¿Seguirás siendo cómplice de las atrocidades de tu banco?

Saludos, pequeños ahorradores. Hoy nos quitamos la mordaza para preguntarnos si queremos seguir financiando armamento ilegal, esclavitud infantil y tantas otras barbaridades con nuestro dinero.

 

Artículo publicado en El Salmón Contracorriente

 

Seguimos informando sobre la llamada «banca ética» o «banca solidaria». No me hacen mucha gracia las etiquetas, estas tampoco, pero entiendo que de alguna forma hay que aclararse.

Las dos alternativas más importantes a la banca clásica que operan en España son Triodos Bank y Fiare Banca Ética, y en ellas voy a centrarme hoy, pero no son las únicas. Otra de las más conocidas es Coop57, y en Internet podéis echarle un vistazo al resto de las opciones existentes.

Tanto Triodos como Fiare forman parte de la Global Allianze for Banking on Values (Alianza Global para una Banca con Valores).

 

Banca ética: ¿qué hay de bueno, viejo?

 

A raíz del artículo anterior (sobre todo de su publicación en El Salmón Contracorriente), me han llegado algunos lectores preguntando por las cosas «buenas» de estos bancos. Vale, has puesto verde a la banca tradicional, pero no has hablado de las bondades de las alternativas. A eso voy, aunque podríamos resumirlo así: lo mejor de la banca ética es que carece de lo malo de la otra. ¿Y qué es lo malo? Pues algo apuntamos ya en la primera mitad del citado artículo, a lo que tenemos que añadir que financian guerras y armamento ilegal; apoyan a regímenes dictatoriales; a industrias que se valen de mano de obra esclava, incluso infantil; a las petroleras (tenedlo en cuenta, canarios: con vuestro dinero); a las culpables de la deforestación provocada por la tala ilegal (motivo del genocidio de pueblos indígenas y asesinatos de ecologistas); están indisolublemente vinculados a los chanchullos de los políticos, de los clubes de fútbol… Detrás de casi todo lo repugnante que se os ocurra está la banca dando respaldo económico. Y supongo que ya sabéis lo que hace el FMI, el Banco Mundial…

Bien, pues la banca ética no invierte en nada de esto, ni en juegos de azar, prostitución, cría intensiva o experimentación con animales, peleteras, sustancias peligrosas para el medioambiente, actividades que violen los derechos humanos… Para mí ya sería más que suficiente tener la conciencia tranquila por no ser cómplice de tantas atrocidades, pero hay más puntos a su favor.

Viñeta capitalismo salvaje, tercer mundo, EEUU, África, hambre

Crédito: David Revoy


 
 

Nuevos medios, partidos y bancos: al fin, transparencia

 

Aquí podríamos hacer una comparación entre la prensa clásica y eldiario.es o La Marea, o entre los partidos tradicionales y Equo o Podemos (partidos que, dicho sea de paso, no recurren a los bancos para financiarse, y así no están sujetos a coacciones como todos los demás). Mientras que las cuentas de la prensa y los partidos de siempre son prácticamente opacas y con bastantes indicios de «irregularidades», las de los nuevos medios y partidos políticos son claras y transparentes. Tenemos la opción de saber en qué se gastan nuestro dinero, y no nos están haciendo ningún favor, ojo; aunque tantos partidos e instituciones públicas se hagan los longuis, es nuestro derecho.

En la web de Fiare encontraréis el detalle de sus inversiones. Lo mismo en Triodos (además de exhaustiva información contable). Y si te quedan dudas y contactas con ellos, te responden. ¡Igualito que la administración, oiga!

Podéis comprobar que Triodos financia fundamentalmente proyectos relacionados con el medioambiente (49 % —como curiosidad, las tarjetas de débito y crédito son biodegradables—), la cultura (15 %) y cuestiones sociales (29 %).

Proyectos similares financia Fiare. Como ellos mismos dicen, se centran en «valores transformadores, agroecología, cooperación al desarrollo, comercio justo y lucha contra la exclusión social».

Los bancos tradicionales, en cambio, además de no tener escrúpulos en respaldar cualquier proyecto que les pueda rendir jugosos beneficios, no ayudan a los verdaderos emprendedores. No recuerdo quién dijo aquello de que para que te concedan un crédito sólo has de demostrar que no lo necesitas, pero la frase es realmente acertada.

viñeta rigen de los bancos, Mel, humor, capitalismo

Crédito: Mel

 

Diferencias entre Triodos y Fiare

 

Una vez vistos los puntos en común, vamos a comprobar las diferencias. Dejando aparte la transparencia y los proyectos en los que invierten, Triodos funciona más como un banco tradicional en el que los clientes no tienen apenas capacidad de decisión respecto a las políticas de la entidad.

