ENTREVISTA: Despido ideológico a sindicalista y concejal de Podemos

 

«He pagado consecuencias por meterme en política que no había pagado en quince años de actividad sindical»

 

Saludos, lectores polivalentes. En estos dos años y medio en Vota y Calla he tocado casi todos los palos, además del clásico artículo de opinión: anécdotas «costumbristas», crítica musical, de teatro, estudio de documentos (leyes, programas, sentencias judiciales…), humor… incluso algún cuento, relacionándolo todo siempre de alguna manera con la política. Pero aún no había hecho una entrevista (vale, le hice una a Marhuenda, pero era inventada).

Así que aquí está: hoy se quita la mordaza con nosotros José Francisco Albaladejo, sindicalista y concejal de un partido afín a Podemos, recientemente despedido por la empresa en la que llevaba trabajando los últimos quince años. Según él, es un «despido ideológico» (lo repite varias veces durante la entrevista), motivado por sus actividades políticas.

 

«Este despido es una basura»

Quedo con él en el local de Podemos del Pilar de la Horadada. Eso es lo que pone en el cartel de fuera, pero no son exactamente Podemos: José Francisco fundó este partido llamado «Vecinos Por el Pilar», que se presentó a las elecciones municipales de mayo de 2015 (Podemos no se presentó con su nombre a esos comicios). Y aunque pocos se lo esperaban (acababan de nacer, como quien dice), obtuvieron los votos suficientes para tener un concejal: precisamente, el que me abre la puerta con una sonrisa.

Se llama José Francisco, pero todo el mundo le conoce por su apodo: Caracoles. Sólo tenéis que mirar su foto para saber por qué: en cuestión de rizos, no tiene nada que envidiarle al famoso cantante de las pataditas al aire. Hoy los lleva recogidos en una coleta.

Caracoles despliega una sonrisa amplia, franca. Le tiendo la mano y me la cambia por un abrazo, aunque sólo nos hemos visto tres o cuatro veces. Me siento frente a él en una mesa de escritorio en la que hay algunos papeles y un monitor de ordenador. Me comenta que está intentando subir un vídeo a Youtube. «¿Tú sabes cómo va esto? Llevo media hora aquí y sólo ha cargado un 15 %».

A bueno le ha ido a preguntar. Mi torpeza tecnológica es legendaria.

Él es del pueblo de toda la vida, yo me mudé aquí hace unos años. Le conocí en la primavera de 2015, cuando pasé por el local a ver qué se cocía allí. Ese día me di cuenta de que me sonaba su cara, hice memoria y caí: era uno de los tres o cuatro «locos» a los que había visto algunos domingos en la plaza del Ayuntamiento protestando con un megáfono.

Todo en el interior del local recuerda a Podemos: hay camisetas, pósters con la cara de Pablo Iglesias, de Mónica Oltra (estamos en la Comunidad Valenciana), calendarios… Mucho morado. Incluso el logo de VPP es similar al del partido que ha removido la política nacional, como podéis comprobar con la imagen de cabecera de esta entrada.

Son las seis de la tarde de un domingo de febrero, y somos los únicos en el interior del frío local. ¿Los únicos? En la ventana del otro lado de la habitación se materializa súbitamente un gato blanco. Me comenta Caracoles que lo ha recogido de la calle.

Dejo la grabadora sobre la mesa (la «grabadora» es mi pequeño y viejo reproductor de MP3, que también graba) y comenzamos la entrevista:

 

Despedido por hacer huelga

Vota y Calla: ¿Te parece si empiezas presentándote? Vota y Calla lo lee gente de toda España, y muchos no saben ni dónde está el Pilar de la Horadada.

