Pasarela de La Manga: que no

Saludos, defensores de la naturaleza. Hoy nos quitamos la mordaza para celebrar una pequeña batalla ganada: la reciente noticia de que la evaluación ambiental de la UMU desaconseja la construcción de una pasarela desde La Manga del Mar Menor al parque regional de Las Salinas de San Pedro.

 

Artículo publicado en eldiario.es

 

Pasarela de La Manga a La Llana: que no

¿Qué os cuento del Parque Regional de Las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar a los que no lo conozcáis? No puedo ponerme a describíroslo porque me comería el artículo, aunque me quedo con las ganas. Ahora os pondré alguna foto. Es uno de esos raros lugares que no han sido destrozados del todo aún por la mano del hombre gracias a que cuenta con varias figuras de protección: Sitio Ramsar, Lugar de Interés Comunitario (LIC), Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM). Pertenece a la Red Natura 2000.

Una vez que se deja atrás el infame puerto deportivo que tanto daño ha hecho a la playa de La Llana, nuestros pies pisan con agrado la juguetona alfombra de arena. El asfalto con el que nos empeñamos en pintar de gris nuestro mundo llegó como una siniestra lava hasta la misma orilla del mar, pero por suerte se solidificó, se detuvo allí, en el aparcamiento.

El caminante disfrutará de una playa virgen, sin construcciones a lo largo de sus más de tres kilómetros de longitud. A la izquierda, el mar, y a la derecha dunas (algunas palmeras), saladares, charcas salineras y plantas silvestres, además de la fauna, aves principalmente.

Pero he dicho que no iba a entrar en descripciones (que sepáis que me cuesta). Tras pasar las playas de Las Salinas, La Barraca Quemada y Punta de Algas, llegaréis a Las Encañizadas. He nombrado tres playas «distintas», aunque en realidad es la misma de la que os vengo hablando (La Llana), la de los nombres es una división ficticia. Lo mismo dicen los astronautas que sucede con las fronteras desde el espacio, donde te das cuenta de lo absurdas que son, de lo absurdos que somos.

Las Encañizadas son un punto de comunicación natural entre las aguas de dos mares: el Mediterráneo y el Mar menor. Allí comienza otro excelente paseo que lleva a un pequeño molino, el de la Calcetera, y si no te asusta hacer kilómetros caminando llegarás al siguiente, el de Quintín.

 

fotografía Las Encañizadas, playa de La Llana, Salinas de San Pedro, Murcia playas, Mar Menor,

Zona de Las Encañizadas. Al fondo a la derecha veréis la montaña que llaman de “La mujer muerta”, no sé si os daréis cuenta del motivo. Crédito: Salva Solano / votaycalla.com


 

Quedan pocos sitios así. Otro sería Cabo Cope, una maravilla que no han hormigonado completamente todavía, aunque están en ello. También Calblanque, el Cabo de Gata… En el extremo opuesto tenemos aberraciones como Benidorm o La Manga, y a eso vamos.

En septiembre de 2013 el Partido Popular de San Javier rescató la terrorífica idea de crear una pasarela que uniera La Manga con Las Encañizadas (están separadas por un kilómetro y medio, aproximadamente). Desde que presentaron la moción, tanto políticos como medios de comunicación irresponsables la anunciaron como algo definitivo, acordado por unanimidad. La fantástica pasarela se iba a construir, sólo faltaba saber cuándo.

 

fotografía Jose Miguel Luengo, pasarela la Manga, playa de la Llana, Salinas de San Pedro, pasarela peatonal

Tuit del candidato del PP de San Javier del 12 de septiembre de 2013. Incluye noticia de La Verdad. Atentos al “conectará”.


