El periodismo te necesita

Saludos, lectores, espectadores, oyentes manipulados. Hoy nos quitamos la mordaza para recordar que el periodismo que merece ese nombre necesita de nuestra ayuda.

 

El periodismo independiente te necesita

Lo llevo diciendo desde que empecé a quitarme la mordaza por aquí: uno de los principales problemas de nuestra muy deficiente democracia es el papel partidista de los medios de comunicación, su nula objetividad. No sé cómo se arregla eso, pues es difícil impedir que televisiones, periódicos o radios privadas se comporten en realidad como sonrojantes aparatos propagandísticos.

Ahora los que están contentos con el estado actual de cosas me reprocharán que no propongo soluciones, que sólo me quejo, como decían del 15M. No somos nosotros quienes cobramos por poner remedio, y como pagadores y perjudicados tenemos todo el derecho de quejarnos, pero no voy a ponerme a rebatir lo evidente.

Soluciones, decís… Podrían terminar con las subvenciones, tanto las directas como las encubiertas a través de contratos estatales y publicidad institucional. Si quieren seguir publicando basura, que corran ellos con los gastos. De esa manera caerían una buena parte de los medios de rodilleras, incluidos periódicos muy conocidos que no pueden sostenerse sólo con las ventas a particulares porque venden muy poco (quizá debido a que la mercancía apesta). Además, no es justo que se inyecte dinero selectivamente a unos medios en detrimento de otros, y tampoco hay razón para que los ciudadanos mantengamos vía impuestos a los voceros del régimen.

Se debería acabar igualmente con la actual situación en la que los medios de comunicación públicos (no sólo RTVE, también los autonómicos) están a merced de los gobiernos de turno. Aquí debemos acordarnos del PSOE de Zapatero, que renunció durante sus dos legislaturas a utilizar en su beneficio el nada desdeñable poder de RTVE, la convirtió en algo decente, admirada internacionalmente, pero todo ese trabajo se arruinó en cuanto la gaviota se posó en la Moncloa. El PP se sacó de la manga un injustificable decreto ley que le permitía sustituir al presidente de la entidad por alguien sumiso y servil. Eliminó así la necesidad de consenso, los dos tercios del Congreso que se requerían hasta entonces, para hacer y deshacer a su antojo valiéndose de su mayoría absoluta. La cara que se les debió de quedar a muchos en el PSOE sería digna de verse inmortalizada en algún anuncio de Media Markt. Es injusto, tremendamente injusto, pero ya no tenemos edad de creer en cuentos de hadas en los que cada noble acción lleva aparejada siempre su merecida recompensa.

Las soluciones a nuestro alcance no son muchas. Hay una obvia: colaborar con los medios independientes. Para no depender de la publicidad ni de subvenciones (con sus consiguientes presiones y censuras), precisan de las aportaciones de los lectores. Cada vez hay más donde elegir, ya hemos citado en numerosas ocasiones a periódicos digitales como eldiario.es, infoLibre, La Marea, Diagonal, El Salmón Contracorriente, Ctxt… Cojamos por ejemplo eldiario: los fanáticos de IU lo acusan de ser un medio socialdemócrata lacayo del PSOE, y los del PSOE, de querer su entierro. A su vez, también hay quien se queja de que son pro-Podemos, mientras que un sector de este partido afirma que les dan mucha caña… Para mí, esto es señal de que están haciendo las cosas bien.

Si escribís, otra opción que tenéis es la de contribuir con vuestros textos en alguna de estas publicaciones.

Tampoco hay que olvidar programas de radio como Carne Cruda o La Cafetera (excelentes ambos).

¡Y los blogs! Tiene narices que precisamente yo me fuera a olvidar de los blogs de actualidad, informativos… Pues eso, que los hay estupendos. Aunque normalmente no suelen solicitar dinero (no tienen los gastos de un periódico), siempre podéis ayudarles difundiendo las entradas en las redes sociales.

He colaborado y colaboro económicamente con varios medios digitales, entre ellos algunos de los mencionados, pero comprendo que no todo el mundo puede hacerlo (aunque los hay que admiten cualquier cantidad, por pequeña que sea). Y además, ya nos obligan a sufragar panfletos indignos como La Razón o ABC, pero qué queréis que os diga: es lo que hay. Del mismo modo que los nuevos partidos dependen de nosotros para no deberles a los bancos favores que ya sabemos en lo que terminan, los nuevos medios también nos necesitan.

Los grandes grupos de comunicación siguen teniendo todavía muchísima influencia en la población. Si fueran mínimamente objetivos, tal vez el PP no estaría ya en el poder. Si la financiación ilegal, la contabilidad b, los incontables casos «aislados» de corrupción y demás hubieran ocurrido con el PSOE en el gobierno, la presión mediática sería insostenible. Pero en su estrategia de controlar a la mayoría de los medios (luego hablan de Venezuela), el PP no ha dudado en transformar RTVE a su imagen y semejanza, como hemos dicho antes, y en segar cabezas de periodistas, incluso de la talla de Pedro J. El último en caer ha sido Jesús Cintora.

Sin periodismo no hay democracia, y hoy por hoy, el periodismo escasea. ¿Le echamos una mano?

 
Y vosotros, ¿apoyáis o estáis suscritos a algún medio independiente?
 