José Francisco: Claro. Me llamo José Francisco Albaladejo Hernández, tengo 41 años, casado y con un hijo de nueve años. Llevo catorce años siendo activista sindical: cinco años en CCOO y nueve en CNT. He sido conductor de camiones casi veinte años, los últimos catorce conduciendo un camión de basura. Cuando puedo, estudio 2º de Derecho en la UNED…

VC: Suficiente, no nos cuentes tu vida (risas). Vamos al grano, estoy aquí porque has sido despedido de una manera, digamos, «irregular».

JF: Es un despido ideológico. Llevo trabajando allí catorce años (me fijo en el tiempo verbal, pero no le digo nada). Primero la empresa era Colsur, después fuimos subrogados a STV Gestión. En 2013, el Ayuntamiento del PP impuso unos recortes a la empresa con los que más o menos estábamos todos de acuerdo, empresa y trabajadores. Esos recortes supuestamente se iban a asumir entre todos, pero al final nos los comimos únicamente los empleados: de un 7 % que nos habían dicho que teníamos que asumir, pasamos a casi el 20 %. Y los sueldos llevan congelados cinco años.

VC: ¿Por eso protestabais frente al Ayuntamiento?

JF: También, pero esencialmente la huelga y las protestas eran por la readmisión de tres compañeros: José Antonio Gracia, Carlos Alfredo y Ángel Escudero. Esta empresa ha gastado desde que entró 120.000 euros en despidos improcedentes, dinero que al final pagamos todos, pues es el Ayuntamiento el que contrata. A toda la gente que les ha molestado la han sacado fuera.

 

José Antonio Gracia fue despedido en 2009, según él, también por su actividad sindical. Se puso en huelga de hambre. Finalmente, la Justicia declaró el despido improcedente y le indemnizaron con 66.000 euros, pero sus compañeros seguían pidiendo la nulidad del despido y su readmisión.

 

«Los principales nidos de corrupción en los Ayuntamientos están en las empresas adjudicatarias de servicios»

JF: Yo he recibido presiones de la empresa durante años para que abandonara mi legítima actividad sindical, pero los iba aguantando. ¿Sabes lo que me dijo el representante de la nueva empresa el primer día que me reuní con él? «Que sepas que a ti también te podemos despedir». Y yo le contesté: «buenas tardes por lo menos, ¿no?» Ese era el nivel de hostilidad.

VC: ¿Y qué ha cambiado ahora para que hayan dado otra vuelta de tuerca más?

JF: Ha cambiado que desde las municipales soy concejal de VPP, y en virtud de mi cargo y del acuerdo de investidura firmado con el PSOE, del que supongo que luego hablaremos, llevo meses pidiendo informes sobre la concesión a la empresa STV del servicio de recogida de basuras, así como de todas las concesionarias de servicios de este Ayuntamiento.

VC: Ponnos un poco en antecedentes.

JF: El PP amplió en 2013 la contrata del servicio de basuras por diez años, sin entrar en concurso. Hasta el PSOE dijo en esta última campaña que iba a estudiar esa contrata porque es «de dudosa legalidad». Fueron bastante hipócritas, porque los socialistas se abstuvieron en la votación de la ampliación de 2013. Pero lo dijeron.

VC: ¿Y si no la hubieran ampliado?

JF: Si no la hubieran ampliado, la contrata hubiera ido a concurso público este mes de marzo de 2016.

VC: ¿Es legal saltarse el concurso público de esa manera?

JF: Creemos que es una alegalidad. El PP hizo una consulta y le dijeron que era legal. Los Interventores y los Secretarios hacen en ocasiones algunos informes un tanto «extraños». En cualquier caso, nosotros estamos convencidos de que es lesivo para el interés general. Queremos una segunda opinión, como cuando se va al médico. Así lo solicitamos, y en enero nos encontramos con que se desestimaba la petición. Creemos que esos informes van a venir después de haberle dado la concesión a la empresa. Después ya no tiene mucho sentido, porque la empresa habrá hecho su inversión en maquinaria y demás por varios millones de euros. Entonces rescatar la contrata costaría tanto que no compensaría hacerlo, lucro cesante… ¿Ves el truco?

