Fumando espero la caída del capitalismo

Saludos a todos menos a los Anonymous de baratillo. Hoy me quito la mordaza para hablar de esos que acusan de ingenuos o de hacerle el juego al sistema a los que deciden actuar por mejorar este mundo, mientras ellos esperan la caída del capitalismo cómodamente sentados frente a la Play.

 
 

Tuiteando espero el fin del capitalismo

La actitud vital de la berdadera hizquierda es muy cómoda. Puesto que todo, desde los miles de ahogados al año en el Mediterráneo por la criminal pasividad de gobiernos y Unión Europea, hasta el que rebusca en un contenedor de tu ciudad porque no tiene para comer, pasando por la escandalosa cifra de suicidios mediáticamente inexistentes, como todo eso es culpa del capitalismo, no mueven un dedo hasta que cambie el sistema, porque hay que atacar la raíz, el corazón del problema. Lo demás son «parches». Critican, eso sí, al que ose arrimar el hombro mientras tanto, y lo hacen con tanta determinación que tienen que ponerles protectores de cristal templado al móvil para no rajar la pantalla cuando tuitean. Menudos son ellos.

 

Repudio este capitalismo salvaje como el que más, pero creo que no son posturas incompatibles. Mientras alcanzamos (o no) la utopía de un sistema más humano, debemos intentar mejorar en lo posible lo que tenemos, desde dentro de las instituciones y desde fuera. Si hay que poner parches, por usar el lenguaje despectivo de esta gente, pongámoslos. Sin perder nunca de vista el objetivo final, pero actuando aquí y ahora.

Los que abogan por esperar la caída del capitalismo fumándose un puro, arremeten duramente contra algunos Salvados valientes como el Fashion victims (le tocaba las narices a más de un gigante de la talla de Inditex o El Corte Inglés), en el que nos mostraban los daños colaterales de esa ropa tan mona y barata, o el que dedicaron a las eléctricas. Lo mismo con otros programas necesarios como el Astral del pasado domingo, en el que se nos recordaba que estamos dejando morir a diez personas al día en el mar, comportándonos como hicieron los honrados ciudadanos alemanes ante los campos de concentración, luego diremos es que yo no sabía.

Digo que son necesarios porque mucha gente sólo sabe lo que ve por televisión. Programas como el de Évole o El Intermedio han hecho más por los intereses que defiende o debería defender la izquierda, que ciertos partidos que han estado lustros muy cómodos apoltronados en su exiguo, inútil porcentaje de voto. Pero Wyoming, Évole, Escolar, Fernando Berlín, Javier Gallego… Son progres que le bailan el agua a la derecha. Además, no podemos considerarlos de izquierdas porque algunos tienen dinero y otros (los dos primeros) trabajan para el mismo dueño de La Razón y Antena 3. Seguro que estos críticos puristas se levantan cada día para fichar en empresas inmaculadas cuyos beneficios van destinados íntegramente a la redistribución de la riqueza. ¿Imagináis a estos bocachanclas matasietes que escriben en las redes sociales de incógnito, enfrentándose a sus jefes para que las prácticas de sus compañías sean perfectamente éticas? Yo tampoco.

 

(Algunos tuits que he leído por ahí):

El debate «Astral vs Operación Triunfo» es banal. Ambos son la misma cosa: espectáculos televisivos hechos para que accionistas ganen dinero.

Documental sensiblero de Évole para lavar un poco la cara al sistema y, de paso, hacer caja.

A mí los programas lacrimógenos del burgués Jordi Évole me parecen lavados de conciencia. Así no se destruye al capitalismo #Hipócrita

No me pienso disculpar por criticar la basura tendenciosa y manipulada de Évole y compañía.

Es una pena que hayan apartado a Jesús Cintora de la TV, ahora que Évole, Ferreras y él estaban a puntito de terminar con el capitalismo.

