España hecha CISco

Saludos, muestras aleatorias individuales. Hoy nos quitamos la mordaza para analizar por nuestra cuenta el barómetro del CIS de julio de 2014.

 

España hecha CIS-co

A veces prefiero obviar las interpretaciones que dan los medios de las encuestas (CIS u otras), para leerlas directamente y sacar mis propias conclusiones. Vaya rollo, diréis. Bueno, es verdad que atractivo-atractivo no lo hacen. Cuando empiezas leyendo que el procedimiento de muestreo es «polietápico, estratificado por conglomerados», corres el riesgo de dar cabezazos de aburrimiento. Pero esa parte os la he ahorrado para acudir a lo interesante.

Los medios se han centrado en esta ocasión en la espectacular subida de Podemos y el desplome del bipartidismo, así que vamos a dejar de lado ese punto, que está suficientemente trillado, y a detenernos en otros que quizá se hayan pasado un poco por alto.

 

¿De izquierdas o de derechas?

Pregunta 9, página 7: «¿Cómo se definiría Ud. en política?». La suma de conservador, demócrata cristiano y liberal (lo que podríamos considerar «de derechas»), nos da 27,30.

En cambio, la suma de progresista, socialdemócrata, socialista, comunista y ecologista, además de mostrarnos por enésima vez la atomización de la izquierda, también nos dice que somos mayoría: 34,80. Y eso que no he tenido en cuenta para el cálculo a quienes se han definido como feministas, aunque considero que son casi todas de izquierdas.

La distancia se amplía cuando en esa misma página continúa la pregunta: «¿Y con alguna [ideología] más?». Ahí, si volvemos a sumar los mismos grupos, añadiremos otro 9,50 para la derecha, y 18,10 para la izquierda. Total:

  • 34,80 más 18,10: 52,90 (izquierda)
  • 27,30 más 9,50: 36,80 (derecha)

 

Pregunta 19. Se pide que se marque la casilla que más coincida con su ideología, del 1 al 10, donde «1» es izquierda (totalmente de izquierdas, se entiende), y «10» derecha, con sus respectivas gradaciones entre ambos.

Lo primero que se aprecia a simple vista es que la mayoría se declara de centro, un pelín escorado a la izquierda (gana el 5 por considerable diferencia). Ese es el motivo de que a nuestros representantes políticos les cueste tanto posicionarse ideológicamente, y hasta en el PP, un partido indiscutiblemente de derechas, por historia del partido, por la historia personal de muchos de sus dirigentes, por sus políticas… hasta en el PP, decimos, tratan de pasar por «centristas» para captar al votante moderado.

Si agrupamos las cifras de las casillas de izquierda (del 1 al 5) y de derechas (del 6 al 10), nos da un resultado que a muchos les puede resultar sorprendente:

  • De izquierdas: 61,10
  • De derechas: 21,30

 

Gráfico encuestas CIS, barómetro CIS, ideologías políticas, izquierda, derecha

El gráfico es un regalo de Vicente Juan Nácher


 

Según el CIS, por tanto, en España hay muchas más personas de izquierdas que de derechas, casi el triple.

 

Aunque el PP se vista en el centro de seda, de derechas se queda

Siguiendo con lo que comentábamos en el apartado anterior: cuando en la siguiente pregunta, la 20, se le pide a los encuestados que puntúen del 1 al 10 a cada partido en relación a su ideología (lo mismo: 1, totalmente de izquierdas; 10, completamente de derechas), al PP le colocan masivamente en el 10. No en el 9 ni en el 8, no: en el 10.

Por comparar con otro partido de derechas, a CiU se le sitúa principalmente en el 7 (de derechas, pero no tan radicales).

 

Test de fanatismo

Pregunta 10. Coincido totalmente con lo que respondió el sábado Carolina Bescansa, de Podemos, al analista de La Sexta Noche que calificaba de «irracional» el voto a su partido:

 

Lo irracional es mantener el voto permanentemente al mismo partido independientemente de lo que haga.

 

Desde ese punto de vista, los más irracionales (o fanáticos), los que votan cerrilmente a «su» partido manque robe («con toda seguridad, le votaría siempre»), se encuentran entre los votantes de ERC, con bastante diferencia, seguidos por los del PP.

 

La abstención ganaría de nuevo las elecciones generales

En la pregunta 17, a qué partido votaría Ud. en las elecciones generales si se celebrasen mañana, vuelve a ganar… la abstención: 19,20 (24,90, sumando los votos nulos y en blanco), frente al 12,80 del PP.

 

El partido con más simpatizantes es… ninguno

Pregunta 18: «¿Por cuál de los siguientes partidos siente Ud. más simpatía o cuál considera más cercano a sus propias ideas?».

Aplastante mayoría de los que no se identifican con ninguno (37,70), frente a los 14 de PP y PSOE.

 

Organización territorial del Estado

Pregunta 21. A pesar de las propagandas y los ruidos, se decantan por «Un Estado con comunidades autónomas como en la actualidad» (Virgencita que me quede como estoy) el 34,50, lo que supera en mucho al resto de opciones.

Puestos a cambiar, abundan los que preferirían (preferiríamos, me incluyo) que fuera para reducir o eliminar competencias a las autonomías. La suma de los que querrían «un Estado con un Gobierno central sin autonomías», o «un Estado en el que las comunidades autónomas tengan menor autonomía que en la actualidad», alcanza el 31,30.

Los que buscan más autonomía, la suma de los que optarían por «un Estado en el que se reconociese a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en Estados independientes» o «un Estado en el que las comunidades autónomas tengan mayor autonomía que en la actualidad», sólo llega al 24,90.

 

Pregunta 22. Consultan a los encuestados si se sienten únicamente españoles, o más españoles que murcianos, más catalanes que españoles, únicamente vascos, etcétera. Aquí la superioridad numérica de los que afirman sentirse tan españoles como (el gentilicio que corresponda), es abrumadora: 52,20.

Los que se acercan más al nacionalismo español —«Se siente únicamente español» o «Se siente más español que (gentilicio)»— suman 22,80.

Los próximos al nacionalismo autonómico —«Se siente únicamente (gentilicio)» y «Se siente más (gentilicio) que español», 18,70.

 

Una conclusión final

Si atendemos al barómetro del CIS, se da un curioso fenómeno sobre el que quizá la izquierda debería meditar:

La mayoría de los españoles son de izquierdas.

Los nacionalistas son minoría.

Sin embargo, los partidos nacionalistas son casi todos de izquierdas.

Ahí os lo dejo, por si queréis compartir alguna reflexión…

 
Crédito de la imagen de cabecera

También te puede interesar:

15 sin mordaza

  1. Leído, sonreído y disfrutado. Como siempre.
    Sólo una cosa… No entiendo eso de dejar fuera al feminismo, ¿lo presentan como opción política junto con, por ejemplo, socialista? Sería un gran error si es así.
    Abrazo!

    Responder
    1. ¡Hola, Rosana!

      Sí, lo presentan tal cual: a elegir entre socialista, comunista, conservador, feminista… No lo he incluido porque hay mujeres de derechas que se consideran feministas (ya, pequeño cacao mental) y así nadie podrá acusarme de querer llevarme el ascua a mi sardina. También es que «feminista» como opción política, no lo acabo de ver.

      De todas maneras, la diferencia hubiera sido muy pequeña: un 1,20 más en la primera suma (36,00 en vez de 34,80), y otro 2,20 añadido en la segunda (56,30 en lugar de 52,90).

      ¡Un besazo!

      Responder
  2. Hola Salva, descubrí tu blog por una feliz casualidad y me encanta porque me aporta mucho. Además, con un lenguaje directo, claro y nada académico. Felicidades.
    Has hecho un muy buen análisis de la encuesta del CIS, aunque yo añadiría otra conclusión bastante preocupante: el “menfotisme” generalizado de los españoles. Resulta llamativo la poca disposición del español a acudir a las urnas, generalmente por aquello de “total, van a robar igual”, o creyendo que así muestran su descontento con el panorama actual, o tal vez tienen la mentalidad bipartidista y no ven que hay más opciones, o puede que crean que no yendo a votar no gana nadie … o simplemente eso: pasotismo y dejadez. Haría falta una encuesta que explique los motivos por los que no se va a votar, para sacar nuevas conclusiones.

    Responder
    1. David, no sabes cómo animan estos comentarios de nuevos lectores. Y sí, aunque a veces se me escape algún palabro, trato de escribir de forma que me entienda todo el mundo, no sólo politólogos. Para lenguaje «académico» ya está Juan Manuel de Prada, je, je.

      Creo que tienes toda la razón sobre lo del pasotismo, el «todos son iguales», «no quiero ser cómplice de este sistema», etcétera. De hecho, iba a hacer una entrada sobre eso, pero al final me fui al CIS. La dejo pendiente.

      Qué buena idea. Pregunta 23: «¿Me podría decir si en las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011 prefirió no votar?». Falta la pregunta 23b): «Si prefirió no votar, ¿puede decirnos por qué?».

      Pues gracias de nuevo por tus buenas palabras. Y ya sabes que te puedes suscribir (arriba, bajo mi foto) si no quieres perderte ninguna entrada ;)

      ¡Un saludo!

      P. D. Aunque me manejo con el catalán, «menfotisme» lo he tenido que buscar.

      Responder
  3. Roberto López Zalbidea 13/08/2014 a las 19:53

    En España… No se vota en 8 años a Mariano y de repente se le da la mayoría absoluta a dicho señor y su gavilla… Con las fantásticas consecuencias que padecemos, claro
    En 1931, “España amaneció republicana”
    Y así, de bandazo en bandazo, parece que andamos todo el rato…
    Demasiada poca importancia se le ha dado a la política aquí, en España, para gran regocijo de la cleptocracia patria!
    El fenómeno de la abstención indicaría lo mismo: desinterés y fomento por parte de la elite del “No te metas en lo que sí te importa”
    En fin
    Más nos valdría espabilar, porque TODO es política
    Saludos!

    Responder
    1. Sí, estoy convencido de que una de las causas principales por las que gana la derecha, es por la abstención de la izquierda (también está el bombardeo mediático, claro). Y la abstención se debe a lo que comentáis David y tú. En mi opinión, que la gente no vote favorece a los partidos grandes, y estos, que lo saben perfectamente, se encargan de que la abstención siga en esos elevados porcentajes. Tienen a sus hooligans, así que los demás, mejor que piensen que todo está podrido y se queden en sus casas, que no se metan en lo que sí les importa ;)

      Efectivamente: todo es política. Ya lo dice eldiario.es en sus FAQ (preguntas frecuentes): «¿Por qué hay mayoría de noticias de política y economía? Piénsalo: la política y la economía lo abarcan casi todo (…) ¿Acaso la pobreza o la exclusión social no son asuntos económicos? ¿Acaso la ciencia o la sanidad no son pura política?».

      Responder
  4. Saludos Salvador. Lo primero agradecerte que te leas esos rollos para resumírnoslos y hacerlo más ameno.
    Empecemos a diseccionar tu artículo que para eso no me pagas. Sobre el punto 19, decir que está bastante alejado de la realidad a mi entender y te explico por que creo eso: Si le preguntas a la encuestados, te dirán que 5 es centro, centro puro, lo que se supone que era Adolfo Suárez (jajaja), ni izquierdas ni derechas, lo que se supone que es UPyD (Jajaja). Además, la gente de derechas suele decir, con bastante frecuencia, que son de centro (más que la gente de izquierda) por tanto creo entender que dentro de ese grupo, hay más gente de derechas que de izquierdas.
    Sobre el punto 18, pues que quieres que te diga, no me creo nada. La gente dice no tener simpatía por ningún partido, pero acaban votando por PPSOE, habría que preguntarles por que.
    Sobre la conclusión final, si, la mayoría de los partidos independentistas son de izquierdas, pero los partidos nacionalistas mayoritarios (CIU y PNV), ¿No son de derechas? ¿Qué conclusión sacamos?

    Responder
  5. Y se me olvidó ponerlo, con esas cuestiones que expongo, llego a la conclusión de que España es tan de derechas como de izquierdas.

    Responder
    1. ¿Qué hay, Miguelón? Me parece que te voy a tener que subir el sueldo ;)

      Pues respecto a la pregunta 19, seguramente tengas razón. Si alguien quiere situarse en el centro-centro, el de Suárez o UPyD (je, je), si lo hace sin pensar, probablemente marque el 5, al no tener en cuenta que no existe la opción del cero.

      Pero es que aunque elimináramos a los que han escogido el 5, sigue habiendo bastante más gente en el 4 y en el 3 (lo que sería centro-izquierda), que en el 6 (centro-derecha). Aun así, gana la izquierda por mucho. Si quitamos el 5, la izquierda seguiría sumando el doble que la derecha.

      Otro apunte: si nos fijamos sólo en los extremos, en el 1 y el 10 (izquierda y derecha radical), la izquierda tiene 4,9, mientras que la derecha se queda en el 1,3.

      Respecto a la segunda parte de tu argumentación: si a la gente le da vergüenza admitir que es de derechas hasta en una encuesta anónima… pues vete tú a saber, todo es posible.

      En cuanto a la pregunta 18, igual lo que ocurre es que no votan a PP y PSOE por simpatía o afinidad, sino por estrechez de miras (sólo se puede votar a uno de esos dos) y/o miedo al otro. Estoy especulando, no lo sé.

      Sobre tu conclusión final, añado otro dato para la confusión: los encuestados sitúan mayoritariamente al PNV en el 5 (recordemos: a CiU en el 7 y al PP en el 10).

      P. D. Has puesto una cuenta de Twitter que no es la tuya XD

      Responder
      1. No creo que le de vergüenza admitir que sin de derechas, si no que no son conscientes que sin de derechas, creen que son de centro.
        Pd:LOL ni me hacia dado cuenta del Nick de tw
        Pd: Espero con ansia ese aumento de sueldo.

        Responder
  6. ME HAN REMITIDO POR E.MAIL ALGO MUY INTERESANTE QUE VOY A VER SI TE LO PUEDO TRANSMITIR:

    Artículo de Risto Mejide en el periódico El Mundo. que está corriendo como la pólvora por las redes sociales. Extraordinario…..Chapó.

    Largaos de una vez. Largaos, sí. Los que trincáis, los que habéis trincado, los que permitisteis que otros trincaran y los que todavía hoy no hacéis nada porque se deje de trincar. Todos. Sobráis, de verdad, dejadnos en paz de una puñetera vez.

    Dais asco. Vuestra falta de vergüenza ha llevado la nuestra hasta límites que jamás deberíamos haber conocido. Y ahora os cubrís el culo los unos a los otros, un culo que tenéis tan sucio que hasta las pústulas de vuestra ignominia os han invadido el cerebro, y ya no es posible distinguir vuestras declaraciones rellenas de mierda de la peste que emana de un zurullo común.

    Callaos. Callaos de una vez. Dejad de contaminar los medios, las noticias y nuestro estado de ánimo. Dejad de hacer comunicados y ruedas de prensa, disolved todos los chanchullos, deponed vuestros privilegios y salid con la cabeza bien baja y las manos en alto.

    Dejad de desanimar a la gente. Dejad de decirnos que todo fue por nuestra culpa. Dejad de tomarnos por gilipollas. Ah, y no os atreváis a volver a decir que sois reflejo de la sociedad en la que vivís. Que si robasteis fue porque os lo pusieron delante. Que sois víctimas de un vacío legal, un entorno corrupto y una dudosa moral. Que sois reflejo de la gente, representantes elegidos por el pueblo. Vosotros no sois pueblo, vosotros sois escoria.

    Devolvedlo. Devolvedlo todo. El dinero, las propiedades, los cargos, las dietas, los sobresueldos, las comisiones, la dignidad que os quede y la honorabilidad que algún día se os supuso. Y cuando hayáis acabado, devolved la nacionalidad que se os dio por error. Porque no merecéis formar parte ni de este ni de ningún país. No hagáis ni las maletas, saltad por la borda, como las ratas, salid nadando. Y quien no sepa, que se joda, francamente nos da igual.

    Pedid perdón. Disculpaos. Ante todo aquel que votó. Ante todo aquel que piensa seguir votando. Porque ellos han creído en un sistema democrático que vosotros habéis violado, sodomizado y puesto del revés. No, yo no os concedo la presunción de inocencia. Porque cuando uno deja que ciertas cosas ocurran, acaba siendo cómplice aunque solo sea por ignorancia, por desidia u omisión.

    Y por último, largaos, sí, pero sin dejar rastro. Ni se os ocurra nombrar sucesores, ni gestores, ni primos segundos que calienten vuestra silla. No tengáis la cara dura de intentar dejar un legado. Vuestro único legado será la vergüenza. Y tampoco os atreváis a interponeros nunca más entre la gente de bien y sus lícitos objetivos. Porque en este país aún quedan ciudadanos, empresas e incluso algún político honrado que construyen, que siguen luchando y que ahora ya solo tienen una misión: que no les jodáis la vida, que les dejéis hacer.

    Pero sobre todo y ante todo, por lo que más queráis, seguid ignorando estas órdenes, exigencias demagógicas de un publicista que de vez en cuando hace el capullo en televisión.

    Seguid creyendo que no pasará nada. Porque así quedará menos para que pase.

    Responder
    1. Gracias por compartirlo Lambertus. Es bastante interesante, pero hay algo en que no coincido: “Dejad de tomarnos por gilipollas.”. No todos seremos gilip…as, pero si sumas votos de PP, PSOE y CIU, da un número bastante alto de gente idiota.

      Responder
    2. Hola, Lambertus.

      Sólo un par de precisiones, para que nadie se confunda: lo escribió hará un año y medio o así, y no en El Mundo, sino en El Periódico, que es donde publica Risto (estos errores son muy habituales en ese tipo de emails masivos). No pongo el enlace porque El Periódico es medio AEDE.

      De cualquier forma, me sumo al agradecimiento de Miguel. Está muy bien, un comprensible grito de rabia, de hartazgo…

      Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.