VC: Perfectamente. Por cierto, las basuras, siempre las basuras. Parecen empeñados en que la realidad supere a Los Soprano.

JF: Los principales nidos de corrupción en los Ayuntamientos están en las empresas adjudicatarias de servicios. ¿Por qué me despiden ahora que sólo falta un mes para revisar ese contrato? Para que me calle, para que deje de pedir documentación. Vota y calla, ya sabes (risas). Pero no lo van a conseguir, seguiré trabajando por el interés general, habría que preguntarles a otros políticos si hacen lo mismo.

 

 

Carta de despido

 

Leer carta de despido (11 de febrero de 2016):

Carta de despido -Página 1

Carta de despido -Página 2

Carta de despido -Página 3

 

VC: En la carta de despido se puede leer: «Trató de engañar a la empresa indicando que se ausentaría al trabajo en su condición de interventor [en las elecciones generales], que se ha demostrado que no era cierto».

JF: Fue un malentendido. Yo avisé por escrito de que me ausentaría el día de las elecciones y el día siguiente porque el 20D iba a ser interventor, y resulta que me pusieron como apoderado.

VC: Por lo que veo, ese dato, que el 20D estuviste de apoderado, lo omiten en la carta. Corrígeme si me equivoco: los apoderados no tienen derecho a faltar el día después de las elecciones (aunque tienen derecho a una reducción de cinco horas), pero en cambio, sí les corresponde permiso retribuido la jornada electoral. Es decir, que ya no serían dos días los que habrías faltado al trabajo «indebidamente», sino sólo uno.

JF: No se sostiene. No pueden despedir a alguien que lleva trabajando 14 años por faltar un día al trabajo por un error burocrático, y menos habiendo avisado. Por eso añaden en la carta lo de la huelga.

VC: Pero si te despiden a ti por hacer huelga, tendrían que despedir también a tus cinco compañeros.

JF: Y sólo me despiden a mí. ¿No es curioso?

VC: ¿Tus compañeros de huelga corren riesgo también?

JF: Pues… De hecho, estaba preparando ahora la desconvocatoria de la huelga, la han pedido los compañeros por las presiones.

VC: En cierto modo, es una victoria de la empresa, entonces.

JF: Es que yo no estoy ahora ahí, han despedido a trabajadores, han hecho esquirolaje interno… Los compañeros piensan: si es que nos van a poner en la calle, aunque sea ilegalmente, pero…

VC: Pero la gente tiene que comer.

JF: Efectivamente. Y no es la primera vez que esta empresa vulnera los derechos fundamentales de los trabajadores.

VC: ¿Cómo te notificaron el despido?

JF: Mediante carta en mano el pasado 11 de febrero, sin previo aviso.

VC: ¿En qué condiciones te han despedido?

JF: Despido procedente. Me han liquidado lo que me correspondía de vacaciones, y ahí tiene usted la puerta.

VC: Después de catorce años, te vas sin finiquito ni nada.

JF: Al paro, con una mano delante y otra detrás. Y mi mujer, también en el paro, y aquí no encuentra trabajo por la ley del hambre. ¿Te suena la ley del hambre? Pues eso.

Se responde él solo a la pregunta, no me da tiempo a pedirle que lo explique, pero me viene a la cabeza las «Nanas de la cebolla». Sigue hablando:

 

«No me voy a dejar amedrentar, a estas alturas»

JF: Yo cobraba 1.500 euros, un salario digno.

VC: Porque de concejal…

JF: No tengo dedicación, los concejales de la oposición no cobramos, es por asistencia solamente.

VC: ¿Cuánto es eso?

JF: En este Ayuntamiento está acordado cobrar 250 euros por pleno, menos el descuento, y 150 euros la comisión informativa. Eso en la práctica supone que yo como concejal percibo, como mínimo, 300 euros, y como máximo 600-700 euros. Y parte lo dono, hay que mantener el local y demás.