Fiare es otra cosa, es una cooperativa en la que los socios tienen voz y voto. En este sentido, siguiendo con la comparativa anterior, Fiare sería más parecido a Podemos que a los partidos clásicos.

Ser socio («persona socia», dicen ellos, cayendo en la memez de lo políticamente correcto) en Fiare requiere de una aportación mínima de 300 euros. Luego, puedes hacerte cliente o no, o al revés, depositar tus ahorros sin asociarte. Desde el momento en el que entras a formar parte de la cooperativa, tienes el mismo poder de decisión que los demás: un socio, un voto, independientemente del capital invertido por cada cual. Los socios se organizan en circunscripciones territoriales (lo que serían los «círculos»), debaten en asambleas y eligen a sus representantes para las comisiones ético-sociales. Los socios deciden a quiénes se les conceden los créditos, aunque el proyecto aprobado debe contar también con el visto bueno de los expertos en economía. Un doble filtro.

Por historia y por la forma de funcionar, Triodos está mucho más desarrollado y extendido que Fiare. Triodos ofrece prácticamente todos los servicios de la banca ordinaria (domiciliar la nómina, los recibos, gestiones online…), mientras que Fiare todavía no. No obstante, tengo una buena noticia que daros: en Fiare empezaron desde octubre a facilitar estos servicios e irán implementándolos poco a poco.

Para quienes valoréis la posibilidad de acudir a una oficina donde informaros o realizar gestiones, Fiare no es la mejor opción excepto si vivís en Bilbao, Madrid o Barcelona. Triodos tampoco dispone de tantas oficinas como el Banco Popular o Deutsche Bank, pero es mucho más fácil que tengáis alguna cerca.

En cuanto a los cajeros, además de los propios de Triodos podéis valeros de los de Servired (eso incluye a casi todas las entidades) sin tener que pagar comisión. Los clientes de Fiare tendrán una opción similar en breve.

En Triodos son gratuitas «sólo» las primeras cinco transferencias mensuales a bancos nacionales (actualmente es fácil que con vuestra entidad las transferencias gratuitas sean ilimitadas).

 

¿Estará mi dinero seguro?

 

Todas las entidades bancarias que operan en el país están supervisadas por el Banco de España. Tu dinero estará igual de seguro que en el resto de bancos, ya que Triodos está suscrito al Fondo de Garantía de Depósitos europeo (no al español), como marca la directiva 94/19. Esto supone que tus ahorros (cuentas corrientes y plazos fijos) estarán cubiertos hasta un límite de 100.000 euros.

Desde Octubre Fiare tiene ya ficha bancaria, por lo que tu dinero tendrá la misma cobertura.

Algunos me habéis mostrado vuestra preocupación ante el hecho de que Triodos y Fiare no sean bancos españoles (Triodos es holandés y, aunque Fiare nació en España —sus siglas significan Fundación Inversión y Ahorro Responsable—, ahora está asociado con la Banca Popolare Etica italiana), y qué pasaría entonces si tuvierais que recurrir al Fondo de Garantía de Depósitos. Pues no pasa nada. Por poneros un ejemplo, la seguridad es la misma que la de aquellos que tenéis vuestros ahorros en ING Direct (holandés).

De todas maneras, nada indica que estos bancos vayan a tener ningún tipo de problema, entre otras cosas porque sus consejos directivos no están plagados de políticos que no tienen ni idea de lo que hacen y cuyo único interés consiste en exprimir la entidad al máximo antes de salir corriendo con el botín.

 

Contras

 

Aquí podríamos incluir las pequeñas dificultades operativas que hemos indicado antes, especialmente en el caso de Fiare (que parece que van a solventarse pronto). Sin embargo, si a alguien por lo que sea no le viene bien la forma de trabajar de estas entidades, o si es de esos a quienes sus bancos les tienen cogidos por las pelotas con la hipoteca o los seguros que les han obligado (ilegalmente) a contratar, siempre contará con la opción de mantener con ellos una cuenta corriente con el dinero justo para ir tirando, y pasar sus ahorros (en el caso de que los tenga) a la banca ética.

Los intereses son más bajos que en los bancos tradicionales, aunque ya sabéis que el tipo de interés está igualmente por los suelos.

