Salvado por Alicia

Hoy me quito la mordaza para pediros colaboración, especialmente a vosotras: ¿qué libros de aventuras, protagonizados por mujeres, le dejaríais a una niña de once años?

 

El otro día los periódicos y telediarios se hacían eco de uno de esos recurrentes estudios-informes-lo que sean que la marea mediática nos trae de cuando en cuando (hace poco tuvimos una encuesta del CIS sobre el mismo tema). El de esta semana venía a informarnos de que el 40 % de los españoles reconoce que no lee nunca un libro. Enfatizo «reconoce» porque creo (empiezo a tener dudas) que la gente aún se avergüenza de admitir este tipo de cosas. De ser esto así, ese porcentaje de alérgicos a la palabra escrita sería mayor, del mismo modo que hay una diferencia sustancial entre la gente que reconoce haber votado al PP, y la que lo ha hecho realmente.

Casualmente, a finales de año os hablé de una niña que no lee nunca. La volví a ver por Reyes, y esto es lo que pasó:

 

Libros para niñas (de aventuras)

Tras dejar que me enseñara sus numerosos regalos (qué cantidad, se ve que yo no me portaba tan bien), le pregunté si se había leído ya el libro de Pratchett que le regalaron en Navidades. Y me respondió algo que me descolocó; tal vez fuera una excusa, pero me pilló con la guardia baja: «Quería probar a leerme uno de aventuras; mi padre me dejó algunos que hay en mi casa, pero todos son de chicos» (no sé qué libros serían esos, sus padres no han abierto un libro desde que terminaron la EGB).

Sabía lo que venía a continuación. Empecé a pensar en libros de aventuras que no resultaran demasiado densos para una chica de once años que no tiene desarrollado aún el hábito de la lectura, pero sólo me venían títulos protagonizados por «chicos»:

Los viajes de Gulliver, La isla del tesoro, Robinson Crusoe, Peter Pan… ¿Sería posible?

Llegó la pregunta que temía: «¿No hay libros de aventuras de chicas?». Me había anticipado, y aun así, no sabía qué responderle. «Sí, claro que sí, estooo…»

Seguí repasando las diapositivas mentales a toda pastilla. Por un momento creí acertar al dar con El diario de Ana Frank, pero lo descarté casi al mismo tiempo: demasiado seco, y no es de aventuras.

El conde de Montecristo, no; los de Julio Verne, tampoco; nada de Tolkien, ni Colmillo BlancoEl libro de la selva me llevó a Tarzán, Los tres mosqueteros a El capitán Alatriste… Estaba a punto de fracasar.

¿Y los actuales? No estoy al día, me vino Harry Potter, un niño. Maldita sea.

Algo hizo clic.

«¡Alicia!» Respondí, cuando ya estaba a punto de darme por vencido. «¡Alicia en el País de las Maravillas!» «¿Alicia en el País de las Maravillas es un libroooo?», me preguntó, desconfiada, como si me lo estuviera inventando para no reconocer mi derrota. «Sí», respondí, eufórico por haber podido ofrecerle algo. «En realidad, son dos libros. La próxima vez te los traigo». «¡Vale, y tráeme alguno más!» «Claro».

Qué bocachancla la mía. ¿Me echáis una mano? Me servís de ayuda todos, pero especialmente cuento con vosotras: ¿qué libros de aventuras protagonizados por mujeres le dejaríais a una niña?

 

P. S. Terminando de contaros esto, me he acordado de El Mago de Oz. Por lo menos, ya tengo dos. Salvado por los zapatos de plata.

Y también está Ayla, la protagonista de la saga de Los hijos de la tierra. Pero me parecen demasiadas páginas juntas para una neófita. Esto es como montar en bici, primero hay que aprender con patines; si directamente lo intentas con una bici de adulto, probablemente te caigas y le tomes aversión. A ver si le coge el gusto a la lectura, y el año que viene se los puedo dejar.

¡Y el tercer tomo del Mundodisco! ¿Cómo no caí? Ritos iguales, ese en el que la protagonista es una niña con poderes a la que no le dejan ser mago, pues las de su sexo sólo pueden ser brujas.

 
 

Imagen de cabecera: Vanila Jo (Flickr.com)

 

También te puede interesar:

33 sin mordaza

  1. M.ª Ángeles Solano Rodríguez 12/01/2017 a las 12:04

    Hola Salva!

    Un precioso relato donde la protagonista es una niña es MOMO -la niña que devolvió el tiempo a los hombres- de Michael Ende. Es, desde luego, un libro recomendable para lectores de 9 a 12 años, pero además, como tiene muchas lecturas, es perfecto también para poner a pensar a cualquier adulto comprometido.

    Un abrazo

    Responder
    1. ¡Holaaa!

