Al PP de San Javier no le gustan los flamencos

Saludos, bañistas mutantes. Hoy me quito la mordaza para hablar del enésimo intento de José Miguel Luengo, alcalde del PP de San Javier, de construir una pasarela que conecte La Manga con la playa de La Llana.

 

Incluso los que no vivís por esta zona habréis oído hablar del estado del Mar Menor. El PP ha dejado que se convierta en una «charca de agua podrida» (Ecologistas en Acción). Y aquí no hay herencia recibida que valga: el Partido Popular lleva instalado en el gobierno de la Región de Murcia desde 1995.

Los ecologistas se han quedado roncos de advertir durante dieciocho años del riesgo de la excesiva presión urbanística (viviendas, paseos marítimos, puertos deportivos) y especialmente de la permisividad con los vertidos. Han realizado estudios científicos, se han entregado informes en el Ayuntamiento… Y el PP con tortícolis de mirar durante dos décadas para otro lado. Y es que si no se les permite contaminar a voluntad, los empresarios se marcharán a otro sitio y se perderán puestos de trabajo.

Al final, las funestas predicciones se han cumplido y el Mar Menor ha colapsado. Sólo los más osados se atreven a emular a Fraga en Palomares para introducirse en esas aguas verdes, pestilentes, fangosas. Los que pueden se desplazan a las playas del Mediterráneo por miedo a salir del baño con un tercer ojo, como el pez mutante de Los Simpsons.

Para mitigar el enojo de los hoteleros y los propietarios de una segunda residencia en La Manga del Mar Menor, al PP de San Javier, con el alcalde José Miguel Luengo al frente, no se le ha ocurrido otra cosa que rescatar el proyecto de una pasarela «peatonal» que una el final de La Manga (Veneziola) con Las Encañizadas.

Estupendo, grandísima idea: nos cargamos La Manga (perfecto ejemplo de despropósito urbanístico), envenenamos el Mar Menor, y para dar una alternativa a los frustrados veraneantes, proponemos acabar también con una de las pocas playas vírgenes que quedan: La Llana. Plasplasplas. Bravo.

Aquí podéis leer el artículo que escribí describiendo esta zona y explicando por qué ese empeño en construir la pasarela es un auténtico disparate:

Pasarela de La Manga: que no

 

Resumiendo: La Llana, con Las Encañizadas, forma parte del Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar. Su frágil ecosistema ya está excesivamente saturado, aumentar la afluencia de visitantes con una transfusión directa desde La Manga terminaría con todo lo que distingue a este precioso lugar de otros parajes, hostiles a cualquier modo de vida no humano.

El artículo es de marzo del año pasado (2015). Ahí escribía feliz por la noticia de que el informe encargado por el gobierno regional a la Universidad de Murcia desaconsejara la construcción de dicha pasarela por no ser viable desde el punto de vista medioambiental.

Feliz, pero realista, al final de dicho artículo escribí:

 

Algunos hemos suspirado aliviados, aunque no nos relajamos: el PP lo seguirá intentando, no me cabe duda.

 

Ni dos años han tardado, maldita sea su estampa. A pesar de que el informe que ellos mismos encargaron era contundente, siguen en sus trece. ¿Que el estudio costó 25.000 euros? Qué más da, será por dinero público. ¿Qué es el trabajo de un grupo de investigadores comparado con la sabiduría popular? Porque no os lo perdáis: han enviado a unos cuantos voluntarios a que vayan por las playas recabando apoyos entre los bañistas:

 

«Una consulta pública (…) se está llevando a cabo a pie de playa durante este mes de agosto, en una primera fase en la zona norte, en el municipio de San Javier; posteriormente en la zona de Cabo de Palos, en Cartagena, y seguidamente en el resto de La Manga».

«En esta primera fase, los equipos están formados por seis informadores que recorren durante el mes de agosto las siguientes zonas:

– Playa Banco del Tabal I y II. (Zoco y Castillo de Mar)
– Playa El Pedrucho. (Eurovosa, Manga Beach, Casino)
– Playa El Pedruchillo.
– Playa El Arenal. (Dominique/ Martinique al Mediterráneo, e Isla Grosa)
– Playa Matasgordas. (Dominique/ Martinique al Mar Menor)
– Playa El Estacio.
– Playa Mistral. (Estacio Mar Menor)
– Playa Ensenada del Esparto. (Poblado Pescador)
– Playa Playa Chica. (Chiringuitos 1 y 2)
– Playa Veneziola. (Escuela de Peter)
– Playa El Pudrimel. (Zona desde Euromarina hasta Taray Club)».