De cualquier manera, si te pasas a la banca ética no es pensando en vivir de las rentas. Como le leí al subdirector de Triodos Bank España, «si entran en la oficina preguntando cuánto me vas a pagar por dejar el dinero en Triodos, vamos mal». En Fiare, muchos socios renuncian a los intereses en beneficio de la cooperativa. En Triodos los clientes tienen la opción de elegir qué porcentaje de los intereses devengados por sus ahorros quieren donar (pueden optar por no donar nada) y a qué organización entre las de una larga lista: Amnistía Internacional, Greenpeace, Médicos sin fronteras, Oxfam, Unicef, WWF… Como cualquier donación, esta puede desgravarse en la declaración de la renta.

Bajo mi punto de vista, hay que preguntarse: ¿me merece la pena ganar X euros en intereses a cambio de ser cómplice de tantos crímenes e injusticias? ¿Tan barato me vendo?

Como pequeña compensación, Triodos no cobra comisiones por apertura de cuenta, mantenimiento o cancelación. Sólo por las tarjetas, y no es obligatorio tenerlas. Ya sabéis que la mayoría de bancos cobran comisiones por casi todo. Aclaro: cobran comisiones a los que menos tienen. A los «buenos» clientes, los que podrían pagarlas sin problemas, a esos se las perdonan. C’est la vie.

Montaje Egoísmo económico, solidaridad, capitalismo, dinero

Crédito: Edu Barbero

 

Críticas a la banca ética

 

El blanco principal de las críticas es Triodos, por su supuesta conexión con la antroposofía (hay quienes afirman que el banco «pertenece» a lo que para ellos es una peligrosísima secta). También abundan los reproches por su financiación a las escuelas Waldorf, algo que en Triodos no ocultan. En cambio, no hacen mención alguna a la antroposofía en su web y sólo una vez en su revista, para limitarse a reconocer vinculaciones en los orígenes de la Fundación Triodos allá por 1970, antes incluso de ser un banco.

A Fiare también le atacan por estar relacionada en sus comienzos con la Iglesia católica.

No voy a entrar a debatir sobre esto porque aunque todo fuera verdad (que hay mucho de exageración, como dijimos en la primera parte de este artículo), me da lo mismo. Una vez colocadas en una balanza las inversiones de unos y otros, no hay color. Y eso que en los bancos tradicionales (como en las cuentas de los viejos partidos), la transparencia de tan transparente es casi invisible.

Incluso aunque fuera cierto que Triodos es el brazo económico de la antroposofía, seguiría siendo infinitamente mejor que los bancos «de toda la vida». Y ya sabéis que no me caracterizo precisamente por mi defensa a ultranza de la Iglesia católica, pero si al principio Fiare tuvo algo que ver con esta podrida institución, ¿qué?

Las mayores críticas, como digo, se las lleva Triodos. Hay muchos que los desacreditan poniendo como ejemplo positivo a Fiare, aunque si cada uno de estos tuviera sus ahorros allí, los beneficios de Fiare sobrepasarían los del Santander.

Para ellos voy a transcribir lo que afirmó sobre Triodos Marcos de Castro, el presidente de Fiare Madrid, en una entrevista de Carlos Saavedra para El Salmón Contracorriente (29/11/2014):

 

—¿Cómo se ve esta competencia?

Triodos tiene un valor que hay que aplaudirle, que es el de entrar a financiar las actividades del tercer sector, de cooperativas, de ONG, de actividades con compromiso social. Este es un valor importante que Triodos ha sabido asumir y que el sistema tradicional no ha querido asumir. Ha tenido la oportunidad de estar ahí con toda la crisis. La gente que se quería ir a otro modelo se va a Triodos mientras Fiare estaba gestándose aún. Fiare es una cooperativa y Triodos no, esa es la principal diferencia. Las decisiones estratégicas de Fiare siempre serán desde sus asambleas y las de Triodos las que vengan dictadas desde Holanda y su Fundación. Y mañana pueden decidir otra cosa o de otra manera. Esto en Fiare nunca pasaría, porque sus decisiones nucleares se tomarían siempre en las asambleas. No obstante Triodos está trabajando en el mismo sector en el que debería está trabajando Fiare desde hace años, pero no habíamos nacido.

 

No parece que los ponga muy a caldo, ¿no?

Termino volviendo a la comparación con Podemos y Equo, que nos está dando hoy mucho juego: los votantes de partidos corruptos que desprecian la democracia, se la cogen con papel de fumar con los de Pablo Iglesias o Juantxo Uralde por supuestos fallos que en todo caso serían mínimos comparados con los trapicheos y desmanes de los «suyos», que sin embargo justifican o silencian. La paja, la viga y tal. Pues con los bancos, lo mismo.