      Momo. He buscado la sinopsis en la Casa del Libro (porque en Wikipedia suelen destripártelos), y tiene buena pinta:

      «Momo es una niña con un don muy especial: sólo con escuchar consigue que los que están tristes se sientan mejor, los que están enfadados solucionen sus problemas o que a los que están aburridos se les ocurran cosas divertidas. De repente, la llegada de los hombres grises va a cambiar su vida, porque prometen que ahorrar tiempo es lo mejor que se puede hacer, y pronto nadie va a tener tiempo para nada. Ni siquiera para jugar con los niños».

      ¡Gracias!
       

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  2. Bernat Navarro Peris 12/01/2017 a las 12:27

    La trilogía “La materia Oscura” de Philip Pullman, está protagonizada por Lyra, una chica.
    Hay una versión cinematográfica que se centra en la primera parte.

    Responder
      1. Bernat Navarro Peris 12/01/2017 a las 13:03

        Para una niña de once años puede ser un poco duro, especialmente si no está habituada a la lectura. Pero esto mismo puede aplicarse a Momo y casi a cualquier libro que vaya un poco mas allá de un cuento infantil, tipo Blancanieves, Cenicienta o Caperucita.

        Una buena forma de aficcionarse a la lectura es empezar por leer colecciones de cuentos, antes de enfrentarse a una novela larga.
        Aunque los protagonistas no sean mujeres yo te aconsejaría por ejemplo Poe, o Asimov (“Yo robot” es muy divertido)

        Responder
        1. Estoy de acuerdo con Bernat, pero quería dejar una advertencia: las novelas de ciencia ficción de Asimov, Lew, etc se escribieron en una época en que las mujeres eran un complemento familiar, si se me disculpa la expresión. Leídas hoy pueden chirriar si la lectora no está acostumbrada a leer novelas con unas cuantas décadas a cuestas.

          Dicho eso, soy un enamorado de Asimov y su sentido del humor. Si te atreves con algo especial, “Los propios dioses” habla de un mundo familiar basado en el número 3. Todo un desafío a la imaginación.
          Esta se la recomiendo a Salva, a ver cómo le reacciona la líbido.

          Responder
  3. Como padre de dos hijas, una de ellas lectora compulsiva, yo también te recomiendo MOMO.

    ¿Has pensado en Los Juegos del Hambre? No soy un enamorado, pero si quieres heroína (humana, no la otra) y aventuras distópicas, es una opción.

    Más fácil quizás sea la trilogía de la materia oscura, y todavía más para enganchar las colecciones de aventuras de pandilla del tipo del club de los cinco (2+2+1 perro).

    Con esto he ido bajando el nivel, pero todas ellas en su día me salvaron (y mi colección de Asterix, que acabó rota de tanto pasar por sus manos).

    Saludos.

    Responder
    1. Adjudicado Momo, entonces.

      De niño (era del estilo de tu hija) leí un par de tomos de Los Cinco, pero nunca me hicieron demasiada gracia. Aunque es verdad que había “paridad”.

      Claro, Los juegos del hambre. No los he leído, pero sé que la prota es una chica por los tráilers de las películas.

      Grande, Astérix.
       

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
    2. Hablando de lectores compulsivos, no he podido evitar acordarme con una sonrisa de algo que me dijo mi padre un par de esas veces que me pillaba por casa en la época del instituto, donde no daba ni golpe. Me decía: “A ver si dejas los libros y te pones a estudiar”.

      Lo que demuestra que la relación entre leer y sacar buenas notas no siempre se cumple.
       

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
      1. Ahí te gano, yo me he llevado más de un guantazo por eso. Recuerdo una en particular, en que con unos trece años estaba leyendo un libro divulgativo sobre el ADN (andaríamos por 1968 o 69 y aquello todavía sonaba a ciencia ficción en este país) y mi padre:
        a) Me pegó la hostia de rigor
        b) Quemó el libro en la estufa
        c) Me puso como ejemplo a mi prima, que estudiaba mucho. Yo me callé que ella estudiaba porque suspendía y yo sacaba el curso mirando al tendido, pero temí la segunda hostia, que siempre dolía más porque caía en caliente, y callé.
        Mi prima también calló, aunque luego se tronchaba la muy …

        Debe ser por eso que me volví también lector compulsivo, por esa razón que nos lleva a hacer las cosas de adolescentes, por joder.

        Responder
  4. A mi me gustaban los cinco, porque estaba “Jorge” Jorgina que rompía con el mito de la niña de falda rosa y eso jajajaja. Recuerdo que a los cinco años los devoraba.
    Aventuras de los cinco de Enid Blyton o algo así, supongo que deben seguir editándose.

