Archivos: Costumbrista

“Bullying” de profesores a un alumno

Hoy me quito la mordaza para acordarme de esos que son valientes sólo con los débiles.

Voy a poneros un ejemplo de mis días de escuela. Y no, el malo no es un matón de clase, esto no va del bullying clásico: el maltratador de esta historia es un profesor.

 

 

Maltrato infantil: el niño

Quizá porque me faltan dos días para cumplir los 38, me han asaltado algunos recuerdos (me gusta la expresión asaltar; es así, por sorpresa y sin permiso) del colegio. Y no todos buenos.

Fui a un colegio público, mediados de los ochenta y principios de los noventa, la EGB.

En aquella época todavía había algunos profesores que pegaban. Pero lo hacían de forma selectiva. La mano larga, según con quién.

Continúa leyendo

La plaza vacía

Hoy me quito la mordaza para buscar las diferencias entre los juegos de antes (años 80, España) y los de los niños de ahora.

—¡Riiiiiing!

—¿Quién es?

—Soy Salva. ¿Puede bajar el lector a jugar?

—¡Lectooooooor, te llaman!

 

Juegos de antes

Años 80, España

 

Pertenezco a una de las últimas generaciones, si no la última, que jugó en la calle. En verano, cuando no había colegio por la tarde, nada más terminar de comer bajábamos a la plaza de la urbanización, donde iban cayendo de sus bloques, como por goteo, todos los niños.

Continúa leyendo

Lecciones patagónicas (y V): Etología del turista

Hoy me quito la mordaza para dar carpetazo a la serie «Lecciones patagónicas». En este caso, os traigo unas reflexiones algo amargas sobre el comportamiento de los turistas, apuntes en plan etólogo.

 
 

El que paga, manda

Etología del turista

 

En el Parque Nacional de Iguazú, tras meternos con la lancha bajo las cataratas empezó a llover con ganas y no pudimos secarnos. Hacía frío, que empeoró cuando nos sentamos en un vehículo descapotable que nos llevaría al siguiente punto del recorrido, el aire de la marcha disminuía la sensación térmica. Me quité la camiseta empapada durante el trayecto, aún no sé si hice bien o no, creo que hubiera pasado el mismo frío con ella puesta. Para que os hagáis una idea, iba abrazado a mi mochila por ver si cortaba un poco el aire que venía de frente. Tiritando.

Continúa leyendo

Salvado por Alicia

Hoy me quito la mordaza para pediros colaboración, especialmente a vosotras: ¿qué libros de aventuras, protagonizados por mujeres, le dejaríais a una niña de once años?

 

Continúa leyendo

El mejor regalo de Navidad

Octarinos saludos. Hoy me quito la mordaza para reflexionar sobre el placer de la lectura, y si las nuevas generaciones, criadas en un mundo de imágenes digitales, no lo tendrán un poco más difícil para aficionarse a la palabra impresa de lo que lo teníamos los que ya hemos alcanzado cierta edad.

 

Continúa leyendo

Lecciones patagónicas

Saludos con jet lag.

Vengo de pasar quinces días en la Patagonia argentina. He recorrido de Buenos Aires a Ushuaia, la ciudad más al sur de Argentina (y del mundo), a sólo mil kilómetros de la Antártida, pasando por Chubut (Puerto Madryn, Península Valdés) y Santa Cruz (El Calafate, glaciar Perito Moreno). El último día volví a subir para visitar las cataratas de Iguazú, entrando también en territorio brasileño (o brasilero, como dicen por allí).

Se viaja por muchas razones. Mera diversión, perder de vista por unos días el careto del explotador de tu jefe, conocer otras culturas, vacunándote así tal vez contra el nacionalismo… En mi caso, además, trato de aprender algo de cada viaje. Es como cuando lees un buen libro, lo suyo es que el que pase la última hoja sea mejor persona que el que lo abrió.

Aquí va algo de lo que me enseñaron o sobre lo que reflexioné por aquellas tierras.

Continúa leyendo

Derecho a no tener hijos

Saludos, papás, mamás y futuros progenitores. Hoy me quito la mordaza para defender mi derecho: no quiero tener hijos, y empiezo a estar harto de que se me juzgue por ello.

Continúa leyendo

Destrozar algo hermoso

Saludos, miembros del Proyecto Estragos. Hoy me quito la mordaza para recapacitar sobre dos maneras distintas de pasar por la vida: los que crean y los que destruyen.

 

Continúa leyendo

Diario de un ateo: Domingo de Resurrección

Saludos, cofrades. Hoy me quito la mordaza para narrar otro día señalado de la Semana Santa (la mañana del Domingo de Resurrección) desde el punto de vista de un ateo.

 
 

Diario de un ateo: Domingo de Resurrección

 

Madrugada del sábado al domingo, 26-27 de marzo de 2016.

Al poco de acostarme, percibí un pitido en el oído como el que se escucha tras haber estado una noche de fiesta en algún local con la música muy alta. Pero yo no había estado de fiesta, por lo que ese sonido no tenía ningún sentido. ¿Acúfenos, tal vez? En cualquier caso, no era un pitido molesto, así que me concentré en él mientras me iba relajando. Cambiaba de frecuencia, a veces era menos agudo, o pasaba a escucharse a intervalos muy seguidos, como una cigarra en verano.

Continúa leyendo

Fidel en un paso de cebra

Saludos, urbanitas. Hoy me quito la mordaza para hablar de educación vial. O de educación, sin más.

 
 

Paso de cebra

Como todos vosotros, a veces soy peatón, a veces conductor. Esto, que es una obviedad, a muchos parece que se les olvida en cuanto se sientan al volante. Desde ese momento, todo lo que no sean coches se convierte en un estorbo para ellos. Bicicletas y peatones son una incomodidad, algo que no debería estar ahí. Hay a quienes incluso les sobran las motos. La ciudad es para los coches. Si quieres ir de A a B, debes hacerlo sobre cuatro ruedas. De lo contrario, ralentizas la circulación, haces que pierda fluidez.

Lo habréis visto: pasos de cebra sin semáforo que los conductores ignoran, como si fueran incapaces de distinguir las líneas blancas pintadas sobre la calzada. Van con mucha prisa para que el estrés no les atrape. Quienes esperan en la acera pueden llegar a envejecer aguardando a que un buen samaritano les deje pasar. Y ese es el problema: que no es un acto de cortesía, aunque se tome como tal. La persona que quiere cruzar por el paso de cebra tiene preferencia (Reglamento General de Circulación, Artículo 65):

Continúa leyendo