 

PP regional y medios de comunicación afines vendieron el proyecto de la siguiente manera: «Fomento de actividades relacionadas con el ecoturismo y educación e investigación ambiental de los valores naturales del espacio protegido». Pero todos sabemos demasiado bien lo que le interesa al PP la educación ambiental o la naturaleza, la verdadera intención es explotar esta anomalía, una playa en la que en lugar de bloques de hormigón frente al mar encontramos humedales y zonas de anidación de aves, mierdas que no dan dinero. El pobre turista no hallará siquiera chiringuitos con música a todo volumen, y además la playa está «sucia» por las «algas» (así llaman algunos veraneantes a la imprescindible Posidonia).

He escrito «rescató» porque la propuesta no es nueva: ya hace años que los empresarios vienen presionando a los sucesivos alcaldes para crear un acceso norte desde La Manga, un puente o un túnel por el que puedan circular vehículos, y esta gente nunca se da por vencida.

Para que comprendáis su modo de pensar, os contaré una anécdota: un día estuve conversando con la dueña de uno de los bares del puerto, de los más cercanos a la playa, y se quejó amargamente de que no le dejaban subir la música ni instalar más focos «por los putos pájaros. Aquí parece que sólo tienen derecho los animales, es el mundo al revés: las personas debemos tener cuidado de no molestar a los bichos». No le hablaras a esta buena mujer de contaminación acústica o lumínica. En fin…

 

¿Unanimidad? Va a ser que no

Como digo, nos vendieron la unanimidad: PSOE e IU habían votado a favor, UPyD aplaudía, todo el mundo estaba contento. El candidato del PP, José Miguel Luengo, se arrogó la voluntad de miles de personas (incluida la mía) y aseguró que «es un proyecto que despierta el entusiasmo de todos los amantes de la naturaleza». Pero de eso nada: a Ecologistas en Acción (me escribí con su coordinador regional), Equo de la Región de Murcia, Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y tantos otros la propuesta les puso los pelos de punta. ¿No es curioso que antes de llevar a cabo un supuesto proyecto «ecoturista» no se consultara a ninguna asociación ecologista? ¿Y que todas estuvieran en contra? A esto, el concejal de UPyD de San Pedro me contestó: «[las organizaciones ecologistas] no representan al conjunto de los ciudadanos, que yo sepa».

Aunque la propaganda y la manipulación fue fuerte (explicar sólo el presunto lado bueno, sin las contras, es una manipulación de libro), a pesar de lo bonito que lo pintaron, una parte de la ciudadanía no se tragó el cuento: en una encuesta de La Verdad hubo 176 votos a favor frente a 299 en contra: el 37 % frente al 63 %. Y como dijo el periodista Miguel Ángel Ruiz, especializado en medio ambiente, en los comentarios de su blog «el no gana por goleada». Vale que no son referéndums, pero es que esto es España. También se opusieron con argumentos personas como Ángel Pérez Ruzafa, catedrático de Ecología de la Universidad de Murcia (UMU), o José María Pozuelo Yvancos, catedrático de Teoría de la Literatura de la misma universidad. Y no fueron pocas las voces que se alzaron alertando de que la pasarela sería ilegal atendiendo al PORN. Aprovecho y os dejo un clarificador artículo que publicó José Luis Caravaca en Pinatar Información.

Este parque natural ya está suficientemente acosado, rodeado de urbanizaciones, con dos desaladoras y una depuradora excesivamente cerca, el tráfico aéreo, los bañistas veraniegos, la pesca furtiva y el paso de motos en zonas donde no debiera permitírseles circular (no hay ninguna vigilancia)… Si encima se pudiera acceder desde La Manga, sería su fin.

 

PSOE e IU

En cuanto a la actuación de PSOE e IU, hay matices. Estuve en contacto con gente de ambos partidos porque no me podía creer que apoyaran al PP en este proyecto, sobre todo en el caso de IU, que en Murcia va con Los Verdes.

Lo del PSOE parece que fue un jaleo interno, prisas, descoordinación y algún que otro «fallo humano». Había cabreo en las filas socialistas, así que no voy a dar más datos para no perjudicar a nadie. En cualquier caso, mal.

