Inventando una nueva religión

El gremlin que se hace llamar Baladring ha decidido inmiscuirse en la serie sobre la paradoja de Fermi que Vicente Juan lleva a cabo en su blog. Pero como por allí, con buen criterio, no le dejan enredar, me ha mandado estas «reflexiones» (así las llama él) para que las publique en Vota y Calla.

Se ve que no tenía suficiente con venir por aquí a trolear en los comentarios. A estos gremlins, les das un dedo y te comen el brazo.

En dicha serie, Vicente Juan, que tiene demasiado tiempo libre, empieza preguntándose si puede haber vida inteligente extraterrestre, civilizaciones avanzadas; continúa hablando de ecología, demografía, extinción, cambio climático, recursos energéticos… En fin, leed vosotros mismos, si os place. Con Vicente siempre se aprende.

Cosa distinta es el gremlin. Como si no hubiera suficientes, le ha dado por inventar una nueva religión, más adecuada, a su juicio, para la especie humana. Os dejo con sus locuras:

 

Imagen gremlin malo, pipa, que es la política

Con ustedes, P. Baladring


 
 

Definición del problema

Empezaré por un resumen de los principales hechos expuestos por el anciano V.J. (1) para refresco de lectores ignorantes del estado actual de la llamada civilización occidental:

1) La civilización humana – me refiero a la especie, no a su humanidad, obviamente – necesita más planetas porque el que tiene se le ha quedado pequeño.

2) Y se le ha quedado pequeño porque el consumo de energía por individuo (o individua) (o individuillo) (o individuilla) (y algún que otro tipejo, o tipeja) sobrepasa lo que los dioses diseñadores habían planificado.

3) Para acabarlo de arreglar, resulta que la masa de individuos, individuas, … y tipejas no sólo supera la cantidad estipulada, sino que le sigue dando al manubrio reproductor como locos (y locas, y…) (2) y ya han quintuplicado la capacidad máxima de la Tierra para albergar especímenes simiescos.

4) Siendo tantos y derrochando cada uno recursos sin criterio, han tenido que crear una organización social complejísima. Ni el viejo Olimpo tenía tal follón de relaciones inestables.

5) Para colmo, resulta que tienen algo así como unos sacerdotes chiflados a quienes denominan Economistas Liberales que les dicen que entregando sus riquezas a unos pocos dioses, los creyentes también serán ricos (y se lo tragan). Hay otros sacerdotes Economistas que predican ideas más rigurosas, pero a esos acostumbran a ignorarlos, cuando no los lapidan.

6) Para solucionar el problema, eligen a líderes que les dan soluciones para problemas inexistentes, cuando no creando previamente problemas reales, que posteriormente se niegan apasionadamente a reconocer.

7) Como sorprendentemente (nótese la ironía) nada de lo anterior les funciona, en lugar de revisar los paradigmas mediante los cuales representan al mundo, están creando una Inteligencia Artificial que se supone que les va a sacar del lío en el que se han metido.

Ya les digo: humanos creando inteligencia, ¡vaya guasa!

 

De aquí cabe deducir algunos hechos básicos:

  1. Los humanos son crédulos

  1. Los humanos son avariciosos

  1. Los humanos son gregarios (3)

  1. Los humanos tienen una gran capacidad para negar lo obvio y reverenciar lo inexistente

  1. Los humanos son incapaces de distinguir lo imaginario de lo real

 
 

Hipótesis

Partiendo de estas verdades evidentes, el corolario inmediato es que cualquier solución tiene necesariamente que pasar por más religión, porque es el único constructo social que se amolda perfectamente a las características descritas: credulidad, avaricia, gregarismo, negación y sesgos cognitivos.

Es obvio para cualquier mente, por poco racional que fuese, que cualquier religión sólo necesita gente crédula, seres inexistentes que propongan soluciones imaginarias a problemas reales (o viceversa), y procrastinen beneficios y riquezas hasta después de muertos. Elemental.

 
 

Análisis de soluciones

El primer paso es, sin duda, definir los requisitos que deben incorporarse en la religión salvadora:

 

  • Debe contribuir a la reducción de la población humana por cualquier medio. Habría pues que tomar en consideración, sin ir más lejos, el fomento de guerras y/o cruzadas, sacrificios humanos, y sobre todo esterilidad.

  • Los machos de la especie humana acostumbran a tener un problema de riego sanguíneo: en sociedad se tiende a producir una acumulación de sangre en la zona media del cuerpo, que deja en situación de carencia al cerebro. Por ello la jerarquía religiosa deberá basarse en el matriarcado, predominando lo femenino y/o feminista sobre lo masculino y/o machista.

