Pablo Hasel: letras prohibidas

Saludos, peligrosos izquierdistas. Hoy nos quitamos la mordaza para hablar de la limpieza ideológica que está ejecutando este Gobierno.

 

Pablo Hasel: letras prohibidas

 

Venían siguiéndolo desde hace tiempo, conocían todos sus movimientos, controlaban sus entradas y salidas, así como las de su familia… Finalmente, en octubre de 2011, a las diez de la mañana, lo abordaron por la calle. ¿Etarras? No, policías de paisano. Le dijeron que se le acusaba de «enaltecimiento del terrorismo». Él lo único que había hecho es escribir canciones. ¿Corea del Norte? No, Lérida. Lo arrastraron a su casa esposado, asustando a su madre y su hermana. Registraron su habitación y se apropiaron de lo que les dio la gana (su diario, fotos personales, letras de canciones, ordenadores de su familia, un disco duro, libros…), objetos que dos años después no le han sido devueltos. Acto seguido lo condujeron a Madrid. Le hicieron dos revisiones médicas y de ahí a comisaría, donde fue interrogado a las dos de la madrugada (dieciséis horas después de su detención). Tres horas más tarde lo metieron en una celda sin colchón, obligándole a dormir directamente en el suelo. ¿Cuba? No, Spain. Dormir es un decir: a la media hora lo despertaron y, sin dejarle asearse ni desayunar, se lo llevaron a declarar a la Audiencia Nacional. En plenitud de sus facultades físico-psíquicas. Tenía 22 años.

Quedó en libertad con cargos, obligado a presentarse cada quince días, imposibilitado para salir del país…

En marzo de este año tuvo lugar el juicio, por el que fue condenado a dos años de prisión. No ha entrado en la cárcel porque no tiene antecedentes, pero la próxima vez, si la intimidación no consigue su objetivo y continúa haciendo esas canciones, podría acabar entre rejas. Repetimos: sólo por escribir. ¿Irán? Que no.

 

Leámoslo en sus propias frases. Pablo Hasel:

La extrema derecha se mueve con total libertad, protegida en las manifestaciones por la policía. Hay manifestaciones donde se lanzan vivas a Hitler en barrios de inmigrantes y la policía los protege. Hay canciones donde dicen cosas como «negro de mierda, vuelve a la selva»* y aquí no pasa nada. (…) Los perseguidos somos siempre los mismos.

*Se refiere a ¡Eh, negro!, del grupo Estirpe Imperial. Una joyica.

Declaraciones de Pablo Hasel poco antes de su juicio.

 

Aparte de dos varas de medir el delito, hay otra «vara» que se emplea únicamente contra la izquierda. Por eso me parece inaceptable lo que han hecho con Pablo Hasel, y no precisamente porque sea su fan número uno. Es más, no me gustan la mayoría de sus letras por las mismas razones a las que aludíamos en el artículo anterior sobre la Operación Araña (aunque es verdad que se ha ido «moderando» con los años). Creo que se puede hacer «rap social» o «combativo», sin necesidad de hablar de pegarle dos tiros a nadie. Y no le veo ningún mérito al insulto directo, eso es muy fácil.

Tampoco me entusiasma su música, aunque lo peor es su forma de cantar. Creo que le falta sentimiento, fuerza, soltura… Por usar el argot de este tipo de música: su flow deja mucho que desear.

Algo similar me ocurre con las letras de Los chicos del maíz; no obstante, a estos los considero bastante mejores en conjunto.

Esta es sólo mi opinión, basada en la poca autoridad que pueda darme el hecho de haber leído y escuchado de todo desde hace años. Reconozco que el universo rap nunca me ha apasionado. Todas esas chorradas de «soy el mejor, yo, yo»; «me acuesto con tu hermana»; «soy más de la calle que el camión de la basura» y tal me dan vergüenza ajena, me parecen infantiles a más no poder. Pero no por eso me he cerrado a escuchar rap de cualquier tipo, y así he descubierto ciertas canciones geniales, como la estupenda Verbo, de Nach.

 

Pablo Hasel, comunista

 

Los que estéis de acuerdo conmigo sobre la calidad de sus temas, os preguntaréis: entonces, si cantando es un cero, su música es mediocre, y en cuanto a letras, Pablo Hasel es mejor, pero nada del otro mundo, ¿por qué se ha hecho este tío tan famoso? (ya lo era, antes de su primera detención). Creo que la clave está en que dice cosas que pocos más se atreven a sostener en público (y viendo su ejemplo, se entiende perfectamente que así sea), como el elogio del comunismo. Y eso es lo grave, porque, a pesar de que viendo la tele podría parecer lo contrario, el comunismo es perfectamente legal y digno. El comunista merece el mismo respeto, al menos, que el que levanta la bandera del capitalismo. ¿Que ha habido matanzas en su nombre? Sí, como en el de las religiones, aunque no tantas. Y si hablamos de muertos a las espaldas, gana de calle el capitalismo. Pero este es un tema que trataremos en otro artículo.

En España la libertad de expresión sirve para hablar/cantar sin consecuencias de matar negros, rojos, maricones o judíos, pero se persigue a quien plantea una alternativa al capitalismo. Porque el castigo a Hasel, como la detención a los tuiteros de la Operación Araña, no tiene nada que ver con el terrorismo. Es simplemente otra muestra del vota y calla. Lo que se persigue con estos escarmientos, con el miedo, es el enaltecimiento del borreguismo, la sumisión, la cabeza baja, la obediencia y el gracias aunque nos meen en la cara. Ya dirán sus medios que llueve.

