El vagón del silencio

Hoy me quito la mordaza para contaros mi desagradable experiencia en los viajes en tren de Murcia a Madrid, y vuelta.

Y no por culpa de Renfe.

 

  

Tiempo de lectura: ¿En serio? El tiempo que haga falta. Esto es literatura, no un McDonald’s.

 

 

Prefiero, con mucho, viajar en tren que en avión. No tiene nada que ver con el dinero, es que voy más cómodo, sin tantas estrecheces, no me tratan como a un delincuente, no me cachean, puedo llevar comida y bebida sin tener que transigir con esos abusivos, disparatados precios de los aeropuertos

O prefería viajar en tren, ya no estoy tan seguro.

Continúa leyendo

Una crónica diferente de la gala de los Premios 20Blogs

Hoy me quito la mordaza para contaros cómo fue la gala de los Premios 20Blogs que organizó el periódico 20Minutos.

Esta crónica es, además y como viene siendo habitual, una excusa para hablar de varios temas, no se va a parecer demasiado a otras crónicas que he leído. Para bien o para mal, Vota y Calla es otra cosa.

Para empezar, va a ser bastante más larga.

 

 

 

Imagino que sabéis que este blog, Vota y Calla, además de ser el más votado de su categoría por los lectores (esto es mérito vuestro), fue uno de los tres finalistas seleccionados por los miembros del jurado.

Uno de los tres finalistas entre 207 participantes. No me lo esperaba. Cuando hace un par de años veía la lista de los que se disputaban los galardones en estos concursos, me preguntaba con cierta envidia si alguna vez estaría yo ahí. Y aquí estamos.

Continúa leyendo

Los catalanes contestan en catalán

Hoy me quito la mordaza para desmentir el bulo de que en Cataluña contestan en catalán a los que sólo sabemos hablar castellano.

 

 

Continúa leyendo

Internet y las redes brutales

Hoy me quito la mordaza para hablar de las redes sociales. ¿Tiene sentido analizar el lamentable comportamiento de algunos (demasiados) internautas aislándolo de la sociedad de la que forman parte, como hacen la mayoría de los medios?

 

Continúa leyendo

Esos sádicos bajitos

Hace poco Celia nos dejó un comentario que, como Vota y Calla se retroalimenta de sus lectores, en buena medida ha dado lugar a esta entrada.

Hoy me quito la mordaza para confesar el maltrato al que sometíamos a los niños con discapacidad intelectual en el colegio (en el mío, al menos, y sé que no era el único) a finales de los 80 y principios de los 90.

Continúa leyendo

Pedro Antonio Sánchez: lo que queda por venir

Sardi, que así llamo yo en confianza a la Sardina del Segura, una de las que más saben de los entresijos de la política murciana, se quita la mordaza con nosotros para explicarnos qué va a pasar en estas tierras.

Spoiler: no son buenas noticias.

 

Faltan sólo cuatro días para que expire el plazo que Ciudadanos le dio a Pedro Antonio Sánchez, el presidente de Murcia, para que cumpla su promesa y dimita tras haber sido imputado, o para que el PP le haga dimitir.

Continúa leyendo

“Bullying” de profesores a un alumno

Hoy me quito la mordaza para acordarme de esos que son valientes sólo con los débiles.

Voy a poneros un ejemplo de mis días de escuela. Y no, el malo no es un matón de clase, esto no va del bullying clásico: el maltratador de esta historia es un profesor.

 

 

Maltrato infantil: el niño

Quizá porque me faltan dos días para cumplir los 38, me han asaltado algunos recuerdos (me gusta la expresión asaltar; es así, por sorpresa y sin permiso) del colegio. Y no todos buenos.

Fui a un colegio público, mediados de los ochenta y principios de los noventa, la EGB.

En aquella época todavía había algunos profesores que pegaban. Pero lo hacían de forma selectiva. La mano larga, según con quién.

Continúa leyendo

La libertad de expresión en España, amenazada

Hoy me quito la mordaza para gritar (mientras me dejen) que la libertad de expresión está gravemente amenazada en España.

A todos esos que, convenientemente adoctrinados por el incesante bombardeo mediático, se solidarizan con los presos políticos de otros países, les convendría mirar primero en su propia casa.

Más que un artículo, por extensión me ha salido un ensayo, y eso que he tenido que dejar fuera multitud de casos: tal es el grado de represión.

 
 

Condenas internacionales a España

 

Amnistía Internacional, que ya ha reprochado en numerosas ocasiones el uso arbitrario y excesivo de la fuerza contra manifestantes en nuestro país, ha vuelto a alertar en su último informe de la persecución de la protesta en España.

 

Persistió el uso del delito de «enaltecimiento del terrorismo» para procesar a personas que ejercían de manera pacífica su derecho a la libertad de expresión.

 

También menciona el caso de Juan Antonio Martínez González (abril de 2015), que murió a causa de los golpes que cuatro policías le dieron en la cabeza al detenerle.

Se archivó por la Fiscalía.

Imposible no acordarse de la muerte de Juan Andrés Benítez. Los mossos, que se declararon culpables de homicidio «imprudente», tampoco entraron en la cárcel ni fueron expulsados del Cuerpo, únicamente suspendidos de empleo y sueldo dos años.

 

España ha sido condenada siete veces por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por no investigar las denuncias de torturas policiales.

Y eso sólo desde 2010: vamos a condena por año.

Continúa leyendo

El «cambio» que queremos

Hoy se quita la mordaza con nosotros El Loco Laertes. Desde dentro de Podemos, escribe a su manera (el apodo le vendrá por algo) sobre eso de la nueva política y el tan traído y llevado «cambio».

 
 

«No me explico cómo ha podido volver a salir mal… Si he hecho exactamente lo mismo que la última vez. Ya es mala suerte.»

La Izquierda.

 
 

Algunos pensaron que tras el 15M y la irrupción de Podemos, Ciudadanos y demás, el mensaje había quedado claro: Todos estábamos de acuerdo en la necesidad de «cambio».

Ilusos.

Continúa leyendo

La ideología de la Justicia

Ahora que están tan de moda las trilogías, y visto el éxito de taquilla de La ideología de la Policía y La ideología de los medios, me quito la mordaza para escribir la tercera parte: La ideología de la Justicia.

No pidáis precuelas, que no sé cómo está la conexión a Internet en Alcalá Meco.

 
 

La ideología de la Justicia: de aquellos polvos

Empezaremos con un poco de historia reciente, franquismo y Transición, para comprender de dónde venimos y por qué vamos adonde vamos, a no ser que hagamos algo por evitarlo.

España es un país peculiar. No porque sigamos disfrutando maltratando animales, o nos guste echarnos un ratico después de comer: en los años cuarenta, cuando el fascismo de Hitler y Mussolini era derrotado tras la Segunda Guerra Mundial, aquí, el protegido de estos, un tal Francisco Franco, alcanzaba el poder tras dar un golpe de Estado.

Ni EEUU, ni Francia, ni Reino Unido, nadie movió un dedo por ayudarnos (como Estados) a no caer en ese agujero, ni por sacarnos de él después. Y así nos pasamos 35 años, a oscuras en una negra topera donde, como en el juego aquel, al que asomaba la cabeza le caía encima el garrotazo.

Continúa leyendo