Os indignáis fuerte con Évole hoy, pero en las pausas publicitarias H&M, Zara y otras decenas de marcas.

 

No es sólo la tele. Estos fenómenos abominan de las ONG, de todas, por sus conexiones con esto y lo otro. Oenejetas, les llaman. Greenpeace, por ejemplo, sería de lo peor, debido a sus supuestos oscuros financiadores. Aunque sus activistas se jueguen los huevos y penas de cárcel en acciones contra la ley mordaza, el TTIP, la tala de bosques o la caza de ballenas, tanto da. Y como son todas oenejetas, llevan a gala no colaborar con ninguna, ni económicamente ni de ninguna otra forma. Así pueden emplear más horas en tuitear, y el dinero se queda en su bolsillo.

 

La llamada banca ética es un timo que invierte en cosas terribles, y por si fuera poco está relacionada con sectas, no hay diferencia con la banca tradicional.

Caen paradójicamente en la misma estrategia del PP: corruptos hay en todos los partidos, todos somos iguales de malos. De modo que dejan sus ahorros en el BBVA o el Santander, y de paso, no pierden los intereses.

 

Ayudar a los pobres, o colaborar con los bancos de alimentos, es caridad, una humillante manera de lavar conciencias. Eso es obligación de los Estados, hay que obligar a los gobiernos a que hagan su trabajo, exigir esos derechos.

—Oye, ¿y cuándo va a empezar el gobierno a cumplir con su función? Porque yo tengo hambre ya…

Lo que tienes que hacer, compañero, es esperar pacientemente a que alguno de nuestros compañeros líderes se siente en La Moncloa, que ya va faltando muy poco. Ahora puedes ir pensando en otra cosa, el estómago se te irá encogiendo y la sensación de hambre disminuirá. Está científicamente demostrado.

 

Que todas estas posturas vitales sean casualmente lo mejor para sus bolsillos y lo más cómodo para ellos mismos, no tiene que ver con racanería o pereza. Es el azar el que ha dictaminado que sus principios caminen en paralelo a su propia conveniencia.

Y  no quiero que os quedéis con la impresión de que no hacen nada más que escupir y señalar a todo el que se mueve. Hacen, vaya si hacen. Votan cada cuatro años, que es gratis y consume poco tiempo. Y unos cuantos pagan su cuota de militante del partido de la izquierda aria, unos cinco eurazos al mes. Pero eso no es tranquilizar su conciencia, eso es compromiso y lucha de clases. Cada vez que abonan la cuota con su tarjeta Master Card, el capitalismo se acojona, un ladrillo del sistema cae y está más cerca su desmoronamiento. ¿No oís el temblor de tierra?

 

También te puede interesar:

24 sin mordaza

  1. Mientras se vote al muñeco que más «dice lo que se quiere oir», mientras se vote en base a eslóganes publicitarios, a programas electorales ficticios y a izquierda o derecha o a más izquierda o más a la derecha, mejor que nos dediquemos a jugar al Parchís.

    Siempre utilizo como ejemplo las comunidades de vecinos cuando se habla de gobiernos,y siempre planteo la misma pregunta a los tertulianos. ¿Cómo ejecutarias todas tus «buenas» ideas en algo tan cercano como lo es el edificio en el que vives? «Ya la hemos liado tía Paca». Aparece el «había que» (impersonal, yo digo,que lo haga otro) y el «iba a» (cuando el que daba las ideas no hacía lo que predicaba).

    Siento decirlo, el «españolisto» medio,no está preparado para vivir en sociedad, pensar en colectivo y comprometerse con algo más que el «beneficio inmediato como si no hubiese mañana». Con pruebas empíricas; «Quiero esto (como niño caprichoso cuando quiere caramelos), esto me me provoca placer, «entonces es bueno». ¿las consecuencias? «no importa».¿La sostenibilidad?«no importa»…nada importa,porque al igual que el niño, «esto ahora me provoca placer», y si es sin sacrificio,mejor.

