Debate callejero

Saludos, tertulianos callejeros. Hoy, además de la mordaza, nos quitamos los tapones de los oídos para escuchar lo que tal vez no querríamos oír.

 

Debate callejero

Hay personas que están muy confiadas con el castañazo electoral que según ellos se va a dar el PP en las próximas elecciones. Hay incluso quienes, especialmente después del éxito en las europeas, piensan que Podemos va a arrasar. «¿Quién va a votar al PP o al PSOE a estas alturas? Sólo los fanáticos o los estómagos agradecidos. Todos mis conocidos van a votar a Podemos», dicen. Y bueno. No quiero ser aguafiestas, pero igual que conozco a gente así (principalmente a ex votantes del PSOE), me encuentro con otros que echan pestes de la izquierda en general y de Podemos en particular. Y como sé que algunos no habláis jamás de política con personas de derechas (por evitar discusiones, por no cabrearos…), voy a contaros lo del viernes pasado a la hora del café.

Empezaron a charlar de política en el bar. Casi todos eran trabajadores de escasos recursos económicos. Me involucré en la conversación sin posicionarme, haciendo alguna que otra pregunta y respondiendo con vaguedades cuando me pedían mi opinión. Si me hubiera posicionado no se habrían soltado, y no me interesaba tratar de convertir a nadie sino conocer sus razones, «tomar el pulso de la calle», por usar una de esas manoseadas frases de políticos y periodistas.

Os describo a tres de los tertulianos más activos y ya los vais colocando vosotros en la clase social que os parezca:

  • La dueña del bar. Es empresaria, sí, pero de un bar cutrecillo, de menú y tal, y según cuenta, por ahora no para de palmar pasta y el banco no le da ni los buenos días. Seguramente tenga que cerrar
  • El barrendero del Ayuntamiento. Madruga mucho, pasa frío en invierno y se quema en verano, pero cobra muy bien, no tiene a nadie que le controle, para «a almorzar» varias veces al día…
  • Un pensionista cincuentón. Tuvo un accidente laboral hace algunos años y desde entonces le echa cuento (según confiesa él mismo) y hace trabajillos en negro cuando le apetece. Vive con lo justo

Los dos primeros no tienen ideología. A veces han votado al PP, otras al PSOE y otras se han abstenido. El tercero se define orgullosamente «de derechas», aunque si le preguntas las diferencias entre la izquierda y el PP, no lo tiene muy claro. Es de derechas como otros son católicos o del Betis.

 

La mayoría de los presentes afirmaban que van a votar al PP. Estos son algunos de los argumentos que esgrimieron en la conversación para justificar su voto, muchos los reconoceréis como simples ecos de las consignas que repiten los medios de comunicación:

  • Zapatero fue el peor presidente de la democracia
  • El Plan E fue el mayor fiasco económico que ha tenido este país
  • El PP se encontró con una situación crítica, están haciendo lo que pueden
  • El PP no ha podido cumplir su programa electoral porque el PSOE engañó a todos los españoles, igual que hizo Grecia con sus cuentas
  • El PP ha conseguido arreglar la macroeconomía en tan sólo tres años, falta la micro
  • La reciente bajada de impuestos no es una medida electoralista, Rajoy ya la anunció hace tiempo
  • No se ha demostrado que Rajoy haya robado
  • Salió el tema de las Viviendas de Protección Oficial que el Ayuntamiento de Ana Botella vendió a un fondo buitre, condenando a un montón de familias que pagaban una renta pequeña a irse a la calle por las subidas de los alquileres que ha llevado a cabo el grupo inmobiliario comprador. Aquí reconocían que el Ayuntamiento de Madrid lo hizo mal, pero lo justificaban diciendo que el fondo de inversión engañó al PP, porque el acuerdo era que los alquileres iban a subir un poco, pero no tanto
  • Podemos sería el caos
  • Fíjate cómo será el Coletas, que critica al PSOE aunque su abuelo fue el fundador del partido. Cuando puse en duda la afirmación (como si no estuviera seguro, haciéndome un poco el tonto para seguir en mi papel), me contestó: «Pues si no fue el abuelo, fue su bisabuelo. Por eso se llama él así». Esto es lo que se conoce como «oír campanas y no saber dónde»
  • Estos de Podemos dicen que le darían un sueldo de 600 euros a todos los españoles. Pues en este país de gandules no iba a trabajar ni dios. Aquí pregunté si ellos se conformarían de verdad con 600 euros y dejarían de trabajar y me reconocieron que no
  • Estos de Podemos dicen que van a evitar que a la gente le quiten la casa aunque no pague. Pues entonces yo mañana dejo de pagar la mía

