Etiquetas Archivadas: Justicia

La libertad de expresión en España, amenazada

Hoy me quito la mordaza para gritar (mientras me dejen) que la libertad de expresión está gravemente amenazada en España.

A todos esos que, convenientemente adoctrinados por el incesante bombardeo mediático, se solidarizan con los presos políticos de otros países, les convendría mirar primero en su propia casa.

Más que un artículo, por extensión me ha salido un ensayo, y eso que he tenido que dejar fuera multitud de casos: tal es el grado de represión.

 
 

Condenas internacionales a España

 

Amnistía Internacional, que ya ha reprochado en numerosas ocasiones el uso arbitrario y excesivo de la fuerza contra manifestantes en nuestro país, ha vuelto a alertar en su último informe de la persecución de la protesta en España.

 

Persistió el uso del delito de «enaltecimiento del terrorismo» para procesar a personas que ejercían de manera pacífica su derecho a la libertad de expresión.

 

También menciona el caso de Juan Antonio Martínez González (abril de 2015), que murió a causa de los golpes que cuatro policías le dieron en la cabeza al detenerle.

Se archivó por la Fiscalía.

Imposible no acordarse de la muerte de Juan Andrés Benítez. Los mossos, que se declararon culpables de homicidio «imprudente», tampoco entraron en la cárcel ni fueron expulsados del Cuerpo, únicamente suspendidos de empleo y sueldo dos años.

 

España ha sido condenada siete veces por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por no investigar las denuncias de torturas policiales.

Y eso sólo desde 2010: vamos a condena por año.

Continúa leyendo

La ideología de la Justicia

Ahora que están tan de moda las trilogías, y visto el éxito de taquilla de La ideología de la Policía y La ideología de los medios, me quito la mordaza para escribir la tercera parte: La ideología de la Justicia.

No pidáis precuelas, que no sé cómo está la conexión a Internet en Alcalá Meco.

 
 

La ideología de la Justicia: de aquellos polvos

Empezaremos con un poco de historia reciente, franquismo y Transición, para comprender de dónde venimos y por qué vamos adonde vamos, a no ser que hagamos algo por evitarlo.

España es un país peculiar. No porque sigamos disfrutando maltratando animales, o nos guste echarnos un ratico después de comer: en los años cuarenta, cuando el fascismo de Hitler y Mussolini era derrotado tras la Segunda Guerra Mundial, aquí, el protegido de estos, un tal Francisco Franco, alcanzaba el poder tras dar un golpe de Estado.

Ni EEUU, ni Francia, ni Reino Unido, nadie movió un dedo por ayudarnos (como Estados) a no caer en ese agujero, ni por sacarnos de él después. Y así nos pasamos 35 años, a oscuras en una negra topera donde, como en el juego aquel, al que asomaba la cabeza le caía encima el garrotazo.

Continúa leyendo

Un verano de abandonos

Saludos, amantes de los animales (no, César Cadaval, tú no).

Hoy se quita la mordaza con nosotros Sara Henarejos para contarnos su lucha contra uno de tantos desaprensivos que tratan a los animales como si fueran cosas, máquinas, herramientas que se pueden tirar a la basura cuando no interesan.

Me enteré de su historia en enero, cuando Sara estaba recaudando fondos para hacer frente al juicio (eso de la justicia gratuita es como lo de que es igual para todos: un eslogan para consumidores ingenuos). Desde entonces me ha tenido informado y por suerte, todo ha terminado bien por una vez. Gracias a ella.

 
 

Un verano de perros abandonados

 

Allá por el verano de 2015… Sí, parece que fue hace mil años, pero es que la historia que os relato bien podría ser considerada de plena actualidad en la época de nuestros abuelos.

Como os decía, allá por el verano de 2015 aparecieron de la nada unas cachorras mastinas, día tras día, atadas con unas cuerdas al cuello en el parque canino de San Pedro del Pinatar, abandonadas.
Continúa leyendo

Fernández Díaz: una hora con Rato

Saludos, ciudadanos atónitos por los denodados esfuerzos del Gobierno en su incesante lucha contra la corrupción.

Hoy nos quitamos la mordaza para imaginar, en clave de humor, cómo han podido ser las conversaciones de los miembros del PP tras hacerse pública la reunión entre el ministro del Interior, Fernández Díaz, y el triple imputado Rodrigo Rato.