    ¿Sociedad avanzada y «mejorando? ¿qué tal si matizamos qué entendemos por avanzada y mejorando?

    «¡Igualdad de clases!»….El problema no es la desigualdad(debe existir), el problema es las consecuencias de la desigualdad actual.

    «¡Es que la idea es de derecha o de izquierda!» El problema es que las ideas no debemos valorarlas hacia la derecha o hacia la izquierda. Podemos valorarlas por su contenido,consecuencias,finalidad y beneficios o perjuicios que crea al conjunto de la sociedad.

    Mi opinión, es que el país se está manejando por «histeria», modas y populismo e información muy manipulada. Se encargan numerosos medios de comunicación de eso.

    La desgracia, es que no interesa que el ciudadano sea reflexivo, analista y con miras mas allá de lo que tiene delante de las narices.

    Y todo pinta, a que avanzamos hacía «carnicerías».

    Responder
      1. Me parece muy buena comparación Salva. Como quien recoge una muestra para el análisis. Siendo observadores, nos encontramos con muchísimas similitudes. Intereses particulares contra/favor de colectivos. Intereses ocultos, recelos,envidias,rivalidades,corrupción….

        «Hay si los administradores de fincas hablaran».

        Responder
  2. Es cierto, Salva: el “derrotismo ilustrado” de la izquierda comodona no sólo no hace nada más que criticar, sino que desanima a los pocos (todavía) que hacemos algo.

    Soy de las que cotiza 5€ al mes en Podemos, y otros 8€ en Greenpeace. Es poco, lo sé, pero soy pobre. Además, soy muy activa en Podemos. Creo en la construcción de la red de participación, en la mejora de los órganos y mecanismos del partido, y le dedico muchas horas de ilusión y trabajo en varias áreas. Y me encanta, con su sabores y sinsabores.

    Por eso agradecería que esos “enteraíllos” de sofá, copa y puro dejaran de joder la marrana, porque francamente, no nos lo merecemos.

    Gracias por tocar el tema, compadre. Un beso.
     

    Twitter: @https://twitter.com/OlgaBaselga

    Responder
  3. Bueno, estamos hablando de los “cuñados de izquierda”, de esos que en una mano tienen la cerveza y en la otra el “puñao” de kikos y entre uno y otro van criticando cualquier posible solución (“parche” llaman ellos) o mejora de lo que tenemos.
    Son los mismos que si dices que colaboras en una protectora de animales, te sueltan el chascarrillo odioso de “con la que está cayendo y te preocupas por los bichos, que hay gente pasando hambre”. Como si una cosa fuera excluyente de la otra y fuera incompatible tener sensibilidades con los bichos, los desahuciados y los refugiados.
    En fin, que son unos amargados y unos cobardes. Por eso dejé de leer hace mucho tiempo los comentarios en las entradas de noticias, en Facebook, etc. Porque la gente en Twitter y FB es muy valiente y sabia, detrás de un teclado y escondiéndose en el anonimato de Internet.

    Un saludo (sin cerveza ni puñao de kikos).

    Responder
    1. Sí, la verdad es que a veces dan ganas de darse de baja de todas las redes, algunos son más difíciles de tragar que una bolsa entera de kikos sin cerveza.

      Por suerte, me queda Vota y Calla para quitarme el mal sabor de boca.

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
      1. David, cierto que sensibilizarse con los animales no es excluyente de sensibilizarse con las desgracias del vecino,comparto tu opinión, tanto en esa temática como en lo que veo y leo por facebook(una vez al mes que entro para que no parezca un «antisocial» por no tener millón de seguidores).

