Etiquetas Archivadas: Ideología derecha

Rompiendo las cadenas del bipartidismo

Saludos, galeotes. Hoy nos quitamos la mordaza para hablar de viejas ideologías y nuevos partidos, relativizando la importancia de las dos etiquetas clásicas. Y por si fuera poco, vamos a hacerlo desde la izquierda. ¿Incoherencia? No lo creo, pero juzgad vosotros mismos.

 

Rompiendo las cadenas del bipartidismo

Algunos dan demasiada importancia a las etiquetas. Que conste que yo me he posicionado desde que arranqué este blog, incluso he escrito un par de entradas tratando de explicar las diferencias básicas entre la izquierda y la derecha, pero las etiquetas son sólo eso: una manera de entendernos para no tener que andar explicando cada vez que estoy a favor de los servicios públicos, de la redistribución de la riqueza, del respeto al medioambiente… Dices «soy de izquierdas» y ya se entiende todo lo anterior. Pero no hay que olvidar que una etiqueta, como cualquier generalización, es un arma de doble filo, incompleta y susceptible de matices.

Continúa leyendo

El liberalismo va a llegar

Saludos, parásitos de los ricos. Hoy nos quitamos la mordaza para refutar el victimismo de los «liberales» españoles.

 
Continúa leyendo

España hecha CISco

Saludos, muestras aleatorias individuales. Hoy nos quitamos la mordaza para analizar por nuestra cuenta el barómetro del CIS de julio de 2014.

 
Continúa leyendo

Herrera es la monda

Saludos, pueblo reprimido. Hoy más que nunca nos quitamos la mordaza para seguir gritándole a los que nos quieren callados. Hablamos de la ofensiva por parte de la derecha política y mediática contra la sentencia de la Audiencia Nacional que absuelve a los que protestaron ante el Parlamento de Cataluña.

 
Continúa leyendo

Avergonzados de ser de derechas

En el artículo anterior (Ideologías políticas: 10 diferencias) intentábamos explicar someramente a los advenedizos en política, especialmente a los más jóvenes, cuáles son algunas de las diferencias esenciales entre la izquierda y la derecha.

 
Continúa leyendo

Haití y otros “deSostres” naturales

Como sabéis, han «invitado a irse» a Pedro J. Ramírez de El Mundo. He reprochado y reprocharé su inconsciencia a aquellos que se alegran: no sois «más de izquierdas» al aplaudir que un Gobierno se cargue al director de un medio de comunicación por publicar verdades incómodas sobre ese Gobierno. Al revés: sois menos demócratas. Demostráis una vez más vuestro fanatismo, diferente del de la caverna únicamente en el color del envase.

Esto no quiere decir que me gustara lo que hacía Pedro J. con el periódico que dirigía. Utilizó vergonzosamente los atentados del 11M para intentar ayudar a Aznar a que no perdiera las elecciones, y mantenía en El Mundo a Salvador Sostres, esa vergüenza para todos los que respetamos la palabra impresa. Y a eso vamos, a colgar un artículo que publicamos hace unos meses sobre el infame Salvador Sostres. Tristemente, sigue de actualidad.

 

 

Haití y otros deSostres naturales

 

Continúa leyendo

Ideología para niños

 

adoctrinamiento niños, ideología, franquismo

Manifestación con niños (había más) el día de las elecciones catalanas (25/11/2012)Crédito: El Huffington Post 

Que nadie se asuste. No voy a hablar de españolizar a los niños catalanes, ni de educación para la ciudadanía, ni de esas cosas que tanto miedo le dan a la derecha (aunque lo de ver niños con el brazo en alto no les afecte lo más mínimo).

Os voy a explicar de dónde viene esto. La otra noche nos juntamos un grupo de treintañeros, y un niño (conforme vamos cumpliendo años todo se va llenando de críos, ya no hay manera de ir a cenar tranquilos con los amigos: que si baja la música que los peques están durmiendo, que no habléis de sexo que estos están al loro… Igual que fumadores, también hay padres pasivos) que nos oyó hablar le preguntó a su madre qué era eso de la izquierda y la derecha. Ella se lo quitó de encima con bastante tacto: «Corre a preguntarle a tu padre, que la mamá está ocupada» (picando hielo para los mojitos).

En ese momento lo agradecí (me gustan mucho los niños, excepto de viaje, en restaurantes, en fiestas, en medios de locomoción, en conciertos, el cine, el teatro, si estoy cansado…). Pero luego, antes de dormir me quedé cavilando qué le habría respondido al chaval (ya veis, en vez de pensar en Blanca Suárez).

Continúa leyendo

Cuarta Declaración de la España Corruptona

 

En el artículo anterior hablábamos del Subcomandante Marcos y del EZLN. Hoy voy a colgaros un fragmento de la Cuarta Declaración de la Selva Lacandona, quizá mi preferida de las seis.
Ya os he dicho que admiro el estilo de este tío, la fuerza de sus metáforas. La admiración es mayor si cabe cuando sabes que no se trata de palabras huecas, fáciles, volátiles como la mayor parte de las que llegan a nosotros cada día (como estas mías), sino sustentadas por el espíritu de un hombre que eligió renunciar a las comodidades. Como os comenté, Marcos no es indígena; aunque siempre ha tratado de mantener su identidad oculta —de ahí lo del pasamontañas—, todo apunta a que una vez fue un joven profesor universitario sin excesivos problemas económicos. No obstante, fue capaz de cambiar el bienestar personal por un ideal mayor que él mismo, aunque eso le haya supuesto pasar hambre, frío, penalidades, tener que beber su propia orina… Así como exponerse a la muerte y verse enfrentado al horror de matar.
Amigos, aquí no hay aire, estas son palabras macizas, como la madera de su inseparable pipa:

 
Continúa leyendo

Feliz 1984, chicas

Espero que no os moleste que vuelva a abordar este tema. Es el tercer artículo seguido que le dedico a la reforma de la ley del aborto, pero creo sinceramente que el asunto lo merece. De cualquier manera, las dos entradas previas eran distintas: la primera, una historia real de hace 18 años; la anterior a esta, una disección del anteproyecto de ley, citando varios párrafos del mismo; y el que sigue, un artículo de opinión más al uso.

 
Continúa leyendo

Teletrabajo para Pons… en Letonia

Lo malo de escribir crítica política, es cuando relees pasado el tiempo y compruebas que el tema en cuestión sigue estando de plena actualidad. Eso significa que no hemos aprendido nada. Así llegamos a la razón que me lleva a colgar este artículo: la enésima metedura de pata de González Pons (¿tendrá alguna competición interna con Cospedal?). Justo cuando el juez Ruz ha revelado en su auto nuevas huellas de la contabilidad b del PP («indicios suficientes de la comisión de uno o varios delitos contra la Hacienda Pública»), y que Fabra ha sido condenado a (sólo) cuatro años de cárcel por fraude fiscal, a Pons no se le ocurre otra cosa que afirmar que el PP y sus dirigentes son «tan honrados como todos». Qué hombre, qué sentido de la oportunidad... qué crack.

 
 
Continúa leyendo