 

Música: La aurora de Nueva York, por Enrique Morente y Lagartija Nick (Omega). Letra de Federico García Lorca

 

Primera parte de esta entrada: ¿Todavía tienes tu dinero en uno de «esos» bancos?

 

Crédito de la imagen de cabecera: J. R. Mora

 

También te puede interesar:

19 sin mordaza

  1. Salva, chapeau por el artículo.

    Sólo un pero: Equo se define como una cooperativa política sin cúpula ni decisiones que se apliquen de arriba hacia abajo, y estaría más cerca de Fiare o Coop57. En cambio Podemos tiene un modelo más parecido a Triodos con estamentos centrales que marcan directrices tácticas y estratégicas.

    Sin embargo confieso mi incoherencia al haber elegido Triodos para gestionar mi sueldo milenario.

    Saludos, y como siempre, gracias por darnos voz.

    Responder
    1. Gracias, Vicente.

      Igual me he expresado regular. Quería decir que entre Triodos y Fiare, los primeros son más parecidos a los partidos (o a los bancos) tradicionales. En la frase no entraba a diferenciar entre Podemos y Equo, a los que metía en el mismo saco, aunque tienes razón. Podría haber dicho «Fiare sería más parecido a Podemos o a Equo que a los partidos clásicos».

      Oye, pues ante la duda, siempre puedes dejar algunos milloncejos de euros en Triodos y pasar otros tantos a Fiare y Coop57, je, je.

      Responder
  2. Roberto López Zalbidea 04/12/2014 a las 14:39

    Enhorabuena por la entrada, una vez más. Queda claro que si en algo debe cambiar la sociedad es, también, en la participación. No vale mirar para otro lado. Si no haces política, otro la hará por ti. O a tu costa. Además, bienvenida sea la transparencia, por fin, en todos los ámbitos (en cuanto al acceso a la información de qué es lo que se hace con tu dinero, por ejemplo, también) porque, efectivamente, ahí también habría, de hecho, CORRESPONSABILIDAD. Bienvenido por tanto el acceso a mayor información en todos los ámbitos, porque la información es poder. Más poder para nosotros, tradicionales ‘paganinis’ de las farras de quienes participan de cotos hasta ahora vedados al resto… pero a costa nostra. Empiecen a cotizar y a contribuir quienes no contribuyen -me refiero principalmente a grandes evasores, claro- porque todos seremos o podemos llegar a ser crónicos y/o dependientes, y todos necesitamos educación, etc- y el dinero que aportemos mientras seamos productivos debe ser para solidariamente mantener un modelo redistributivo y no para las mamandurrias del depredador de turno y sus amigotes…

    Saludos, Salva y resto de lectores!!
    ;)

    Responder
  3. Aquí me tienes Salva, buscando información sobre esta banca (confieso que Triodos me gusta más). Habrá que pasarse por su sucursal. Muchos km de viaje tengo que hacer para informarme… Carretera y rock and roll. Recompensa: Conciencia limpia. Gracias por los artículos.

    Pd: ¿Harás otro artículo sobre esto? ¿Y sobre cooperativas eléctricas?

    Responder
    1. ¡Ole ahí ese Miguel! Eres un tío grande.

      En cuanto a los kilómetros para ir a una oficina a informarte, en Triodos dan además una muy buena respuesta a través de teléfono, correo electrónico e incluso Twitter. Funcionan estupendamente en ese sentido. Fiare falla un poco más (falta de medios), pero me has recordado una cosa importante que olvidé decir en el artículo: además de las tres oficinas citadas, en Fiare tienen varios puntos de información en otros lugares.

      ¿Otro artículo sobre esto? Es posible, aunque sería más adelante, que si hablo muy seguido de lo mismo me aburro.

      En cuanto a las cooperativas eléctricas, el problema es que no estoy muy puesto, y no me gusta escribir de lo que no conozco bien. Tengo pendiente ver el documental que nos trajo Vicente en su comentario de la entrada anterior (el de Salvados sí lo he visto). No obstante, es un tema muy importante, estamos endeudados con ellas por culpa de nuestros políticos giratorios, y ahí tenemos su desmedida reacción contra Greenpeace, por ejemplo.

      P. D. Al comentario de Roberto poco puedo añadir más que «amén», y agradecerle que esté siempre ahí.

      Responder
    2. Miguel y Salva, reconozco que me ha costado pero me he puesto a escribir un par de artículos sobre el oligopolio eléctrico:

      https://baladring.wordpress.com/2015/01/10/el-precio-de-la-electricidad-i-el-montaje/
      https://baladring.wordpress.com/2015/01/11/el-precio-de-la-electricidad-ii-kit-para-rebeldes/

      Creo que el que interesaba a Miguel es el segundo, pero siempre es bueno armarse de razones antes de rebelarse, de ahí el primer artículo.

