz de ordenar tantas letricas te parece peligroso). Pertenecer a una familia de «rancio abolengo» policial no te sitúa por encima de nadie. O no debería, que ya sabemos todos en qué país vivimos todavía.

      El último argumento de este primer comentario ya lo he visto escrito en alguna camiseta, que es a donde supongo que llegan tus referencias literarias. Dice así: «Si no te gusta la policía, cuando tengas un problema puedes llamar a tu puta madre». Tú lo repites con otras palabras, y es muy fácil de rebatir: Todos estamos en nuestro derecho de criticar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad cuando pensamos que hacen un mal trabajo, como la Guardia Civil en Ceuta disparando a 15 personas en el agua que fallecieron ahogadas. Lo mismo si creemos que Correos es ineficiente o que hay políticos corruptos, y eso no nos impide ni llamar a la policía cuando lo creamos necesario, ni mandar cartas, ni votar.

      Soy más de usar la cabeza que los puños. ¿Has probado tú alguna vez?

      Entrando en el segundo comentario: no «odio» a las FCSE (creo que no odio a nadie). Pero me repugna la gentuza que aprovecha el uniforme para realizar el tipo de sucias actividades que estos seis (y son sólo un ejemplo más de tantos que podríamos poner) comentaban en sus coches patrulla, como le repugnarán a cualquier persona de bien.

      Lo de la medalla, en fin, tú sabes igual que yo qué criterio se sigue para repartir esas endogámicas medallitas, así que no me hagas reír. Y por otro lado, las personas no somos ángeles o demonios, la vida real no es un cuento de Disney. Un tío puede hacer bien su trabajo y luego pecar de corporativista al ir a apoyar a unos compañeros que… que bueno, ahí están las conversaciones. Independientemente de que asesinaran o no a Diego Pérez, agüita. Por cierto, ¿no tienes nada que decir de esas grabaciones?

      Te voy a revelar un secreto: llevar un uniforme de policía no te impide ser un asesino, por desgracia. Ha habido, hay y habrá policías asesinos, ladrones, corruptos… Es la naturaleza humana. Por eso se necesitan controles estrictos, en lugar de la impunidad que algunos demandáis. Porque además de que no se pueda grabar ni fotografiar a los policías realizando su trabajo, algunos queréis que tampoco se pueda escribir de ellos. Joder, dentro de poco pediréis que haya que cambiarse de acera al cruzarse con alguien de uniforme.

      Te das mucha más importancia de la que tienes, machote. «Vas a soñar conmigo», dice. Si esto es tan fácil como bloquearte, y el blog se encargaría automáticamente de mandar tus amistosos comentarios a la papelera de reciclaje. Ni siquiera tendría que leerlos. Aunque también es verdad que el puesto de troll de Vota y Calla está vacante, y tú cumples todos los requisitos, faltas de ortografía incluidas (si te quejas es «ay», no «hay»). Si te interesa, puedes dejarme tu CV ahí, en la carpeta que pone «polis frustrados».

      Un beso.

      Responder
  15. Salva, tengo que felicitarte por tu página, por tus opiniones y en concreto por este fabuloso artículo o entrada acerca de estos 6 impresentables.
    Decirle a este ultimo mono que defiendo la salvajada de estos tipos, que hay que ser deficiente para defender tal acto deleznable, vergonzoso y cobarde, como el que cometieron con ese pobre chico, Diego Perez.

    Me ha encantado todo lo que has argumentado y el resumen de todo. Felicitarte por esto y vamos, que siempre hay gente pa tó, y siempre habrán 3 impresentables que hagan demagogia baratisima, he llegado a leer cosas defendiendo a estos 6 torrentes como: “pero tu estabas alli??? para ver si lo mataron o noo o quee??”

    En fin todos cortados con el mismo patrón.
    La gente cuerda como el resto sabemos lo que está bien y lo que está mal y condenamos a estos cobardes, llorónes, que es eso lo que son… me alegro muchisimo de que en el talego estén tragando muchisimo semen del resto de reclusos. Es lo que se merecen.

    Gracias Salva por todo y sigue asi, aqui tienes un seguidor más

    Responder
    1. Hola, Manel. Encantado de tenerte por aquí.

      Entiendo que este es un tema que puede cabrear a cualquiera, pero igual que le he pedido a COG que mantenga las formas, creo que debemos intentar todos hacer lo mismo (yo el primero, que en mi respuesta me he puesto casi a su nivel).

      Por mi parte, no me alegro del mal de nadie, me conformaría con que se hiciese justicia. Aunque es difícil, no hay más que ver el carpetazo al caso de los 15 muertos en Ceuta.

      Un saludo, amigo, y gracias por las buenas palabras.