VC: Y tendrás que hacer frente a los gastos legales. ¿Has abierto algún número de cuenta para que la gente pueda colaborar?

JF: Por ahora no, pero hemos pensado hacer un crowdfunding. Lo necesitaremos, porque estamos valorando denunciar también al Ayuntamiento.

VC: Por lo que veo, no te vas a dejar amedrentar.

JF: No. A estas alturas… Quieren que nos humillemos, que pasemos por la gatera…

 

El gato maúlla como si se hubiera dado por aludido, aunque intuyo que el verdadero motivo de su disgusto está en el exterior: pocos segundos después, comienza a llover de golpe. Lo comentamos (no os sorprendáis los norteños: en esta zona, que llueva es casi una noticia).

No durará mucho el enfado gatuno: la lluvia cesa enseguida, tan bruscamente como comenzó.

 

JF: Somos un estorbo. Lo primero que me han quitado es el pan, y ahora quieren inhabilitarme como político. Me tachan de persona conflictiva, ahora van a vender lo siguiente: como yo como empresa te he atacado, si tú me atacas es por interés particular, cuando es a todas luces más que evidente que mi actitud siempre ha sido la misma.

VC: Tú defendías lo mismo mucho antes de que te despidieran.

JF: Pero difama que algo queda, queda el runrún. A nivel nacional ocurre igual: portada de supuesto escándalo, y cuando se archiva lo publican en una esquinita, con suerte.

VC: Como la «beca» de Errejón, lo de Monedero, la supuesta financiación ilegal de Irán…

 

Respuesta de Vecinos Por el Pilar al despido de su concejal

 

Leer comunicado de VPP «Despido por discriminación ideológica» (12 de febrero de 2016)

 

VC: He leído en el comunicado de Vecinos Por el Pilar, que tú, junto con otros cinco compañeros, lleváis (o llevabais) a cabo una huelga «los últimos domingos de cada mes». Perdona mi ignorancia, pero ¿eso es normal?

JF: No es que sea muy habitual, pero es perfectamente legal. Intentamos que se sumara más gente a la huelga, pero no fue posible porque la empresa utiliza la baza del miedo. Sabíamos que era una huelga de largo recorrido, y no puedes ponerte de huelga, cinco, seis personas solas todos los días, y quedarte sin el salario.

VC: La empresa no aceptaba la huelga, decían que era ilegal.

JF: No es cierto en absoluto. Nosotros sabíamos que era legal. Tenemos experiencia, sabemos lo que hacemos, ya nos habíamos asesorado con mucho cuidado antes. Ten en cuenta que si hacemos una huelga ilegal y la empresa lo denuncia, la consecuencia es el despido fulminante. Si no fuera legal, nos habrían despedido hace mucho. Los seis llevamos con esta huelga desde julio de 2014, un año y medio. Esto es un despido ideológico, Salva. Lo que no imaginaba es que fueran tan descarados, tenían que quitarme de en medio lo antes posible.

VC: Tú vas a presentar una demanda.

JF: Por supuesto. No es que no tenga miedo, porque a veces con la Justicia te llevas sorpresas, pero esto es un despido nulo de libro. Pero ya sabes cómo van los juzgados en España, y «justicia tardía, justicia baldía». Ahora, cuando ponga la demanda, con suerte saldrá el juicio en siete meses. Hemos tenido casos en el sindicato donde los juicios han tardado en salir dos años, ¡dos años! Imagínate, se te termina el paro y todo. Hasta esta última reforma laboral del PP, por lo menos estaban los salarios de tramitación, el empresario llevaba más cuidado al despedirte, porque si te echo y el despido se demuestra ilegal, te tengo que pagar todo el salario como si hubieras estado trabajando. Eso se ha perdido y ¿qué pasa con los empresarios? Que tienen menos miedo a despedir.

