2015, Medievo

Saludos, vasallos del siglo XXI. Hoy nos quitamos la mordaza para lamentarnos de que vayamos a entrar en el año 2015 con un jefe del Estado «elegido» por vía vaginal.

 

2015, medievo

Esta noche escucharemos el discurso de otro rey. El anterior se confió, se pasó de campechano y tuvo que dejar su cargo deprisa y corriendo entre falsas disculpas. A pesar del clamor popular (parecía el momento idóneo), PP, PSOE y UPyD se negaron a celebrar un referéndum sobre la monarquía. Temieron preguntarnos, seguramente porque conocían la respuesta. Así, Juan Carlos I le entregó una pestilente corona a su hijo, como muy bien iba a reflejar El Jueves. Tan bien iba a reflejarlo que la tirada fue censurada, con la consiguiente fuga de colaboradores de la revista (bien por ellos, que aprendan los de la «obediencia debida»). De allí surgió un nuevo proyecto, Orgullo y Satisfacción; por cierto que si queréis algo distinto, este puede ser un excelente regalo de Navidad.

La corona está llena de «caca», que diría Rafael Hernando. Es curioso que un tipo que no se cortó al acusar a las víctimas del franquismo de acordarse de sus familiares sólo por las «subvenciones», utilice eufemismos para hablar de porquería. Supongo que cuando se ausente del Congreso, como tantos de sus compañeros, pondrá la excusa de que tenía que hacer pipí.

En cuanto a la fetidez de la monarquía, es posible que veamos a la infanta Cristina sentada en el banquillo de los acusados por fraude fiscal. Aquí es de resaltar la cínica actitud de la derecha política y mediática: por un lado se han hartado de atacar al juez Castro, saltándose, como habitualmente, todos los límites; Miguel Ángel Rodríguez, ex portavoz del PP, escribió, refiriéndose a él: «Si un extraterrestre me preguntara por este comunista, diría: “es un imbécil”»; también le llamó tonto. Esta es la libertad con la que se ven obligados a trabajar los jueces en España, y ese es el respeto a la justicia del que hace gala el Partido Popular.

Han intentado con todas sus fuerzas que no imputaran a la infanta, para lo que han contado con la desvergüenza del ministerio de Hacienda y, sobre todo, del fiscal Horrach, que se ha dedicado a ejercer sin rubor de abogado defensor, algo inédito; y después, como han topado con alguien como Castro que se mantiene en su sitio, dicen que el hecho de que la infanta vaya a ser juzgada es la prueba de que el sistema funciona. La desfachatez es de plusmarca mundial.

No, oigan, el sistema no funciona, está totalmente podrido, no hay separación de poderes, y muy pocos habrían aguantado lo que este juez. Por lo tanto, el caso de la infanta no es una prueba de que el sistema funciona, sino todo lo contrario, la evidencia de su corrupción. Si llegamos a ver algo parecido a la justicia se lo deberemos principal y casi exclusivamente (también a Manos Limpias) al coraje del juez Castro. Pero tipos como este hay cuatro.

Imagen de cabecera tomada de Cronosgea

También te puede interesar:

11 sin mordaza

  1. Ante todo felices fiestas de Solsticio!
    (Niégome a reconocerles derechos de autor a la iglesia católica, al Corte Inglés, a la Coca Cola,…).

    Y una vez cumplido el protocolo, paso a negar la mayor, que yo seré monárquico hasta que alguien me demuestre lo contrario.

    Saludos a la peña!

    Responder
  2. Yo a los reyes les he pedido mucho carbón para lanzarlo a la cara de cada persona que afirme que hay separación de poderes. En fin, esto es España.

    Feliz falsedad… Digo Navidad a todos

    Responder
    1. Que paséis buena noche los dos, y gracias de verdad a todos los que os habéis quitado la mordaza por aquí durante 2014.

      “Feliz falsedad”… Eso es de los Soziedad Alkohólika, ¿no, Miguel? Aaaayyy, que la cabra tira al monte, jeje.

      Responder
  3. Hola Salva.
    Si un marciano se topara con Miguel Ángel Rodríguez, creo que no se largaría para no volver jamás, sino que destruirían el planeta por el bien del resto de la galaxia.