  • Habrá que poner el foco en la sostenibilidad de la naturaleza. La razón es obvia: si queremos que siga existiendo una humanidad, digo yo que sus miembros deberían ser capaces, como mínimo, de respirar.

  • Ayudaría que tuviese un toque ludita. Es decir, que muestre un cierto rechazo hacia la tecnología. En caso contrario es cuestión de tiempo que volvamos a las andadas. Que eso de inventar la rueda es muy bonito, pero que tarde o temprano a alguna lumbrera se le ocurre juntar cuatro y les mete un motor en medio.

  • Puesto que tiene que imponerse rápidamente a las religiones ya existentes, los fundadores seguirán la misma metodología que los primeros cristianos: robar ideas de allá donde funcionen, y vestir a sus representantes con ropajes más chulos y estrafalarios que los de la competencia (Lady Gaga y Ágatha Ruiz de la Prada podrían ser el ejemplo a seguir).

  • Muy importante, no cometer el gran error del cristianismo: fomentar, divulgar, promover y publicitar la práctica del sexo lúdico. Que los dioses y espíritus reverenciados sean ejemplo de ello, y si hay que rezar a San Dildo, pues se le reza.

  • Last, but not least, debe incluir promesas de riquezas y éxtasis generalizados (igual sería mejor hablar de bienestar, por si se interpreta torticeramente éxtasis) pero siempre después de muerto el cliente. Al fin y al cabo, si la organización debe ser demandada, mejor que ocurra en los tribunales del otro mundo. Así, si la iglesia salvadora pierde el juicio, que nos embarguen nuestra cuenta imaginaria del más allá.

 

Teniendo en cuenta estos requisitos necesarios, aunque no suficientes, ya podemos descartar la mayoría de las religiones existentes porque, si bien en conjunto satisfacen las características mencionadas, por separado todas incumplen alguno de los puntos.

Tomemos por ejemplo a las religiones del libro: cierto es que permiten la práctica de sacrificios humanos – que se lo digan a la Inquisición, sin ir más lejos – y fomentan las guerras, pero luego lo estropean exigiendo el fornicio con ánimo reproductor. Mal vamos por ese camino, que las gallinas que entran por las que salen son mal remedio en materia de sobrepoblación.

De la misma forma habría que eliminar la mayoría de las religiones de origen asiático. Unas, porque son pacifistas (aunque adecuadamente fornicativas), y las más por recomendar la meditación. Si algo es innecesario para una religión, es inducir los fieles a pensar por sí mismos, que tarde o temprano acaban generando ideas y la cosa se acaba torciendo.

 
 

Propuesta de resolución

Debe extenderse con la máxima premura una nueva creencia, a la que llamaremos provisionalmente Iglesia de la Bondad Molona, a sus seguidores Molones, y a sus sacerdotisas Puras. Para que cuele, esparciremos el rumor de que a una tal Pura se le apareció en ángel Molón, que la conoció bíblicamente siete veces en una noche. Entre conocimiento y conocimiento, le reveló la Verdad Luminosa y la Posverdad Oscura. En memoria de este hecho:

  • La Comunidad Molona fomentará el fornicio sin embarazos, para lo cual predicará la santidad de las relaciones homosexuales y anatemizará las relaciones estables. Será pecado yacer más de siete veces con la misma pareja, a menos que ésta sea del mismo sexo, que en ese caso ancha es Castilla, y por el fornicio hacia la santidad.

  • Promoverá encuentros periódicos de Luchadores por la Posverdad entre agrupaciones Molonas. Las luchas serán A Vida (o sea, que el perdedor la diña) y los vencedores tendrán el honor de ser sacrificados en conmemoración del dios de la lucha Brad Pitt.

 

Puesto que la Iglesia de la Bondad Molona está en posesión tanto de la Verdad como de la Posverdad, obviamente todas las demás religiones son falsas y merecen nuestra bondadosa enemistad. Por ello, todo miembro significado de las demás iglesias será cercenado mediante la aplicación del Misterio de la Sagrada Vasectomía.

Para sembrar el ejemplo, como primera acción pública de la Molonidad organizaremos una cruzada para conquistar el Vaticano con las sagradas Tijeras de Podar en mano. Esta Cruzada se repetirá anualmente hasta conseguir la supremacía de adhesiones en el mundo occidental, antes de desplazarse en todas direcciones. Sin duda, algunos Molones y Molonas sucumbirán porque el espíritu malvado de Oil guiará la puntería de la Guardia Suiza, pero no importa porque de los caídos serán los Paraísos Fiscales del otro mundo.