        Hice una vez una prueba, y a unos cuantos del montón que pasan «perro a punto de ser sacrificado busca dueño, buscamos hogar a estos pobres gatitos…» por el facebook, en el que subí la foto de un chico que desapareció a mediados de agosto y que todavía nadie sabe de él(le conocí personalmente, una persona normal y correcta) y que su desaparición no causa revuelo mediático como la desaparición de Diana Quer… Es más, a los padres de este chaval,les dicen que «no hay medios para ampliar e intensificar la búsqueda»

        Resulta,que una gran parte de estos amantes de los animales,no consideraron la idea de hacer circular la foto del chaval pese a que se decía expresamente que estaba desaparecido (tlf de Policía y de los padres).

        ¿ No os resulta llamativo? Yo quedé asombrado. Lo sé,no todos somos iguales. Hago mención a esto sólo para la reflexión a quién le apetezca.

        Nemoopinion, me gusta tu reflexión, a esas cosas que comentas es a lo que me refiero con «modas,populismo e histeria». No veo en los medios una reflexión profunda y sobre el origen de los problemas, todos replican lo mismo,y si es creando crispación mejor.

        Con respecto a política. Escucho a mis clientes y amigos jubilados la misma opinión sembrada por los medios de comunicación la semana anterior, coinciden(demasiadas horas ante la tv y todos leyendo el mismo periódico local compartiendo lo que dice la misma fuente de información. la agencia EFE). Es que si venezuela, es que me van a quitar la pensión, es que Maduro…. El problema de fondo(de ahí mi alergia a la política) es que todos,comparten los mismos consejos del equipo de marketing y asesores(que a su vez se soplan estrategias dando igual el partido para el que trabajen). Parecido a las compañías de telefonía. Vendemos todos la misma porquería,y de la misma forma.

        ¿Miraron los folletos publicitarios de los partidos a la hora de acordarse de uno para votar? Copia y pega.

        Responder
        1. No niego que hayan animalistas que no hagan circular información sobre un desaparecido por el motivo que sea o porque, simplemente, “pasen”. Como afirmas, no todos somos iguales y habrá quien esté igual comprometido con las personas que con los animales. Lo que quería decir es que, en esencia, una cosa no está reñida con la otra, como muchos cuñados quieren hacer creer. Lo de los animales/personas era sólo un ejemplo. Luego que cada uno actúe a su manera o según su código ético. Yo hablo por mí: estoy igual de comprometido con una protectora de gatos que con los abuelitos que desahucian o que se pierden por el Alzeheimer.
          Es mi punto de vista, y como comentas, que cada uno saque su conclusión.

          Responder
  4. No voy a decir que me parece mal que Évole nos haya recordado lo que ocurre con los refugiados, pero puestos a hacer un documental sobre el tema… ¿por qué no hablar del origen del problema? Es decir, de por qué esa pobre gente se ve obligada a escapar de su país y arriesgar sus vidas para encontrarse con una Unión Europea insolidaria (y que es en parte responsable de lo que ocurre). ¿No sería más útil poner el foco sobre eso? Pero claro, puede que hasta Évole tenga sus límites a la hora de tocar ciertos temas.

    Aunque no tenga nada que ver, esto me recuerda un poco a la polémica que siempre ha habido con Teresa de Calcuta. Ella se dedicó únicamente a recoger a todos los pobres moribundos y juntarlos en habitáculos para que murieran igual de miserables. Nunca intentó luchar contra la pobreza un solo día, pero se la tiene por santa (ella decía que la pobreza le era grato a Dios). ¿Ha cambiado algo desde entonces, aunque fuera mínimamente? NO.

    Aunque os fastidie reconocerlo, esos ‘trasnochados’ tienen parte de razón: el problema es de base, todo lo demás son parches.

    Responder
    1. Bienvenido sea el debate, y más viniendo de ti, pero no es que me fastidie reconocerlo, es que no estoy de acuerdo. Comparto el diagnóstico, como digo en la entrada, pero no el «remedio», entendido como tal sentarse a esperar a que escampe.

