Católicos contra mongólicos

Saludos a todos menos a los que hacéis llorar a nuestra Santísima Madre con vuestras sátiras impías.

Hoy me quito la mordaza para comentaros una noticia de la que no habréis oído hablar en los medios tradicionales: el escrache a la actuación de Mongolia en Cartagena por parte de un grupo de católicos añejos (y unos pocos skins de guarnición) indignados por el cartel promocional del espectáculo.

Si tenéis nueve minutos, podéis empezar por este vídeo:

 

 

Si no, aquí os entrecomillo un par de frases pronunciadas por los simpáticos participantes en la protesta, justo antes de comenzar la misma:

«Eso [el cartel que han puesto] que se lo hagan a su puta madre, si es que tienen».

El hombre del puro (2:18) dice que con Mahoma no se atreven, pero que a los católicos «nos matan, nos asesinan y hacen desastres que no deberían de ocurrir nunca en la vida». No sé en qué parte de España vive este señor, no sabía que había un Católico de la Vega, tengo que salir más.

Unos skinheads (1:23): «Han puesto un cartel en el que sale la imagen de la patrona de Cartagena, y la que creemos que incita al odio y a la religión [ya… son skins, qué queréis]. Venimos a reivindicarnos y bueno, ya veremos qué pasa».

Inciso: a estos es fácil verlos en manifestaciones de derechas, nunca en las de izquierdas. Lo digo por las veces en las que los políticos del PP tienen los cojonazos de comparar a la izquierda con el nazismo o el fascismo, cuando los amigos de los nazis son ellos. Ahora, y cuando Hitler y Mussolini ayudaron a Franco a ganar la guerra.

 

Llegan los espectadores:

«Cabrón, ven aquí si tienes huevos»; «hijos de puta», «comunistas», «sinvergüenzas», «puta»… Decían que era una manifestación pacífica y que iban sólo a rezar, pero ya veis… Y no es que esa fuera su intención y se exaltaran allí, porque yo hace mucho que no entro en una iglesia, pero no recuerdo que se fuera a rezar con pitos.

Por descontado, la policía fue extremadamente cuidadosa, que estos son de los suyos. Podéis ver en el minuto 6:00 como un agente empuja de malos modos a un chico que hacía cola para entrar; a ninguno de los violentos manifestantes (ah, no, que esto no es una manifestación de izquierdas, no se pueden usar estos términos), digo que a ninguno de los pacíficos creyentes los trataron así. Ni siquiera cuando un orondo y calvo señor agarró por el cuello a un joven, sabiéndose protegido por el policía (el agresor) y le dijo, piadosamente: «Deja ya de dar por culo, que te voy coger y te voy a dar una que te vas a cagar». En este vídeo se ve mejor.

Cuando las JMJ de 2011, la visita del papa a Madrid, visita que el PP tampoco desaprovechó para seguir expoliando las arcas públicas, por muchos menos que esto (por nada, en realidad), la policía repartió hostias como panes, a periodistas y chicas menores de edad incluidas.

Los mismos beatos que rezaron una salve allí, en plena calle, después pasaron a los insultos y alguno incluso a la agresión física, como hemos visto. Dios te salve, reina y madre de misericordia, rojos hijos de puta, muéstranos a Jesús, cerdos comunistas. Surrealismo marca España.

Y para redondear, los tambores de Semana Santa con los que acaso intentaban intimidar al enemigo, a los herejes, como un taiko japonés en el campo de batalla, aunque en este caso uno de los dos tamborileros era un muchachote sin cuello con una cabeza más grande que el instrumento.

 
 

Los católicos odian a los mongólicos

¿Y esto por qué pasó? ¿Fue una reacción espontánea de la sociedad civil, herida en lo más hondo de sus creencias, como nos han vendido los convocantes? Pues no, claro que no. Recapitulemos:

El jueves, 10 de noviembre, Mongolia difundió en las redes sociales el cartel que podéis ver en la imagen de cabecera de esta entrada, en el que anunciaban el espectáculo para el sábado 12.

Ese mismo día, jueves, el presidente del PP de Cartagena, Joaquín Segado Martínez, dijo que era una falta de respeto y pidió «a los responsables de su programación que lo retiren y que no les paguen ni un solo euro» (?).