Dentro de la Iglesia de la Bondad Molona, recibirán Beatíficos Puntos para alcanzar los Santos Paraísos Fiscales quienes:

  • Tengan a bien fallecer sin haberse reproducido

  • Hayan plantado al menos tantos árboles autóctonos como veces se hayan escaqueado de participar en acciones donde pudieran espicharla

  • Lucharan como aguerridos cruzados en la conquista terrenal de otras iglesias de la competencia

  • Obtengan el doctorado en Cirugía y otorguen con prodigalidad la Estéril Perfección Urbi et Orbi a todo par de testículos de otras creencias

  • En su defecto, otorguen a los miembros de otras creencias el pasaporte a sus respectivos paraísos en Actos de Fe bendecidos por las Puras

  • No haya sostenido nunca en sus manos un iCosa: sea iPhone, iPad, o más genéricamente, iPijo’s

 

En cambio, serán expulsados a los Infiernos de la Vulgaridad, previa reencarnación en Oscuros Inspectores Fiscales quienes:

  • Se hayan reproducido múltiples veces antes de fallecer

  • Hayan plantado pinos y/o eucaliptos donde no tocaba, o no cuidaran en su vida ni de un mísero ficus

  • Hayan pecado manteniendo vidas de absoluto pacifismo y abstinencias de todo tipo

  • Disfruten conduciendo vehículos propulsados por los Malvados Fluidos de Oil

  • Adquiriesen compulsivamente iPijos de la Sacrílega Manzana mordida

Esta lista no es exhaustiva, y deberá ser completada a medida que los expertos en Marketing Teológico lo recomienden.

 
 

Alternativa(s)

Si la Iglesia de la Bondad Molona consigue desplegarse con la suficiente rapidez para frenar el colapso de la civilización antes de que las temperaturas medias suban demasiado, el planeta se agote y el oxígeno se venda en botellas, o sea imposible caminar sin pisar algún chino, hay esperanza.

En caso de que el plan anterior fracase y – ya sería casualidad – por una vez no consiga instalarse en la sociedad una religión tan irracional como la descrita, quedan dos alternativas:

La primera requiere poco esfuerzo, por no decir ninguno. Basta con dejar el futuro de la humanidad en manos de nuestros iluminados líderes materiales y políticos. De aquí a mediados de siglo se habrá colapsado la economía, la civilización se habrá ido al garete y habremos recuperado algunos clásicos. Entre otros, espero que al menos retornen la inquisición, la esclavitud, el feudalismo y los animales de tiro.

Y si no hay colapso, bastará con esperar la que, en el fondo, es mi opción preferida. Supongamos que la temperatura media del planeta se eleva unos seis grados respecto de la era pre-industrial (ahora andamos por 1,35 aproximadamente). Estaríamos en una situación similar a extinciones tan eficientes como la del Triásico-Jurásico, o la aún más divertida del Pérmico-Triásico si la temperatura sobrepasa los seis grados.

Se preguntarán ustedes por qué me entusiasma la idea de una extinción masiva. Pues bien, cuando se producen, la probabilidad de supervivencia de cualquier animal por encima de los 45/50 kilogramos de peso es mínima. O, dicho de otra forma, la mayor probabilidad de supervivencia es la de las especies de menos de 50 kilos. Por si todavía no lo han pillado: sobrevivimos los gremlins (es decir, yo) y las modelos de Victoria Secret.

Y de esta brillante forma, la próxima especie dominante en el planeta, extinguida por fin la birria homo, será la Gremlinia Super-Sapiens de bellos y sapientísimos seres de atractivas facciones y esbelto cuerpo cubierto de escamas azul-verdosas.

Claro que siendo yo el macho fundador de la especie deberé sacrificarme por el bien del proceso reproductivo. Discúlpenme por tanto si lo dejo aquí, pero voy corriendo a apuntarme al gimnasio.

Cuídense (o no, que tampoco importa demasiado).

 

1 – No sé exactamente a qué se refieren las siglas, él dice que vienen de Vicente Juan, aunque siempre he sospechado que significan Viejuno Jodón, que es como le llamamos quienes le conocemos.

2 – Voy a dejar de hacer esto. Ya sabrán ustedes entender a qué me refiero cuando no especifique lo contrario: miembros de la especie homo sapiens al cuadrado, de todo sexo, tamaño y edad.

3 – No, no significa que todos los humanos sean ciclistas profesionales. La tercera acepción de la RAE lo clava:

 «Dicho de una persona: Que, junto con otras, sigue ciegamente las ideas o iniciativas ajenas».

 

Imagen de cabecera: dioses reunidos en Davos. En primer plano, unos seguidores en actitud de oración.

También te puede interesar:

10 sin mordaza

  1. No hacía falta que me agradeciese el artículo, pero calificarlo de locuras… Muy al contrario, la Bondad Molona es la única esperanza de la especie humana. Se la dejo casi desinteresadamente, y ustedes, los homo suicidis cabezonius, la califican de locura. Pues ustedes verán.