      Porque entonces, ¿qué? ¿Cerramos los bancos de alimentos y los comedores sociales? ¿Desmantelamos las ONG?
      Y votar ¿para qué? Si como dices en tu siguiente comentario, ningún partido que llegue al gobierno de España va a poder terminar él solito con el sistema capitalista mundial.
      Y que en la tele sólo podamos elegir entre Anas Rosas y Marías Teresas Grisos, a fin de cuentas, ¿qué más da? Y ya puestos, chapamos tu blog y el mío, pues ¿qué sentido tienen?
       

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
      1. Ayer te respondí a un comentario por Google+ que responde perfectamente a tu comentario.

        Te vuelvo a copiar parte de él aquí:

        “(…) En este punto me pregunto: ¿Por qué cojones no dicen la verdad y nos explican (los políticos) los recortes que van a hacer, así como su alcance? Porque no he visto a ninguno que haya profundizado en el tema. (…) ¿Por qué no se abre un debate serio sobre esto diciéndole la verdad a la gente? Es decir, que nos expliquen claramente qué es posible y qué no en la situación actual.

        Si no nos podemos salir de la UE estaría bien que nos dijeran qué alternativas hay, pero es que ni a eso llegan. Eso es lo que me cabrea, que se piensen que somos una masa informe e idiota que no comprendería nada en el caso de que hablasen claro.”

        Y no, no estoy diciendo que cierren las ONG, los bancos de alimentos y los comedores sociales, lo que critico es que este tipo de problemas se enfocan mal. Se mira lo que está pasando pero no el por qué está pasando o las alternativas posibles para solucionarlo.

        Hace un tiempo le escuché decir a Julio Anguita que los políticos tienen la obligación de decirle la verdad a la gente. Es decir, que su trabajo es explicarles sin edulcorantes cómo está la situación y que propongan alternativas, que para eso están ahí cobrando un jugoso salario. Se les paga para que piensen, no para que nos tomen por idiotas y se enreden en tácticas electorales que no aportan nada. Por eso digo que el problema es de base, y es la verdad, guste o no guste. Hasta que los políticos no dejen de tratarnos como a disminuidos mentales y hagan política de verdad nada cambiará.

        Creo que también te equivocas con lo de “sentarse a esperar a que escampe”, así como el modo en el que has enfocado el artículo. Hay activistas que han sido abstencionistas toda su vida y que han hecho mucho más que el típico militante de ‘x’ partido que paga religiosamente su cuota mensual (estos últimos también caen en la comodidad). Simplemente, esa gente entiende que ningún partido tiene la intención real de cambiar las cosas y por intentan hacerlo ellos desde la calle.

        Ah, y otra cosa. Yo nunca he dicho que pretenda acabar con el capitalismo. Siempre he sido partidario de controlarlo para evitar los abusos que todos conocemos, pero no de acabar con él. El capitalismo puede ser beneficioso para todos si se le somete a un control férreo por parte del estado.

        Responder
  5. Para decírtelo más claramente: ¿Crees que si hubieran terceras elecciones y Podemos consiguiera mayoría absoluta no tendríamos recortes? Al estar dentro de la UE, el gobierno español, sea cual sea, está obligado a acatar lo que se le ordene desde Bruselas. Como mucho, se pueden hacer brindis al sol, tal y como hizo Zapatero en su día. Mientras el gobierno no apruebe leyes que vayan en contra de los mandatos de Bruselas….

    Democracia, lo llaman.

    Responder
    1. Estoy de acuerdo contigo: cualquier gobierno de la UE tendrá que pasar por el aro y bailar al son de lo que diga Bruselas; y si no que se lo digan a Tsipras. Posiblemente Podemos se mostrarían más críticos e intentarían negociar como hizo el griego… pero mucho me temo cedería ante las presiones. Ahora bien, no afectan lo mismo los recortes a un país con más dinero a través de una revisión del sistema tributario (que las grandes fortunas paguen lo que les corresponda) y sin corrupción, que a uno con una mafia en el gobierno y con la Seguridad Social desmantelada. Es sólo mi opinión, por supuesto, y lo digo desde la más absoluta ignorancia.