    Ahora si te dejo uno de mis múltiples blogs personales, por si te apetece algun dia pasearte por allí.

    Hasta hoy y tras cinco años de batallas no he logrado tener un pc que se adaptara a mis problemas, por ello supongo que veras que repentinamente estoy activa jajaja

    Besote Frana

    Twitter: @Frana_49

    Responder
    1. Pasaré a leerte, claro que sí ; )

      Más que Los Cinco, me gustaban los de Barco de Vapor. En mi época estaba la serie blanca, azul, naranja y roja, dependiendo de la edad aconsejada. Yo iba siempre una o dos series por encima, los otros se me quedaban pequeños.
       

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  5. Hola, Salva:

    En primer lugar decir que yo soy de los que utilizan los libros de pisapaeles o para calzar las mesas, no ostante desde mi ignorancia, como lector y mi experiencia como padre me voy a atrever a recomendarte .
    “Las mil y una noche” : De la protagonista de este cuento “Scheherezade”, le pusimos el nombre a mi hija. Bueno (Serezade).
    El origen , la biografia, autor o autores, traductores del libro es, en si, una historia enigmatica.
    Y el contenido del libro intrigante y ameno.

    Tambien me atrevo a recomendarte
    “Anastasia”.Hija del Zar Nicolás II Romanov. (Anastasia: la princesa perdida, de James Blair Lovell- 1998).
    Historia que ha seducido desde su niñez y a dia de hoy sigue enloqueciendo a mi hija, Primero en pelicula de dibujos, que ha devorado un millar de veces y luego el libro que lo guarda como si unico fuera.
    El enigma,que encierra la historia sobre la autenticidad, de la supervivencia de la princesa Anastasia Romanov. En la realidad.

    Espero poder haberte ayudado o por lo menos lo tengas encuenta.

    SalU2 a tod@s.

    Responder
    1. Pues sí, aunque Sherezade, en realidad, es «sólo» el hilo que va entrelazando los distintos cuentos de Las mil y una noches, en cierto modo es la protagonista, claro que sí. Y es un libro estupendo, gracias.

      Anastasia imagino que es una biografía, así que ese, tal vez más adelante.

      Me has ayudado. Un abrazo.
       

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  6. Me viene a la cabeza ‘Alas de Fuego’ y ‘Alas Negras’, de Laura Gallego García; ‘El Libro del Poder’, de Fedra Egea y…..bueno, está Crepúsculo y sus abortos posteriores escritos por Stephenie Meyer, pero ni se te ocurra recomendarle esa _ _ _ _ _ _ xD

    Isabel Allende y Laura Gallero García hacen buena literatura juvenil de aventuras, así que te recomiendo que investigues los libros que hayan escrito. A ver si con suerte encuentras alguno más que esté protagonizado por una chica.

    También me viene a la mente ‘Memorias de Idhún’, de Laura Gallero García. Los protas son dos chicos y una chica (típico triángulo amoroso). ¡Ah! y ‘El castillo ambulante’, de Diana Wynne Jonnes (su protagonista se llama Sophie y la trama es bastante divertida). Si no me equivoco, fue adaptada al cine de animación por Hayao Miyazaki.

    PD. Hacía tiempo que no me pasaba por aquí xD

    Un saludo!

    Responder
    1. Cómo única pega a ‘Memorias de Idhún’, solo añadir que los tres libros (es una trilogía) son algo densos. El primero tiene 556 páginas y es el más corto. Los demás que te he recomendado son más ligeros.

      Responder
      1. ¡Hombre, Nemo! Sí que hacía tiempo (como David, ¿dónde se habrá metido?), qué bueno leerte de nuevo (también estás escribiendo poquito en tu blog).

        Pero has venido fuerte, me has traído un montón de posibles títulos.

        Entonces quedamos en que eres muy-muy fan de Crepúsculo, ¿no?

        Twitter: @vota_y_calla

        Responder
  7. Bernat Navarro Peris 12/01/2017 a las 17:47

    Me ha venido a la memoria la trilogía “Martin Ojo de Plata” de Matilde Asensi. La protagonista es una joven en el siglo XVI, en el caribe. Es de aventuras y muy facil de leer.

    Muchas de las protas de las novelas de Rosa Montero son mujeres. Me viene a la memoria “Lagrimas en la lluvia” o “La hija del caníbal”, pero son menos apropiadas para una niña.

    A mí de pequeño (menos de 10 años) me gustaban los 5, pero puede que estén muy alejados de la sensibilidad de una niña actual.

    Me extraña que nadie haya mencionado todavía Mafalda, del maestro Quino. Seguro que le gusta a Alicia.

    La novela de Asimov “Los propios Dioses” es algo especial. Asimov decía que era su única incursión en el tema erótico. Desde luego te sorprenderá cuando la leas.

