Sobre este sitio

premios 20blogs, XI Edición, Vota y Calla, Actualidad, finalistas, 20Minutos

Edición 2016


 
 
 
Octubre de 2013:

 

—¿Por qué Vota y Calla?

—Pues… Si te refieres al motivo de emplear tiempo y esfuerzo en crear algo que vete tú a saber si alguien leerá, es en parte consecuencia del ínfimo nivel periodístico que sufre este país. Los medios de comunicación españoles son tremendamente tendenciosos. Vale, «todas las generalizaciones son malas, incluso esta», se dan honrosas excepciones, pero en mayor o menor medida, al final dependen de intereses comerciales y empresariales. Y lo peor es que se les nota (estoy siguiendo con cierta esperanza y bastante reserva el funcionamiento de algunos periódicos digitales que se financian casi exclusivamente con las aportaciones de sus lectores, y por tanto es de suponer que no estén sujetos a intereses tan poderosos como los de los medios tradicionales. Veremos). Por si lo dicho no fuera suficiente, hay una carencia brutal de medios de comunicación de influencia nacional que se atrevan a denunciar las injusticias sociales, las desigualdades, los privilegios del poder, etc. La mayoría de los medios de comunicación son de derechas, y muchos practican un «periodismo» ramplón y maniqueo, muy de vísceras y trincheras. Existe una gran diferencia entre el estilo de El Intermedio, por ejemplo, o el de los gatos y demás fauna de Intereconomía y las cadenas de la Conferencia Episcopal.

Este asfixiante clima informativo es la razón por la que hace ya años empecé a explorar por sitios alternativos, independientes. No es tarea fácil, requiere una labor previa de filtrado hasta encontrar lo que buscas, pero cuando das con personas que tienen un punto de vista propio (algo realmente complicado, ya decía el bueno de Sampedro que no hay opinión pública, sino opinión mediática), que saben expresarlo correctamente por escrito, y que además disfrutan de la libertad de poder hacerlo por no depender de presiones de ningún tipo, es una gozada. Esto me llevó a considerar que a alguien quizá podría interesarle o ayudarle también mi opinión, del mismo modo que a mí me ocurre con la de otros. No escribo mejor que los demás, pero soy honesto y me preocupo por intentar no caer en la trampa de lo que se supone que tengo que pensar, por cultivar el pensamiento crítico. Y por suerte, en estos momentos soy totalmente libre de decir lo que me venga en gana. Así que empecé a mandar mis textos a algunos periódicos y sorprendentemente me los fueron publicando. Por ahora me han acogido en La Opinión de Murcia e Información [edición: posteriormente he publicado en webs como  Diario Progresista, Kaos en la Red, El Salmón Contracorriente, Nueva Revolución y la edición regional de Murcia de eldiario.es, además de colaborar en algunas páginas como Cursobloggers o el blog del partido animalista PACMA].

Este paso al blog es, por tanto, algo natural. Publicar en los periódicos está muy bien, especialmente por la difusión que consigues gracias a ellos; sin embargo, es como arrojar una botella al mar, echas de menos el sentimiento de la gente, su parecer ante lo que has escrito; las críticas que te hacen replantearte las cosas, verlas desde otra perspectiva. Y ahí es donde espero que entréis vosotros.

Y por supuesto, el desmantelamiento que se está llevando a cabo de los pocos derechos sociales con los que contamos ha sido la gota que ha colmado el vaso. No me gustaría que si esto continúa y mi hijo el hijo de algún amigo me pregunta en el futuro (un niño bastante repelente, todo sea dicho): «Tito Salva, ¿tú qué hacías mientras arrebataban derechos, privatizaban la sanidad, aumentaban las brechas sociales, volvían a convertir RTVE en altavoz propagandístico, desprotegían aún más a la naturaleza, ayudaban a los defraudadores, criminalizaban a las mujeres para pagar a la Iglesia los servicios prestados, ahogaban a los científicos y las ONG, remataban a la educación pública…?», mi respuesta sea: «Pues ver la tele, Juanito, y brindar con Vega Sicilia. Yo era empresario, por lo que muchas de estas medidas conservadoras me vinieron estupendamente».

—Oye, vaya rollo me has metido, si te preguntaba por el-nom-bre, el porqué de este nombre para el blog.

—Ah, bueno. Pues haberlo dicho antes, eso es aún más fácil de explicar. Sólo has de fijarte en cómo reaccionan nuestros representantes cuando los ciudadanos tienen la osadía de protestar por las agresiones que están recibiendo, o porque los políticos se dediquen a expoliar las arcas públicas, considerando al parecer insuficientes la cantidad de injustificables privilegios de los que disfrutan. Las respuestas institucionales ante las consecuentes y razonables quejas son variadas: acusaciones de pertenecer a grupos terroristas, de ser esbirros de Rubalcaba (¿todos? Jueces, abogados, médicos, educadores, asociaciones de padres de alumnos, los de las mareas, los de la PAH… ¡Vaya un crack, el Rubalcaba!), antisistema, nazis, alborotadores… En definitiva, malos ciudadanos, en contraposición a la ejemplar «mayoría silenciosa». Si extraes el espíritu, lo que se esconde verdaderamente detrás de estas calumnias, te queda el nombre de este blog: Vota y Calla. Eso es lo que quieren decir en realidad cuando se defienden a la desesperada mediante el ataque intimidatorio, lo que les gustaría de nosotros: ciudadanos acobardados, incultos, sumisos y sobre todo, calladitos. Como mucho, algún balido los fines de semana. Pretenden que aceptemos que el haber conseguido una mayoría en las urnas les legitima para cualquier acción posterior. Pero oigan, ¿ustedes piensan que somos tontos?

—Vota y calla.

—Vale. ¡Baaaaale!

NO. De eso NADA.

 

Y de vez en cuando, porque la vida sin ella sería una mierda, también pondremos música.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Música: Piedra contra tijera, de S. A.
 
 

Actualización, 11 de mayo de 2016:

Durante estos dos años y medio he ido incluyendo canciones al final de la mayoría de entradas del blog, canciones relacionadas de una u otra manera con el artículo. Pero hoy, por problemas de espacio, me he visto obligado a borrar la gran mayoría de archivos de audio. Es una pena, pero  no me quedaba otro remedio: resulta que los archivos .mp3 pesan mucho, algo de lo que no tenía ni idea cuando creé el blog (he ido aprendiendo sobre la marcha, y aún me queda mucho por aprender).

Así, aunque le deis al botón de play veréis que no suena nada y sale el mensaje «file not found». O ni siquiera aparece el reproductor.

Pero bueno, ahí quedan los títulos de las canciones, por si tenéis curiosidad y queréis buscarlas en Youtube o donde sea.

Y también queda el regalazo que me hizo Eva por el segundo aniversario de Vota y Calla: una lista de Spotify con muchas de las canciones que han sonado durante estos dos años y medio.

 

Si te gusta lo que lees, deja aquí tu dirección para que pueda avisarte de cada nueva entrada:


"Que nadie escupa sangre pa' que otro viva mejor" (Atahualpa Yupanqui)