El presidente de la Región de Murcia (también del PP), metido en chanchullos varios, que no está imputado por los divinos milagros del aforamiento, se apresuró a enviar este tuit:

 

 

Por su parte, el partido que gobierna, Movimiento Ciudadano, publicó un comunicado en su web en el que «exige» (?) que sea retirado el cartel.

Y el obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, no perdió la oportunidad de echar más leña al fuego (no busquéis aquí alusión alguna a la Santa Inquisición).

Todo esa misma mañana. Qué raro, con lo ocupados que están nuestros políticos y lo mucho que trabajan cada día por nosotros…

 

El viernes se calientan y van a los juzgados. A posteriori, se ha sabido que la denuncia fue interpuesta por el presidente y el vicepresidente de la cofradía Jesús Nazareno, José Ramón García Carrero y Álvaro Valdés, respectivamente (este último, también concejal del PP), quienes se personaron como perjudicados por un supuesto delito contra los sentimientos religiosos. Y es que el artículo 525 del Código Penal es otro arcaísmo de tantos que venimos arrastrando de la dictadura, cómo nos está costando terminar de mudar la piel.

Lo curioso es que también dicen ampararse en el Real Decreto Legislativo 1/1996, sobre la Ley de Propiedad Intelectual. Pero coño, ¿es que la Virgen es una marca?

Ese día hubo más presiones (recordad las palabras del presidente del PP de Cartagena) a los dueños del teatro. Jesús Giménez Gallo, presidente de Movimiento Ciudadano (partido que gobierna, vuelvo a recalcar), recordó que Sonora Producciones tiene varios contratos con el Ayuntamiento. Como queriendo decir. Los de Sonora captaron la amenaza velada, excusándose con que ellos no sabían, que el cartel que les hicieron llegar desde Mongolia fue el anterior, uno en el que salía Ortega Cano de marciano después de haber estrellado su platillo volante por unas copas de más, que imagino que ofendería mucho también a mis paisanos taurinos, y por el que habrán hecho una corrida de desagravio.

Digo esto porque de nuevo, el obispado de Cartagena sacó un comunicado en el que informaban de que iban a celebrar una «Eucaristía de desagravio» (para los que, como yo, no entráis en una iglesia así se case vuestro hermano, eucaristía quiere decir misa). El alcalde, José López Martínez, la consejera de Cultura, Noelia Arroyo, y varios concejales, han asistido a la misa.

Entretanto, un abogado enamorado de sí mismo y admirador de Mario Conde creó la plataforma Rosas Negras (otra cosa no, pero estos extremistas católicos son rápidos y están organizados), llamando, incluso por Whatsapp, a «una concentración pacífica-cultural-religiosa mañana sábado, 12 de noviembre, en la puerta del Teatro Circo de Cartagena, a las 21.00 horas [el espectáculo de Mongolia estaba programado para las 21:30]».

 

Mensaje de Whatsapp, imagen, Rosas Negras, Virgen de la Caridad, Cartagena, Mongolia Musical 2.0, Nuevo Teatro Circo, polémica

Clic para ampliar


 

¿No es curioso que la policía cortara la calle para una manifestación no autorizada, convocada por una plataforma que se había creado el día antes? Bah, serán cosas mías. Seguro que si la manifestación hubiera sido de izquierdas, habrían hecho exactamente lo mismo.

 

¡Y ya es fin de semana! Sábado, 12 de noviembre, día de la actuación. Se plantan allí unos cuantos exaltados, incluido algún que otro concejal del PP, a hacer lo que se ve en las grabaciones. ¡Tachán! Todo muy natural y espontáneo.

Estos son los desechos. Suyas, las deposiciones.

 

Nota: Por lo pronto, parece que a los Guerrilleros de Cristo Rey 2.0 les ha salido el tiro por la culata: no sólo hubo éxito de taquilla en Cartagena, sino que las entradas para el 1 de diciembre en Murcia se han vendido tan rápido que al día siguiente repiten.