 

 
 

Acuerdo de investidura con el PSOE

En las elecciones municipales, el PSOE del Pilar de la Horada obtuvo 10 escaños, los mismos que sumaban PP y su «UPN» local, Unión Pilareña. El escaño de Vecinos Por el Pilar se convirtió así en una pieza esencial.

El alcalde en funciones del PP le ofreció a José Francisco «la incorporación al equipo de gobierno en la forma que decidas, cualquier concejalía, ser teniente de alcalde sin concejalía o cualquier otra forma que nos propongáis», con tal de que no perder el poder. «Ofrezco puertas abiertas con lo que tú quieras, revisar el contrato del agua, el de la basura… ¿qué más cosas pedías? Remunicipalización de no sé qué… lo estudiamos todo».

VPP prefirió no entrar en el gobierno, y tras varias reuniones con el PSOE decidieron abstenerse a cambio de que los socialistas se comprometieran con su firma a un acuerdo de investidura basado en cinco puntos:

 

Leer acuerdo de investidura firmado por el PSOE para la abstención de VPP (12 de junio de 2015)

 

JF: En ese documento están las firmas y DNI de las diez personas del grupo socialista (alcalde incluido), junto con la mía. Pues no han cumplido ni uno solo de los cinco puntos del acuerdo.

VC: Ocho meses después.

JF: Ni uno. Y el punto 2, en concreto, dice, literalmente: «Prioridad al estudio de la legalidad de la prórroga en el contrato del servicio de gestión de residuos urbanos».

VC: Ahí queda patente que no es algo que te hayas sacado tú de la manga, ni que sea una «venganza» contra la empresa por haberte despedido, como decíamos antes. Esto es de junio de 2015, y te despiden en febrero de 2016. Por cierto, ¿qué dice el PSOE? ¿Te han apoyado?

JF: En Ruegos y Preguntas un compañero de Podemos le pidió al pleno hacer un acto institucional de condena, porque está claro que es un despido ideológico, y todos callados, nadie dijo nada a excepción de Ángel Albaladejo, de Unión Pilareña, lo que le honra.

 

«¿Quién se iba a imaginar que el PSOE se iba a comportar así?»

JF: El PSOE sólo nos pidió la abstención, no nos ofreció, como el PP, entrar al gobierno. A nosotros nos daba igual, tampoco se lo pedimos. Ahora, como ve que se le está haciendo muy difícil, nos ofrece concejalías. Como no hemos aceptado, nos encontramos con esto. Esto es una persecución política.

VC: Deduzco que las relaciones de vuestro grupo con el PSOE no pasan por su mejor momento.

JF: Nuestro desencuentro con el Partido Socialista viene desde noviembre, que les vamos avisando, incluso por escrito: estáis incumpliendo el acuerdo, estáis incumpliendo el acuerdo… En el último pleno le dije al alcalde que firmó esto sabiendo que no podía cumplirlo, que está ahí sentado en base a una mentira.

VC: ¿Y?

JF: Le da igual, no tienen ningún pudor. Fíjate cómo será que un compañero de partido, que en los debates internos fue el que más defendió que nos abstuviéramos en la investidura de Ignacio [Ignacio Ramos, el alcalde socialista], ahora se siente un poco culpable, el pobre. Pero ¿quién se iba a imaginar que el PSOE se iba a comportar así?

 

imagen PSOE Y VECINOS POR EL PILAR, Ignacio Ramos alcalde, José Francisco Albaladejo Hernández, acuerdo de investidura, basuras, STV Gestión, Podemos, CNT, despido nulo, derecho de huelga, este despido es una basura

El alcalde socialista, Ignacio Ramos (izda.) con el concejal de VPP, José Francisco Albaladejo


 
 

«Órdenes de retirar sólo los carteles electorales de VPP (Podemos)»

VC: Remontémonos unos meses atrás, si te parece, a las elecciones municipales. Recuerdo que hubo una polémica con la empresa de la basura, STV, y los carteles electorales de Vecinos Por el Pilar…

JF: Sí, lo explico: Nosotros estamos acostumbrados a nivel sindical a quitar nuestros carteles en cuanto termina la campaña, la protesta o lo que sea, pero inmediatamente.