 

Lo de Izquierda Unida fue distinto. Para empezar, su portavoz, José Antonio Pujante, contestó amablemente a todos mis emails y me facilitó la información que le solicité. Lo que debería hacer cualquier servidor público, pero como hemos colocado a nuestros políticos en un pedestal, nos sorprendemos cuando alguien realiza su trabajo correctamente.

Tal y como le sugerí a Pujante (aunque no sé mi recomendación tuvo algo que ver), IU publicó un artículo en La Verdad para desmentir lo que estaban afirmando tan alegremente los medios.

El coordinador regional de IU Región de Murcia me explicó que su partido se había encontrado entre la espada y la pared, ya que de haber votado en contra, el PP podría haber sacado adelante la propuesta igualmente valiéndose de su mayoría absoluta, así que llegaron a una especie de acuerdo: votamos a favor si incluís nuestra enmienda. Decía así (en negrita lo añadido por IU al texto del PP):

 

(…) iniciar los estudios previos y las gestiones correspondientes, incluida la evaluación de impacto ambiental integrada

 

Propuesta del PP (1 de 2)

Propuesta del PP (2 de 2)

Enmienda del PSOE

Enmienda de IU

Texto aprobado

 

No la añadieron tal cual, como podéis comprobar en el enlace del texto aprobado, pero gracias a la enmienda de IU se solicitó un estudio ambiental a la Universidad de Murcia (menos mal que no se lo encargaron a la UCAM) que el pasado 20 de marzo, un año y medio después de su «aprobación», ha determinado que la pasarela no es viable desde el punto de vista medioambiental. Algunos hemos suspirado aliviados, aunque no nos relajamos: el PP lo seguirá intentando, no me cabe duda. Como dice Wyoming en su libro No estamos locos:

 

Cuando ven un bosque piensan en madera. Cuando miran un río ven embalses. Cuando están en una playa se les aparecen bloques de apartamentos, un paseo marítimo y un puerto deportivo (…) No comprenden que a algunos les parezca una mala idea.

 

Siempre puede ser peor: UPyD

Si la actuación del PSOE fue cuestionable, UPyD se llevó la palma: no sólo secundó la propuesta del PP, sino que dio un paso más y exigió («innegociable») que la pasarela permitiera el paso de vehículos de emergencia: un caballo de Troya para que aquello acabara siendo tarde o temprano un ir y venir de coches y motos que desquiciarían a las aves y cuyos usuarios (os conozco, humanos) dejarían todo perdido de botellas y demás. Un desastre.

Por cierto, que los dos miembros de UPyD que defendieron con más ahínco este disparate, José Luis Ros y Mario Gómez, concejales de San Pedro y Los Alcázares respectivamente, han dejado a los de Rosa Díez para apoyar a Ciudadanos.

Aunque tarde, parece que finalmente, tras el dictamen del informe ambiental, en UPyD se han bajado de la burra. Ya era hora, mira que les cuesta a algunos usar el sentido común.

 

fotografía Playa de La Llana, salinas de San Pedro, Murcia playas, pasarela La Manga

Puesta de sol tras las dunas desde la playa de La Llana. Crédito: Salva Solano / votaycalla.com


 

De cualquier manera, todo eso quedó atrás y hoy escribo feliz por la buena noticia. Tal vez, después de todo, evitemos que cometan otro disparate como el del hotel ilegal de El Algarrobico, anclado en pleno parque natural y que se niegan a demoler los mismos a quienes no les ha temblado el pulso para derribar las pequeñas chabolas que algunos lugareños levantaron con sus manos junto al mar en varias de nuestras costas, y que eran su única vivienda o negocio. La Justicia es igual para todos, y en el monte la sardina.

 

Música: Bahía de Cádiz, por Camarón

La imagen de cabecera nos la ha vuelto a dedicar Brotesto

 

También te puede interesar: