Ocho suicidios al día

Saludos, marionetas catódicas. Hoy nos quitamos la mordaza para hablar de un tema tabú: la relación entre capitalismo y suicidios.

 

Suicidios, los muertos del capitalismo

 

Ya me quejé en otra ocasión de la invisibilidad de los suicidios en España, su ocultación por parte de los medios. Como dijimos entonces, si os pregunto qué provoca mayor número de muertes, la violencia contra las mujeres o los suicidios, la mayoría me responderéis sin dudar que lo primero. Y estaréis equivocados: los suicidios son 60 veces más numerosos (sesenta) que los repugnantes asesinatos machistas. Redondeando, cada año unas 50 mujeres son asesinadas por sus parejas, frente a tres mil suicidios, ocho al día.

Esta distorsión de la percepción general está convenientemente controlada por los políticos a través de sus medios de comunicación. Así, luego no salen las cuentas: el comunismo fue muy malo y el capitalismo es el paraíso. Pues estos son muertos del capitalismo aunque nadie los contabilice como tales, ni Pedro Sánchez proponga que las víctimas tengan funerales de Estado, ni Telecinco las incluya en sus «Doce meses, doce causas». Como los asesinatos del narcotráfico o aquellos que fallecen por no tener acceso a techo, comida, agua o medicamentos, el capitalismo tiene en su armario un monstruoso fondo de cadáveres, y sumando.

 

Que nadie entienda que minimizo el problema de la violencia machista. Es horrible, pero el doble rasero es indignante. Nos manipulan a su antojo para que si hay que protestar lo hagamos contra lo que a ellos les resulta tolerable, jamás contra el sistema en sí.

Hace poco leí un comentario muy difundido en el que alguien establecía la siguiente comparación, aprovechando el asesinato del aficionado del Deportivo de la Coruña: «¿Imagináis que los ultras mataran cada año a 50 personas? ¿A que nos echaríamos las manos a la cabeza? Pues eso ocurre con las mujeres». Y sí, el que lo escribiera tenía razón, pero ¿qué decimos entonces de los suicidios? Porque los asesinatos de mujeres salen por televisión, que genera «alarma social»; lo mismo ocurre, por ejemplo, con los accidentes de tráfico, mientras que nunca vemos, leemos ni oímos nada en los medios sobre los que han sido obligados a saltar de un balcón a punta de hipoteca. Para que os hagáis una idea, he comprobado que —sólo en España— 390 personas buscan en Google cada mes «suicidio indoloro y rápido». Si dividís 390 entre los 30 días del mes, os dará 13, una cifra no muy alejada de los ocho suicidios diarios que hemos indicado (por suerte, no todo el que busca cómo suicidarse llega a intentarlo).

 

Viñeta Suicidios, desahucios, stop desahucios, afectados por la hipoteca

Imagen por Edu Barbero

 

Tened en cuenta que la cifra es muy prudente, muchas de estas muertes se contabilizan como «accidentes», y además, ahora que se habla tanto del asunto, aprovecho para quejarme de que el portal del INE perdió bastante transparencia desde 2006 en lo que a los datos de suicidios se refiere (es todo lo mismo, no conviene que se remueva). Por si fuera poco, van con atraso: a principios de 2014 publicaron las estadísticas de 2012. Ese año hubo un 11,3 % más de suicidios que el anterior: 3.539, 815 mujeres, quince veces más que las asesinadas por sus parejas. El suicidio es la primera causa de muerte no natural… pero lo peligroso es el anarquismo.

 

Desahucios y suicidios

Por supuesto, no todos los suicidios están motivados por los problemas financieros, pero sí una gran parte. Cuando se comprueba que las víctimas estaban asfixiadas económicamente, la relación es evidente. En otros casos no hay lugar a dudas, el muerto porta una nota de suicidio en la que explica que ha tomado esa última decisión acuciado por su inminente desahucio. Sin embargo, los que tratan de impedir estos asesinatos inducidos (tenía toda la razón Ada Colau en su intervención en el Congreso, tan criticada por algunos), los que se echan a las espaldas altruistamente el trabajo que deberían hacer nuestros bien remunerados políticos, son tachados de terroristas. Estoy hablando de la PAH, claro.

Mientras leéis estas líneas es muy probable que una persona desesperada esté a punto de ahorcarse en algún lugar de nuestro país. ¿Cómo puede ser que este siniestro goteo (ocho al día) no salga en la tele?, os estaréis preguntando. ¿Cómo no se toman medidas, por qué lo aceptan sin más, por qué lo esconden? Es difícil de justificar si lo comparamos con la repercusión mediática que le dan a un contenedor quemado o a un cristal de un banco apedreado en una manifestación. De estos «crímenes» informan hasta la saciedad, hasta que no quede nadie que no se haya enterado. Así han conseguido que nos preocupe más la violencia callejera que los suicidios, que pensemos que aquella es mucho más habitual que estos, pero es mentira, la desproporción es tan atroz que da vergüenza hasta hacer la comparativa. O igual es que empatizan más con una papelera que con un anciano al que obligan a dejar su casa.

Desde el poder argumentan que no nos informan sobre los suicidios para evitar la «emulación». En realidad, lo que quieren evitar es que busquemos culpables.

 

Música: A tout le monde, de Megadeth

 

También te puede interesar:

6 sin mordaza

  1. Pingback: Ocho suicidios al día

  2. Muy buena entrada aunque oses criticar el capitalismo. ¡Es el mejor y mas perfecto sistema económico que existe! Y te lo digo yo, desde mi cómodo y caliente hogar alejado de todo problema. Además, en la tv nadie lo critica ni se habla de ciertos problemas, así que debe ser bueno. Y por supuesto, decir que este problema no ocurre cerca de mi entorno así que no debe existir.

    Responder
    1. Hoy, más que nunca: «si no te gusta el capitalismo, vete a Cuba». En esos casos, podríamos responderles: «si tan perfecto te parece el capitalismo, vete a un barrio del Bronx» o «vete a dormir con los otros mendigos debajo del puente de Brooklyn».

      Que me gustan los comentarios irónicos de Miguel…

      Responder
  3. QUE PENA LO QUE SUCEDE LOS GOBIERNOS TIENEN CONTROLADO LO QUE ES LA PRENSA Y POR ESTA RAZON NO PUEDEN DAR NOTICIAS DE ESA CLASE LO CONVENIENT ES USAR LAS REDES SOCIALES

    NUESTRA LUCHA ES LA PROTESTA NUESTRA UNICA ARMA Y LA RAZON POR QUE HASTA LAS FUERZAS ARMADAS Y POLICIAS ESTAN PROTEGIENDO A ESTE GRUPO DE INHUMANOS CUANDO DEBERIAN DEFENDER AL PUEBLO

    Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.