 

imagen encuesta la manga, referéndum, consulta pública, José Miguel Luengo, alcalde, San Javier, La Lana, pasarela peatonal, La Manga entre todos

Luengo es el de la camisa azul con las manos en los bolsillos. Como podréis suponer, el alcalde bajó sólo ese día para la foto, no va a estar él pasando calor y manchándose de arena los mocasines durante todo agosto, para eso están los chiquillos.

 

Y es que es tan alucinante que hace días que no duermo. El alcalde se ha quedado más ancho que luengo. Mirad, mirad tranquilamente la foto. Regodeaos. Cachorros de NNGG uniformados de azul pitufo recorriendo las playas de sombrilla a sombrilla y de toalla a toalla, como un senegalés vendiendo gafas de sol de sol o una señora china ofreciendo masajes.

Dicen que entregan «folletos informativos», pero ni esos folletos ni esos «informadores» informan de nada. Por descontado, no cuentan que los expertos han emitido estudios desfavorables al proyecto de la pasarela. En el tríptico se incluye únicamente una lista de nueve posibles actuaciones como esta a realizar «para el desarrollo de La Manga», con el fin de que el veraneante importunado por las gaviotas marque como máximo tres y lo introduzca en la urna antes de abrir otra lata de cerveza, echarse crema protectora o gritarle al nene que no salpique con la arena.

 

(Estos son los folletos «informativos». Insultantemente simples, vacíos).

 

Imaginaréis la fiabilidad que le otorgo a la votación: si no me acabo de fiar de la limpieza de las elecciones, como para hacerlo de una encuesta anónima donde sólo tienes que indicar tu edad, sexo y lugar de residencia. Ni nombre ni DNI ni na’ de na’. El paripé llevado a su máxima expresión. ¿Qué les impide, cuando se marchan con las urnas, llenarlas con «papeletas» completadas por ellos, o simplemente tirar las que no les interesen durante el escrutinio?

 

Pocos días después del anuncio de la chancla-encuesta, la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia anunció que ampliaba la consulta «a la plataforma online para garantizar la participación de la población». La encuesta online tampoco posee el mínimo rigor exigible: no hay que indicar datos personales; edad, sexo y residencia te los puedes inventar, y ni siquiera es obligatorio dejar un correo electrónico. Además, al parecer te permite votar tantas veces como te apetezca, no bloquea el acceso duplicado desde la misma IP. He probado a votar dos veces, por comprobar esto que os digo, y en ambas ocasiones ha aparecido un mensaje confirmando que «la encuesta ha sido completada satisfactoriamente» (la segunda vez me he travestido en una mujer mayor de 74 años).

Podrían haberlo hecho bien, especialmente en la plataforma online. Lo primero, que la votación se basase en un censo real. Además, sería imprescindible que se incluyeran enlaces a documentos que facilitaran información detallada de cada una de las propuestas, el presupuesto para llevarlas a cabo, e incluso un foro donde los ciudadanos pudiéramos debatir y formular preguntas a expertos y políticos. Pero para qué. Sólo buscan cómplices desinformados, una coartada, una excusa para volver a la carga con unos proyectos que los condenados bichófilos comehierbas abrazapalmeras les están poniendo cuesta arriba.

Porque no es sólo la de la pasarela, aunque hoy nos vayamos a centrar en ella: actuaciones como la número 3 de la encuesta a pie de chiringuito son otra barbaridad.

El PP de San Javier sólo parece preocupado por el «desarrollo» de La Manga, sin que les importen los daños colaterales: estas supuestas mejoras afectarían a zonas dependientes de otros municipios, como La Llana, que pertenece a San Pedro del Pinatar (por desgracia, el Ayuntamiento de San Pedro también está en manos del PP).

 

¿Qué podemos hacer nosotros?

Votar en la encuesta online. Con lo que he dicho antes, mi confianza en la limpieza de dicha encuesta ya os figuraréis cuál es, pero no perdemos nada intentándolo.

Creo que esta encuesta agrupa todas las votaciones donde no se ha seleccionado ninguna de las actuaciones bajo un mismo campo: «No completada o no mostrada», así que tal vez lo más práctico sea decantarse por una de las nueve, y en ese caso quizá la menos mala sea la opción del carril bici.

A día de hoy, 17 de agosto, la pasarela peatonal aparece como la segunda más votada, con un 39,61 %. Tenemos hasta el 31 de agosto, fecha del cierre de la votación, para tratar de revertir esas cifras.