    NB: ¿El brazo entero? En serio, ¿puedo? Y en caso afirmativo, ¿tengo que ir hasta Murcia para conseguirlo, o me lo acerca usted?

    Twitter: @AlPijoTos

    Responder
    1. -Entre en Just Eat Murcia.

      -Haga clic en “Brazo de gitano”.

      -Aceptar y esperar media horita.

      Que aproveche.

       

      Me ha gustado mucho lo de que en una extinción masiva sólo sobrevivirían las especies de menos de 50 kgs., es decir, usted y las modelos de pasarela. Es usted un cachondo.

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder
    1. Muy al contrario don Miguel, grandes esperanzas tengo puestas en Galicia. Recuerde usted que cualquier acción encaminada al control de la población es contingente, y las bebidas espirituosas (¡ah, qué magnífico apelativo!) son el catalizador de muchas formas de mortandad.

      Las cartas no son tan eficaces en cambio, aunque sí desde luego el juego. Imagínese usted un sistema de apuestas basada en las Luchas por la Posverdad. De hecho, siempre tuve la sospecha de que la orden del Temple se financiaba haciendo quinielas sobre los encuentros con sarracenos, porque sino, ¿a qué ese empecinamiento en enviar caballeros una y otra vez a perder lo recuperado, volviendo siempre al punto de partida?

      Moito obrigado.

      Twitter: @AlPijoTos

      Responder
  2. Salva, hoy estoy tan espesa y llevo tanto retraso en mis lecturas habituales (como tu blog) por una excesiva carencia de tiempo, que te iba a echar la bronca por haber escrito este post. Pero, si no entiendo mal, ésto que has puesto es lo que trol de turno le contestó a Vicente (del que por cierto, me apunto el blog para echarle un ojo) a raíz de su reflexión sobre la posible vida en otro planeta.

    Es que me han molestado sobremanera ciertas expresiones y no me gusta abroncar a nadie sin que se lo merezca. Así que ésta aquí presente te agradecería que le aclararas si está en lo cierto para, en base a eso, hacer el comentario que crea oportuno. Un abrazo.

    Twitter: @beingcelia84

    Responder
    1. Hola Celia. Puesto que yo soy, como mínimo, responsable de esta provocación por ser el titular del blog Alien Social, déjame que te explique el contexto.

      Este verano leí un artículo sobre la paradoja de Fermi – si hay tantos mundos que pueden contener vida inteligente, ¿por qué no la vemos? – que me trajo a la memoria declaraciones de Stephen Hawking mencionando la alta probabilidad de colapso de nuestra civilización si no colonizábamos pronto otros planetas, o incluso de extinción. Hice lo que tengo por costumbre en estos casos: intentar averiguar cuanta verdad había en ello. Lamentablemente confirma los temores de Hawking, que visto lo visto la humanidad en su conjunto sigue ignorando.

      Ante esta posibilidad de escenarios tipo Mad Max o Terminator, P.Baladring propuso lo que está en su naturaleza, una solución brutalmente racional. Su análisis es que históricamente a la humanidad le interesan las propuestas que incluyen una combinación de estos tres elementos: símbolos (patria y religión, por ejemplo), sexo y violencia. Luego la solución obvia es crear una religión basada en sexo y violencia con el fin de limitar el crecimiento humano. Obviamente no es una propuesta humana (en el sentido de moralidad o ética), pero desde un punto de vista ajeno (de alien) tiene sentido. Un sentido brutal, revulsivo, pero racional.

      Antes de pedir la cabeza del autor (cosa que entendería) recuerda que no es la única propuesta. Existe por ejemplo un movimiento que llama a extinguir la especie humana voluntariamente por similares motivos, y que sin duda ha inspirado a P.Baladring: https://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_por_la_Extinci%C3%B3n_Humana_Voluntaria

      Espero haberte aclarado el origen del post.
      Saludos.
      NB: para más detalle https://aliensocial.wordpress.com/category/series/buscando-el-filtro/

      Responder
    2. ¡Hola, Celia!

      Te agradezco que te tomes tiempo para pasar por aquí, a pesar de ir tan liada.

      Veo que ya te ha contestado Vicente.

      No es que estés espesa; ahora que me releo, es que yo no estuve demasiado afortunado en la entradilla.
      Para futuras ocasiones: las entradas con la categoría “Lectores Sin Mordaza” no las he escrito yo, y como ponen los periódicos para curarse en salud: Vota y Calla no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores (que bastante tiene con lo suyo, ¡jaja!)

      ¡Un abrazo!

      Twitter: @vota_y_calla

      Responder

¿A ti tampoco te callan?

Tu dirección de correo electrónico NO será mostrada.