 

Viñeta Operación Araña, Pablo Hasel, Represión

Operación Araña. Crédito

 

El agravio comparativo no se da sólo con los grupos musicales o los tuiteros de la derecha: la gente que ha hundido el sistema financiero, los que nos han robado miles de millones de euros, los que esconden su dinero en paraísos fiscales, los del cohecho y la prevaricación, los empresarios que jamás pagan impuestos y a quienes les sale la declaración de la renta a devolver, los jueces politizados, esos no pisan la cárcel. Sin embargo, si dices según qué cosas en una canción, o manchas con nata a una corrupta, te meten dos años. Y por manifestarte en los alrededores del Congreso o silbar a los políticos te piden ocho. Sus medios pretenden hacernos ver que esto último nos perjudica mucho más que el que nos roben. Que el grito surgido de un micrófono o de un altavoz es más dañino para el país que el habernos hipotecado de por vida para rescatar a la banca. Y aunque ese dinero habremos de devolverlo con creces, ninguno de los políticos causantes del hundimiento ha pagado ni va a pagar por ello. Pueden llevar a la bancarrota a las cajas de ahorro, a las televisiones públicas; arrasar la Sanidad, la Educación… y no ya librarse de responsabilidades judiciales (eso, por descontado), sino seguir en sus puestos como si nada. Ya se marcharán cuando ellos quieran, a disfrutar de lo robado. Pero canciones borroka, no. Por ahí sí que no pasamos.

De verdad, si alguien no se lo ha planteado, que lo piense un minuto: ¿qué te afecta más? ¿Esta corrupción institucionalizada, o una canción? Y si llegas a la misma conclusión que yo, pregúntate entonces: ¿por qué los corruptos disfrutan de impunidad, mientras ordenan matar moscas a cañonazos?

 

Durante estos dos años y medio de Gobierno del PP la libertad de expresión, de manifestación, de protesta; la democracia, en fin, está sufriendo un retroceso, una hemorragia que es urgente contener para que no se nos vayan por la herida derechos que han sido muy difíciles de conseguir. Hay que taponar la demorragia.

 
 

Si te gusta lo que lees, deja aquí tu dirección para que pueda avisarte de cada nueva entrada:



 
 

Música: Democracia su puta madre, de Pablo Hasel

Ahora hacedme el favor, por lo que hablábamos antes de la calidad, de comparar con esta otra. En una de esas «batallas de gallos» que hacen los raperos, el pobre Hasel no duraría ni un asalto contra Keny Arkana:

Música: La Rage (La Rabia), de Keny Arkana

9 sin mordaza

  1. Entonces, la crisis que sufre España y el capitalismo, ¿Es por culpa de Pablo Hasel? Malditos comunistas filoetarras. Tenemos una justicia a lamaltura moral de este país. Me hace gracia cuando escucho eso se libertad de expresión, separación de poderes, etc. El PP, de la mano de la iglesia, haciéndonos viajar al pasado desde épocas memoriales. Buen post.
    Pd: yo soy más de rock, en el mundo del rap solo he visto a uno que me haya calado: Toteking (recomendado, sobretodo su disco homónimo)

    Responder
    1. Oír “libertad de expresión” refiriéndose a España da risa, sobre todo últimamente, pero escuchar “separación de poderes” es para revolcarte por el suelo.

      Yo también soy más de rock ;) , pero la curiosidad me lleva a escuchar todo lo que caiga en mis manos. Así que voy a hacerte caso y buscar el disco ese del tal Toteking, a ver qué tal.

      Responder
    2. Ya lo he escuchado, tiene algunas cosas muy buenas (“cumplo condena voluntaria en la cárcel del cuaderno”).

      Eso sí, por si a alguno le entra curiosidad al leer la recomendación de Miguel, que no le pase como a mí: el disco no es “homónimo”, se llama Un tipo cualquiera (estos de NNGG, ya se sabe…) :P

      Responder
  2. Es ridículo, habeis puesto un tema cualguiera de Pablo y el tema más conocido de Keny Arkana, Hasel escupe poesia, Escuchad los hijos de Ivan Drago y No me matarán.

    Responder
    1. Amigo Nomeacuerdo: no voy a entrar a discutir sobre la calidad de la “poesía” de Pablo Hasel, porque el artículo no va de eso, lo nombramos de pasada, y además, sobre gustos…

      No me matarán me parece un truño. Te reconozco que Los hijos de Iván Drago es buenísima… Pero no es de Hasel, es de Los Chikos del Maíz ;)

      Responder
  3. ole tus cojones pablo !!!!!! no nos callaran aki seguiremos en las calles luchando y defendiendo lo que creemos justo, deberiamos tener derecho a pensar sentir y opinar lo que queramos

    libertad de expresion de una puta vez!!!!!!

    Responder
  4. Hasel siempre me pareció muy faltón. Se puede ser comunista, criticar al gobierno de forma encarnizada y no insultar. Como bien dices, el insulto es el camino fácil.

    En cuanto a lo de las muertes del comunismo….creo que hay que partir de que el comunismo real nunca ha existido. Lo que ha existido es un capitalismo de estado que en algunos casos ha demostrado ser más igualitario. Un claro ejemplo es Cuba, un país que, pese a ser muy pobre a causa del bloqueo criminal de los Estados Unidos, ha logrado eliminar la desnutrición y el analfabetismo. Hasta Lenin decía en sus escritos que el comunismo en la URSS nunca se había dado, ya que estaban en ‘la etapa de transición’ (y al final se quedaron estancados en esa etapa).

    Saludos.

    Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.