 

consulta la manga, referéndum, encuesta, pasarela peatonal, Mar Menor, ecologistas, La Llana, CARM, Murcia, PP, San Javier, San Pedro, José Miguel Luengo

Clic para ampliar

 

Avisar a quienes veranean por aquí. Si vivís o veraneáis en esta zona, sería muy interesante que previnierais a vuestros familiares o conocidos para que, si les abordan con este asunto en la playa, NO marquen en el folleto la opción «Pasarela peatonal».

 

Difundir. No suelo pediros que mováis las entradas, pero esta vez voy a hacer una excepción: os agradecería que difundieras en las redes este artículo o el anterior. Se trata de que los que opten por participar en la encuesta en la playa o vía Internet voten con conocimiento de causa. A ver si entre todos conseguimos que dejen en paz a los flamencos.

Ah, es verdad: me dicen por el pinganillo que en la primera entrada sobre este asunto no os hablé de los flamencos. Pues sí, entre el centenar de especies de aves que hallan cobijo allí, se encuentran los simpáticos flamencos (no en vano, el flamenco es el logo del Parque). Se les puede ver de cerca a ambos lados de la carretera de acceso, a menudo con la cabeza metida en el agua, filtrando los nutrientes del fondo. Al mirarlos, no puedo evitar acordarme de los dibujos con los que se ilustran los libros de Alicia en el País de las Maravillas, ya sabéis, Alicia los usa de mazo de croquet. Aunque lo que más me gusta es verlos volando, su figura es inconfundible, un cuello muy largo por delante, unas patas muy largas estiradas por detrás, y en medio el cuerpo, como una pitón haciendo la digestión de algún animal de buen tamaño.

 

Imagen de cabecera: atardecer en La Llana. Crédito: Salva Solano (votaycalla.com)

También te puede interesar:

20 sin mordaza

  1. También he compartido el tema, con enlaces aquí y a la encuesta, con mis compañeras de Podemos Leganés en el grupo que tenemos de Telegram. A ver si le damos aire y conseguimos algo, tío…

    Responder
  2. Pingback: Menéame: Al PP de San Javier no le gustan los flamencos

  3. Pandora Groovesnore 20/08/2016 a las 11:32

    Acabo de leerte. Vamos a ver si lo conseguimos!!! A las 11:26 del sábado 20 de agosto estoy viendo que el 41,42% quiere pasarela peatonal… Por cierto yo también me he travestido y sigo votando… qué cosas pasan!

    Responder
  4. Voy a darle un rápido repaso a algunas de las otras «actuaciones» que el PP de San Javier ha sometido a este paripé de votación. Entre comillas, la literalidad de las propuestas de sus folletos. No ofrecen más información que esa.

     
    – «Desarrollo de un paseo marítimo desde la gola del Estacio hasta Veneziola».

    Este tipo de paseos tienen el efecto secundario de la pérdida de arena de las playas.

     
    – «Construcción de un nuevo puerto deportivo con una gran zona verde y equipamientos deportivos en el Mar Mediterráneo».

    Puerto deportivo, ¿dónde? Los puertos son letales. El primer tramo de La Llana, sin ir más lejos, quedó muy afectado tras las construcción del puerto. Y lo peor es que, aunque no lo nombren, todo parece indicar que se refieren a terminar Puerto Mayor. Hay que tener poca vergüenza. Si no sabéis de qué va el tema, os recomiendo que leáis el enlace que incluí en la entrada.
    Puerto Mayor es ilegal. Como siempre, tuvo que ser la ciudadanía (en este caso, ANSE y Greenpeace) quienes pararan la obra. Un juez prohibió el reinicio de las obras, y pasó lo que tantas otras veces (acordaos de El Algarrobico): no llevan a cabo su derribo, se queda ahí, latente (¡diez años!), esperando el momento en que alguien decida revivirlo. ¿Ha llegado la hora de resucitar al monstruo de Puerto Mayor?

     
    – «Un centro de visita e interpretación de la Encañizada del Ventorrillo que muestre los 400 años de historia de este sistema de pesca único».

    Esta es una de las actividades que ya ofrece, y muy bien, el Centro de Visitantes Las Salinas. De hecho, hay una ruta que se llama «Sendero de las Encañizadas».

    Hablando de esto, aquí tenéis al alcalde de San Javier marcándose otro de esos populismos del PP tipo Pablo Casado arando la tierra, Feijóo de bombero, Cañete en bici… Con ustedes, José Miguel Luengo «pescando» en las encañizadas (portada de su cuenta de Twitter):

    https://twitter.com/jmluengogallego
     

    Twitter: @vota_y_calla

    Responder
  5. Menuda encuesta, me he hartado a votar, pero aun asi siguen ganando.
    puedes votar todas las veces que te de la gana-
    salu.2

    Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.