      Responder
        1. Lo de Tsipras ha sido como la canción de The Clash: “I fought the law, and the law won” (Luché contra la ley, y la ley ganó).

          Entiendo y comparto tu punto de vista. Es como si tienes un dolor contante en cualquier parte del cuerpo. Puedes tomar calmantes que te alivien, pero el problema sigue ahí; y hay que solucionar el problema de raíz.

          De todas maneras, no creo que la abstención sea una buena idea. Evidentemente, hay abstencionistas que hacen más que cualquier militante del partido X, como en todos lados. Pero hay partidos que se inclinan más hacia una propuesta radical (que no “radikal”) que otros, y a esos irá mi voto, porque individualmente yo puedo aportar mi granito de arena; pero es necesario que haya representación en el gobierno para que esos granitos de arena se conviertan en montaña. Por ejemplo, yo individualmente poco puedo hacer para frenar el calentamiento global. Mi arma más valiosa es mi voto a un partido comprometido con el medio ambiente.

          Responder
  6. Como yo lo veo, y con mis respetos a todos los tertulianos.

    La abstención en política, debería estar prohibida. Si o No. Se les paga para tomar decisiones. Imagínense un chofer , un gerente de empresa, o un padre de familia absteniéndose de tomar decisiones.

    El voto debería ser 1 a 1. No dependiendo de si vives en ciudad o en rural el valor es diferente.

    Aforados, ni uno.

    Incumplimiento del programa electoral en más de tres puntos. Cese del puesto. Es decir,que sea vinculante. ¿Contratas un pintor y no te pinta pero te tira una pared? ¿Merece el sueldo?

    El Tribunal supremo y constitucional, nada de cargos elegidos por los partidos políticos. Mérito y capacidad.

    El Defensor del pueblo,no depender de las Cortes Generales, y con capacidad real y ejecutiva para sancionar y «tirar de las orejas» al que chanchullea. A día de hoy elabora informes y está de adorno. DE FEN SOR DEL PUE BLO

    El sistema tributario,una reforma bien profunda,igual que la agencia tributaria(los autónomos y empresarios saben bien de que mamoneos hablo)

    Los reyes….reyes del mambo,viven de puta madre para ser «floreros».

    Deuda pública. Financiar el Estado a base de bonos…. y de dinero que le prestan los mismos bancos rescatados por el mismo Estado… Reducir el brutal apalancamiento financiero que tiene el Estado. Vivamos de lo que tenemos,no de lo que creemos que tendremos.(al menos en proporciones más razonables).

    El empleo, muy gracioso los consejos que da el BBVA sobre eso igual que la CEOE. Tan liberalizadores de lo que afecta a los demás y tan conservadores,proteccionistas de lo suyo. Ya veriais como si por ley,cuando una persona se queda sin ingresos, se congelaran todas las deudas. Iban a dar trabajo hasta el apuntador.

    Los colegios profesionales, el banco de españa,sindicatos y estas corporaciones….Cambio de funciones o cumplir sus funciones… a unas muy diferentes a las actuales, que ahora están para encubrir a los sinvergüenzas,fomentando el abuso sobre la.ciudadanía….

    Y muchas cosas más,se podrían comentar.

    Responder
  7. @pilarisdelworld 21/10/2016 a las 23:03

    Estoy muy de acuerdo con todo lo que comentáis. El cambiar las cosas que son corruptas, que crean desigualdad, se inician empezando por uno mismo, empezando por la educación, por tu entorno, por tus relaciones, con conciencia de lo que pasa a tu alrededor. Luego creces (mentalmente), otros no, y te das cuenta que todo lo que haces, piensas y apoyas tiene consecuencias, te sientes responsable de lo que puede ser tu futuro y el de tus conciudadanos y del mundo global a medio y largo plazo. Y toca pensar. Pero ¡ay amigos, con la Iglesia hemos “topao”…pensar.
    Es mejor que nos den un paquetito con las ideas y las respuestas bien envueltas y presentadas, lo recibimos tan contentos, nos lo comemos y ya está.