    Dicho esto, me gustaría saber tu opinión sobre un tema off-topic (bueno, no del todo):
    He visto que el bipartidismo se rompe y que, según las encuestas de intención de voto, Podemos se llevaría el 28,7%, el PP el 26,5%, PSOE el 18,7% y el resto de porcentajes para las demás formaciones políticas. Lo de que el PP mantenga el segundo puesto en intención de voto, es algo que habrá que pedirle a Iker Jiménez que lo explique.
    A lo que vamos: ningún partido tiene mayorída (jarl) absoluta, con lo cual, tendrán que hacer coalición. ¡Y ahí viene lo divertido! Ken Malibú y Marianico el Corto (enemigos acérrimos de cara a la galería y amantes en la privacidad de la alcoba) juran y perjuran no hacer coalición PPSOE. Y a Podemos tampoco me los imagino haciendo coalición con el PSOE. El PP, por mucho que haga tripartitos y cuatripartitos con CIU, C’s y UPyD tampoco llegaría a mínimos.
    ¿Cuál crees que sería el escenario más probable? Yo pondría la mano en el fuego por un PPSOE, aunque eso significara la muerte del PSOE como partido. Un PSOEMOS lo veo poco probable, aunque no sería descabellado. ¿Opiniones?

    Responder
    1. Un poco off topic sí que es, pero bueno, a ti se te permite.

      A ver, si se diera ese caso, a mí me gustaría que el PSOE se viera en el compromiso de apoyar al PP o a Podemos; no de coaligarse, sino de apoyarles para que gobernaran unos u otros. Y efectivamente, de verse en esa tesitura, me temo lo mismo que tú, que el PSOE optaría por la derecha, con lo que lo de PPSOE pasaría a estar aún más justificado. Veremos.

      P. D. Lo de que “juran y perjuran” no es tan así: [Pedro Sánchez se deja querer]

      Responder
    1. Gracias, Nemo, y bienvenido. Ya sabes dónde estamos ;)

      Sobre lo de «breve»… En fin, habrá que ser optimista. Por lo pronto estoy a punto de ganarle una apuesta (aunque me hubiera encantado perderla) a Roberto, uno de los lectores más fieles de este sitio y de los que menos se callan. Él apostaba que habría un referéndum sobre la monarquía antes del 31 de diciembre de 2014… Y ya ves.

      Responder
        1. Que una monarquía (que en su esencia se entiende que es autocrática) sea “democrática” es una pirueta. Lo que se conoce hoy en día como monarquía constitucional o parlamentaria es un arreglo bastante burdo. Con el tiempo estoy seguro que todas terminarán extinguiéndose, aunque me temo que todavía les queda cuerda para rato.
          Por lo pronto, espero que en España esa cuerda sea más corta.

          Responder
  4. Pandora Groovesnore 25/12/2014 a las 12:19

    ¡Salud y rebeldía, administrador de comunidades virtuales! La olla está a puntito de explotar. Espero que tú y yo seamos testigos del reventón sin resultar demasiado lesionados. Yo no veo forma de arreglar el desaguisado patrio apelando a confianzas, solidaridades, promesas, unidades, hombros arrimados, lamentos de no volverá a repetirse más y “marchemos francamente por sendas constitucionales”… Aunque si soy sincera, lo que de verdad me aterra es que en 2015 todo siga igual; que la olla no explote, gane las elecciones el PSOE (una vez más se confirmará lo de que en este país no gana uno sino pierde el otro) y gane la liga el Madrid…

    Responder
    1. Es verdad, la olla está a punto de explotar, y a estos inconscientes que nos gobiernan no se les ocurre otra cosa que tapar la salida del vapor con su ley mordaza.

      Es posible que la gente vote miedo (la campaña contra Podemos es brutal) y que vuelva a ganar el PSOE, pero parece claro que en ese caso los de Pedro Hasta en la sopa Sánchez se van ver en una bonita disyuntiva, como nos recuerda por aquí arriba David.
      Veremos. La verdad es que hoy por hoy no me atrevería a elucubrar sobre el resultado de las elecciones.

      Un abrazo, presi.

      Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.