Archivos: Opinión

Trabajas más que un funcionario

 

Hoy me quito la mordaza para quejarme de la incomodidad de mi trinchera política: es estrecha y huele a rancio, y si levantas la cabeza para respirar te acribilla el fuego amigo.

 

Continúa leyendo

Quiero llantos de lata en las series

 

Hoy me quito la mordaza para revisar con ojos frescos, prescindiendo del indulgente cristal de la costumbre, un despropósito de muchas series de humor que hemos interiorizado por repetición: las risas de lata.

¿Os imagináis que hicieran lo mismo con el llanto?

 

Continúa leyendo

Hispanofobia, pulserofobia, tirantofobia

 

Hoy me quito la mordaza para hablar del enésimo caso de manipulación mediática: el de Víctor Laínez, el hombre asesinado «por llevar unos tirantes con la bandera de España».

Continúa leyendo

Los amigos de los asesinos

 

Aprovechando que los odios y las inquinas apuntan para otro lado, hoy me quito la mordaza para hablar de lo que sucedió alrededor de los atentados y las muertes de Cataluña (Las Ramblas, Cambrils, Subirats).

 

 

Los amigos de los asesinos

 Atentado de Las Ramblas

 

De entre las múltiples cosas que no me gustaron de esos días, una de las principales fue el sonrojante papel de la prensa española (nota: cuando digo española, incluyo también a la catalana), con prisas, sin reflexión, trabajando a todo correr, pensando sólo en la audiencia o los clics, cagándola una y otra vez. Daban una noticia que contradecía a la de ayer, y tres horas más tarde se volvían a desmentir a sí mismos.

Dijeron, por ejemplo, que los policías habían detonado los explosivos de los terroristas de forma controlada, cuando no había tales explosivos, o que una agente había matado a cuatro yihadistas, aunque este pistolero fue un hombre.

Continúa leyendo

Guardia Civil en Calella: «más allá del deber»

 

Hoy me quito la mordaza para volver a alertar del trato de favor que los medios de comunicación conceden a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Esta vez va de los guardias civiles expulsados del Hotel Vila de Calella sin ningún motivo. ¿Sin ninguno?

Continúa leyendo

¿Quién necesita coherencia, teniendo ideología?

 

Hoy me quito la mordaza para hablar de la coherencia. Según el diccionario: «Actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan». Si alguno cree que esta palabra le define perfectamente, posiblemente no lo haya pensado del todo bien.

 

Continúa leyendo

Ciudadanos, el “caddie” de los corruptos

Hoy me quito la mordaza para revisar cuántos puntos se han cumplido del pacto anticorrupción que Ciudadanos y PP firmaron hace un año.

 

 
Continúa leyendo

¿PSOE renovado?

Hoy me quito la mordaza para plantearme cuánto hay de verdad y cuánto de estrategia de marketing en el supuesto «nuevo» PSOE. ¿Es el de Pedro Sánchez realmente un PSOE renovado?

Continúa leyendo

Internet y las redes brutales

Hoy me quito la mordaza para hablar de las redes sociales. ¿Tiene sentido analizar el lamentable comportamiento de algunos (demasiados) internautas aislándolo de la sociedad de la que forman parte, como hacen la mayoría de los medios?

 

Continúa leyendo

La libertad de expresión en España, amenazada

Hoy me quito la mordaza para gritar (mientras me dejen) que la libertad de expresión está gravemente amenazada en España.

A todos esos que, convenientemente adoctrinados por el incesante bombardeo mediático, se solidarizan con los presos políticos de otros países, les convendría mirar primero en su propia casa.

Más que un artículo, por extensión me ha salido un ensayo, y eso que he tenido que dejar fuera multitud de casos: tal es el grado de represión.

 
 

Condenas internacionales a España

 

Amnistía Internacional, que ya ha reprochado en numerosas ocasiones el uso arbitrario y excesivo de la fuerza contra manifestantes en nuestro país, ha vuelto a alertar en su último informe de la persecución de la protesta en España.

 

Persistió el uso del delito de «enaltecimiento del terrorismo» para procesar a personas que ejercían de manera pacífica su derecho a la libertad de expresión.

 

También menciona el caso de Juan Antonio Martínez González (abril de 2015), que murió a causa de los golpes que cuatro policías le dieron en la cabeza al detenerle.

Se archivó por la Fiscalía.

Imposible no acordarse de la muerte de Juan Andrés Benítez. Los mossos, que se declararon culpables de homicidio «imprudente», tampoco entraron en la cárcel ni fueron expulsados del Cuerpo, únicamente suspendidos de empleo y sueldo dos años.

 

España ha sido condenada siete veces por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por no investigar las denuncias de torturas policiales.

Y eso sólo desde 2010: vamos a condena por año.

Continúa leyendo