Futuro de España

 

Dado que la entrevista a Marhuenda parece que os ha gustado bastante, aquí va otra entrada por el estilo (estáis fatal).

 

 

Futuro de España

 

Año 3984. La zona geográfica que una vez se llamó España, ostenta ahora el nombre oficial de Mancomunidad Intergaláctica Española Represora De Antisistemas (o MIERDA). Una federación de federaciones formada por pueblaíses independientes, erróneamente considerados en siglos anteriores al XXI, épocas opresoras y reaccionarias, simples pueblos.

Durante el vigésimo siglo consecutivo del Gobierno del PPE (Partido Popular Estelar, antes PP, antes AP, antes Dictadura), va a salir en libertad un peligroso criminal, tras haber pasado 1.500 años en prisión (al contrario de lo que sucedía en épocas anteriores, hoy en día las penas se cumplen íntegramente gracias al desarrollo de la criogenización).

La prensa del régimen emite varias veces al día en los partes emitidos por las telepantallas, avisos de las repercusiones que esta excarcelación puede acarrear, conminando a todos los habitantes a cerrar puertas y ventanas, no salir de casa bajo ningún concepto, e incluso morir de inanición si fuera necesario antes de pisar la calle y verse expuestos a un posible ataque del cruel individuo. Esta prensa es la única existente, los disidentes fueron acallados mediante la imposición de astronómicas sanciones por ofender a España, basándose para ello en una anacrónica ley de 2013, casi tan antigua como la del indulto. Esta excelente ley fue bautizada sin embargo por los opositores radicales del siglo XXI como «ley mordaza» o «ley anti15M».

Dichos partes audiovisuales son promovidos por la vetusta AFVT (Asociación de Familiares de Víctimas del Terrorismo), quienes consideran que el sanguinario individuo no está suficientemente rehabilitado, algo que obviamente no es achacable a deficiencia alguna del sistema penitenciario, perfecto e impecable en grado sumo, como cualquier otra institución de la Mancomunidad, sino que se debe exclusivamente a la compulsiva tendencia del abyecto delincuente a la reincidencia.

Los presentadores de las telepantallas se ven obligados a referirse al reo como «ese», debido a que tanto sus datos personales como los relativos al delito que cometiera, se perdieron en la noche de los tiempos, aunque se sabe con certeza que fueron acciones horrendas que el preso está ansioso por repetir a la mínima oportunidad; así lo dicen las telepantallas, y lo que estas emiten ha de aceptarse como verdad absoluta (artículo 54.6 de la ley de seguridad ciudadana de 2013).

Mafalda - policía

Ley de seguridad ciudadana

Por descontado, pues en 3984 la Mancomunidad es una verdadera democracia, es decir, una DNP (Democracia No Participativa), los avisos de las telepantallas son de visionado voluntario: los ciudadanos son totalmente libres de no atender a las retransmisiones a las horas fijadas. En ese caso, serán detenidos e ingresarán en prisión por atentar contra la MIERDA, pero nadie les priva de ejercer libremente su voluntad.

Tras miles de sensacionalistas avisos emitidos por las telepantallas, se ha producido una curiosa circunstancia imposible de prever: ha cundido la alarma social. Esto lleva al Gobierno y a la AFVT a reafirmarse en su creencia de que «ese» es extremadamente peligroso. Si no lo fuera, la gente saldría a la calle (a trabajar, que es para lo único que los NP —No Políticos— pisan la calle en 3984: ir y volver de sus puestos de trabajo), en lugar de quedarse aterrorizados y hacinados en sus inmundos barracones (sólo disponen de viviendas unifamiliares los políticos y sus afines; la población sufre una crisis brutal, malvive en la pobreza más absoluta. Los gastos que conlleva mantener el inmenso aparato burocrático de los miles de pueblaíses que forman la Mancomunidad se lo comen todo, la administración es un pozo sin fondo, pero los NP pagan con gusto sus desorbitados impuestos, antes muertos de hambre que sencillos, y los políticos encantados, pues así tienen más oportunidades de lucrarse con el erario público)

Los representantes de la AFVT preguntan al presidente del Gobierno de la Mancomunidad por esta excarcelación «tan prematura» (el condenado apenas ha cumplido 1.500 años de cárcel, recordemos), y le instan a no cumplir la ley que obliga a dejarlo en libertad una vez saldada su deuda con la sociedad. El presidente del Gobierno se ve forzado a utilizar grandes dosis de inteligencia y retórica para contestar. Sin embargo, su respuesta aludiendo a la abundancia de las precipitaciones en forma de lluvia parece no ser suficiente. Lo intenta de nuevo desplegando toda su elocuencia: «Ya tal», pero tampoco da resultado, así que el PPE emite un comunicado extraordinario que reza lo siguiente:

 

La culpa es de Zapatero

 

Tanto la AVFT como los presidentes del Gobierno de los 18.938 pueblaíses de la MIERDA y la ciudadanía en general, quedan así satisfechos. Nadie sabe quién es ese tal Zapatero, pero aceptan ciegamente las explicaciones de sus líderes. Y no porque cuestionarlas suponga multas, encarcelamientos y represión policial, sino por «sentido de Estado». La alternancia de partidos en el poder forma parte del pasado, es cierto, aunque esto es un pequeño precio a pagar por mantener la «estabilidad institucional», sin que se pueda deducir de ello que la Mancomunidad Española sea una dictadura encubierta.

 

Noticia de última hora: un simpatizante del partido del Gobierno, apellidado Carromero, ha tenido un grave accidente con su nave espacial del que ha resultado malherido, pues no portaba el casco. A pesar de que este elemento de seguridad pasiva es obligatorio, no se le ha sancionado, y nada ha tenido que ver en ello el hecho de que Carromero sea descendiente de un ilustre militante de las NNGG del PPE. En su descargo, Carromero ha alegado que no encontró ningún casco de su talla. Tampoco va a sufrir represalias por el hecho de que fuera bebido hasta las trancas y conduciendo sin carnet, ni por haber provocado la muerte de los otros dos ocupantes de la nave, al tratarse todo en realidad de una conspiración judeomasonicomunista para desacreditar al PPE.

 

End Title (BSO Futurama)
Música: End title, de Christopher Thyng (de la BSO de Futurama).

También te puede interesar:

Uno sin mordaza

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.