 

Imagen de cabecera: Revista Mongolia

 

Segunda parte de esta entrada: El PP, tras el escrache a ‘Mongolia’

 

También te puede interesar:

11 sin mordaza

  1. Todo esto no provoca otra cosa que el llamado “Efecto Streisand”: publicidad gratuita, así que mi enhorabuena a los chicos de Mongolia por hacer un buen trabajo. Es decir, les ha salido el tiro por la culata. Sólo por haber molestado a este sector rancio y casposo de la sociedad, por haber levantado ampollas en la derecha, merecen mis más sinceros respetos.

    También provoca vergüenza ajena por la imagen que ofrecemos; la de un país anclado en el medioevo, el país de la boina enroscada, del entrecejo, del “qué hay de lo mío”, del baile egipcio.

    Responder
    1. Pues sí. Entre esto, y que un presidente corrupto de un partido podrido haya conseguido volver a jurar el cargo sobre la Biblia y frente al crucifijo gracias a las mentiras de un partido traidor a su historia, vamos bien.

      En cuanto al Efecto Streisand, como decía alguien por ahí, los católicos también han llenado su iglesia un miércoles gracias a Mongolia, así que win-win.
       

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  2. DespidoDiferido 16/11/2016 a las 22:11

    Hace algunos años (hasta que los puticlubs de carretera acabaron con los locales conocidos, eufemísticamente, como ‘whiskerías’ y que coloreaban de neón las noches urbanas), en mi pueblo hubo un… eso, puticlub, de mucho éxito entre los noctámbulos de aficiones inconfesables que llevaba, precisamente, ese glorioso nombre, “LA ROSA NEGRA”.
     

    Twitter: @DespidoDiferido

    Responder
  3. Cuando vi el vídeo el otro día en eldiario.es tras conocer el caso en el Twitter de Mongolia, sentí muchísima vergüenza ajena por el espectáculo bochornoso de ver a esos señores ultras berrear. Me sorprendió ver a tanta gente en la manifestación, pues según el último CIS un 70% de españoles se declaran católicos pero menos de un 10% van a misa cada semana. Claro, que desconocía el dato que apuntas de que, curiosamente, concejales del PP estén en el ajo y hayan hecho un llamamiento para hacer más ruido.

    Efectivamente es arcaico el artículo 525 del Código Penal, nunca lo he comprendido. ¿Yo como atea tengo menos derechos que una persona religiosa? ¿Los creyentes se pueden ofender si insulto a sus ídolos imaginarios pero yo no puedo sentirme agraviada por sus procesiones? ¿No es ya suficientemente sangrante que en un estado aconfesional se premie a la iglesia católica con exención de impuestos, les paguemos el sueldo a los profesores de religión y a todo el clero, les sufraguemos el mantenimiento de sus templos, les dejemos inmatricular bienes y en general, nos cueste unos 11 mil millones de euros mantener una religión en declive que no aporta nada a la sociedad? Y encima ELLOS son los perseguidos, no los que no creen y deben aguantar sus intentos capillitas de quitar el derecho al aborto, de decirnos cómo debemos llevar nuestras vidas y qué modelos de familias son aceptadas y cuáles no.

    A mí me encienden mucho estos temas porque me costó mucho quitarme de encima la religión que me impusieron al nacer y peleé desde mi adolescencia con una familia muy religiosa. Ahora tenemos unos ministros opusinos que siguen empeñados en que sigamos anclados en el pasado y se quejan de los musulmanes cuando los católicos son igual de integristas.
     

    Twitter: @artrac84

    Responder
    1. Y ayer tarde, miércoles, la iglesia llena para la misa «de desagravio». Mil personas, dicen los medios, pero visto el partidismo infame que han tomado, como siempre, a favor del clero, a saber. En cualquier caso, había gente. Ahora, casi todos, según se ve en las fotos, con dos años menos que el sol.

      Y no os perdáis la misa que hay convocada en la misma iglesia para este domingo: «Una santa misa en honor a José Antonio Primo de Rivera».

      Para justificar la aberración del articulito de marras, el 525.2 del CP, añade: «En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna».

      Totalmente de acuerdo con tu comentario, estoy igual de encendido que tú.
      Gracias, Celia.
       

