Etiquetas Archivadas: Capitalismo

Lecciones patagónicas (IV): Expropiación

Saludos, grandes terratenientes. Esta miniserie se está acabando. Hoy me quito la mordaza para preguntarme si es la expropiación por el Estado algo tan terrible como nos quieren hacer creer algunos liberales de pacotilla.

 

Los sitios más bellos de Argentina son parques nacionales. Lugares que no existirían tal y como los conocemos (serían hoteles, o urbanizaciones, o centros comerciales, o aparcamientos o tierras de cultivo o para ganadería) de haber seguido estando en manos privadas. Esto es importante recordárselo a los partidarios de un Estado mínimo.

Y para los que oyen la palabra expropiación y les salen eccemas en forma de estrellas rojas, conviene que atiendan a lo que nos contó uno de los guías en nuestro recorrido por el Parque Nacional de Iguazú:

Continúa leyendo

La lotería de Navidad es un bluf

Saludos y enhorabuena a los premiados. Hoy me disfrazo del Grinch para hablaros del gordo de Navidad.

 

La lotería de Navidad es un bluf

Vergüenza ajena. La parafernalia que se monta alrededor del gordo de Navidad me da vergüenza ajena. Ale, ya lo he dicho. Caspa por doquier, gente haciendo colas interminables para comprar un décimo de lotería que podría adquirir sin esperar en cualquier otro sitio, los que se pasan la mañana pegados a la radio o la tele, los que se disfrazan de mamarrachos, los que madrugan para pillar una butaca donde aburrirse soberanamente durante horas en el lugar del sorteo, etc.

Continúa leyendo

Fumando espero la caída del capitalismo

Saludos a todos menos a los Anonymous de baratillo. Hoy me quito la mordaza para hablar de esos que acusan de ingenuos o de hacerle el juego al sistema a los que deciden actuar por mejorar este mundo, mientras ellos esperan la caída del capitalismo cómodamente sentados frente a la Play.

 
 

Tuiteando espero el fin del capitalismo

La actitud vital de la berdadera hizquierda es muy cómoda. Puesto que todo, desde los miles de ahogados al año en el Mediterráneo por la criminal pasividad de gobiernos y Unión Europea, hasta el que rebusca en un contenedor de tu ciudad porque no tiene para comer, pasando por la escandalosa cifra de suicidios mediáticamente inexistentes, como todo eso es culpa del capitalismo, no mueven un dedo hasta que cambie el sistema, porque hay que atacar la raíz, el corazón del problema. Lo demás son «parches». Critican, eso sí, al que ose arrimar el hombro mientras tanto, y lo hacen con tanta determinación que tienen que ponerles protectores de cristal templado al móvil para no rajar la pantalla cuando tuitean. Menudos son ellos.

Continúa leyendo

El móvil de Michael Knight

Saludos, compradores compulsivos. Hoy me quito la mordaza para seguir reflexionando sobre la felicidad y el consumismo. ¿Me acompañáis a los ochenta?

 

La felicidad está aquí dentro

Eran los últimos días de colegio antes de las larguísimas vacaciones de verano de la infancia. Tenía 10 u 11 años y estrenaba reloj, un CASIO digital que aportaba al mercado una increíble innovación: podía guardar números de teléfono. Sí, como una agenda.

Continúa leyendo

Why so serious?

Saludos, risueños lectores. Hoy me quito la mordaza para lamentarme de las caras de tristeza que veo alrededor. ¿Hay motivos para tanta amargura? ¿Cuáles son? Una pista: trabajar ocho o más horas no ayuda.

 

El lamento de un vampiro

Tengo por costumbre fijarme en las caras. Ya, ya sé que todos, con la posible excepción de los más tímidos, miráis a las caras de los demás cuando habláis con ellos. Pero no me refiero al mero acto de mirar, sino a observar. Y no en una conversación, hablo de mirar  (con discreción, sin incomodar a nadie) a los que creen que no están siendo observados, especialmente cuando no tienen compañía. A veces lo hago paseando, en el supermercado, el centro comercial, el tren… y no suele gustarme lo que veo.

Me alegra encontrarme con rostros que, si no irradian felicidad, al menos no van por ahí poniéndolo todo perdido de tristeza. Pero cada vez es más difícil. Haced la prueba, salid a la calle dejando vuestros propios asuntos aparte por un instante y contemplad a los demás. Contempladlos como lo que son, seres humanos como vosotros. Pasadle el limpiacristales a vuestras neuronas espejo, poned en marcha la empatía y decidme cómo os sentís. Cómo se sienten ellos.

Continúa leyendo

No merece la pena reparar

Saludos, apasionados de los centros comerciales. Hoy nuestros amos nos cambian la mordaza por otra, que esta tiene ya más de un año y está pasada de moda.

 

Artículo publicado en El Salmón Contracorriente

 

Obsolescencia programada: comprar, tirar, comprar

Se me ha roto la impresora de casa. No se me ha caído al suelo ni le he derramado vino por encima ni nada de eso: simplemente ha dejado de funcionar. Así, sin más. Un infarto electrónico.

Continúa leyendo

La sanidad privada no cura el ébola

Saludos, vividores que pretendéis que el Estado proteja a sus ciudadanos. Hoy nos quitamos la mordaza para analizar por qué el anhelo liberal de privatizar completamente la Sanidad es insostenible.

 
Continúa leyendo

Asesinados a través de un agujero

Saludos, beneficiarios de una Sanidad «pública, universal y gratuita». Hoy nos quitamos la mordaza para gritar por la falta de empatía de los que niegan la cura a los enfermos de hepatitis C.

 

Necesitamos un Sovaldi contra la insensibilidad

¿Cómo se llega a eso? Se nace así, ¿no? Quiero decir: ¿cómo es posible que aquellos en cuyas manos está que los enfermos de hepatitis C se curen, les nieguen el medicamento que les sanaría y sigan durmiendo por las noches? ¿No les afecta en nada? Espero que al menos les angustie un poco, aunque sea a la hora de la siesta. Pero me temo que no. ¿Cómo, si así fuera, actuarían con esa frialdad?

Continúa leyendo

Biba Corea del Norte

Saludos, lectores que no tuvisteis la suerte de nacer en Corea del Norte. Hoy nos quitamos la mordaza para escribir lo que no nos permitirían en el «paraíso comunista».

 

Biba Corea del Norte

Berdadera Hizquierda II

La semana pasada emitieron la quinta parte de En tierra hostil, un programa que visita países «peculiares». Por ahora han grabado en El Congo, Marruecos, Colombia, Michoacán y Corea del Norte, y a este último vamos a referirnos hoy.

Ya he hablado en alguna ocasión de los fanáticos, de los maniqueos que sólo ven el mundo en dos colores, los del conmigo o contra mí, sin matices ni graduaciones. Me referí a este tipo de gente en el mismo momento de empezar con el blog, en la página Sobre el autor, y precisamente puse, entre otros, el ejemplo de Corea del Norte.

Continúa leyendo

Cuento de Navidad

 

Las chicas de El club de los poetas me pidieron hace unos días que les escribiera un cuento de Navidad «pero distinto, no la Navidad que nos pintan desde Freixenet o El Corte Inglés; algo ácido». A Carmen y a Nerea no puedo negarles nada, así que a pesar de que de tiempo voy regular, les escribí una cosilla.

Continúa leyendo