      Responder
  16. Primero, aclararle a C.O.G, que el “inocente” Gregorio Javier, el poli fallecido (al que desgraciadamente conocí) ni es padre ni es marido. Tenia pareja, si, pero la criatura de su pareja no es de el. Tiene un padre reconocido que se ocupa y preocupa. Así que dejemos de mentir. Por otro lado, ser policía no te convierte en un semidiós ni da derecho a maltratar, denigrar ni asesinar a nadie. Con las escuchas queda totalmente claro que esos 6 “inocentes” son una panda de Malnacidos. Y ya sin hablar del asesinato ni siquiera, solo reconociendo las torturas dejan claro que son escoria humana.

    Responder
    1. Totalmente de acuerdo con Patricia. Que dios los tenga en sus celdas muuuuucho tiempo.
      Lo realmente penoso es que ya hay dos muertes. Todo por hacer una mala praxis desde un primer momento.
      ¿Alguien sabe cuando sale el juicio y cuando dictaran sentencia?

      Responder
  17. Actualización: el fiscal pide 20 años de cárcel para cada uno de los policías.

    Y ahora, más de un año después, los medios se han decidido al fin a publicar los nombres completos de los presuntos asesinos, así que ahí van los que faltaban:

    José Antonio Costas Guerrero
    José Luis Solano Albaladejo
    José Carlos Mateo Luján
    Raúl Aguado Rodríguez

    Los de Rubén Manuel Forné Navarro y Gregorio Javier García Miras (este último fallecido, ver comentario de Miguel), ya los teníamos.

    Responder
  18. Ya sabeis quien soy 24/03/2016 a las 7:35

    Bueno, realmente el tema está bastante claro. Y sí, hay un problema con la Policia Nacional en este pais. Mientras no queramos arreglar dicho problema esto seguirá pasando de forma recurrente. Soy de Murcia, he sido torturado en la Comisaria de San Andres, me han insultado, agredido, vejado, y ha colaborado el jefe de policia Eliseo Valcarcel Resalt-Artero. Lo he denunciado a la Dirección General de la Policia, al Defensor del Pueblo y al juzgado de guardia (ha caido en el juzgado número 4). Son peligrosos y como he leido en algún post anterior, mejor cruzarse de acera si te cruzas con un policia. Todo mi desprecio hacia este Cuerpo Nacional de Policia, cuya utilidad es más que discutible y que está integrado por personas de conducta manifiestamente mejorable. Al policia de Cartagena que se suicidó, querían hacerle todos los policias de Murcia y Cartagena un homenaje el día de su entierro. La juez lo prohibió. Pero sus compañeros querían homenajearlo. Vomitivo.

    Responder
  19. Ya sabeis quien soy 24/03/2016 a las 8:18

    Por cierto, dos cosillas solo que antes no caí en explicar:

    1) En las denuncias que he puesto por lo que me pasó en la Comisaría de San Andres en Murcia, en todas ellas he pedido las grabaciones de las cámaras que por toda la comisaría había en el techo, al entrar, en todas las dependencias, etc. Y, sin ningún reparo la policía de dicha comisaría afirma haberlas borrado. O sea, en mi pueblo eso es destrucción de pruebas.

    2) He visto en distintos medios la fotografía de este señor que han asesinado, Diego creo que se llamaba; este señor sería yonki, conflictivo o no (los vecinos no tienen queja de él) y bastante golpeado por la vida, y seguro que no era ningún angelito. Pero yo veo esa fotografía y me da una inmensa pena. De verdad me entran ganas de llorar al pensar lo que le hicieron. Esa fotografía a mí me ha impactado.

    Saludos.

    Responder
  20. Ya sabeis quien soy 24/08/2016 a las 21:29

    ¿Ahora qué? Que han soltado a esos indeseables y malnacidos de uniforme que han asesinado a un ciudadano. Bieeeeeeeeeeen. Yo lucharé en los juzgados contra la puta policia de la comisaría de San Andrés que solo tiene a niñatos de veintipocos, analfabetos, que apenas saben leer ni escribir, para amedrentar a la población con armas que nosostros pusimos en sus manos. Vomitivo. Y el juez del juzgado núm. 4 a absolver a quien ejerce violencia de géntero, porque Zorra es un animal astuto, y él un indeseable que compró su plaza, bueno que bien no? Seguiremos recurriendo tus infames resoluciones, animal de bellota.

    Responder
  21. Ya sabeis quien soy 18/09/2016 a las 19:42

    Estos ahora le echan la culpa a un compañero. Joder, qué valientes, honestos y honrados. Es que son muy machotes con un pobre hombre al que asesinaron. Esta página se llama policia asesina. Existe la policia asesina. A ver si se libran, no? A costa de un compañero, ellos solo miraban.