Aquí lo dejo. Hoy, más que opinar quería haceros partícipes de este debate callejero, a ver qué pensáis vosotros.

 

Por cierto: una amiga me ha sugerido que cambie el nombre de la categoría de este tipo de artículos de «Personal» a «Costumbrista». Igual no es mala idea, ¿no?

Free Speech For The Dumb

Música: Free speech for the dumb, de Discharge

Imagen de cabecera: el orador Tony Turner hablando desde el Speaker’s corner del Hyde Park (1940). Vista en Sounds for the park

También te puede interesar:

29 sin mordaza

  1. Dami Francisca Alemany Hernandez 16/02/2015 a las 14:05

    Es asi, lamentablemente es asi.
    Pero fijate que realmente el pensionista estafador, el barrendero vago si fueran politicos serian corruptos. Se trata de valores y escasean.

    Responder
  2. Saludos Salva!
    Yo no sé si el coletas (vaya apodo rancio) hará que mejore la situación o no, por lo menos le otorgo el beneficio de la duda. Lo que sí sé es que PP y PSOE han traído y agravado la crisis a nuestra piel de toro. El coletas y sus perroflautas acaban de llegar, no han sido responsables de ningún mal, y ya están siendo atacados por todos los flancos, pues son una amenaza para el negocio del bipartidismo. Lo último ha sido la denuncia de Manos Limpias a Pablo Iglesias por 10 delitos, entre ellos, organización criminal y explotación laboral. Los medios ya se han quitado las caretas, pasan totalmente del código ético y el rigor periodístico y van directamente a neutralizar la amenaza. Cueste lo que cueste y caiga quien caiga.
    Las excusas para votar al PP, en efecto, son bastante simplonas y rebatibles. Pero si hay algo que me llama la atención en un votante del PP, es la falta de empatía hacia el prójimo, su egoísmo y su asombrosa capacidad de simplificarlo todo y hacer encajar sus argumentos con calzador. Por supuesto que habrán gandules, pero… ¿quién querría vivir con 600 € en un piso patera, sin opción a progresar, a pagar suministros, vestirse, comer, transporte o simplemente tener una vida digna? No te digo nada si tienes hijos que mantener.
    Hablan de no pagar la hipoteca. ¿Alguien en su sano juicio cree que alguien va a dejar de pagar la hipoteca por gusto? Se trata simplemente de que a uno no le priven de su cobijo, de su techo, es algo elemental y que además está recogido en la Constitución.
    Los motivos que esgrimen los votantes del PP se basan, en su mayoría, en el desconocimiento, la desinformación y en la dejadez por contrastar notícias. Aquello tan manido de «más vale malo conocido que bueno por conocer» (vaya mierda de refrán), o lo que más se suele repetir, es que la derecha mira por el dinero, por el empresario. Aunque uno sea pobre, esté en paro o le hayan quitado derechos: hay que hacerle la rosca a los que tienen dinero. Como urracas cuando ven algo brillar. Como aquella criada que se siente orgullosa cuando ve a su criada lucir ostentosas joyas, porque se ve a ella misma reflejada en su señora.

