Archivos: Costumbrista

El vagón del silencio

Hoy me quito la mordaza para contaros mi desagradable experiencia en los viajes en tren de Murcia a Madrid, y vuelta.

Y no por culpa de Renfe.

 

  

Tiempo de lectura: ¿En serio? El tiempo que haga falta. Esto es literatura, no un McDonald’s.

 

 

Prefiero, con mucho, viajar en tren que en avión. No tiene nada que ver con el dinero, es que voy más cómodo, sin tantas estrecheces, no me tratan como a un delincuente, no me cachean, puedo llevar comida y bebida sin tener que transigir con esos abusivos, disparatados precios de los aeropuertos

O prefería viajar en tren, ya no estoy tan seguro.

Continúa leyendo

Una crónica diferente de la gala de los Premios 20Blogs

Hoy me quito la mordaza para contaros cómo fue la gala de los Premios 20Blogs que organizó el periódico 20Minutos.

Esta crónica es, además y como viene siendo habitual, una excusa para hablar de varios temas, no se va a parecer demasiado a otras crónicas que he leído. Para bien o para mal, Vota y Calla es otra cosa.

Para empezar, va a ser bastante más larga.

 

 

 

Imagino que sabéis que este blog, Vota y Calla, además de ser el más votado de su categoría por los lectores (esto es mérito vuestro), fue uno de los tres finalistas seleccionados por los miembros del jurado.

Uno de los tres finalistas entre 207 participantes. No me lo esperaba. Cuando hace un par de años veía la lista de los que se disputaban los galardones en estos concursos, me preguntaba con cierta envidia si alguna vez estaría yo ahí. Y aquí estamos.

Continúa leyendo

Los catalanes contestan en catalán

Hoy me quito la mordaza para desmentir el bulo de que en Cataluña contestan en catalán a los que sólo sabemos hablar castellano.

 

 

Continúa leyendo

Esos sádicos bajitos

Hace poco Celia nos dejó un comentario que, como Vota y Calla se retroalimenta de sus lectores, en buena medida ha dado lugar a esta entrada.

Hoy me quito la mordaza para confesar el maltrato al que sometíamos a los niños con discapacidad intelectual en el colegio (en el mío, al menos, y sé que no era el único) a finales de los 80 y principios de los 90.

Continúa leyendo

“Bullying” de profesores a un alumno

Hoy me quito la mordaza para acordarme de esos que son valientes sólo con los débiles.

Voy a poneros un ejemplo de mis días de escuela. Y no, el malo no es un matón de clase, esto no va del bullying clásico: el maltratador de esta historia es un profesor.

 

 

Maltrato infantil: el niño

Quizá porque me faltan dos días para cumplir los 38, me han asaltado algunos recuerdos (me gusta la expresión asaltar; es así, por sorpresa y sin permiso) del colegio. Y no todos buenos.

Fui a un colegio público, mediados de los ochenta y principios de los noventa, la EGB.

En aquella época todavía había algunos profesores que pegaban. Pero lo hacían de forma selectiva. La mano larga, según con quién.

Continúa leyendo

La plaza vacía

Hoy me quito la mordaza para buscar las diferencias entre los juegos de antes (años 80, España) y los de los niños de ahora.

—¡Riiiiiing!

—¿Quién es?

—Soy Salva. ¿Puede bajar el lector a jugar?

—¡Lectooooooor, te llaman!

 

Juegos de antes

Años 80, España

 

Pertenezco a una de las últimas generaciones, si no la última, que jugó en la calle. En verano, cuando no había colegio por la tarde, nada más terminar de comer bajábamos a la plaza de la urbanización, donde iban cayendo de sus bloques, como por goteo, todos los niños.

Continúa leyendo

Lecciones patagónicas (y V): Etología del turista

Hoy me quito la mordaza para dar carpetazo a la serie «Lecciones patagónicas». En este caso, os traigo unas reflexiones algo amargas sobre el comportamiento de los turistas, apuntes en plan etólogo.

 
 

El que paga, manda

Etología del turista

 

En el Parque Nacional de Iguazú, tras meternos con la lancha bajo las cataratas empezó a llover con ganas y no pudimos secarnos. Hacía frío, que empeoró cuando nos sentamos en un vehículo descapotable que nos llevaría al siguiente punto del recorrido, el aire de la marcha disminuía la sensación térmica. Me quité la camiseta empapada durante el trayecto, aún no sé si hice bien o no, creo que hubiera pasado el mismo frío con ella puesta. Para que os hagáis una idea, iba abrazado a mi mochila por ver si cortaba un poco el aire que venía de frente. Tiritando.

Continúa leyendo

Salvado por Alicia

Hoy me quito la mordaza para pediros colaboración, especialmente a vosotras: ¿qué libros de aventuras, protagonizados por mujeres, le dejaríais a una niña de once años?

 

Continúa leyendo

El mejor regalo de Navidad

Octarinos saludos. Hoy me quito la mordaza para reflexionar sobre el placer de la lectura, y si las nuevas generaciones, criadas en un mundo de imágenes digitales, no lo tendrán un poco más difícil para aficionarse a la palabra impresa de lo que lo teníamos los que ya hemos alcanzado cierta edad.

 

Continúa leyendo

Lecciones patagónicas

Saludos con jet lag.

Vengo de pasar quinces días en la Patagonia argentina. He recorrido de Buenos Aires a Ushuaia, la ciudad más al sur de Argentina (y del mundo), a sólo mil kilómetros de la Antártida, pasando por Chubut (Puerto Madryn, Península Valdés) y Santa Cruz (El Calafate, glaciar Perito Moreno). El último día volví a subir para visitar las cataratas de Iguazú, entrando también en territorio brasileño (o brasilero, como dicen por allí).

Se viaja por muchas razones. Mera diversión, perder de vista por unos días el careto del explotador de tu jefe, conocer otras culturas, vacunándote así tal vez contra el nacionalismo… En mi caso, además, trato de aprender algo de cada viaje. Es como cuando lees un buen libro, lo suyo es que el que pase la última hoja sea mejor persona que el que lo abrió.

Aquí va algo de lo que me enseñaron o sobre lo que reflexioné por aquellas tierras.

Continúa leyendo