      NB: sed benevolentes. Están recién sacados del horno y estoy cansado, lo que dicho de otra forma más clara significa que no me he leído el resultado final.

      Responder
  4. Otro día hablaremos sobre las empresas de telecomunicaciones. Ahí tienes a Movistar con su monopolio que nos tienen pillados si o si .

    Responder
    1. Despacio todavía, pero algo se está moviendo también en el ámbito de la telefonía, sobre todo en Cataluña:
      – Cooperativas: http://www.eticom.coop/es/se-constituye-en-barcelona-la-primera-cooperativa-estatal-de-telefonia-movil-e-internet-eticom-som-connexio/
      – Organizaciones de consumidores: https://www.racc.es/telefonia-movil
      – Compañías innovadoras: http://www.pepephone.com/

      Aunque el primer paso es librarse de permanencias, y yo no lo he conseguido todavía.

      Responder
      1. Yo estuve en Pepephone y bien, pero el problema es la cobertura. Donde yo vivo, o usas Movistar (o Tuentimóvil, del que soy cliente pero no es más que una OMV de Movistar) o estás jodido. Y como yo, pasará en más pueblos de España.

        Gracias por la info

        Responder
  5. Pingback: ¿Seguirás siendo cómplice de las atrocidades de tu banco?

    1. Por aquí no admitimos spam. Por esta vez pase, pero la próxima vez intenta por favor dejar un comentario, no aprovechar simplemente para meter el enlace.

      Ya leí ese artículo (y otros por el estilo) antes de escribir esta entrada. De hecho, algo contesto al respecto en el último punto (“Críticas a la banca ética”).
      Poco más que decir, me reafirmo en lo escrito en el artículo.

      Responder
    1. Me enteré la semana pasada.
      La cuenta Triodos de ahorro sigue siendo gratuita (aunque ahora cobran las transferencias) y en cuenta corriente un euro al mes (pero no cobran movimientos y transferencias). Lo sorprendente era la gratuidad total hasta ahora teniendo en cuenta el entorno financiero.

      Dicho esto, se definen como banca ética, pero nunca dijeron que no fueran un banco.

      Responder
      1. Hoy 28 de febrero Triodos nos informa a la clientela que a partir del 1 de mayo se cobrarán 3 euros (ahora es 1) al mes como comisión de mantenimiento.

        Como alternativa se puede tener una cuenta vinculada, que, entre otras cosas, exige hacer compras en tiendas al menos 10 veces cada 3 meses.

        El (o mi) problema es que cuando optas por un banco ético, ya antes has optado por una economía local o incluso una asociación de andar por casa, donde no se aceptan tarjetas.

        Así que… me lo estoy pensando.

        A lo que ayudará leer vuestros comentarios :)

        Responder
  6. Quizás hayas escrito ya sobre las eléctricas, si no, aún estás a tiempo para usar el artículo / resumen de charla de EnergÉtica que es la que tenemos en Castilla (y León):
    https://network23.org/ana/energetica-introduccion/

    En Catalunya está Som Energia; en Pais Vasco Energia gara pero sé menos.
    Primero me pasé a HolaLuz y luego conocí EnergÉtica
    Lo que sí puedo decir como cliente es que se ahorra mucho, pasándose de, por ejemplo Iberdrola a HolaLuz y aún más a EnergÉtica – toma publicidad ;)

    Volviendo a la banca – según lo que leo, porque aunque estoy muy contenta con Triodos no tengo aún su tarjeta, es que en cuanto a cajeros, gratis, solo se puede usar los del Banco Popular.

    Responder
    1. Hola, Ana. Me gusta que rebusques entre las entradas antiguas :)

      No he escrito sobre las eléctricas, aunque Vicente, con sus comentarios en esta entrada y la anterior, y tú, habéis cubierto ese hueco.

      Muy interesante tu artículo, está explicado de forma muy fácil de entender.

      Parece que lo de los cajeros de Triodos es como tú dices (yo tampoco tengo tarjeta), aunque también aclaran:

      “Con su tarjeta Triodos podrá retirar efectivo a débito sin costes 2 veces al mes en los cajeros de Bankia, Bankinter e ING (más de 5.900). A partir de la tercera extracción al mes, se le aplicará la comisión que dicha entidad cobre por el servicio.”

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.