    La dura y cruda realidad es que el PP ha llegado al poder con un programa falso. Es una estafa electoral. Porque si desde un principio hubiera dicho cuáles serían sus medidas, no le habría votado ni Dios. Su excusa perfecta: la eterna herencia del PSOE, que se encontraron en el fondo del cajón deudas y claro, hay que recortar para pagarlas. Da igual que la calidad de la sanidad o de la educación caiga en picado. Y los parroquianos que se lo creen a pies juntillas, porque lo ha dicho un señor muy importante bien peinado que lleva corbata. No recuerdan aquélla entrevista a Rajoy cuando era candidato en la que dijo que sabía perfectamente cómo estaba España, y es más, pintó un país bastante más caótico de como estaba entonces.

    Para acabar, me reitero en lo que he dicho: pura ignorancia, desinformación, borreguismo y, por qué no, esnobismo.

    Un saludo, Salva, y perdón por el tocho.

    Responder
  3. Blanca Vázquez 16/02/2015 a las 14:54

    Pues si, quizás nos estamos creyendo mucho eso de que España es un país de izquierdas…por eso gano el PP con mayoría absoluta. Si, si ya se que la izquierda es mas crítica y lo del voto castigo pero lo que plasmas en tu entrada no nos puede pasar por alto por que lo mismo nos llevamos una leche de campeonato los de izquierdas cuando veamos que se repite la historia. La capacidad crítica de mucha gente, aunque sea gente que esta sufriendo las consecuencias de forma directa de la aplicación del neoliberalismo, es escasa y con el futuro en educación que nos espera será mas.

    Responder
    1. Aunque sé que nos lees hace tiempo, creo que es tu primer comentario, así que ¡bienvenida! Ah, y no caigamos en el pesimismo, leche, que para eso me basto yo solo, vuestro deber es animarme, a-ni-mar-me.

      Aprovecho para darle la bienvenida también a Dami, y decirle que sí: como suele comentar Vicente, se han aprovechado de la corrupción «a su alcance».

      Responder
  4. Costumbrista… me gusta, es muy adecuado.
    Y ya entrando en lo que nos explicas, te aseguro que, con algunas diferencias, me resulta todo muy familiar. Este tipo de charlas de bar entre gente trabajadora, o lo que se entiende por tal, son muy comunes entre ciertos sectores, entre los cuales me muevo debido a mi trabajo. Y realmente es así, las frases y las personas que describes pueden ser de cualquier parte de un tipo de España, la que no se informa de verdad, si ve algún telediario es el de la 1, o T5, o A3, que si lee es solo la prensa deportiva y se entretiene con el GHVip o similares, no sea que sean abducidos por algún ente extraño…
    También he escuchado a gente de derechas declaradas, que les da por mirar 13tv o escuchar la Cope, y que siendo gente pudiente y educada, se creen a pies juntillas lo que Rajoy&cia nos cuentan. Y cuando les demuestras que están confundidos, abren los ojos como si les contaras algo sorprendente y cambian de tema. Lo que sí repiten, como un disco rayado, es que si ganan los chavistas de Podemos, España se va al carajo en dos días.
    Ay, entre unos y otros estamos apañados. Hay mucho, muchísimo desconocimiento y también ganas de vivir del cuento. Pues cuentistas los hay y en cantidades.
    Y resumiendo, no creo que Podemos gane las elecciones, por supuesto que sacarán muchos votos perdidos de otros partidos de izquierdas. Pero el PP volverá a ser el partido más votado, aunque está vez sin mayoría y tendrá que pactar, y ¿Con quién? Todos pensamos que con el PSOE pero puede que nos llevemos una sorpresa muy desagradable…
    En fin, vivimos en un país de costumbres.

    Responder
    1. Pues sí, estamos apañados, porque como tú sabes, lo mismo ocurre en algunos sectores del bando de enfrente. No hay más que ver las reacciones al documental En tierra hostil 5, el de Corea del Norte (igual escribo algo de esto). Y muchos de mis «camaradas» niegan que haya trabajadores defraudadores. Si eres de izquierdas, los delincuentes sólo pueden ser empresarios.

      Cambio a Costumbrista entonces por petición de María y Vicente.