    Yo no me considero una criticona de chaisslonge de las injusticias. Yo lucho por las injusticias en mi medida, en mi entorno, y si no puedo hacer grandes cosas, haré cosas pequeñas. No me quedo callada ni queriendo porque no puedo. Lucho contra la deshonestidad denunciando al empresario que no cumple la ley, no voto partidos donde la corrupción, el compadreo y el amiguismo ha sido y sigue siendo su modus operandi. Muestro mi rechazo donde pueda y me dejen, a todo lo que considere que va en contra de cualquier ataque contra los DDHH, las personas, sus derechos, sus necesidades…todo esto es obvio, claro, cualquiera lo desea. Se hace desde twitter, face, etc… Pero lucharlo, lucharlo de verdad, es otra cosa.

    Hay que levantarse del sofá, sí. Pero también puedes declararlo, comunicarlo, aportar tu tiempo o tu dinero, y algo muy importante para cambiar las cosas y llegar a ser críticos, a pensar sin prejuicios, a ser ecuánimes, coherentes, esto se logra con la mente abierta, aprendiendo, leyendo, pensando, reflexionando. Y esto cuesta, el mundo hoy esta hecho para la satisfacción rápida, consumista. Si queremos otro modelo de estado debemos cuestionar y cambiar muchas cosas, solo desde el sofá no es suficiente.

    Salud ?✊
     

    Twitter: @pilarisdelworld

    Responder
    1. Muy inspiradoras las palabras Pilarisdelword.Felicidades.

      Viendo las noticias,tenemos entre otras, la sonada reunión del Comité federal del PSOE…

      En mi opinión,este tipo de acontecimientos,son un claro ejemplo de la democracia de « pacotilla e ilusa» en la que vivimos,ya en los propios partidos con sus militantes,los que pagan la cuota y colaboran con el partido.

      Reflexionemos:

      ¿Quién es quién en la «gestora» del partido? hay un interesante articulo que acabo de leer en «cuartopoder.com»(no veo forma humana de insertar el enlace) sobre ello, da la sensación de que huele a «conspiración de fondo» contra los descontentos con el exsecretario Sanchez.

      Gestora por cierto,con un comportamiento muy parcial y nada democratico, que no quiere influir en la decisión de voto,pero…va arrinconando a los contrarios a la abstención, y…«las va dejando caer».

      ¿Quiénes eligieron a los integrantes?

      Ahora analicemos al Comité federal…

      ¿Han visto ustedes que convocasen a la militancia para que «democráticamente» votasen qué postura quieren que adopte el partido ante una decisión tan importante? No.

      Es más, evitan hacer la consulta e incluso, dentro del Comité federal, están presionando para que se imponga una disciplina de voto no sea que la cosa no salga como quieren…¿Los de la Comisión gestora?, ¿Los militantes? ¿Los barones jubilados con vida a cuerpo de rey?

      …Democracia….eliminar la corrupción….regenerar la política…JA,JA,JA.

      Con mis respetos a todos los tertulianos…no me caería lágrima ninguna,porque el PSOE se quedase sin militantes.

      Responder
      1. @pilarisdelworld 22/10/2016 a las 18:06

        Gracias Pensador.

        Me inspiráis vosotros con vuestros magníficos comentarios, Salva es un buen anfitrión, propone temas muy interesantes. Es un placer.

        Salud ✊
         

        Twitter: @pilarisdelworld

        Responder
      1. Hostia! No cuentes nada que lo tengo calentito en el disco duro para verlo mañana! Las dos primeras temporadas me parecieron sencillamente perfectas.

        Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.