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  4. Este episodio me recuerda el intento reciente, por parte del grupo PRISA, de evitar que la candidatura próxima a Pablo Iglesias ganase las elecciones para formar Consejo Ciudadano de Podemos CAM. Para tal fin, Cebrián y sus adláteres intentaron desprestigiar a Ramón Espinar achacándole enriquecimiento mediante compra-venta de un piso de promoción pública. Absurda artimaña, que se desmontó fácilmente en sucesivas apariciones en los medios, que no convenció a nadie, creo que ni siquiera a ellos mismos.

    Tiro por la culata: Ramón es desde el viernes pasado Secretario General de Podemos CAM, y Servidora de Ustedes miembra de su Comisión de Garantías Democráticas (Tercera en número de votos entre 17 candidat@s, dicho sea de paso).

    Podemos sacar las mismas conclusiones de ambos episodios:

    a) Por mucho poder que tengan “ES@S”, y por mucho ruido que hagan, son minoría, no tienen razón, son patéticos, y tan tont@s que no son capaces de reconocer su propia ridiculez, y por tanto cada vez convencen menos;
    b) La gente no es tonta y SABE LO QUE QUIERE. Estamos en un momento en que la iniciativa ciudadana (exceptuando el voto en urna, que es el último en cambiar) está aprendiendo a dar un paso al frente y actuar, hablar, o negarse a obedecer.

    Mongolia ha demostrado una vez más lo que viene estando claro hace ya algunos años: NO NOS REPRESENTAN y NO NOS ROBARÁN LA PRIMAVERA.

    Gracias por la noticia y tu ingeniosa valoración. Siempre un placer leerte, bello compadre :-*
     

    Twitter: @OlgaBaselga

    Responder
    1. ¡Enhorabuena por tu elección! A este paso, dentro de nada te veo peleándote con Rafael Hernando.

      Lo de Ramón Espinar ha sido una vergüenza. No sé si se debió a su afinidad con Iglesias, o simplemente era el juego sucio de siempre contra Podemos, pero la desproporción y el agravio comparativo es bochornoso e indignante.

      Y lo que es peor es que, no ya desde el PSOE, que visto lo visto, nada debemos esperar de ellos, sino desde Izquierda Unida (Cayo Lara, Llamazares…) han aprovechado para meter el dedito en la caquita, remover un poquito y llevárselo a la boquita.

      ¡Un besazo, Olga!
       

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  5. La verdad es que los católicos sienten un odio hacia todo lo que no entienden o no procesa sus ideas… Cuanto más poder se les de, peor será para la sociedad.
     

    Twitter: @Pequeno_Ralph

    Responder
  6. Como aportación a este artículo, os traigo una entrevista que realicé a Mongolia poco después de lo sucedido. Ya que mi canal de Youtube tiene poca repercusión y seguramente no lo habréis visto, os lo dejo por aquí abajo.

    En respuesta a David sobre el efecto Streisand, a ellos no les hace falta ser polémicos con el cartel para llenar, ellos llenan porque son polémicos 24 horas al día. Por otro lado, le doy la razón a Salva en lo de que la iglesia gana, en mi opinión, gana más que Mongolia por ese cartel.

    Recomiendo que veáis el vídeo, no es por hacer Spam de mi canal, es porque me parece interesante compartirlo con vosotros.

    Saludos
     


     

    Twitter: @VideoBlogCP

    Responder
    1. Hola, Iván. Bienvenido.

      Pues no te lo vas a creer, pero el antivirus del blog te había detectado como spam (en realidad no es tan raro, suele pasar cuando alguien incluye algún enlace en el comentario).

      Me ha gustado la entrevista. Destaco:
       

      «La moralización de la corrección política no es sólo de la derecha, es una censura; la gente que actúa pero no piensa y que se dice de izquierdas, eleva a sus propios iconos, y en el fondo lo que está haciendo es instalando una censura, que no es una censura de Estado, pero es una censura. Nosotros no la sufrimos, porque a cada uno de esos que nos dice que no nos podemos reír, por ejemplo, de la muerte de Fidel (o de la muerte de Rita Barberá), nosotros les decimos que nos podemos reír de lo que queramos. (…) Dogmáticos que repiten cuatro cosas que aprendieron y se creen de izquierdas por eso».

      «Es un peligro que la política sea como el fútbol».

      «Cuando lanzamos el cartel de la Virgen [en Cartagena], las localidades de la primera función estaban agotadas ya».

      Un saludo.

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.