      Responder
      1. El numerito que montó Cao de Benós en «Espejo Público» fue de libro, aunque eso sí, a los presentadores se les llenó demasiado la boca con la palabra democracia mientras nombraban EE.UU y otros países varios (¿no es acaso Guantánamo un campo de concentración? Este detalle se les pasó, al igual como las barbaridades que demostró Wikileaks cuando sacó a la luz cientos de documentos secretos). En fin, hablando en román paladino, cada país tiene su propia mierda que barrer, pero defender a Corea del Norte es absurdo. Me da a mí que a este señor le pagan bien por defender lo indefendible.

        Saludos.

        Responder
        1. Pues lo mismo pienso yo, ya has visto que en la siguiente entrada rechazo esa doble moral.

          Lo de Espejo Público fue de vergüenza, pero en este caso no le echo tanto la culpa a Cao de Benós como al programa. Voy a explicarlo en algún comentario de Biba Corea del Norte, ya que allí hablamos del tema.

          Un saludo, amigo.

          Responder
  5. Buenas tardes Salva,
    De nuevo, felicitarte por tu blog, aunque no he vuelto a escribir desde aquél que hablaba de las drogas.
    Esta vez me tengo que meter en la piel de economista en ciernes que soy, y comentar algunas de las cosas que dices.
    Hace algunos años que me interesa la política. Ya con 17 años, empecé a ir a las reuniones de las juventudes socialistas en mi pueblo, un municipio cercano a Zaragoza de unos 18000 habitantes.
    El caso es que aquí tenemos de todo, desde piscinas municipales, biblioteca, subvenciones a los libros, basuras, limpieza, policía municipal..
    En mi opinión las cosas no están mal, comparadas con otros ayuntamientos municipales de la comunidad autónoma. No tenemos deuda, ya que se han amortizado todos los préstamos, aun en época de crisis.
    Dicho esto, y puesto en situación, te cuento mi experiencia vivida con podemos.
    Hace algunos meses (septiembre) oí que se iba a crear el círculo de podemos en mi municipio.
    Me acerqué a algunas reuniones, y me sedujo la idea de trabajar para mi municipio, y promover el acercamiento de la política al ciudadano de a pie.
    Poco tiempo después, en diciembre, nos costituimos como asamblea, de manera horizontal. Una persona, un voto.
    Se empezaron a crear grupos de trabajo. Yo me ofrecí voluntario para trabajar en la línea económica, pues como he dicho, en junio seré definitivamente graduado en economía.
    El caso es que algunas reuniones después, empecé a ver lo que realmente había en ese círculo.
    Resulta que el que promueve casi todas las iniciativas, fue concejal del municipio, primero por el PSOE y luego por CHA (agrupación política aragonesa).
    Mas tarde me dí cuenta de que muchos de los miembros tenían algunos pleitos perdidos contra el ayuntamiento.
    Así que, cuanto mas sabía, mas intereses personales descubría.
    La verdad es que me seduce la idea de sumar por podemos, aunque aquí se llama de otra manera, por la política que ha tomado Podemos estatal de no presentarse a las elecciones municipales.
    Así que visto lo visto, he decidido finalmente, y única y exclusivamente, sumar por el PSOE, ya que la gestión del ayuntamiento durante los últimos 8 años ha sido excelente, y el ejercicio de transparencia que está haciendo merece una recompensa, incluso desde el respeto.
    De todas formas, sigo pensando que a nivel estatal, es necesario un cambio ESTRUCTURAL que redefina una nueva política, con mas mecanismos de autocontrol y permanencia.
    En cuanto a lo de que Zapatero fue uno de los peores políticos de la historia, no estoy nada de acuerdo, pues por lo menos supo asumir con deportividad la derrota, y convocar elecciones anticipadas. En cuanto al PLAN E, soy de los que defiende las políticas económicas keynesianas, es decir, políticas ANTICÍCLICAS.
    Me explico: Desde la adhesión de España a la UE, renunciamos a la política económica, ya que ahora depende del BCE y la moneda común no ofrece margen de maniobra.
    Así que sólo nos queda la política fiscal.
    Yo soy de los que opinan que en períodos de expansión, la presión fiscal debe ser mayor, y en períodos recesivos, reducirse.
    En ese contexto, para mí el plan E es un acierto, pues se trata de un gasto público que reactiva la economía y crea empleo.
    Este tipo de políticas tienen que ser leídas con mucha delicadeza, pues el gasto que se hace debe ser claramente productivo y sostenible en el tiempo.
    Debemos caminar, y siempre hablo desde mi opinión subjetiva, hacia la redistribución de la renta, con un IRPF mas justo y equitativo, que reduzca las desigualdades sociales y equipare los niveles de vida de las familias españolas.
    No concibo la posibilidad de que una familia no tenga libros para el colegio de sus hijos y a la vez existan familias que gastan miles de euros en productos de lujo.
    Ni mucho menos quiero asemejarme al comunismo, pero sí a un sistema realmente SOCIAL.
    Lo mismo diré de la renta básica.
    La renta básica, según entiendo yo, es para cubrir las necesidades de población en riesgo de exclusión social, parados de larga duración y casos muy concretos de pobreza extrema.
    Se trata de asegurar que todo el mundo tiene, por lo menos, un techo donde cobijarse y un plato de comida al día.
    Esto puede sonar utópico, pero joder, en pleno siglo XXI, hay que dejarse ya de demagogia y empezar a concebir el cambio como algo real, tangible, y sobre todo POSIBLE.
    En cuanto al empleo tengo mucho que decir, pero creo que me estoy extendiendo y tampoco quiero ser pesado.
    En fin, que lo importante es creer que una sociedad mas equitativa es posible. Que la solidaridad en este país es muy grande, y que si queremos formar parte de una sociedad, debemos luchar juntos, dejando de lado ideologías arcaicas y prejuicios y sobre todo, CREER en que un cambio real es posible.
    Un abrazo fuerte, y te sigo leyendo ;)