VC: Cosa que no pueden decir otros…

JF: Pero nosotros sí, esos carteles no se iban a quedar ahí. Pero en la campaña de las municipales nos encontramos con que compañeros de trabajo y de partido se vieron obligados a hacer horas extras para quitar carteles de Vecinos Por el Pilar ¡antes de las elecciones! Y lo peor es que tenían órdenes de quitar sólo los carteles de VPP. Una situación insólita.

Y otros compañeros míos vieron a políticos del PSOE retirar nuestros carteles. No voy a decir nombres porque no lo puedo demostrar, pero así está la cosa.

VC: Vaya cultura democrática…
 


 
 

PP y PSOE: «pocas diferencias»

VC: Por lo que me cuentas, PP y PSOE han actuado de forma similar, por lo menos en lo que se refiere al contrato de la basura. ¿Son lo mismo?

JF: Hay pocas diferencias. Todos defienden los mismos intereses. Por eso estamos contra las puertas giratorias. Con la situación actual, no gobiernan los políticos, y ya no hablamos sólo a nivel local: que gobierne PP, PSOE, Ciudadanos… les da igual. Lo que no pueden tolerar bajo ningún concepto es que llegue Podemos.

Y manipulan a la gente, que entra al juego, lo acepta. La corrupción está asumida: «Sé que este es ladrón, pero es mi ladrón».

VC: Yo me sabía esa frase, pero menos fina (risas).

 

José Francisco consulta el ordenador: el vídeo va por el 50 % todavía.

 

VC: ¿Cuánto tiempo lleva el alcalde socialista en el cargo?

JF: Desde 1995.

VC: Vamos, que su culo debe de encajar ya en el escaño como un guante.

JF: El PSOE estuvo cuatro años en la oposición, la legislatura de 2011, y ahora han vuelto.

VC: Y vuelven con el mismo. ¿No tienen a otra persona?

JF: Pero es que eso ellos lo venden como una diferencia positiva respecto a nosotros: «algunos llevamos veinte años», nos dice en los plenos. Y yo pienso: «ese es el problema».

Nada más que por moralidad, por el tema de los terrenos de Las Higuericas, de la Casa de Cultura, la Paloma, Ignacio no tendría que haberse presentado.

 

José Francisco me recuerda que la empresa que hizo «La Paloma», Urdemasa, fue la misma que construyó el Centro de Día de San Pedro del Pinatar, cuyo techo se derrumbó mes y medio después de la inauguración, matando al conserje.

 

«Hablan a mis espaldas. Desde mi despido, mi padre ya no va ni al bar»

VC: ¿Y tú cómo estás?

JF: Me lo tomo bien porque soy así y porque yo ya tenía asumido que tarde o temprano iba a pasar algo (algo, no esto). Pero aunque recupere mi puesto de trabajo, el hacérmelo pasar mal, el hacerme perder tiempo y dinero ya lo han conseguido.

 

La verdad es que el tono de su conversación no es el que uno esperaría de alguien que ha recibido un mazazo como ese tan recientemente. Sonríe a menudo, bromea… No se le ve hundido, mira de frente, parapetado tras los cristales de sus gafas rojas de pasta. Esto me lleva a reflexionar qué importante es el color con el que se miran las cosas, el carácter, la fortaleza de ánimo… Sus palabras me sacan enseguida de mi momentáneo despiste:

 

JF: … pero veo sufrir a mi madre, a mi mujer… Tú sabes cómo son los pueblos, hay gente mezquina, hablan a mis espaldas… Desde mi despido, mi padre ya no va ni al bar. Son los menos, pero hacen mucho daño. Y los otros, me animan en privado, pero no se atreven a posicionarse públicamente. En la concentración de apoyo del jueves [25 de febrero] hubo sólo unas cien personas [el Pilar de la Horadada tiene unos 22.000 habitantes]. Hay miedo.

 

fotografía protesta despido improcedente, carta de despido, Vecinos Por el Pilar, Pilar de la Horadada, José Francisco Albaladejo, STV, basuras

25/2/2016 -Concentración en la plaza del Ayuntamiento del Pilar de la Horadada en apoyo del concejal despedido


 

VC: Es un aviso a navegantes…

JF: Y tanto. Que a ningún concejal se le ocurra tocar ciertas cosas. Algo hay que ocultar aquí muy gordo. Pero yo voy a seguir igual, trabajando por el interés general y pidiendo informes de todas las empresas adjudicatarias de servicios. Mi grupo defiende el interés general, habría que preguntarse qué defiende el PSOE. Ahora estamos peleando, hay sentencias del Tribunal Supremo que dicen que el agua no tiene que ser tarifa, sino tasa. ¿Qué pasa con eso? Que una tarifa puede ser indiscriminada, pueden poner el precio que quieran, pero una tasa no, una tasa, como máximo, cubre costes. Claro, la resistencia es brutal. Hasta ahora, la empresa hace una previsión, voy a ganar tanto, ¡y el Ayuntamiento le firma eso! Sabiendo que eso es irreal. Se lo ga-ran-ti-za. Y viene la crisis, se dejan de construir casas, las familias cierran el grifo del agua para gastar lo menos posible. Entonces va la empresa al Ayuntamiento a quejarse de que no alcanza el margen de beneficios que se había acordado. Y como está firmado, el Ayuntamiento sube los mínimos a las familias. Aunque no abras el grifo, pagas más. Por eso las empresas se matan por entrar ahí.

VC: Así emprende cualquiera. Es como con las autopistas o los bancos.

JF: Es una vergüenza. ¿Qué riesgo tienen?

VC: Si va bien, el beneficio es para ellos; si va mal, pagamos todos.

 

«He pagado consecuencias por meterme en política que no había pagado en quince años de actividad sindical»

VC: Quiero terminar esta entrevista o charla con una pregunta, aunque ya me has respondido: ¿estás totalmente convencido de que si no hubieras sido concejal, hoy seguirías en tu puesto de trabajo?

JF: Totalmente. He pagado consecuencias por meterme en política que no había pagado en quince años de actividad sindical.

VC: Ya que estamos, mójate: ¿qué crees que va a pasar con el gobierno? (en el momento de esta entrevista, a Pedro Sánchez le quedan un par de días para su votación de investidura).

JF: Unas nuevas elecciones no las van a consentir.

 

Salimos a la calle (al final el vídeo no ha conseguido pasar del 74 %). Nos despedimos («gracias por el interés») y me voy recordando lo que hemos hablado. Caminando de regreso a casa, paso por delante de dos contenedores con el logo de STV. En este pueblo los contenedores siempre van en pareja, como la Guardia Civil. Y también visten de verde.

Le va a ir bien, pienso. Un día vamos a quitarnos de encima a todos estos caciques, a estos vestigios de otros tiempos. Nos va a ir bien. Se huele a cambio en el ambiente… O igual es sólo el suelo mojado por la lluvia.

Nanas de la cebolla

Música: Nanas de la cebolla, por Serrat (poema de Miguel Hernández)

También te puede interesar:

 

12 sin mordaza

  1. Muy emocionante. Es hermoso y estimulante, a la par que triste, ver a todo un luchador resistir ante el sufrimiento. En mi último post mencioné que era la hora de los héroes, de ESTOS héroes, ciudadan@s de a pie como ustedes o yo misma, pero que hacen lo que hay que hacer sin reparar en las bofetadas que van a recibir.

    Gracias, Salva, por el testimonio.

    Responder
  2. ¿Y porqué no denuncia a la UCO? Yo veo muchos indicios de corrupción en esa concesión que llevarían a una inhabilitación de los concejales, y a una anulación de la concesión con una sentencia justa.

