Etiquetas Archivadas: Izquierda política

El «cambio» que queremos

Hoy se quita la mordaza con nosotros El Loco Laertes. Desde dentro de Podemos, escribe a su manera (el apodo le vendrá por algo) sobre eso de la nueva política y el tan traído y llevado «cambio».

 
 

«No me explico cómo ha podido volver a salir mal… Si he hecho exactamente lo mismo que la última vez. Ya es mala suerte.»

La Izquierda.

 
 

Algunos pensaron que tras el 15M y la irrupción de Podemos, Ciudadanos y demás, el mensaje había quedado claro: Todos estábamos de acuerdo en la necesidad de «cambio».

Ilusos.

Continúa leyendo

¿Qué le pasa a la izquierda?

Niños, comportaos que tenemos invitada. Hoy se quita la mordaza con nosotros Sara para intentar responder a una pregunta que se las trae.

Continúa leyendo

Por qué voy a votar a Podemos el 20D

Saludos, amigos y haters de Podemos. Hoy me quito la mordaza para explicar mi opción de voto en las próximas elecciones generales del 20D.

 

Por qué voy a votar a Podemos el 20D

Los que me lleváis leyendo un tiempo sabéis que me repele el fanatismo. No «soy» de ningún partido, creo que el hooliganismo político es en buena medida el culpable de que nos dejemos gobernar por sinvergüenzas, porque son nuestros sinvergüenzas y peor serían los otros.

Las palabras «fidelidad», «compromiso», «lealtad» en relación a unas siglas me provocan urticaria. Un partido es sólo una herramienta para conseguir un fin. Si la herramienta se mella o hay otra mejor, se cambia y ya está.

Continúa leyendo

¿Qué es eso del «buenismo»?

Bonachones saludos. Hoy me quito la mordaza para tratar de averiguar a qué se refiere la derecha con eso del buenismo.

 

¿Soy buenista?

Salí a dar un paseo para descontaminarme de las los problemas del trabajo. En esta zona ahora es el mejor momento, una vez que anochece ya no hay nadie por las calles y todavía no hace frío.

Aunque iba dispuesto a pensar en mis cosas, a dejar vagar la mente para que me sorprendiera con el comienzo de algún cuento, puede que incluso con una mala poesía; a rascarme por dentro, en definitiva, a ver qué salía, no lo conseguía del todo. Lo epidérmico estaba endurecido y no permitía penetrar más allá. Aunque intentaba apartarlos de mí, ciertos pensamientos se empeñaban en regresar, como molestas olas de vacía cotidianeidad.

Por si fuera poco, cuando conseguí olvidarme al fin de las movidas del curro, llegó la basura política. En esta ocasión era algo que había escuchado unos minutos antes sobre el llamado «drama de los refugiados». El tertuliano de turno venía a decir que estas personas se marchan de su país por avaricia, y que es tal su afán de lucro que no dudan en arriesgar las vidas de sus propios hijos, exponiéndolos a los peligros del mar abierto en precarias embarcaciones. Si se mueren es culpa suya, de su desmedida codicia, de su afán por disfrutar de los lujos que a nosotros nos corresponden por el sagrado derecho de sangre. Vienen a robarnos, a quitarnos lo que es exclusivamente nuestro. Que se queden en sus países y no se ahogarán. Y los que piensan de otra manera son unos progres buenistas.

Continúa leyendo

El muro

Hoy estrenamos sección en la que abrimos el blog a colaboradores: Lectores Sin Mordaza, voy a llamarla, a no ser que me sugiráis algún otro nombre.

La encargada de inaugurarla es Nerea, una amiga que también tiene su blog, El Club de los Poetas. Las pasadas Navidades le hicieron hueco por allí a un cuento que escribí.

Abajo se presenta ella misma con más detalle.

 

¿Quieres colaborar como blogger invitado?

Si queréis ver vuestros textos publicados en Vota y Calla, sólo tenéis que mandarme un correo o usar el formulario de contacto. Los requisitos son:

  • Que el artículo sea inédito, que no haya sido previamente publicado en ningún otro sitio.
  • Que me parezca que tiene cabida por aquí. Esto no es democrático, es totalmente subjetivo desde mi subjetiva subjetividad. Si te ofende que te rechacen, por favor, no me envíes nada.
  • Ya sabéis de qué va el blog y los temas que tratamos (no me vayáis a mandar una receta de cocina). Por descontado, no es necesario que el artículo comulgue con mis ideas. Cualquier persona de derechas o nacionalista, por citar dos ejemplos muy alejados del pensamiento del que escribe, puede enviar un artículo defendiendo su punto de vista. Lo tendrá más difícil que otros, pero si me gusta, aquí aparecerá.

 
Continúa leyendo

Rompiendo las cadenas del bipartidismo

Saludos, galeotes. Hoy nos quitamos la mordaza para hablar de viejas ideologías y nuevos partidos, relativizando la importancia de las dos etiquetas clásicas. Y por si fuera poco, vamos a hacerlo desde la izquierda. ¿Incoherencia? No lo creo, pero juzgad vosotros mismos.

 

Rompiendo las cadenas del bipartidismo

Algunos dan demasiada importancia a las etiquetas. Que conste que yo me he posicionado desde que arranqué este blog, incluso he escrito un par de entradas tratando de explicar las diferencias básicas entre la izquierda y la derecha, pero las etiquetas son sólo eso: una manera de entendernos para no tener que andar explicando cada vez que estoy a favor de los servicios públicos, de la redistribución de la riqueza, del respeto al medioambiente… Dices «soy de izquierdas» y ya se entiende todo lo anterior. Pero no hay que olvidar que una etiqueta, como cualquier generalización, es un arma de doble filo, incompleta y susceptible de matices.

Continúa leyendo

La izquierda, la bandera y el perro de Pauvlov

Saludos, patriotas. Hoy nos quitamos la mordaza para tratar de encontrar la razón de la supuesta aversión de la izquierda a la bandera española.

 
Continúa leyendo

Diego Cañamero ya no es de izquierda

Saludos a todos menos a los fanáticos. Hoy nos quitamos la mordaza para comentar por qué Diego Cañamero Valle ha pasado a estar en el punto de mira de «esa» izquierda, la aria, la purasangre.

 

Diego Cañamero ya no es de izquierda… unida

Ángeles caídos II

 

Sabréis que Diego Cañamero ha terminado dejando Izquierda Unida. No es algo de ahora, la decisión se lleva fraguando tiempo. Leed, por ejemplo, esta entrevista del 10 de septiembre de 2013.

Continúa leyendo