    Responder
    1. No soy Salva, pero estoy 100% de acuerdo contigo.
      En mi pueblo se presentan a las elecciones municipales el circulo de Podemos local, PERO no les voy a votar a ellos, sino al PSOE por los mismos motivos que tú. A nivel municipal, el PSOE ha hecho muchas cosas provechosas, y si me apuras, hasta la alcaldesa del PP que actualmente gobierna mi ciudad jamás se ha visto involucrada en ningún asunto turbio y ha propiciado grandes avances a nivel local. Mi posición es que, hasta que no se asiente todo el tema y se auditen los círculos, no voy a votar a Podemos en las municipales.
      Ahora bien, a nivel estatal tengo muy caro que mi voto va para ellos.
      Un saludo.

      Responder
      1. Yo siempre he sido de los que opinan que en los pueblos, sobretodo en los pequeños, no se vota unas siglas, si no un grupo de gente, unos vecinos.

        Responder
    2. Me acuerdo perfectamente, Ángel. Gran comentario aquel en el artículo de las drogas (igual que este).

      Entiendo los motivos que os llevan a David y a ti a votar al PSOE en las municipales, pero en mi caso no tengo esa opción porque me ocurre como a Vicente, en mi pueblo los socialistas fueron los culpables, entre otros disparates, de esto.

      Espero que hagan como en Andalucía (si no se pelean antes) y vayan juntos Podemos y Equo. Y si es posible que se unan Compromís y otros partidos, tanto mejor.

      Ah, coincido totalmente con el comentario de David de arriba del todo, no puedo ponerle ni un pero.

      Responder
    3. A diferencia de Ángel, creo que habría mucho que decir sobre el planteamiento de los planes E y Ñ de Zapatero, pero ese sería un debate demasiado técnico.
      Por ahora me limito a recomendar encarecidamente este debate entre los keynesianos lúcidos de Economistas Frente a la Crisis, y las propuestas alternativas de mis ex-compis de EQUO.
      Hoy a las 19:00 y retransmitido por streaming:
      http://economistasfrentealacrisis.com/debate-la-transicion-economica-de-la-ecologia/
      Saludos.