 

Fernández Díaz: una hora con Rato

Reunión en la sede del PP de la calle Génova, 23 de julio de 2015. El día antes, Rodrigo Rato, investigado por delitos de blanqueo de capitales, por el caso Bankia y por las tarjetas black, se había negado a declarar ante el juez.

—(Mariano Rajoy) Hay que mantener contento a Rodri, ya sabéis por qué lo digo. Hay que manifestarle nuestro apoyo, que sepa que estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano, moviendo hilos y…

—(Pablo Casado) Jefe, esta vez no podemos cagarla con Rodrigo como con los SMS a don Luis.

—(Mariano Rajoy) Te he dicho cuarenta veces que no me llames «jefe».

—(Javier Arenas) Es verdad, que ahora es un tío campechano. Monta en bicicleta, camina por la calle con la chusma, se baña con ellos, va a tomar café a bares de pobres… Menos mal que sólo tienes que pasar el mal trago durante el rato que aparecen «casualmente» por allí los periodistas, ¿eh, Mariano?

—(Jesús Posada) A ver con qué cara acusamos luego a los podemitas de populismo, ¡ja, ja!

—(Rajoy) Venga, dejaos de bromas y vamos a lo importante. Con lo de Rodrigo tenéis razón, esta vez hay que ser más cuidadosos, nada por escrito ni por teléfono. Jorge, tú que lo conoces desde hace treinta años, reúnete con él. Y ya sabes: nos tiene de su lado, no vamos a dejarle solo, está todo controlado…

—(Jorge Fernández Díaz) A la orden, Mariano.

  Continúa leyendo

La risa de Rato

Saludos, estafados por la banca y sus cómplices políticos. Un anónimo Lector Sin Mordaza nos ha enviado una interesante conversación telefónica interceptada por la TIA, organización incluida por el PP en la lista de «patrocinadores del terrorismo». Esta es la transcripción de la conversación:

 

La risa de Rato

(…)

—Tranquilízate, Rodrigo, baja la voz. Entiéndelo, llegan las elecciones y teníamos que dar la impresión de que se actúa contra la corrupción.

—Pero ¿por qué me elegís a mí? Será que no hay gente pringada en el partido, amos no me jodas.

—Escuuuucha, que esto va a quedar en nada. Así vendemos la idea de que la Justicia funciona, de que es igual para todos y esas chorradas que le gusta escuchar a la gente. Ya has visto cómo hemos salido en tromba a ponernos la medalla de la «lucha contra el fraude»: Catalá, Feijóo, Ayllón, Montoro… Pero en cuanto pasen las elecciones, se archiva.

Continúa leyendo

Combatir la corrupción a golpe de diccionario

Hola holita, amordazaditos. Hoy hablaremos de la feliz idea de este Gobierno (que ya tuvo el PSOE) de cambiar el nombre a las palabras «feas» en lugar de dotar de medios a la Justicia.

 
Continúa leyendo

Pero no te olvides de Assange

Kalispera, ciberterroristas. Hoy nos quitamos la mordaza para hablar de alguien a quien han tratado de ponerle una, y bien gorda: Julian Assange, de Wikileaks.

 

¿Te acuerdas de Julian Assange, el fundador de Wikileaks?

Julian Assange lleva recluido en la embajada londinense de Ecuador dos años y medio, que se dice pronto. Sin ver la luz del sol desde 2012, confinado en una habitación de 20 metros cuadrados la mayor parte del tiempo, su situación es peor que la de muchos presos. Y recordemos que antes de buscar refugio en la embajada, Assange ya acumulaba otros dos años de arresto domiciliario en su casa de Londres. Retrocedamos un poco para ver por qué.

 
Continúa leyendo

2015, Medievo

Saludos, vasallos del siglo XXI. Hoy nos quitamos la mordaza para lamentarnos de que vayamos a entrar en el año 2015 con un jefe del Estado «elegido» por vía vaginal.

 
Continúa leyendo

Ángeles y demonios

Saludos, futuros presos políticos. Hoy nos quitamos la mordaza para resumir la sentencia de la Audiencia Nacional que absuelve a los «terroristas» implicados en el «ataque» al Parlamento de Cataluña.

 
Continúa leyendo

Herrera es la monda

Saludos, pueblo reprimido. Hoy más que nunca nos quitamos la mordaza para seguir gritándole a los que nos quieren callados. Hablamos de la ofensiva por parte de la derecha política y mediática contra la sentencia de la Audiencia Nacional que absuelve a los que protestaron ante el Parlamento de Cataluña.

 
Continúa leyendo