    Por cierto, y como siempre, denunciar el pésimo funcionamiento de la Comisaría de San Andrés en Murcia, atendida por agentes bastante poco amables, muy jovencitos todos ellos, pero muy chulitos, y con su jefe al frente, el tal Eliseo Valcarcel, de quien dijo Kant que una persona a la que le gustan los espectáculos donde se torturan animales, no puede ser una buena persona. Pero, nada, saludos a Cantabella el de las motos, el del Rincón del Policia en Facebook, que ya nos veremos las caras, y al payaso ese con ropa de autoridad que dice él que juega al baloncesto, que me da la risa.

    A ver si lo de Calareona trasciende a nivel internacional como ejemplo de lo que en
    España hace la Policia Nacional. Para que nunca más vuelva a pasar y los malnacidos que lo hicieron paguen por ello, sin truquitos de que fue uno, los otros no queríamos. Gentuza.

    Responder
  22. Actualización: http://vegamediapress.es/not/13630/caso-cala-cortina-el-desenlace

    “Además, se ha cruzado por el camino la maternidad de la jueza instructora, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Cartagena, María Antonia Martínez Noguera. No parece probable, pues, que el juicio se celebre hasta entrado 2017”.

    “Los agentes han dejado de ser una piña. Ahora, cuatro de los agentes acusados cargan la responsabilidad sobre el Z-54. Afirman que la decisión de conducir a Diego a Cala Cortina fue exclusivamente de ese vehículo policial, y que ellos (ocupantes de los vehículos Z-56 y Z-57) solo acudieron a ayudar en la búsqueda una vez que este vehículo les comunicó que Diego había escapado corriendo. Así, ante la cercanía del juicio, se rompe la estrategia común que todas las defensas venían adoptando desde que los agentes fueran detenidos y acusados. (…) Con todo, es importante recordar que era el agente fallecido, Gregorio Javier G. M., quien conducía el Z-54. ¿Tratarán las defensas, pues, de hacer caer toda la responsabilidad de lo ocurrido en el agente desaparecido?”
     
    P. D. Un par de aclaraciones al último comentario de “Ya sabéis quién soy”: Esta página se llama Vota y Calla (Policía asesina sólo es el título de esta entrada), y los hechos se produjeron en Cala Cortina, no en Calarreona.
     

    Twitter: @vota_y_calla

    Responder
    1. Ya sabeis quien soy 04/10/2016 a las 13:50

      Toda la razón en tus dos puntualizaciones. Lo uno es un lapsus; lo otro también es cierto. Y el título es muy acertado: vota y calla. Un saludo.

      Responder
  23. Ya sabeis quien soy 17/11/2016 a las 16:14

    ¿Todavía está pariendo la juez? Y después vendrán las tropecientas semanas por maternidad. Y luego se incorporará y, a veeeeeeeeer que tenemos por aquí, huy cuánto trabajo acumulado, bueno a ver por donde empiezo. Esta es la justicia en España, con jueces que se creen que España es suya, que campan a sus anchas, y mientras asesinos sueltos. Asesinos infectos salidos del peor sumidero de la sociedad que además sin uniforme ni armas de fuego a su disposición no son nadie, pasaron ellos, pobrecitos, la mitad de su vida viéndole el culo a un buey, y ahora, nadie sabe como, son politronchos de esos que están todo el día cuidando sus musculitos. Y sueltos. Y matando ciudadanos. Es la realidad. Señoría, que vaya bien el parto. Y saludos a la Comisaría de San Andrés, de la que en breve daré un enlace y colgaré varias fechorías que allí se vienen cometiendo con la anuencia de Eliseo Valcarcel Resalt Artero (él me dijo que se llamaba Eusebio, bribón bribón ¿qué pretendias?)

    Responder
  24. Ya sabeis quien soy 26/11/2016 a las 12:00

    LA VERDAD 26/11/2016:

    La fiscal: «Las grabaciones acreditan el carácter violento de estos policías»

    El Ministerio Público reclama la apertura de juicio contra los agentes del ‘caso Cala Cortina’ y las defensas consideran que aún faltan pruebas
    R. F. / J. A. G. | CARTAGENA

    Cachis en la mar; venga, esa fiscal a la Comisaría de San Andres, que allí Eliseo la va a poner firme; ¿violentos los policias? Noooooooooo. Eso es que Diego quiso, con sus dos metros de estatura y 140 kilos de peso agredir a los 6 politronchos, él solo. Y, claro, hubo que darle matarile, él se lo buscó. ¿Pero violentos los policias? No puede ser. Si en la policia nacional son muy profesionales, la oposición para entrar solo la pueden superar tipos con un coeficiente intelectual elevadiiiiiisimo. ¿Violentos ha dicho la fiscal?

    Responder
  25. ya sabeis quien soy 28/09/2017 a las 18:36

    QUE ASCO!!!!!!! Bien, quizá la solución sea comprarse una pistola y defenderse uno mismo de esta gentuza (por gentuza me refiero a los jueces, claro, los otros no son ni personas).

    Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.