Etiquetas Archivadas: Bipartidismo

Consideraciones postelectorales (VI): más pactos

Saludos, titiriteros. Pero no, hoy no me quito la mordaza para lamentarme de nuestra politizada Justicia, hoy traigo la ¿penúltima? entrega de la serie «Consideraciones postelectorales»: ¿Pactará el PSOE con Ciudadanos? ¿Conseguirá la abstención del PP? Y, si los de Rajoy no se abstienen, ¿aguantará Podemos la presión mediática e iremos a nuevas elecciones, o le harán hincar la rodilla?

Continúa leyendo

Consideraciones postelectorales (V): Ciudadanos, naranjas bordes

Saludos, lectores cítricos, digo críticos. Hoy nos quitamos la mordaza para hablar del papel que está teniendo Ciudadanos en los pactos postelectorales.

 

Ciudadanos, naranjas bordes

Ningún partido ha tenido un giro más radical de discurso que Ciudadanos. Aseguraron muchas veces, tal vez para contrarrestar a quienes les acusaban de ser un salvavidas del bipartidismo, que descartaban entrar en ningún gobierno si no ganaban las elecciones:

 
Continúa leyendo

Consideraciones postelectorales (III): pactos

Saludos, votantes interruptus. Hoy nos quitamos la mordaza para repasar todo lo que ha ido ocurriendo tras las elecciones del 20D, y qué puede suceder hasta que tengamos fumata blanca en la Moncloa.

 

Consideraciones postelectorales (III): pactos

Voy a empezar explicando qué es eso de la mayoría absoluta y la mayoría simple, y por qué no puede gobernar el PP en solitario aunque sea el partido que obtuvo más votos en las pasadas elecciones generales.

Continúa leyendo

Consideraciones postelectorales (II)

Saludos, testigos de la debacle del bipartidismo. Hoy nos quitamos la mordaza para seguir analizando los resultados de las elecciones generales de 2015.

 

Resultados elecciones: PSOE

Ya dijimos que esto son consideraciones subjetivas, pero en el caso del PSOE hay poco margen para la interpretación, excepto que seas uno de los que agitan pompones con el logo del puño y la rosa: el PSOE ha sacado el peor resultado de su historia, sólo el 22 % de los votos válidos. ¿Hay que decir más?

Continúa leyendo

Confluencia ¿sin Podemos?

Saludos, confluyentes. A propósito del nacimiento de Ahora en Común, nos quitamos la mordaza para hablar de la siempre escurridiza y utópica unidad de la izquierda.

Hoy tampoco encontraréis por aquí certezas, para eso ya hay muchos en sus respectivas trincheras, y yo tengo dudas. Pero algo de información y reflexión sí puedo ofreceros.

 

Izquierda Unida y sus «pitufos gruñones»

Después del éxito de las candidaturas ciudadanas en las municipales (Madrid, Barcelona, Zaragoza, La Coruña, Cádiz…) se volvió a escuchar el runrún de una posible confluencia de izquierdas para las próximas elecciones generales, hasta que el miércoles comenzó a cristalizar un nuevo proyecto llamado Ahora en Común. En cuanto a la ilusión generada, una curiosidad: Ahora en Común consiguió 14.600 firmas en dos días; en ese plazo Podemos había obtenido más de 50.000.

Continúa leyendo

Rompiendo las cadenas del bipartidismo

Saludos, galeotes. Hoy nos quitamos la mordaza para hablar de viejas ideologías y nuevos partidos, relativizando la importancia de las dos etiquetas clásicas. Y por si fuera poco, vamos a hacerlo desde la izquierda. ¿Incoherencia? No lo creo, pero juzgad vosotros mismos.

 

Rompiendo las cadenas del bipartidismo

Algunos dan demasiada importancia a las etiquetas. Que conste que yo me he posicionado desde que arranqué este blog, incluso he escrito un par de entradas tratando de explicar las diferencias básicas entre la izquierda y la derecha, pero las etiquetas son sólo eso: una manera de entendernos para no tener que andar explicando cada vez que estoy a favor de los servicios públicos, de la redistribución de la riqueza, del respeto al medioambiente… Dices «soy de izquierdas» y ya se entiende todo lo anterior. Pero no hay que olvidar que una etiqueta, como cualquier generalización, es un arma de doble filo, incompleta y susceptible de matices.

Continúa leyendo

Los votantes de Hamelín

Saludos, incondicionales de las encuestas. Hoy nos quitamos la mordaza para maldecir al llamado «voto útil».

 
Continúa leyendo