      Responder
      1. Espero poder verlo a posteriori en línea, pues tengo mucho interés en el tema. Mañana en mi facultad hay un debate sobre modelos europeos para salir de la crisis. Me interesa mucho, y acabo de empezar un blog, así que publicaré lo mejor que sepa (estoy empezando) las conclusiones que saque. Os daré la dirección y debatimos lo que queráis, pues considero muy enriquecedor charlar con gente que tiene otra opinión.

        Responder
          1. Como os he dicho, estoy empezando, y, si Salva me permite, me gustaría que os pasárais por mi nuevo blog. Para nada mi intención es competir o lucrarme. Únicamente quiero expresar mi opinión y ver qué opinan otros. Yo no sé si esto se debe hacer, pero ya que no tengo facebook ni nada donde compartirlo, me gustaría dejaros la dirección: rincondeladuda.wordpress.com

            Si me dejáis un comentario, me haréis realmente feliz. Voy a esforzarme por trasladaros todo lo que aprenda en este último año de carrera, lo mas sencillo que sepa. Un saludo, y mil gracias.

            Ángel

            Responder
            1. Hola, Ángel. Acabo de pasar por tu recién estrenado Rincón de la duda y he visto que ya han comentado por allí nada menos que don Vicente y don Miguel, no te puedes quejar.

              La verdad es que la economía y yo nos hemos llevado siempre regular, creo que los economistas sois tíos raros (jeje). Pero por lo que te he leído aquí me gusta cómo escribes, así que si consigues hacerme los numericos atractivos…

              ¡Que tengas muchas suerte con el blog!

              Responder
  6. Este tema es un déjà vu. Ya lo hemos discutido otras veces: España no es activamente – es irrelevante la opinión de quienes sistemáticamente se abstienen – un país de izquierdas, por más que se lo afirmemos al CIS, que mucha gente miente en las encuestas.
    Y asumámoslo: el PP mantendrá más del 30% de los votos en las generales, y excepto en las circunscripciones con un fuerte peso de grandes ciudades (Andalucía va aparte), repetirá en muchas autonomías. Todo depende de como lleguen hasta allí PSOE e IU, de las posibles confluencias, y de que se produzca (o no) algún detonante como fue el 11M en su día.
    Por resumir, yo diría que la victoria del PP depende de lo que hagan sus adversarios más que de lo que hagan ellos mismos, y Rajoy lo sabe. De ahí que deje pasar el tiempo, que juega a su favor porque, nos guste o no, juega en casa.
    Saludos, Vicente Juan.
    NB1: Ya que David y Ángel se han mojado: no sé a quienes votaré en las diversas elecciones porque depende de los «Ganemos» que se consoliden, pero descarto votar del PSOE (el de mi pueblo rivaliza con el PP en caciquismo) hacia la derecha, y a Podemos si no va integrado en una candidatura conjunta.
    NB2: Costumbrista, Salva, costumbrista.

    Responder
    1. Supongo que va por pueblos, Vicente Juan. Como ya digo (y jamás pensé que diría algo así), tanto la gestión del PP como la del PSOE en Denia ha sido muy buena. No votaré al PP, así que estoy entre PSOE y Compromís. Yo hasta que no se auditen los círculos locales, tal como ha anunciado Iglesias & Co, me da reparo darles mi voto.
      Mi madre, por ejemplo, funciona al revés que yo. Votará en la municipales a Podemos, y en las generales al PSOE.
      Un saludo, Vicente Juan.

      Responder
  7. Ah, se me olvidaba! Espero con ansias ver qué pasa en Andalucía. No creo que PSOE obtenga mayoría, con lo cual deberá hacer coalición con alguien. Porque, dependiendo el camino que siga a la hora de pactar, tendremos una pista muy gorda de lo que hará en las generales.