    Por otra parte como bien se dice en las concesiones está la corrupción y siquiera en este caso se denuncian (se está denunciando el despido nulo), y en eso creo que están fallando los ayuntamientos del cambio.

    Responder
    1. Por lo que tengo entendido, antes de dar ningún paso necesitan los informes que están pidiendo, pero no se los dan, a pesar de que ese es uno de los puntos aceptados y firmados por el PSOE para el acuerdo de investidura. Lo que comenta Caracoles en la entrevista: temen que van a aguantar hasta después de la renovación de la concesión.

      Además de lo que denuncia José Francisco, que le han despedido por hacer una huelga legal y por su actividad como concejal, creo que debemos extraer una enseñanza de este caso, y es que Podemos está haciendo bien exigiendo al PSOE garantías de que cumplirán los acuerdos (vía entrar en el gobierno), porque ya hemos visto si no lo que hacen con la palabra dada, incluso con documentos firmados de por medio.

      Responder
  3. Es lo de siempre: «caaaalla, caaaalla, caaaalla, que si no callas puede ser peor». Eso sí, es una buena noticia que todavía quede gente que luche por el bien común. ¡Lástima que no sean más!

    PD1. ¿Para cuándo una entrevista con Pablo Iglesias? XD

    PD2. Habría sido curioso que la entrevista la grabases en vídeo. ¡Hazte ‘youtuber’!

    Responder
    1. ¿Tú tienes mano con Pablo? Cuando él quiera ; )

      Jeje, sí: un tío que apenas sabe subir vídeos (no te hablo ya de editarlos y demás), de Youtuber. ¿Qué puede salir mal?

      Por cierto, en un momento de la entrevista se menciona de pasada la «beca» de Errejón: pues ayer la Universidad de Málaga cerró el expediente con su inhabilitación para trabajar en proyectos similares allí.

      Responder
    1. Aquí está: Basura con interés

      La entrevista a José Francisco comienza en el 52:40. Después hay un debate con otros invitados como Fernando Urruticoechea, interventor municipal acosado por los corruptos, que dijo: «Yo sí puedo afirmar, como interventor, que la prórroga del contrato de basuras del Pilar de la Horadada es completamente ilegal».

      Responder
  4. Oye Salva, sabes que hoy en día los móviles traen grabadora. Lo digo por eso de avanzar tecnológicamente.

    Lo peor de todo, es que esto que cuentas no es nada nuevo, no nos sorprende. Me gusta ser español.

    Aprovechando esta entrada, os contaré una anécdota que me vino a la mente al leer la frase »Sé que este es ladrón, pero es mi ladrón». Dos señores en un bar hablando, se quejan de lo de siempre: Recortes, corrupción, paro… (Su mente no asimila la relación entre los partidos a los que votan y esos problemas). Siempre llegan a la misma conclusión: Esto con Franco no pasaba.
    -Franco no robaba
    -Hombre, si, un poco si.
    -Si bueno, pero lo que robaba lo dejaba en España, no se lo llevaba afuera.

    Responder
  5. Aquí un vídeo reciente de una reunión donde los políticos del PSOE se marchan, muy indignados, sobreactuando, cuando el concejal de Vecinos Por el Pilar pide que el alcalde se eche a un lado si el PSOE quiere seguir contando con su apoyo.

    Si tuvieran esa supuesta dignidad para lo que hace falta, otro gallo cantaría.
     

    La parte en cuestión, desde el minuto 30:00.
     
    Formas aparte, tiene toda la razón la vecina que les abronca por irse. Desde el minuto 39:00 se va calentando in crescendo: «Si os dicen lo que no os gusta, os jodéis, os va en el sueldo».

    Recordemos que el PSOE no ha cumplido ninguno de los puntos del acuerdo de investidura firmado hace casi dos años (ver arriba).

    Twitter: @vota_y_calla

    Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.