    Responder
    1. Si sólo tuviese que votar una, sería indudablemente MOMO, pero aliñada con Mafalda entre capítulo y capítulo. Tiene razón Bernat, ¿cómo pudimos olvidarla?

      De Isabel Allende, leímos en casa “El juego de Ripper”. Es muy adecuado – la prota es una mozuela – pero nos dejó un tanto desencantados. Por decirlo de alguna forma, como una buena cerveza algo desventada: suena como que debió ser deliciosa, pero no del todo. Si alguien tuvo mejor experiencia, que hable ahora o calle para siempre.

      También se nos olvidaba Carlos Ruiz Zafón. Aunque el prota sea un muchacho, yo diría que “La sombra del viento” da para mucho.

      Hay mucho más, pero yo diría que con esto vas servido.

      Responder
    2. Yo también leí “los cinco” antes de los 10 años, y todavía los tengo por casa.

      Mi hija los pilló como un desafío (los tengo en francés).

      Responder
    3. Pues sí que marcaron Los Cinco, sí…

      ¡Apunto Martín Ojo de Plata! Veo que es una trilogía, también.

      Estaba pensando hacer un comentario recopilatorio mañana o pasado con vuestras sugerencias, por si puede servirle también a alguien que lea esta entrada en un futuro.

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  8. Hay un libro de ciencia ficción que se llama “los 100”, la prota es una chica (pero es un libro muy coral) y está muy bien. Hicieron una serie. Creo que es muy adecuado para la edad en la que está la peque, es muy fácil de leer.

    Responder
  9. Os tengo que dar las gracias por haber respondido tan bien a la petición de ayuda, me queda una buena lista para elegir.

    Aparte de los incluidos en los comentarios de esta entrada, que os recomiendo encarecidamente que leáis primero, voy a recopilar aquí algunos de los títulos que me habéis sugerido en las redes sociales y que están desperdigados por ahí, por si a alguien pudiera serle de utilidad en un futuro.
    Algunos de estos libros no son exactamente de aventuras, y otros quizá sean demasiado avanzados para según quién, pero los traigo igual, porque esto de las edades es relativo, cada niño es un mundo.
     

    Coraline, de Neil Gaiman
    Matilda, de Roald Dahl
    Las brujas, de Roald Dahl
    Kika superbruja (serie de libros), de Knister
    La leyenda de las flores de fuego, de Tea Stilton
    Los jóvenes de la élite (trilogía), de Marie Lu
    Pippi Calzaslargas (serie de libros), de Astrid Lindgren
    Ana de las tejas verdes, de Lucy Maud Montgomery
    Ana y la Sibila, de Antonio Sánchez-Escalonilla

     

    Pues ya está. Entre estos y los de los comentarios, me habéis solucionado la papeleta.

    Y espero que también haya servido para darnos cuenta de que lo que me dijo esta niña es verdad: hay pocos libros de aventuras (comparativamente hablando) con mujeres de protagonistas. Tal vez, por lo que nos contaba VJ arriba tan gráficamente, que hasta hace no mucho, la mujer era un mero «complemento familiar».

    Gracias a todos.
     

    Twitter: @vota_y_calla

    Responder
  10. Justamente te iba a recomendar (aunque algo tarde) Pippi Calzaslargas (una joya para su época, rompedora en lo que a roles de género se refiere).

    Especialmente recomendados los libros de Ledicia Costas, una escritora viguesa que estudió en el instituto público del que soy directora (este año le pusimos su nombre a la biblioteca del centro), entre otros muchos, recibió el Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en y el Premio Lazarillo, ambos en 2015. En Galicia, en casi todos los centros sus libros son de lectura obligatoria (en Lingua Galega, ya que las obras originales son en galego, pero están traducidas al castellano). A las niñas de 11 a 13 años suelen gustarles mucho. Te diría que, si quieres que la protagonista sea chica, le cogieras “Esmeraldina, la pequeña fantasma” o “Verne y la vida secreta de las mujeres planta”. Son libros “diferentes”, alejados de lo comercial pero muy entretenidos.

    Responder
    1. Pues aquí queda la recomendación de Ledicia (nunca había escuchado ese nombre), que es justamente lo que buscaba.

      Igual, como los demás que habéis ido diciendo, le sirve a alguien que pase por esta entrada en un futuro.

      Y yo los anoto para próximos regalos infantiles.

      ¡Gracias!

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
  11. Ledicia es un nombre muy bonito (“ledicia” en galego significa “alegría”). En castellano es Leticia, pero a mí no me suena tan bien, primero porque “leticia” en castellano no significa nada y segundo por las reminiscencias monárquicas… 🙂

    Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.