    Responder
  8. Como he leído por ahí, la gente miente mucho cuando le preguntas abiertamente, y luego en las urnas vota otra cosa. En todo caso, aunque no sea así en todas las circunscripciones, el proyecto de Podemos y Syriza es una ruptura, la irrupción del inconformismo y el anti-derrotismo en la política. Por mal que nos vaya en las urnas, el camino está marcado. Si el pueblo español se muestra incrédulo, peor para ell@s y nosotr@s, pero lo seguiremos intentando.

    Responder
    1. Nunca he entendido por qué ocurre esto. ¿Por qué a alguien le puede dar reparo decir la verdad en una encuesta anónima? Otra cosa sería que te pregunten por la calle unos reporteros de televisión, pero en una encuesta telefónica…

      Responder
      1. Salva, tiene que ver con la forma en la que una mayoría construye su identidad.
        Mead diferencia entre el «yo» (creativo y espontáneo) y el «mi» (internalización de la opinión de los demás). El conjunto de ambos es el «self», la identidad. Si la opinión ajena pesa lo suficiente – y esto es bastante habitual – llega un momento que adoptas la posición que mejor cuadre con esa identidad deseada, cualquiera que sea el interlocutor.
        Dicho de otra forma, si basas tu autoestima en lo que piensen los demás de ti llega un momento que puedes adoptar un rol que consideras adecuado en toda interacción, aunque al otro lado del teléfono tengas al cansino de Jazztel.
        Además, el concepto de «izquierdas» y «derechas» está mal definido. Por ejemplo, ser de izquierdas y defraudador fiscal – aunque sea en el IVA del fontanero – deberían ser incompatibles porque no se está contribuyendo al sostenimiento del gasto público, que en teoría se defiende. ¿Cuanta gente pasaría esa prueba del algodón?

        Responder
  9. Que gran victoria de los medios es disfrazar los intereses económic…digo políticos en información. Por cierto, lo de los 600€ también lo he escuchado. »A mi si me dan 600€ no trabajo» comentan mientras miran su iPhone al subirse al coche. ¡Claro joder! Todos aspiramos a cobrar 600€, es un lujazo.
    Añade otro voto a costumbrista Salva. Me encanta este tipo de historias, conocer un poco lo que piensa la gente.

    Responder
  10. Roberto López Zalbidea 17/02/2015 a las 19:07

    Pues sí, es claramente costumbrista!
    Enhorabuena, porque en esta entrada, con muy pocos trazos, haces una foto que más bien parece uno de los caprichos de Goya…
    Decir: «Pero a qué bares vas tú!» sería claramente postureo, porque desgraciadamente lo bueno abunda, como todos sabemos. Lo que es verdaderamente vergonzoso es que algunos HIJOSDEPUTA (perdón por el exabrupto) se empeñen -vía impedir el acceso de la gente a la Universidad, o por la vía de manipular con esos panfletos vergonzosos que se empeñan en llamar periódicos, etc- digo que lo vergonzoso es que algunos elementos de estos se carcajeen de la gente e insistan en mantener este estado de cosas que tanto les conviene. No todos son iguales, obviamente, y las cosas están cambiando porque el pueblo les demuestra que, además de manipulables, vagos y jetas, y gente que no demuestra interés por aprender a hacer la «o» con un canuto, también hay clase trabajadora y clase media dignas, que son el motor verdadero de una sociedad que algunos de ellos se empeñan en seguir esquilmando, mientras se descojonan.

    PS: Parte de la «mayoría silenciosa» y algunos de los más humildes forman parte importante de sus cálculos electorales, que lo sé yo. Pero qué poquísima vergúenza

    Responder
  11. Roberto López Zalbidea 17/02/2015 a las 20:01

    Si me ha quedado un comentario un poco agrio, lo siento. La mayoría de la gente merece la pena y no está ocupada únicamente en juzgar a los demás. Un saludo Salva y resto de ‘contingentes’ y lo dicho: enhorabuena por la costumbrista columna… ;)

    Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.