Imagen de cabecera: Edu Barbero

También te puede interesar:

9 sin mordaza

  1. Hola Salva.

    A mí me gustaría colaborar. Suena a excusa barata, pero necesito cada € porque sigo sin trabajo y no cobro prestación. No me quieren ni de camarero, ni de dependiente, ni de operario, ni de reponedor en un súper, ni de cualquier profesión sin cualificación. En fin… que necesito los cuartos para pagarme el Internete y poder leerte. Un abrazo!

    Responder
    1. Está claro que si no se puede, no se puede. Ya me acuerdo en el artículo de la gente que no está en disposición de colaborar económicamente. Y además, lo primero es lo primero, y por «primero» me refiero a Vota y Calla, jeje. Que por cierto, ya se te echaba de menos por aquí.

      Mucho ánimo en tu búsqueda de curro, David, verás como pronto cambia la suerte.

      Responder
  2. Es curioso eso de las subvenciones. El objetivo de todo periódico es (o debería ser) llegar al mayor número de personas posibles y, evidentemente, ser leído, pero ahora parece que ese objetivo solo lo persiguen los periódicos pequeños que se nutren de las aportaciones de los lectores para poder seguir adelante. Los periódicos tradicionales han sustituido el periodismo por el marketing electoral, y aunque a ellos les parezca que es un “buen negocio”, estoy seguro de que a la larga terminará siendo la tumba de esos periódicos pro-sistema.

    Por cierto, siempre he sido reacio a dar nombres y esas cosas, pero el periódico “La Razón” se parece cada vez más a “El Mundo Today”. Cada vez que veo una portada suya me da la sensación de que aquellos que lo escriben son unos cachondos.

    Responder
    1. El problema es que a esos periódicos prosistema los mantiene con vida artificialmente el Estado con nuestra pasta, y así pueden pasarse toda la vida… o toda la muerte, pues ya estarían muertos de no ser por esa continua inyección de dinero. Son zombies, y convierten en otro tipo de zombies a quienes se creen lo que leen en ellos, pero ¿quién se atreverá a desconectar la máquina? ¿Quién aplicará la eutanasia?

      Responder
  3. Si no ocurriera todo lo que describes, no sería España.

    Yo no estoy suscrito a ningún medio, eso lo tengo en mi lista de tareas pendientes.

    Responder
  4. Roberto López Zalbidea 01/05/2015 a las 17:36

    Actualmente, colaboro con alguna iniciativa solidaria, pero lo de los medios independientes está claro y en breve también colaboraré con alguno de ellos. Este camino de la independencia económica y de pagar directamente por contenidos tiene aún todo el recorrido. Y toda la lógica del mundo. En cada caso cada medio se va haciendo con los suscriptores que necesita para que su proyecto sea viable, y éste es el futuro, en mi opinión. Lo de los medios afines canta muchísimo, e indigna mucho más, y estoy de acuerdo contigo en que no tenemos por qué pagar propaganda, siquiera indirectamente. Ese modelo desaparecerá cuando los partidos -nuevos y/o renovados- descubran que mantener manipulaciones de diverso tipo en nómina (y menos aún a cargo del contribuyente) no les sale a cuenta en términos de imagen ni de resultados electorales. Personalmente valoro mucho el esfuerzo que hacen profesionales como los que has citado, a los que leo y escucho, y algunos otros de por ejemplo La Sexta, a los que también sigo con interés a diario. Mucho se sabe gracias a ellos, que es como debe ser en la democracia que ahora mismo, también desde la ciudadanía, desde los nuevos partidos y desde otras tribunas queremos y debemos todos refundar, con el fin de que merezca dicho nombre.

    Un saludo, Salvador, y enhorabuena de nuevo por tu entrada!!

    Responder
    1. Habrá quienes lean a Roberto (especialmente puristas de izquierda) y digan: «Bah, La Sexta, La Secta, una panda de fachas». Sabiendo perfectamente quiénes son los dueños de la cadena (que sí, que está claro que no son comunistas), yo a estos les contestaría que Wyoming ha hecho mucho más por la izquierda de este país que Cayo Lara.

      A ver si somos algo menos exquisitos y aprovechamos las pocas armas que tenemos, leche, que la desproporción de medios es más que evidente.

      Responder
      1. Hombre, solo vale un medio cuyos dirigentes sean comunistas e hijos de comunistas (comunistas de pura sangre). Además, toda idea que no salga de nuestra mente, no es válida ni la consideramos de izquierdas

        Responder
  5. Gracias Salva, leyéndote cada día aprendo algo.
    Está claro que, los medios Tradicionales están controlados por el gobierno y sobre todo las grandes empresas, que nos ocultan información y nos engañan con falsas publicidad e información.
    Ejemplo:

    ¿Que sabemos, o se ha escuchado en televisión Sobre tratado internacional de libre comercio TTIP.?
    ¿Cómo nos va a afectar y nos va a perjudicar?
    ¿Porque ningún partido ni televisión habla y explica este tema al ser tan importante? O
    Porque no se da como noticia que Danone ha sido condenada, por emitir publicidad engañosa
    Sobre las falsa propiedades del Actimel.
    Vivimos en una manipulación constante de medios y permitida por intereses económicos. No se quieren hacer leyes rigurosas contra las continuas violaciones que ejercen las grandes empresas.
    Si queremos ser informados, debemos utilizar los medios más vírgenes que aún no han sido corrompido, medios online. Que son más difíciles de manipular, y sobretodo no utilizar los mismos y valorar distintas versiones.

    Un saludo a Tod@

    Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.